17 abril 2018

Quirón en Aries 2018-2026

Hoy, 17 de Abril, quirón hizo su entrada al signo de Aries, signo que no visitaba desde 1968.
Quirón es hijo de Cronos (Saturno) y la ninfa Fílira. Fílira era hija de Océano y Tetis. Saturno estaba enamorado de Fílira, a quien conoció buscando a su hijo Zeus en la isla de Tracia, pero ella lo evitaba, por lo que pidió a Zeus que interceda y la convierta en una yegua para despistar a Saturno, sin embargo, el buchón de Mercurio puso al tanto a Saturno del asunto y éste se convirtió a sí mismo en un caballo para poder montar a Fílira y también escapar de la furia de su mujer Rea que finalmente descubre la infidelidad de su marido. Fílira escapa entonces a lo alto de los montes Pelasgos donde da a luz a Quirón. La tristeza la invadió al ver que dio a luz un monstruo, un ser mitad humano y mitad caballo, que suplicó a su padre Océano que calmara su angustia y es así que el padre accede y la convierte en un árbol de tilo.
Por su parte Cronos desconoce a su hijo y regresa con su esposa Rea, sin reconocer a Quirón. en esta parte del mito vemos cómo la herida primordial nace de manos de aquellos que nos dan la vida, nuestros padres. En el caso de Quirón resalta sobremanera el abandono. Sin embargo el centauro Quirón es adoptado por el dios Apolo, hijo de Zeus (Júpiter), y Leto, hermano mellizo de Artemisa, la cazadora virgen. Un dios muy importante y multifacético, dios de la luz y el sol; la verdad y la profecía; el tiro con arco; la medicina y la curación; la música, la poesía y las artes. Para que Quirón no estuviera sólo, Apolo lo lleva a una celebración con otros centauros donde Heracles estaba de visita. Se desata un conflicto por una crátera de vino y por accidente Heracles le dispara una flecha envenenada con la sangre de la Hidra, ocasionándole una herida incurable.
Quirón aplica su conocimiento en medicina y hierbas para tratar de sanar su propia herida, pero con resultados infructuosos. Al ser un semi dios, no podía morir y su dolor era tan intenso que en un acto de entrega, cambia su inmortalidad por la libertad de Prometeo. Así es que Quirón es ascendido al cielo bajo la constelación del Centauro, aunque otros autores le atribuyen la constelación de Sagitario.
Quirón es un asteroide con una órbita muy excéntrica, con un perihelio dentro de la órbita de Saturno y un afelio fuera del perihelio de Urano, descubierto en 1977 próximo a su ingreso a Tauro y momento en que empieza el desarrollo de la New Age y la medicina alternativa.
En la carta natal representa la herida primordial que uno arrastra y que, a diferencia de la herida ocasionada por Saturno por signo, casa y aspectos, es una que no puede ser sanada, es la herida con la que tenemos que aprender a convivir toda la vida. No hay manera de revertir la herida quironiana pero si podemos encausarla en beneficio de los demás, tal y como el mito nos cuenta que hizo Quirón al dar su inmortalidad a cambio de la liberación de Prometeo. Quirón nos pone en contacto crudo con nuestras limitaciones animales. El centauro es un ser mitad animal y mitad humano que nos recuerda que estamos en un cuerpo físico finito y limitado, vulnerable. Pese a ser un semidios, ni él mismo con su sabiduría en las artes de la medicina es capaz de curarse a si mismo. ello nos enseña que hay cosas que no se pueden cambiar, que deben aceptarse tal y como son. En el desarrollo del pensamiento “mágico pendejo” que domina la corriente New Age, en el que se sostienen ideas tales como que no hay límites y que con el adecuado trabajo y esfuerzo podemos revertir todo en nuestra vida y sanar todo lo que nos hiere, Quirón nos enseña que eso no es así, que los ideales uranianos contrastan con la realidad física saturnina. Al fin y al cabo su órbita está entre esos dos planetas. La sabiduría de Quirón yace en darnos cuenta que pese a que tenemos heridas incurables en nuestro interior, igualmente se puede seguir viviendo y ayudando a otros en el paso por la vida. Quirón nos habla de convivir con el dolor y pese a ello tener un espíritu alegre y disfrutar del resto de las buenas cosas que hay en nuestra vida. Es una actitud muy diferente a la resignación; es darnos cuenta que aunque limitados, igual hay mucho que tenemos para ofrecer al mundo y en esa actitud enaltecer nuestras almas y crecimiento individual. Por el otro lado, la figura del herido que se compadece de si mismo y de su suerte, es la visión negativa de este asteroide, donde hacemos de nuestra herida un instrumento de martirio personal y de