04 marzo 2018

Urano en Tauro 2018 a 2026

El 15 de Mayo de 2018 hay una luna nueva en Tauro, mientras que Urano entra ese mismo día a dicho signo después de 84 años, tiempo promedio del ciclo del regente moderno de Acuario.
Luego de la Gran Depresión del 29, muchos países se vieron afectados en sus economías y a partir de Mayo de 1931, varios de los países afectados empezó a abandonar el respaldo oro de sus monedas y pasaron a una economía de papel sin respaldo.
En la conferencia internacional de 1933, 35 países decidieron abandonar el metal como respaldo, encabezada la lista por EEUU. En 1935 con Urano ya en Tauro, Bélgica y Luxemburgo se sumaron a la lista de países que abandonaron el estandard en oro y en 1936, con la entrada estable de Urano en Tauro, se firma el acuerdo tripartita entre EEUU, Gran Bretaña y Francia (los malos de siempre) para finalmente dejar atrás la época en que las divisas estaban respaldadas por el metal amarillo. El costo fue una notoria devaluación de sus monedas en casi todos los países del bloque occidental que ya había empezado casi 2 años antes mientras Urano transitaba los últimos grados de Aries como lo está haciendo en este momento.

La prueba del por qué se abandono tal respaldo está en que los países que así lo hicieron se recuperaron más rápido de la Gran Depresión que aquellos que mantuvieron por más tiempo su estandard en oro. ¿La razón? poder imprimir sin necesidad de soporte.

En esta nueva entrada de Urano en Tauro, signo gobernado por Venus, la Diosa del amor, la belleza y la armonía, empezaremos a ver cambios en el terreno de las finanzas a nivel mundial.
Si bien Urano regresará al signo de Aries para el 7 de Noviembre de 2018, volverá a Tauro de manera definitiva el 6 de Marzo de 2019 donde estará hasta el 26 de Abril de 2026 que pasará a Géminis, dentro ya del ciclo de Aire de los Cronocratores Júpiter y Saturno que se inicia el 20 de diciembre de ese año.

Con la entrada de Júpiter en Capricornio para finales de 2019, sumando a la ya existente presencia de Saturno y Plutón en ese signo, más Urano en Tauro, arranca una etapa de la civilización occidental en la que las reformas en materia económica y material en general será protagonista. Quizás anticipando el nuevo tiempo de 240 años de aire que estaremos por empezar.

No puedo menos que alertar a los más optimistas de que la Era de Acuario por venir difícilmente sea una de paz y hermandad entre los hombres, de libertad y humanitarismo, sino una de control de masas, disminución de las libertades individuales y del uso de la tecnología como instrumento de tal control.

A nivel personal los signos de Tierra serán los más favorecidos estos próximos años, siempre que sepan sacar provecho del elemento que los gobierna y consoliden y construyan de forma diligente y paciente para el porvenir. En segundo lugar los signos de Agua también se verán favorecidos a excepción de Cáncer que deberá soportar la oposición de Júpiter y saturno de 2019 y la ya presente influencia de Plutón que recorre el signo del carnero desde 2008.

Los signos Cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) serán los más movilizados por la entrada de esos planetas en Capricornio, aunque Tauro también deberá poner de su parte en los años por venir para poder adaptarse a la demandante necesidad de adaptación y cambio que propone Urano, con una energía rápida, imprevisible e innovadora. Queridos toritos y vaquitas del zodíaco, pongan sus barbas en remojo y hagan mucho yoga para flexibilizar el cuerpo y la mente porque lo van a necesitar, lo mismo que aquellos que tienen Ascendente en Tauro o un cúmulo de planetas allí presente.

Los Acuarianos son otros que deberán seguir el ejemplo de Tauro pero por ser un signo de aire, su ejercicio deberá estar en la flexibilidad mental, en bajar a tierra sus ideas y ocurrencias, de no vivir en la azotea y dar las ideas y ocurrencias que se presenten como valederas sino bajarlas a la acción. en otras palabras, disminuir la inercia que les ocasiona el diálogo interior.

Leo, por pertenecer a los signos fijos junto a los anteriores y escorpio, también tendrá que hacer uso de su gracia y controlar el temperamento dominante si no quiere acabar aplastado por las fuerzas uranianas. Sin duda los leoninos dedicados al arte o la música tendrán su tiempo de creatividad aumentada y en especial aquellos del primer decanato durante los 3 años siguientes. A partir de 2021 siguen el a fila los del segundo decanato y finalmente desde 2022 al 23 los del tercer decanato.

Por ahora en este tiempo los del primer decanato de los signos cardinales y fijos son los que deben prestar atención a esta entrada de Urano en Tauro.

Escorpio también sentirá con fuerza este cambio planetario porque es el signo opuesto y vivirá de lleno su impacto en el hemiciclo que representa. Si bien es signo de agua y por tanto emocional, tendrá más chances de adaptarse y fluir con lo que este tránsito del dios del Cielo traerá.

En menor medida lo anterior es válido para quienes tienen la Luna o Marte en esos signos. Esto lo aclaro porque son planetas de naturaleza reaccionaria que podría inducirlos, al activarse por Urano, a decisiones que podrían lamentar si no tienen un mínimo de autocontrol.

Pero no todo es de riesgo con Urano, también trae libertad y liberación de pautas del pasado. Implementará elementos nuevos a nuestra existencia y los momentos "eureka" serán frecuentes.

A disfrutar del cambio y lo nuevo animalitos del cielo :)

Gracias

No hay comentarios.: