27 junio 2016

Hablemos de Messi

Rojo como un tomate, pesando 3 kilos y con 47 centímetros de largo, nacía Lionel Andrés Messi. Una de sus orejas estaba completamente doblada por el trabajo de parto, condición que se revirtió pocas horas después. Era un 24 de Junio de 1987 en la santafecina ciudad de Rosario, todavía faltaba algo más que un par de horas para que el Sol asomara por el horizonte.
En esta carta natal destaca la ausencia de planetas en signos fijos, a excepción de Plutón en Escorpio cerca de entrar a la cúspide de la casa 6 y en movimiento retrógrado. La casa 6 se relaciona con la salud mientras el Ascendente también está vinculado el cuerpo físico. Una de las cuestiones sobre las que tuvo que luchar ya de niño fue la carencia en la producción de la hormona de crecimiento, un factor que si bien trajo dolor y sufrimiento a su vida, también fue la que lo impulsó a ser quien es hoy en día. Es que las cosas no suceden por azar. Marte es uno de los regentes del signo de Escorpio y está colocado en el signo de Cáncer en la casa 2 (recursos propios, economía), en una cercana conjunción aplicativa por parte de Mercurio, regente del signo de Géminis donde además de estar su Ascendente están la Luna y Venus, los dos principios femeninos por excelencia en astrología. Esto se conoce como “recepción mutua”. Dos planetas que están cada uno en el signo gobernado por el otro: Luna en Géminis y Mercurio en Cáncer. Pero volviendo a Marte, planeta que en su arquetipo está vinculado a la acción, el dinamismo, la velocidad, la musculatura y la agresión, está en el signo de su caída donde muestra pobremente sus cualidades, sin embargo la conjunción con Mercurio retrógrado en cáncer le concede una enorme capacidad de concentración aunque por otro lado y bajo la presencia de la Luna en Géminis, hace de él una persona por demás susceptible y con poca capacidad de manejar sus oleadas emocionales que en este caso se mezclan con la intelectualización o procesamiento mental de las mismas. En otras palabras, un pensamiento dispara una emoción y esa emoción tiñe los pensamientos que a su vez despiertan nuevas emociones, cayendo en un bucle pensamiento-emoción muy difícil de manejar. El hecho de que Mercurio esté retrógrado ayuda un poco a que no actúe esas emociones de modo impulsivo y pueda recanalizarlas de forma casi inconsciente en la actividad física marciana, en especial porque Marte está en cuadratura a Júpiter en Aries. Esto es llamativo porque Júpiter se exalta en el signo de Cáncer donde está Marte, regente de Aries. Esta combinación tan especial le da a este niño-hombre su gran talento deportivo, su ligereza de piernas, su velocidad, pero también es causa de importantes dolores en el terreno de las relaciones interpersonales y la expresión de sus emociones. Al tener un Ascendente en el signo de Géminis, Mercurio se convierte en el regente de su carta natal y su posición y aspectos determinarán en gran medida su orientación en la vida. La característica de Mercurio retrógrado es la introspección y lo empuja a tener que resolver un karma no resuelto en el terreno de las relaciones, especialmente las familiares, además que encuentra dificultades para relacionar o conectar el vínculo entre causa y efecto. Básicamente es una posición que remite permanentemente al pasado donde cada relación significativa en su vida se convierte en un personaje que simboliza a alguien de su pasado, tanto de esta vida como de otras. Probablemente esta posición y configuraciones de Mercurio en la carta de Messi, donde además tiene un quincuncio a Saturno en Sagitario, haya sido la causa de los rumores que afirmaban que Lionel Messi padecía de un leve trastorno autista conocido como síndrome de Asperger. Lo cierto es que se trata simplemente de un ritmo más lento en el desarrollo y maduración emocional de su psiquis que se externaliza como una notoria timidez y la necesidad de construir relaciones emocionales más estables para poder lidiar con el medio, cosa que no es del todo propicia porque lo hace dependiente de otros, mientras que la cuadratura Marte-Júpiter lo impulsa a una gran libertad de acción. Esas mismas configuraciones de Marte, Mercurio, la Luna y Venus son las responsables del trastorno hormonal asociado a su crecimiento corporal y por lo que tuvo que inyectarse hormonas de crecimiento en sus piernas desde una muy temprana edad, tratamiento que fue costeado por el Barca ya que acá en Argentina el club de River Plate se negó a costear. Teniendo el Sol en el signo de Cáncer, Lionel es un chico extremadamente sensible y vulnerable que se protege en su actitud distante y cerrada, su timidez es su refugio. Quizás es por ello que tantos no logran entender sus actitudes frente a los fans que se acercan a buscar un autógrafo o saludarle. En más de una ocasión lo hemos visto parco y casi indiferente, pero la realidad es que su extrema sensibilidad hace que el medio lo abrume emocionalmente, huyendo así de las reuniones multitudinarias y de la prensa, los agasajos, las luces de neón y las fiestas de la fama. En el fondo, Lionel nunca ha dejado de ser un niño inseguro. La exacta oposición de Saturno a su Venus natal es tan llamativa como la retrogradación de Mercurio junto a Marte, dos indicadores de una fuerte presión por parte del padre en su niñez y crianza. Naturalmente que su amor por el football es genuina y sentida en sus venas, pero el resto ha sido obra de su padre que se ha encargado de explotar los talentos de su hijo incluso más allá de lo recomendable para su estabilidad psíquica y emocional. La oposición de Saturno a Venus sugiere un padre que no reconoce los valores propios del hijo sino que el reconocimiento llega cuando el hijo hace o se comporta como el padre espera. Es una fuerte proyección por parte del padre de su propio sentimiento de fracaso disfrazado. Lo que él no pudo ser lo inculca en su hijo como si fuera una prolongación de sí mismo, a costa del propio hijo que nunca se siente verdaderamente reconocido por sí mismo y eso lo empuja a exigirse más y más para complacer la mirada atenta del padre. Por otro lado es un aspecto que relaciona la vida material del hijo con la del padre como también lo confirma la oposición de parte de Neptuno en Capricornio en la casa 8 (finanzas), a su Sol natal en la casa 2 (recursos propios). Pero Neptuno es un planeta engañoso y de poca definición clara. Estando retrógrado en la casa 8 y opuesto al Sol es el indicador más claro de los engaños y evasiones impositivas que Jorge Messi ha hecho a costa de la imagen y reputación de su propio hijo. Tanto Mercurio como Neptuno son los significadores de los padres de Lionel en su carta natal, ya que Neptuno gobierna sobre el Medio Cielo (situación en el mundo, profesión, imagen social). Messi llega a esta vida con el karma de tener que desprenderse de las dependencias familiares y de cumplir el rol de mediador del grupo familiar, el pacificador, la argamasa que mantiene a la familia junta y unida a costa de sus propios deseos y ambiciones personales que deben sacrificarse en pos de la armonía del grupo. Otra vez interviene acá el factor de Mercurio retrógrado que enfrenta dificultades a la hora de tener que decir lo que siente y lo que piensa. Pero todo esto está a punto de cambiar. El destino con sus circunstancias presionarán para que Messi pueda alcanzar su ansiada libertad y pueda ser él mismo, una persona por derecho propio y no la pantalla en blanco que ha sido hasta ahora de reflejar en sí lo que otros desean ver en él. Comprendiendo un poco la psicología de “Leo Messi” por medio de su carta, se hace claro que se está debatiendo internamente sobre cómo seguir en su futuro, qué tipo de vida desea para sí. A partir de 2009 cuando Plutón hizo una oposición a su Sol natal en Cáncer y entrando a la casa 2 de su carta natal, la vida de este joven cambió profundamente y nunca volvería a ser lo mismo que era antes, cosa muy habitual en los tránsitos de Plutón. Fue en 2009 que ganó el primer balón de oro y recibe el título de mejor jugador del mundo. El Sol es el significador principal del brillo personal, de su elevación, y si bien Plutón tiene un efecto demoledor, viene de un muy buen aspecto con el Sol natal (trígono) y eso asegura que sus pasos en la carta no sean tan negativos como se podría esperar de un planeta tan temido como Plutón. Pero el tema es que para Lionel esa distinción significó, sin dudas, una carga muy pesada de llevar y que año tras año le ha estado pesando más y más por lo mismo que mencionaba antes, su tendencia kármica a complacer a los demás y estar a la altura de las expectativas de otros. En otras palabras, él siente que es alguien y vale en la medida que puede complacer a los demás y recibir de ellos su validación y reconocimiento. Esta es una pauta muy arraigada en su psiquis y que pronto cambiará. Plutón se relaciona también con el poder y todo lo que toca lo magnifica y este ha sido el caso de Messi que de anotar 16 goles en la temporada 2007-2008, luego del paso de Plutón comenzó a anotar 38, 47, 53 y 73 tantos en el tiempo que estuvo en el Barca bajo la mirada de Guardiola. Este fenómeno sucedió porque en simultáneo Plutón hizo una conjunción con su Neptuno natal, regente y gobernante de su Medio Cielo en Piscis, signo manejado por el dios de los mares. De no haber sido así su carta, muy probablemente la historia hubiera sido otra. Plutón es un planeta importante en su carta. Fue la oposición de Plutón a su Luna natal en el año 2000 el tránsito que lo sacó de Argentina para radicarse en Barcelona ante una oferta de trabajo para el padre. Toda la familia (Luna) se traslada a España y es donde encuentra su mejor recibimiento para el desarrollo de su carrera profesional hasta convertirse en el Leo Messi que hoy disfrutamos. La Luna es el planeta que dispone de su Sol y de su casa 2 y es por ello que el paso de Plutón en oposición (desde afuera, de manos de terceros), le permite empezar a explotar y empoderar su vida en la dirección del éxito y el reconocimiento y la distinción, no solo pública por medio de la notoriedad y fama, sino material y económica. Dieciséis años más tarde, Plutón hace una oposición a Mercurio en la carta de Messi, un tránsito que se ve acompañado por la conjunción de Urano a su Júpiter natal en Aries (corregente de su Medio Cielo), la cuadratura de Urano a Marte en Cáncer y para coronar el retorno de Saturno en Sagitario que hará una sucesión de aspectos a la Luna, Venus y para 2018 al Sol, año altamente probable de su retiro como jugador de cancha. En este momento este joven está sintiendo una presión inmensa por ser quien es y su fragilidad y vulnerabilidad casi no lo están resistiendo. Lionel Messi está muy próximo a un colapso nervioso que puede desatar en él una reacción completamente atípica de su conducta habitual y que seguramente sorprenderá a más de uno, incluido él mismo. Viendo su carta y los tránsitos que está teniendo en este tiempo no tengo dudas de que está sopesando íntimamente los pasos a seguir. La conjunción de Urano a Júpiter natal en Aries es uno de los indicadores de los conflictos legales ocasionados por el padre respecto a la evasión fiscal, pero también es un indicador de cambio abrupto de proyectos y planes a futuro, del sentido y dirección de su vida profesional (Júpiter es corregente del MC), de sus afiliaciones y asociaciones ya que también es planeta gobernante de su casa 7 que en términos generales designa a los demás y particulares a la pareja. Este tránsito lo impulsará a querer cortar con cualquiera que lo someta a una presión que no esté dispuesto a soportar, con cambios drásticos en sus decisiones que serán más impulsivas que meditadas. Por otro lado es un tránsito que causa cambio en su fortuna, su economía y su medio social. Por otro lado, el regreso de Saturno a su posición natal que empezó en el primer trimestre de 2016 y seguirá en Diciembre de este año, lo induce a revivir los conflictos y traumas de esa posición natal experimentados durante la infancia y adolescencia, especialmente con el padre. Esto tiene más de una lectura por las simbologías involucradas porque Saturno rige su casa 8 (finanzas y obligaciones con el fisco), pero también su casa 9 (dirección en la vida y filosofía). Por una parte queda claro que este retorno pondrá distancia entre él y su padre por los temas legales y financieros de evasión (recuerden Sol-Neptuno), pero por otro lado en este vaivén de Saturno en Sagitario que toca ahora los 11 grados del signo, activa a su Luna natal en Géminis y regente de la casa de sus finanzas pero más importante la casa de su propio sentimiento de valor y estima personal. Esto hace que se sienta no validado por otros, desmerecido y deba encontrar dentro de sí las razones para levantar su cabeza y valor personal propio sin que le importe lo que los demás opinen de él, al fin de cuentas es lo que viene a hacer a nivel evolutivo: ser él mismo. Como la Luna es regente del signo de Cáncer y por ello quien dispone y modula a su Sol natal, este tránsito le llevará a alejarse de la familia y los contactos familiares, pero entiéndase por familiar también aquello que es conocido, incluso su tierra natal. La oposición de Saturno a Venus también tendrá repercusión en su vida de pareja y la relación con sus hijos, especialmente los más chicos y hasta podría anunciar el nacimiento de un nuevo hijo, pero esto último debería confirmarlo con otras técnicas. Lo cierto es que Messi está entrando en una vorágine de tránsitos planetarios que cambiarán su vida a partir de los cambios que él mismo promoverá en su interior. Claramente está llegando al límite de su tolerancia y de ahora en más, en particular el año 2017, será más propenso a patear el tablero, a defenderse ante las invasiones externas y a que le importe cada vez menos lo que otros opinen de él. Creo que aunque estas cosas tendrán repercusión en su vida profesional, a nivel evolutivo y kármico serán muy provechosas. Urano toca a su Júpiter natal a partir de abril-mayo de 2017 que es cuando será mucho más ariana su conducta y respuestas, pero me temo que este tránsito también pueda hacerlo más impulsivo y temerario, reaccionario, y como consecuencia se sabotee incurriendo en accidentes. Octubre de 2016 es otro mes de riesgo en este sentido para Lionel y pienso que será el mes en que los observadores externos podremos ver con más claridad hacia donde se dirigen sus nuevas decisiones profesionales. Actualmente Plutón está oponiendo con exactitud a su Mercurio natal y todo lo comentado más arriba de esa posición es lo que entra en juego ahora. Como dije, Mercurio rige su casa 4 (hogar, familia, residencia) y habrá un cambio profundo en ese sentido: una mudanza, problemas con el padre e incluso los hermanos que por lo que tengo entendido no son ninguna joyita. Principalmente Mercurio gobierna su Ascendente y dispone de Venus y la Luna y por ello todo ese conglomerado se verá alterado y transformado por Plutón incidiendo en sus relaciones próximas, su modo de relacionarse, su forma de pensar y expresarse que entrará en una corriente oscura y negativa de la que espero que no lo induzca a una depresión y desánimo. Este chico está pidiendo a gritos salirse del mundo en el que vive, el problema está en que si no reconoce esto y toma las medidas pertinentes para respetar lo que siente, serán las circunstancias la que lo obliguen a hacerlo y eso sin lugar a dudas será mucho más doloroso para él. Aunque suene extraño, Lionel Messi no quiere ser más Lionel Messi para el mundo. Veremos a un hombre-niño refugiarse en sí mismo, evitar los contactos con otros lo más posible, especialmente la prensa, la fama y la notoriedad, algo casi imposible para alguien de su posición. Pero todavía resta el paso de Plutón oponiendo a Marte en Cáncer y siendo regente de su casa 6 me temo que esto desatará problemas gástricos que necesiten de tratamiento y cuidado durante el 2018. Ese tránsito despertará las rabias y enojos más poderosos de su vida, manifestados como rabietas infantiles y desproporcionadas que no podrá manejar y necesitará contención profesional. La verdad es que me preocupa un poco este paso de Plutón del 2018 para su vida porque coincide con la oposición de Saturno a su Sol natal desde la casa 8 (profundas crisis) y en cuadrado al eje de sus nodos, lo que lo lleva a un tiempo de reclusión, encierro y cuasi parálisis de su vida profesional. Finalmente, Neptuno que ya casi está sobre su Medio Cielo en Piscis y es un tránsito que arranca el año que viene por primera vez en su vida (y única). Este tránsito se caracteriza por caos y confusión en el terreno profesional, dificultades en las decisiones y un sentimiento de estar como bote a la deriva, sin poder ver con claridad un horizonte seguro. El año pasado que Neptuno hizo una cuadratura a su Luna natal, al igual que este año, surge el escándalo por la evasión fiscal y los problemas de dinero con el padre. Estos temas tienden a agravarse en su vida. En lo personal lo hacen mucho más sensitivo y sensible que de costumbre pero por todo lo explicado antes, sin la oportunidad de poder exteriorizar sus sentimientos por miedo a ser juzgado o considerado débil, cosa que él mismo no se permite por mandato paterno. Veremos con más frecuencia un Messi decaído y frustrado, llorando en dolor sus fracasos o sueños incumplidos, como fue el de anoche en que vio cómo se le escapaba de las manos la chance de llevar a la Selección Nacional al triunfo de la Copa América. El dolor de Lionel es sincero, profundo y verdadero y estaría bueno que todos sepan respetar su espacio y darle algo de oxígeno para respirar en libertad porque la presión que está soportando amenaza con destruirlo. Plutón en la casa 4 de Argentina y sobre la Luna está mostrando lo que somos como pueblo, sacando a la luz la mugre que nunca quisimos ver como nación, como gente: nuestra corrupción sistémica, nuestra intolerancia y nuestra ambición desmedida, y Lionel Messi ha sido ayer y hoy el blanco de esa frustración argentina. Es reprobable la actitud de tantos que salieron a criticarlo por fallar el penal o la oportunidad de gol, criticándolo sin razón, como si se tratara de una máquina y no de un ser humano con vida propia. Esta actitud debería llevarnos a la reflexión porque la manifestamos en muchas cosas como pueblo. La Luna en Capricornio es una Luna jodida, fría, distante y juzgadora. Sólo me resta esperar que en el 2017 cuando Neptuno alcance el Medio Cielo de “la pulga”, pueda darle un tiempo de respiro donde recuperar su humanidad, aunque eso signifique dejar de lado un poco al jugador de fútbol. No tiene años fáciles por delante, pero sea lo que fuere que suceda espero que este niño-hombre encuentre un poco de refugio y solaz. Gracias

2 comentarios:

Alex dijo...

La hora de nacimiento también puede ser 16:20, lo que invierte la carta con un Ascendente en Sagitario.

Anónimo dijo...

Hola Alex!

Siderum hizo una rectificacion en base a la hora 16:20

http://www.siderum.com/Mundial%20Brasil%202014.htm

Yo la utilice en AstroD para predecir la performance de él y Argentina en la ultima CA100. Estimo que es acertada.

Yo todavia estoy aprendiendo de a poco los transpersonales pero con ese ASC es posible que Urano ahi en Sagitario le dé esa estatura baja?

Yo creeria que con semejante aspectos que tendra de aca en mas no deberia otra vez cargarse al hombro la responsabilidad de la Seleccion. Yo le aconsejaria no volver o por lo menos hacerlo desde un lugar "mas relajado" pero creo que seria imposible por la expectativa que genera y la presion que se le pone encima. Y como es Sol opo Neptuno no quiero que somatice esa presion y frustracion de la peor manera. Maradona tenia Sol conj neptuno. No digo que termine en drogas y alcohol pero...

un abrazo!

Menteperfecta