manipulación del entorno. Quirón apunta al ideal de libertad uraniano pero también al esfuerzo de saturno. La paz se alcanza cuando hay aceptación, cuando cesa la lucha interna y uno se acepta con sus propias limitaciones, la sabiduría de poder reconocerlas y que está bien que así sea y que por ello no somos menos ni valemos menos, nuestra herida no debe ser factor de limitación a poder, en el camino, seguir dando todo lo bueno que tengamos por dar. Es entonces en que nos convertimos en la mítica figura del sanador herido porque en nuestro propio dolor y sufrimiento podemos desarrollar empatia con el dolor ajeno, aumentando nuestra tolerancia y viéndonos reflejados en el rostro de nuestro prójimo.
Cuando Quirón transita por cada uno de los signos, reluce la herida propia del arquetipo que cada un de los doce signos encarna. en el caso de Aries, signo que designa movimiento y acción y por ende energía, es justamente eso lo que causa la herida ariana. Ese impulso por hacer y hacer, por conquistar, por luchar y defender y que si invertimos energía en algo lograremos el propósito de lo que nos propongamos, pero no es así. Quirón en Aries nos enseña que no todo lo que deseamos lo vamos a alcanzar como queremos. Aries implica el reconocimiento y afianzamiento de nuestra propia identidad, un ser fuerte y emprendedor, sin embargo con Quirón en ese emplazamiento viene el recordatorio que también necesitamos de la colaboración de los demás (Libra), y que estamos limitados y que hay otros factores a tomar en cuenta y que no todo lo que queramos lo podremos obtener. Esto lleva a la frustración y enojo de Aries que cuando sus impulsos e iniciativas no dan el resultado deseado, arremete contra todo lo que se le cruce y le hace creer que es por culpa de los demás o de otros (Libra) que no pueda lograr sus anhelos. Pero eso no es así, no es cierto. Son las propias limitaciones las que se interponen, la propia condición humana. Aries viene después de Piscis y es por eso que en ocasiones Aries se olvida que forma parte de un gran todo.
La energía es una cuestión muy propia de Aries y aprender a regularla es la enseñanza de Quirón en Aries. Hacer el mejor uso posible de ella, a consciencia y sin arranques desmedidos de derroche. Esto nos lleva también a entender que esta entrada de Quirón en Aries también impactará sobre los recursos de energía en el planeta y que la lucha y competencia por el dominio de la energía será mucho más intensa y virulenta. Esto hace suponer que habrá más luchas, guerras y violencia por dominar y hacerse de la energía necesaria.
Cuando Quirón fue descubierto en 1968, estuvo la revolución del 68 por el Mayo francés que es marcado como el epicentro del movimiento. En EEUU se manifestó la oposición a la Guerra de Vietnam, coincidiendo con el asesinato de Martin Luther King y de Robert Kennedy, las manifestaciones de la primavera de Praga, las matanzas de Tlatelolco en México y las marchas de oposición al franquismo en España. Las protestas y movimiento social, cultural y político fue una notable característica de los años en que Quirón estuvo en Aries. Al fin de cuetnas su herida la recibe de una flecha en una pelea violenta, una figura muy propia de Marte y Aries. En este tiempo previo a la Gran Mutación de 2021, Quirón en Aries traerá el inicio de nuevas protestas y luchas por ideales más igualitarios en el terreno social, como sucedió a partir de la revolución de 1968 que marcó un cambio de paradigma mundial.
Algunos de los lemas sociales que dominaron el pensamiento del 68 fueron:
  • La imaginación al poder.
  • Prohibido prohibir.
  • Seamos realistas, pidamos lo imposible.
  • Queremos el mundo, y lo queremos ahora.
  • No te fíes de alguien que tenga más de treinta años.
  • Si no formas parte de la solución, formas parte del problema.
Son expresiones que reflejan la naturaleza propia de Aries de que “todo lo puedo”, “nadie me frena”. Es justamente ese pensamiento la herida propia de este tránsito. Creo que todos sabemos cuáles fueron los funestos resultados de las posiciones fanáticas de aquél entonces.
A nivel personal, la entrada de Quirón en Aries dependerá de dónde está en la carta natal individual y de dónde está el signo de Aries en la carta, pero una cosa es segura, será un tiempo de reconocer nuestros propios límites y de que el mundo no se cambia con guerras y violencia. El ataque de EEUU y los aliados a Siria es un reflejo de este tránsito planetario y me temo que la escalada bélica acaba de empezar.
Gracias

No hay comentarios.: