21 diciembre 2017

Ingreso Sol en Aries 2018

La entrada del Sol a cada uno de los signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio), se usa por parte de los astrólogos y estudiantes para echar un vistazo a cómo será cada uno de esos ciclos. Cada una de estas cartas revela con claridad la tendencia sobre el elemento que corresponda y reciben el nombre de Puertas.
De las cuatro puertas del año, la primera, la entrada del Sol en Aries, se considera la más importante y relevante porque marca el verdadero inicio del año astrológico, con toda la fuerza y empuje propia de ese signo de fuego gobernado por el planeta Marte. Si bien esta primera puerta abarca todo el año hasta Marzo del siguiente, cada una de las puertas restantes también dan claras indicaciones y detalles del período particular que gobiernan de tres meses, aunque de forma más sutil su influencia perdure un año. Así, la entrada del Sol en Cáncer hablará sobre el pueblo, las mujeres en particular, la maternidad, los alimentos, la tierra, las cosechas, etc. La entera del Sol en Libra sobre las relaciones, las asociaciones, los acuerdos, los convenios, relaciones diplomáticas, etc. El ingreso del Sol a Capricornio, regido por Saturno, centra su atención sobre la autoridad política, corporativa y empresarial, destacando a las personas en posiciones de poder, magistrados, gobernantes de todo tipo, etc.
En unos días tendremos la enterada del Sol a los 0º de Capricornio y esta influencia será muy notoria sobre los siguientes 3 meses de este ciclo y mucha menor medida hasta Diciembre de 2018 en que la influencia de esa carta sonará como un zumbido de fondo aunque claramente perceptible.
En el ingreso a Aries de 2017 para Buenos Aires, la carta revelaba con mucha claridad lo que viviríamos los Argentinos. Veamos la carta:

Saturno junto a la Luna en 27 grados de Sagitario, reflejó con claridad la austeridad que el pueblo (Luna) debía vivir para este año, especialmente con una carta con Ascendente en Aries que marcaba un año de iniciativas nuevas en el terreno de la economía y con una clara intención de ahorro y aumento de los ahorros por medio de recortes en subsidios y al mismo tiempo implementar nuevas dinámicas para los engranajes productivos, inversión en infraestructura marcada por Marte en Tauro como parte de un gran trino de Tierra. Lo referente a las máquinas, cuestiones viales, etc., fue otro eje de esta carta que aún estamos viviendo, pero Aries y Marte también son indicadores de tensión, de conflicto de agresión o violencia y esto se dió y continúa a lo largo del año en cada medida destinada a la austeridad que el gobierno (Saturno) imponía sobre la población en su plan de recuperación económica. Urano en Aries opuesto a Júpiter en Libra también fue otro factor decisivo en este año sobre el cambio radical en la actitud de la justicia, ambos en una cuadratura a Plutón en Capricornio que puso en marcha los procesos por todos conocidos que culmina con el encierro de gran parte de los funcionarios del gobierno anterior por echos de corrupción, incluso afectando al propio gobernante por la presencia del Sol en casa 12 en Aries. Sin dudas, las restricciones en materia de economía pero también la estabilidad (Saturno) que trajo, han sido ejes de esta carta.
La puerta que sigue para cerrar ese ingreso es el ingreso del Sol a Capricornio el 21 de Diciembre a las 13:27 en Buenos Aires, dando inicio a un nuevo ciclo en materia política, gobierno y cuestiones corporativas y empresariales, normas, etc.

Así como en la carta anterior vimos la conjunción de Saturno a la Luna (pueblo), en este caso destaca una conjunción partil (exacta) entre Saturno y el Sol, representante del ejecutivo, el gobernante. Esta conjunción en sí es válida para todo el mundo y por ello anticipa un año en que habrá un aumento de gobierno y forma de gobernar más conservadora. Pero no hay que confundir ese término con la derecha o ultra derecha, sino más bien de gobernantes que centrarán su energía en “conservarse” en el poder por la razón que fuera acorde a cada región del planeta. Es decir que, serán gobernantes que tratarán de garantizar su gobernabilidad y permanencia en el cargo.
Esta carta es para la República Argentina y con fuerte incidencia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Saturno junto al sol también destaca y designa a magistrados, jueces y personas en posición de autoridad en el terreno religioso y judicial. Esto anticipa cambios en la cúpula de la magistratura, los jueces, las leyes y su forma de implementarlas. La carta también muestra un Ascendente en Aries y Marte, su regente, fuerte en el signo de Escorpio junto a Júpiter (potenciado), pero en cuadratura al eje de los nodos y esto indica un tiempo con tendencia al conflicto por cuestiones financieras, reformas en las leyes sobre finanzas, inversiones, divisas, especulación en ese terreno, aumento del dólar y cambios en el terreno tributario, algo que de por sí se está discutiendo en el Congreso de la Nación en este momento.
La conjunción Sol Saturno reflejará una forma de gobernar más estructurada, más dura en un intento de imponer orden en una sociedad que, a juzgar por la posición de la Luna en Acuario en cuadratura a Marte en Escorpio, mostrará rebeldía, tendencia al conflicto, a más manifestaciones violentas en el transcurso del primer mes de esta carta, hasta fines de Enero más precisamente. La Luna acuariana designa un pueblo que quiere libertades, un pueblo más individualista y también un grupo humano más idealista o movido por idealismos políticos, toda vez que Saturno, corregente de Acuario, está en casa 9 junto al Sol. Por otra parte, en esta carta hay posiciones muy destacadas como la Luna en Acuario en la casa 11 (Congreso, medio social, grupos humanos), y Urano en Aries en la casa 1, la propia identidad de este tiempo. En otras palabras, marca una época con acento en los tres primeros meses de deseo de independencia y libertad por medios quizás algo impositivos o incluso violentos, aunque los buenos aspectos de Urano también indican un deseo de cambio por parte de la gente, de algo diferente, nuevo. Habrá que cuidar que las fuerzas de seguridad designadas por Marte en Escorpio, no se dejen llevar por la influencia de Júpiter y no se les vaya la mano en su intento de poner orden en los momentos de manifestaciones violentas.
Para el año que viene, el 20 de Marzo a las 7:28 el Sol entra en el signo de Aries e inaugura un nuevo ciclo astrológico que se extiende hasta Marzo de 2019. ¿Qué podemos esperar de este ciclo?
Pues bien, a primera vista hay un cambio fundamental sobre la carta de Aries de 2017 y esto es que refleja un trígono entre Saturno y la Luna, una Luna fuerte y exaltada en el signo de Tauro, signo relacionado con los valores y la economía. Si bien Venus, su regente está en caída en Aries, no irá en desmedro de los beneficios de esa Luna que refleja que el pueblo estará mejor en la economía, tendrá más estabilidad y capacidad adquisitiva, habrá mejoras sociales destinadas a mejorar la calidad de vida del pueblo que contará con mejores recursos. Como dije, la presencia de Venus en Aries atenúa las bondades de esa posición pero definitivamente será mucho mejor que el 2017.
El Sol (gobernante), deberá enfrentar fuertes embates durante los primeros meses del ciclo y estará en riesgo de recibir agresiones, pero nada con consecuencias duraderas. El Ascendente en Géminis de este año para Argentina resaltará la educación, la instrucción, las mejoras en el sistema educativo, vial, de transporte y comunicación, de infraestructura y comercio. Se abrirán las puertas al diálogo bajo la conjunción de Mercurio a Venus y la relación en general entre los diferentes jugadores políticos tenderá a mejorar. Será un año que destaca asimismo por innovaciones en el terrenos de la ciencia y las energías renovables con acuerdos en ese sector, ya anticipado en la carta de la entrada del Sol a Capricornio.
Marte junto a Saturno sugiere un año en que las fuerzas de seguridad estarán más contenidas y habrá una tendencia a la disminución de echos violentos e incluso delictivos. La mirada general marca un año de más paz y armonía para la Nación. Los mejores beneficios para el pueblo empezarán a ser muy notorios para Agosto de 2018.
Las iniciativas en tecnología de comunicación y cambios en ese terreno favorecerán el desarrollo comercial que irá en auge y habrá más y mejores inversiones extranjeras durante este año y definitivamente la economía finalmente marcará una tendencia al alza y la mejora.
Gracias

23 marzo 2017

Conjunción inferior de Venus

El sábado 25 de Marzo, el planeta Venus, relacionado con el amor, la armonía, la belleza, el dinero, entre otros, en su movimiento retrógrado desde el 4 de Marzo, se coloca en conjunción con el Sol en Aries, es decir, en alineación entre el Sol y la Tierra sobre los 4 grados de ese signo marciano. Esta primera conjunción en movimiento retrógrado se conoce como conjunción inferior, cuando el planeta estará lo más cerca a la Tierra. 

Este grado en especial será visitado por Venus nuevamente en su movimiento en directo el 7 de Mayo. Entre ambas fechas será el tiempo de la siembra en todos los temas relativos a la influencia de Venus, es por eso que es un tiempo especial para los asuntos del amor y de dinero por su regencia tanto de Libra como de Tauro. El área en que esta influencia será más destacada en cada caso particular dependerá de en qué casa cada uno tenga el cuarto grado del signo de Aries. Si resulta estar en las casas 2 u 8, 1 o 7, su significado será más notorio y visible por ser las casas naturales y opuestas a su dominio.

A partir de que Venus retorne a la próxima conjunción con el Sol el 8 de enero de 2018, lo que se conoce como la conjunción superior, empezará el tiempo de la cosecha de lo sembrado entre marzo y mayo. Será el tiempo de ver los frutos del trabajo hecho a consciencia sobre las áreas relativas a Venus y en cada casa de la carta natal individual donde caiga esta conjunción.
Desde el punto de vista de los símbolos sabianos, el grado de la conjunción dice "Un triángulo blanco es visto; tiene alas doradas".

Esta imagen es una claramente alusiva al mundo espiritual, sin embargo, también uno puede pensar en la polilla Tortrix de triángulo blanco que tiene alas doradas y un triángulo blanco en cada una de ellas. Es un símbolo que sugiere la posibilidad de elevarse uno por sobre las cuestiones ordinarias, usando los dones naturales para descubrir lo que está pasando en la vida de cada uno. Las alas nos dan la posibilidad de elevarnos por encima del horizonte y adquirir una visión más amplia del panorama, especialmente en tiempos oscuros que es el ámbito de las polillas.

Es un símbolo que nos recuerda que podemos elevarnos por encima de la situación presente que estemos viviendo, especialmente en el terreno material y amoroso, que no tenemos por qué quedarnos estancados donde estamos, que uno puede elevarse hacia algo más espiritual, más alegre y amoroso.
Es importante en este tiempo entre ambas conjunciones, permanecer con los pies en la tierra y la mirada en el cielo, sin escapar a la realidad pero invitando a la imaginación a mostrarnos nuevas alternativas de una forma equilibrada y balanceada, propia de Venus. 

Una palabra de cautela: no caer en el escapismo espiritual o fantasía y ser consciente de la realidad donde habitamos.
Gracias.

09 marzo 2017

Actualizando el ciclo de Plutón

En marzo de 2015 escribí una nota que titulé “El ciclo de Plutón en Argentina”, donde daba mi parecer sobre el paso de este planeta en lugares y planetas claves de la carta natal de nuestro país. Habiendo pasado dos años desde su publicación, quise revisar lo allí vertido y ampliar la información de cara a la situación nacional actual.
Escribía entonces: “El año 2017 parece ser uno de esos momentos importantes para la humanidad como conjunto. Tiempo de desafíos y esfuerzo para mantener la estabilidad en medio de un mundo cambiante, de un predominio hacia la ansiedad, el temor y la desesperación. Los instintos básicos de auto preservación estarán funcionando a pleno durante la primera etapa de estos cambios. Quizás es por eso que Saturno en su entrada en Sagitario nos esté tratando de enseñar y ayudar a encontrar nuevas filosofías y objetivos vitales en este tiempo de nuestras vidas.
Plutón está hoy a 18º57’ de Capricornio y esto significa que ya entró a la casa cuatro de la carta nacional, un sector vinculado a las bases mismas del país, a todo lo referente a tierras, límites fronterizos, el campo por extensión, las cosechas, la minería, los edificios; la gente común en contraste con la clase acomodada y los gobernantes, es decir, la democracia en contraste con la aristocracia. También es la casa que identifica a la oposición política en el Congreso de la Nación. En este sector Argentina tiene ubicada a la Luna a 19º12’ de Capricornio, siendo la Luna quien designa al pueblo en sí, a las masas populares, las mujeres del país y donde se ubica la Luna en la carta nacional es indicador de hacia dónde se orienta la atención general del colectivo. En nuestro caso por ser un país Cáncer (regido por la Luna), la atención siempre se dirigió hacia el campo, la tradición (por Capricornio), el pasado (casa 4). Es por ello que este paso de Plutón en su entrada a la casa 4 y tan, tan cerca de tocar a la Luna en conjunción por primera vez en nuestra historia, sea un evento histórico sin precedentes que acarrea consigo la promesa única de refundar la nación desde sus bases. No sólo la nación en su sentido político, sino la mentalidad popular, trayendo primero un caos fenomenal, la destrucción de las bases pasadas para después empezar un largo trabajo de reconstrucción. Al fin de cuentas, Plutón es un planeta que se distingue por arrastrarnos al submundo, enfrentándonos con lo que ha estado oculto, la podredumbre, los vicios, lo que negamos como nación y enterramos en el inconsciente colectivo. Plutón nos obliga de forma dura y dolorosa a reconocer y aceptar nuestros propios demonios para poder desterrarlos bajo la luz de una nueva consciencia. Pero es un proceso arduo y doloroso.
En este primer acercamiento de Plutón a la Luna natal ya vemos sus efectos en los movimientos que se han despertado últimamente para traer consciencia sobre la violencia de género, la violencia doméstica, la violencia que hay en nuestro pueblo, en el modo de hacer política, en los sindicatos y los movimientos obreros y populares. Plutón viene en la carta natal desde el signo de Piscis y la casa 6 que designa, entre otras cosas a los movimientos sindicales y la fuerza obrera y laboral de la nación, pero también las fuerzas de seguridad y el orden como los policías. Nadie puede negar que desde los últimos meses, bajo la influencia de este poderoso planeta enano en este sector, ha sido el centro de atención de las noticias, de las reformas y modificaciones llevadas a cabo por parte del gobierno y más particularmente de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires. La corrupción en las cárceles, en la policía y otras fuerzas del Estado. Sin ir muy lejos, ayer 8 de marzo, la marcha y “paro” de mujeres, de los sindicatos, pero todo en una nube enrarecida de tensión y agresión, mostrando los lados más oscuros y baos de esa dirigencia manifestante.
Por otro lado vemos también como noticia la tradicional SanCor y sus conflictos junto con el resto de los lecheros y tamberos en el país, las inundaciones que afectan al agro y los cultivos y que quedaban marcadas, como lo mencioné en su momento, por la carta de enterada del Sol en Capricornio.
Todo este escenario que estamos viviendo en el país y que parece ir a peor, apunta su frustración hacia el ejecutivo, el gobernante y el gobierno de Mauricio Macri ya que el Sol que designa al líder y gobernante nacional, así como a la clase dirigente en general, está en Cáncer en la casa diez en oposición a este tránsito de Plutón. Esta marcada tensión irá en aumento y se pondrá más y más cruda y visceral e instintiva, más radical y obsesiva, a medida que Plutón alcance su punto máximo y empiece a retrogradar sobre la Luna natal de Argentina, oponga al Sol y vuelva a tocar la cúspide de la casa cuatro entre mayo a finales de agosto de 2017 con un tiempo muy volátil y de gran peligro para la estabilidad institucional y en particular la estabilidad del ejecutivo entre el 17 de junio y el 12 de julio.

Este año Argentina cumple 201 años el 9 de Julio. Para esa fecha tan significativa para nuestro país, tendremos una Luna Llena sobre el mismo grado zodiacal que tiene el Sol nacional, o sea, en otras palabras, repite la configuración del momento de nuestra independencia en 1816. Esta llamativa coincidencia se da dentro del marco del tránsito de Plutón sobre la Luna y el Sol nacionales y esto causará una situación en la que por primera vez podemos destruir por completo el pasado y empezar la tarea de una reconstrucción sobre bases nuevas o nos hundimos bajo el peso del pasado, de nuestras mezquindades históricas y perdemos así la única oportunidad en 200 años de ser diferentes.
En esa fecha tan significativa, Marte estará junto al sol en oposición a Plutón y la Luna y toda la configuración exaltada por la cuadratura de Júpiter en Libra sobre los 14º y medio. Es una configuración muy violenta y provocativa que seguro no pasará desapercibida y las calles estarán tomadas por manifestaciones masivas y violentas, muy seguramente con fuerzas de seguridad queriendo contener las protestas que pueden desencadenar en un intento de derrocar al gobierno.
Plutón designa un principio de metamorfosis, o sea, ir más allá de la forma original, y será justo para este invierno que las fuerzas imperantes ocultas en la sombra saldrán a la luz con toda su virulencia resistiendo el cambio que será inevitable.
Explicaba en la nota de 2015:
La dinámica Sol-Luna en Argentina es muy peculiar porque representa la constante lucha entre el pueblo y el Estado, así como del poder reinante y la oposición política, sea la última civil o de grupos rebeldes nacidos del pueblo como en el caso de las guerrillas y movimientos subversivos. Esto es un conflicto interminable que sólo cesará el día que se imponga una refundación nacional bajo un nuevo cielo. Los engaños y mentiras, manipulaciones y usos del pueblo por parte de los servicios del Estado para sostenerse en el poder son una consecuencia directa de la presencia de Plutón en el signo de Piscis en casa VI y la relación Sol-Luna en los signos ocupados de Cáncer y Capricornio.
Justamente es esto lo que estará en juego este año, la oportunidad de que eso deje de ser así, pero para ello, partidos como el Justicialismo y los movimientos sindicales deberán pasar por una total metamorfosis, así como el sistema político en su conjunto y de manera estructural. El desafío es enorme.
Este es un proceso lento que recién empieza y que terminará de moldear el destino del país y asentar las nuevas bases hacia noviembre de 2018 que es cuando Plutón abandona lentamente la conjunción con la Luna y su oposición al Sol en Cáncer.
Dentro de ese tiempo, el más peligroso en términos de violencia será el de mediados de este año, sin embargo para enero de 2018 el paso en directo de Plutón sobre la Luna natal en su tercer movimiento y coincidiendo con el trígono de Neptuno a Venus natal de Argentina, ya habrá definido dónde estamos parados y cómo habremos salido de esa coyuntura, más aún bajo la conjunción de Marte y Júpiter en Escorpio en enero de 2018, definiendo una nueva etapa de relaciones internacionales, de afianzamiento nacional y de rumbo decidido hacia nuestro futuro, empezando a ver los frutos de las decisiones tomadas durante mediados de este año.
Las elecciones legislativas no pasaran desapercibidas en 2017. Para octubre Marte hará oposición a Plutón en Piscis en la casa 6 y como explicaba, esto afectará a los sindicatos y las fuerzas de seguridad, así como la salud en 3er nivel. Las emociones estarán encendidas, exacerbadas, fuera de control. Por suerte y bendición del cielo, Júpiter cruzará la linea del Ascendente de Argentina y traerá una bocanada de aire fresco y un poderoso sentimiento de esperanza y alivio entre fines de septiembre y principio de octubre, resaltando un notorio crecimiento y mejora en la economía general.
Es un tiempo histórico que estamos viviendo y sus efectos dejaran huella para las futuras generaciones. No me canso de pedir que mucho de mis compatriotas recapaciten y empecen a mirar a futuro, porque de otro modo Plutón los obligará a hacerlo y será mucho más doloroso para todos.
Gracias.