14 marzo 2015

El ciclo de Plutón en Argentina

La astrología hunde sus raíces en el estudio e interpretación de los movimientos planetarios y de otros objetos celestes a lo largo del tiempo y el espacio.

Aunque diferentes en apariencia, cada especialidad interpretativa o de cálculo en Astrología, procura medir y calibrar mediante la experiencia concreta y plasmada en el acaecer universal; busca correspondencias en el movimiento cíclico de la existencia.

A diferencia de la carta natal individual humana, la astrología Política o Mundana, tiene variaciones interpretativas de los planetas o casas astrológicas, conservando el sentido de los aspectos planetarios. Estos aspectos son el todo de la interpretación astrológica porque describe el nacimiento, evolución y maduración de un fenómeno  mundano hasta su transformación total, para empezar otra vez un ciclo que edifica sobre las ruinas del anterior.

La astrología mundana puede usarse para medir los diferentes estadios del proceso de evolución de un colectivo social, trátese de una comuna, una tribu, una sociedad rural o citadina, un país, nación o región; continentes enteros o el globo en su conjunto... es decir, la evolución de la consciencia de la humanidad como un todo integrado e indivisible. 

Cuando ciertas configuraciones planetarias y estelares conjuran, grandes saltos evolutivos se viven acá en la Tierra. Para entender estos grandes saltos es necesario buscar el origen del ciclo en el tiempo y establecer relaciones básicas pero precisas de la naturaleza operativa del ciclo. En otras palabras, cuán bien es identificable en sus efectos en la vida diaria comunal, nacional, regional o internacional.

Hace tiempo que tengo ganas de hablarles sobre el ciclo que estamos viviendo y en particular, la etapa en la que nos encontramos y estamos por enfrentar en este juego que llamamos vida evolutiva.

Aún yo mismo no poseo el conocimiento suficiente para desentrañar estos misterios de la vida y el desarrollo de la consciencia, pero cada vez que entro en este mundo e investigo, la imagen va tomando forma y mi mente se abre a aceptar y comprender la dinámica que, muchas veces nos golpea duramente.

Como Seres Humanos fragmentados, tenemos anhelos, deseos personales, egoístas, generosos, arrebatados, improvisados. Esta ceguera que nos da la cotidianidad  nos asusta y por eso levantamos barreras ante el miedo, ocasionalmente negando su presencia minimizando o disfrazando de un optimismo irracional, la causa del mismo. Son los grandes cambios los que nos inducen al miedo, a los miedos psicológicos de los que caemos presa los humanos.

El planeta está muy próximo a uno de estos cambios profundos. La proximidad es instantánea en términos de la visión universal. Tan sólo un instante de distancia... un par de años para nosotros.

Mi intensión con esta nota es poder compartir con ustedes mis hallazgos, que apenas empiezo a comprender pero que ya se presentan muy claros, pero también espero que sepan recibir esta información con un corazón tranquilo y tratando de no caer en el miedo porque eso no ayudaría a generar las estrategias necesarias para atravesar este gran cambio de manera saludable y positiva. Al fin de cuentas, todos los cambios son desafíos que nos ayudan a evolucionar y esto no habría que perderlo de vista.

Así como todos los seres humanos estamos interrelacionados, los países y continentes también lo están, es obvio, en todos lados hay seres humanos y la tecnología de hoy nos ha facilitado interactuar con personas que aún no conocemos en persona, como muchos de los que me leen en este momento.

El año 2017 parece ser uno de esos momentos importantes para la humanidad como conjunto. Tiempo de desafíos y esfuerzo para mantener la estabilidad en medio de un mundo cambiante, de un predominio hacia la ansiedad, el temor y la desesperación. Los instintos básicos de auto preservación estarán funcionando a pleno durante la primera etapa de estos cambios. Quizás es por eso que Saturno en su entrada en Sagitario nos esté tratando de enseñar y ayudar a encontrar nuevas filosofías y objetivos vitales en este tiempo de nuestras vidas. Todo este 2015 Saturno estará entre los 28º de Escorpio y los 4º de Sagitario. 

La simbología de ese grado de Sagitario corresponde a "Un viejo búho parado en lo alto de un árbol". Este símbolo implica la habilidad o la necesidad de observar en silencio lo que ocurre alrededor de uno. Los búhos tienen la capacidad de girar su cabeza en todas direcciones y nada se les escapa. Al mismo tiempo saben pasar desapercibidos y camuflados porque suelen salir en las horas de oscuridad. Ellos esperan, observan y escuchan antes de hacer cualquier movimiento. Este búho sabio lo ve todo, ve lo que otros no saben ver y se mantiene quieto mientras digiere todo lo que está pasando en su entorno. Es la imagen que sugiere consultar con el lado sabio de nuestra naturaleza, nuestro guía interior. Copiar esta actitud del búho puede traer sentimientos de soledad pero es justamente lo que se necesita para este tiempo.

Este vaivén de transición hará que desde hoy, 14 de Marzo, dirijamos nuestra mirada hacia adentro en una revisión a consciencia y responsable de nuestras creencias, principios y dirección en la vida. Asimismo, terminar con las ataduras y dependencias emocionales y materiales en relación con terceros, sean estos personas o entidades, especialmente crediticias (bancos, tarjetas de crédito, planes de pago, división de bienes, etc.) Tenemos todo el 2015 para poner orden en estos asuntos y plantar las bases para enfrentar airosos el nuevo ciclo que se avecina.

Plutón fue descubierto por Clyde William Tombaugh el 18 de Febrero de 1930. Para ese año se estaban llevando a cabo importantes experimentos en la física de partículas recién descubierta, coincidiendo con el descubrimiento de Plutón que rige la energía atómica. Esto revela su naturaleza e influencia; es un planeta que posee la capacidad de desatar una enorme cantidad de energía a partir de algo tan diminuto como el átomo. Es por esto que los tránsitos de Plutón suelen ser devastadores y con un alto potencial de transformación. Es el planeta moderno gobernante del signo de Escorpio, un signo de la terna de agua (emocional) de modalidad fija y muy conectado con lo oculto, el submundo, la magia, la energía sexual transformadora y dadora de vida, pero también el signo que lidera sobre los intercambios emocionales profundos entre dos entidades, la experiencia del dar y recibir. 

En el terreno de la Astrología Mundana, Plutón denota el principio de metamorfosis (ir más allá de la forma original) y regeneración. Su dominio en cartas mundanas queda de manifiesto en excrementos, cloacas, aguas servidas, todos los aspectos de la vida que son llevados en la oscuridad o escondidos de la vista pública, como las corrientes políticas subterráneas, el espionaje, el crimen organizado, etc. También lo asociamos con la gran acumulación de riqueza y poder, la violencia, las violaciones (imposición por coerción o fuerza), y todas las actividades que son transformativas y que traen a la luz aquello que está oculto o es ignorado.

Los aspectos planetarios, en otras palabras, las relaciones angulares entre los planetas, poseen cada una su manera propia de plasmarse en la vida y cada uno de estos aspectos forma parte de un estadio evolutivo de un ciclo completo. Así como la Luna tiene sus fases, cada una de ellas describe una relación angular con el Sol, destacando las más conocidas como la conjunción (Luna Nueva), cuadraturas (Lunas Creciente y Menguante) y oposición (Luna Llena). Los planetas también siguen este modelo en su recorrido por el cielo, marcando momentos de cambio e inflexión.

En el caso de Plutón, su ciclo ocupa 248 años, de los cuales 20 está más cerca del Sol que Neptuno. Es decir que cada 62 años hace un nuevo aspecto de inflexión o fase semejante a la Luna y el Sol.  Las conjunciones son las que marcan el origen del ciclo, el nacimiento de la nueva etapa, mientras que las cuadraturas (creciente y menguante) son los puntos en los que se plantea una crisis de adaptación hacia el cambio en sí que está en proceso de formación y que encuentra su clímax en la oposición (180º del punto de partida). Cada uno de estos aspectos tiene su propio sello y trae un cambio crítico diferente, así como los puntos intermedios entre estas cuatro posiciones pero que no detallaré en esta nota.

Con Plutón y su posición en la carta natal de Argentina, este ciclo queda muy bien representado en nuestra historia nacional desde nuestro nacimiento, tanto por la influencia del aspecto como por la simbología que representa y que describí más arriba.

Argentina nace como país con Plutón en el signo de Piscis (agua) y en la casa VI. Ese sector gobierna sobre la salud pública y por ende las enfermedades y epidemias, las instituciones prestadoras de servicios, entre ellas la policía, el ejército, la marina; los empleados estatales y servidores públicos, los trabajadores en general y los sindicatos que los agrupa.

Plutón es un elemento de gran poder, regente de la casa II de Argentina (recursos y economía), pero en gran parte de la casa I (identidad nacional) por ocupar el signo de Escorpio gran parte de ese sector. Esto ha hecho de los sindicatos y movimientos obreros en nuestro país, una fuerza coercitiva y de regulación del poder del Estado. 

Al observar los tránsitos de Plutón en relación a la oposición entre la Luna en Capricornio y el Sol en Cáncer en la carta nacional, de inmediato se hace claro una constante en sus efectos.

Argentina tiene la Luna en el signo de Capricornio en la casa IV. La Luna en Astrología Mundana denota a la gente común, las mujeres en general, las masas populares y todos los asuntos de naturaleza común o pública. La posición de la Luna en la carta mundana muestra dónde cae la atención de la gente. En nuestro caso es la casa IV, significa la tierra, sus propietarios y trabajadores, las cosechas y el producto de la tierra, la actividad minera y las construcciones. La democracia en contraste con la aristocracia, la gente en contraste con la cabeza de Estado, la oposición en el Congreso o Parlamento. 

Es claro que Argentina por esta posición y siendo la Luna regente del Medio Cielo (gobierno) y estando en el signo de Capricornio, convirtió a nuestro país en una gran potencia productora (Capricornio) agrícola. No porque sí solíamos llamarnos "el granero del mundo". País ganadero y agrícola por excelencia (hasta hace poco). La tradición campesina de la Argentina está muy presente en nuestra consciencia colectiva: los gauchos, las actividades ecuestres, nuestro amor por la carne, los asados, el locro, las empanadas, etc.  Son todos derivados de la posición de la Luna en casa IV en Capricornio.  Es innegable que somos un pueblo que se considera muy nacionalista y defensor de esos valores tradicionales, siempre con una mirada hacia el pasado, nostálgicos y melancólicos (tango) y con muchas dificultades para avanzar y dejar el pasado atrás. En pocas palabras, los argentinos nos negamos a crecer y ello nos condena a repetir la historia.

Siguiendo con la simbología lunar y su posición, han sido mujeres de orígenes humildes o austeros (Capricornio) las que han subido al poder político y se volcaron a las masas en un rol de madres populares por medio de ayudas a los necesitados, subsidios, edificaciones de viviendas y barrios populares, etc. Tenemos ejemplos emblemáticos como Evita, Isabel y actualmente Cristina Fernández, pero también el poder político de las "madres y abuelas" de la plaza de Mayo. Una gran participación femenina en el Congreso de la Nación.

Por otro lado, El Sol de Argentina está en la casa X y en el signo de Cáncer. Esto potencia aún más las simbologías anteriores.

El Sol representa al monarca, el Primer Ministro, el Presidente, los magistrados, la aristocracia, los jueces y toda persona en posición distinguida y de autoridad para una nación. También a los héroes nacionales. La casa X o el Medio Cielo, representa el Gobierno en funciones, la gente en ejercicio de autoridad, el comercio nacional, la reputación, el crédito y el poder de una nación, también la racha de empleo nacional.

Estas dos posiciones las destaco y explico en detalle porque son las que serán activadas por el tránsito de Plutón a partir del año 2017. Es un tránsito que nunca hemos vivido desde que somos país, aunque hemos tenido ya una muestra clara de cómo opera Plutón cada vez que activa a las luminarias, tanto en las cuadraturas como la conjunción al Sol en Cáncer. Sin embargo, la conjunción a la Luna nunca antes ha sucedido y esto despertará con mucha fuerza las simbologías antes detalladas, tanto de la casa IV como de la Luna porque ambas están a una estrecha distancia de apenas 2º de orbe. Dado que Argentina ha nacido al poco tiempo de una Luna Llena, el Sol y la Luna se encuentran en oposición en el eje de las casas X-IV, y la activación de uno repercute y activa simultáneamente al otro extremo. La dinámica Sol-Luna en Argentina es muy peculiar porque representa la constante lucha entre el pueblo y el Estado, así como del poder reinante y la oposición política, sea la última civil o de grupos rebeldes nacidos del pueblo como en el caso de las guerrillas y movimientos subversivos. Esto es un conflicto interminable que sólo cesará el día que se imponga una refundación nacional bajo un nuevo cielo. Los engaños y mentiras, manipulaciones y usos del pueblo por parte de los servicios del Estado para sostenerse en el poder son una consecuencia directa de la presencia de Plutón en el signo de Piscis en casa VI y la relación Sol-Luna en los signos ocupados de Cáncer y Capricornio.

La primer cuadratura que Plutón hizo al par Luna-Sol sucedió durante los años 1838 a 1842. En Mayo de 1838 Plutón hace cuadratura al Sol nacional desde el signo de Aries dentro de la casa VI aún. Fue el tiempo de la guerra colonialista Franco-Argentina en la que la flota francesa bloquea el puerto de la Ciudad de Buenos Aires, sumiendo a la nación en una marcada crisis económica y de comercio. Francia pretendía eliminar a Rosas y hacer de la guerra algo nacional. Fue un tiempo de fuerte beligerancia, batallas, secretos y manipulaciones en las que dominaban las fuerzas militares. Esta guerra se extiende hasta 1840 con la victoria de Rosas sobre Lavalle y los franceses. Recomiendo leer:http://www.lagazeta.com.ar/franco_argentina.htm

Esta primer cuadratura a las posiciones del Sol y Luna dan pistas muy claras de cómo opera esta configuración que enfrenta bandos dentro de la misma nación. Sin embargo, esa cuadratura no puede considerarse el inicio del ciclo ya que Plutón se encuentra en un estadio intermedio del ciclo en la carta nacional. Habrá que esperar hasta que Plutón alcance al Sol y la cúspide de la casa X para tomar ese aspecto como el comienzo del ciclo en el que nos encontramos hoy.

A partir de Julio de 1928, Plutón hace su primer conjunción con el Sol natal de Argentina y oposición a la Luna en casa IV. Los avances y retrocesos de Plutón extienden la activación de las dos luminarias y casas de la carta natal de Argentina de 1816, hasta Mayo de 1931 pero con influencia hasta 1932. Durante el primer paso en 1938 asume la presidencia Hipólito Yrigoyen con 75 años de edad, gracias al apoyo de los trabajadores estatales  y obreros que habían recibido un importante aumento salarial (casa VI). Su vice presidente fallece en ejercicio de funciones (Francisco Beiró) y asume Enrique Martínez. Este aspecto de Plutón enseña muy bien cómo operan los tránsitos. Los planetas arrastran su simbología desde su lugar de origen en la carta natal-nacional, es así que Yrigoyen establece la jornada laboral de 8 hs, decreta el 1ro de Mayo como feriado, se construye el edificio de la Academia Nacional de Medicina. Todas actividades y obras relativas a la casa VI. Sin embargo, en 1929 cae la bolsa de Nueva York y se produce el gran crack del 29 y empieza la Gran Depresión con Urano oponiendo al regente de la casa II (economía) de EEUU, Saturno en casa X, desde la IV, tal y como sucede en este tiempo. Esto deja a millones de trabajadores sin empleo (casa 10 racha de empleo nacional) y los pueblos en crisis se vuelcan al totalitarismo, otra cara del poder de Plutón.

Esta catástrofe económica golpea a Argentina cuando Yrigoyen es combatido por la "oposición nacionalista y conservadora" (Luna en Capricornio en casa IV), movilizando la nacionalista al autoritarismo subyacente enla sociedad. Las Fuerzas Armadas (casa VI) promueven una revolución, logrando el primer golpe de estado de Argentina el 06 de Septiembre de 1930 bajo la oposición exacta de Plutón a la Luna en casa IV. Asume el Teniente General José Félix Uriburu. Yrigoyen enferma y es confinado en su hogar, delega en Martinez y firma la renuncia y es puesto preso en la isla Martín Gartecía y finalmente fallece en 1933 luego del indulto de 1931.

Este inicio de ciclo de Plutón fuerza al pueblo argentino a presenciar la primer pérdida del Orden Constitucional.

  La primer cuadratura creciente (90º después del Sol) que Plutón hace a las luminarias, ocurre entre los años 1977 y Julio de 1980, pero sobre la gesta de la cuadratura previa de Urano al Sol-Luna de Argentina entre los años 1971 al 73, es decir, durante una nueva poresidencia de facto que encabeza Alejandro Agustín Lanusse. Fue un tiempo de construcción de infraestructura nueva como rutas, represas, centrales eléctricas, puentes, etc. propias de la innovación uraniana en activación de la casa IV y Luna nacionales. 

La cuadratura de Urano duró exactamente el mismo tiempo de la presidencia de Lanusse.

En Marzo de 1976, bajo el primer aspecto de Plutón a la Luna, Isabel Martínez de Perón es arrestada y asume el Teniente General Rafael Videla con lo que se denominó "Proceso de Reorganización Nacional", un nombre por demás plutoniano. Martinez de Hoz es designado Ministro de economía. La deuda privada y publica externa se duplicaron, se impone el terrorismo de Estado que apuntaba a reprimir y destruir cualquier participación popular. El régimen militar puso en marcha una represión total sobre las fuerzas democráticas, políticas, sociales y sindicales para imponer terror en la población y acallar cualquier voz de oposición en el pueblo. Esta fue una de las manifestaciones de Plutón más nítidas de la historia reciente.

Tal y como explicaba en la simbología de Plutón y la casa VI, esta dictadura suspende la actividad política, suspende los derechos de los trabajadores.

Interviene los sindicatos. Prohíbe las huelgas. Disuelve el Congreso. Disuelve los partidos políticos. Destituye la Corte Suprema de Justicia. Interviene la CGT. Interviene la Confederación General Económica (CGE). Suspende la vigencia del Estatuto del Docente.  Clausura locales nocturnos. Ordena el corte de pelo para los hombres. Quema miles de libros y revistas considerados peligrosos.  Censura los medios de comunicación. Se apodera de numerosos organismos.  Toda la simbología de la casa VI queda destruida y controlada por la junta militar de la manera más plutoniana posible.
Exactamente desde el punto opuesto a la cuadratura de 1838-40, Argentina entra en la guerra de las Malvinas pero previo a eso, el 2 de abril de 1977 Gran Bretaña da a conocer el laudo que favorece a Chile sobre el canal de Beagle y el país se lanza a comprar buques de guerra y aviones de combate preparándose a una posible guerra con Chile. En Noviembre sucede el terremoto de Caucete, otra manifestación de Plutón en aspecto a la casa IV y la Luna. En 1977 bajo la cuadratura Plutón Luna y casa 4, nacen las Madres de Plaza de Mayo en reclamo por los desaparecidos.
La democracia por fin logra restaurase tras el fracaso de la guerra por las Islas Malvinas y asume Raúl Alfonsín en 1983 inaugurando un nuevo ciclo democrático para el país.


Desde entonces hemos estado los argentinos viviendo un tiempo de relativa calma social, aunque con muchos altibajos en materia económica producto de otros tránsitos planetarios sobre nuestra carta natal. Actualmente, en un clima de división y tensión, enojo y frustración, el pueblo se prepara para nuevos comicios con la esperanza de un futuro mejor. Sin embargo, Urano y Plutón se acercan mucho a las posiciones de la Luna y el Sol, detonantes de años difíciles en materia económica pero sobre todo de recorte de libertades, guerras y golpes militares.
Urano hará cuadratura al eje Sol-Luna y por ende al eje de las casas IV y X, tal como sucedió desde 1971-73, a partir del 20 de Abril de 2015 hasta Marzo de 2016, pasando la posta a Plutón en oposición al Sol desde la casa IV desde el 17 de Marzo de 2016 hasta el 20 de Diciembre de 2018.
Los acontecimientos de los últimos años han preparado el escenario para un nuevo golpe militar en ese tiempo, con especial énfasis entre Marzo y Agosto de 2017.


La creación del movimiento "La Cámpora" y la ubicación de sus integrantes en puestos claves de la administración nacional y sus dependencias, la disolución de la SIDE (Servicio de Inteligencia del Estado) y retiro de muchos de sus empleados clave reemplazados por la contratación de más de 300 integrantes de La Cámpora como espías de inteligencia, los intentos de invadir la justicia y controlar a sus magistrados y dependencias, el ciego totalitarismo impuesto por medio de las agencias recaudadoras, controles de divisas e importación, enormes planes de subvención a personas, los conflictos y ataques hacia los medios de comunicación masivos independientes o contrarios al oficialismo, la designación de Cesar Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani como Jefe del Estado Mayor General del Ejército, sus lazos con la ex SIDE, las denuncias del fiscal Nisman contra Cristina Fernández y su inmediato asesinato, son todos indicadores del rumbo que ha tomado nuestro país hacia un nuevo atentado a la democracia frente a la mirada silenciosa y pasiva del pueblo.
A partir de Marzo de 2016, a pocos meses de asumir el futuro presidente de la nación, Plutón entra en la casa IV de la carta de Argentina y toca a la Luna por primera vez en esta serie de conjunciones y oposiciones a la Luna y el Sol respectivamente, madurando el ciclo que empezó en 1928 con Hipólito Yrigoyen y el primer golpe de estado en Argentina.  Nunca antes hemos tenido este tránsito de Plutón desde la casa IV nacional que representa al pueblo, sus tradiciones y bases, su historia. Este, de entre todos los tránsitos antes detallados, es el más poderoso y fulminante, de mayor capacidad transformativa y potencial regenerador que hemos tenido. En parte porque la Luna es el planeta regente del signo de Cáncer y por ende quien dispone de nuestro Sol ubicado en la casa X y regente de la casa X misma, sector que como expliqué, representa el Gobierno en funciones, la gente en ejercicio de autoridad, el comercio nacional, la reputación, el crédito y el poder de una nación, también la racha de empleo nacional. Esto supone que dichas cuestiones se verán duramente atacadas y transformadas pero desde la influencia destructora de Plutón. Esto supone aumento de pérdida del empleo, del crédito nacional, la reputación ante otras naciones y el mundo y un ataque directo de la oposición (en este caso el Kirchnerismo) hacia el poder reinante en el Estado. En esta ocasión, será la masa popular oculta la que saldrá a la luz a luchar contra el Gobierno Nacional y como Plutón maneja los grupos subrepticios y los movimientos políticos ocultos, esto indica el inicio de una etapa de guerras internas con alto potencial de desembocar en una Guerra Civil a gran escala como nunca hemos vivido los argentinos. Se desatará una cacería de brujas ante el hastío y cansancio de la gente por tanto atropello y abuso de poder, corrupción y manipulación. No habrá cacerolazos pacíficos, sino que las armas tomarán las calles.


Esta insurgencia popular y la lucha entre bandos, por tratarse de la casa IV y de la Luna, promete un potencial enorme de refundación de la identidad nacional y por ende el territorio mismo. Creo que al ser la Luna regente de la casa X y de nuestro signo natal de Cáncer, estamos ante la oportunidad de refundar la Nación sobre bases completamente nuevas. Sin embargo, el proceso será muy doloroso porque así como en 1928-30, enfrentará el mundo una nueva y más profunda crisis económica con la caída de EEUU y su moneda.
EEUU tiene la cúspide de la casa II (recursos y economía, bolsa de comercio, bancos, etc.), a 17º de Capricornio, es decir, sobre nuestra Luna natal y casa IV, es por ello que dicho país ha tenido tanta influencia sobre nuestra historia y economía y aún hoy el pueblo (Luna en casa IV) apuesta al dólar.


Esto significa que Plutón entra en la casa II del país del norte para Febrero de 2016 en adelante. Esto supone una transformación muy profunda en su sistema económico y moneda como nunca antes vivió, ya que EEUU nació con Plutón en Capricornio en la casa II. Este contexto internacional que desatará EEUU el año entrante y también 2017, recuerda la época de Yrigoyen y el crack del 29 con la Gran Depresión, pero en el marco de un planeta globalizado y con muchas crisis aún no resueltas desde 2008 de la cual Europa y varios de sus países aún no se recupera. La iniciativa de depreciar el valor del Euro por parte del Banco Central Europeo en compra de bonos de deuda es una muestra de lo que se esconde de fondo.
No ahondaré en este tema global y financiero que viene. Suficiente tenemos con lo que acá nos sucede y se avecina. Sólo puedo decirles que deseo puedan usar esta información para tomar sus medidas y recaudos de manera inteligente y en paz. Guardo la esperanza de que esta nueva y profunda crisis nacional nos saque de una vez por todas de las sombras y ponga a nuestro querido país y su gente en el lugar que es capaz de alcanzar.
Muchas gracias.