25 octubre 2013

Monsanto y los OGMs

A continuación un interesante artículo escrito por Eric Francis Coppolino y que saliera publicado en la revista The Mountain Astrologer en su edición de Septiembre 2013.
El artículo presenta datos interesantes sobre las actividades e historia de la corporación Monsanto y su empresas con los Organismos Genéticamente Modificados o GMOs por sus siglas en Inglés.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Eric Por Eric Francis Coppolino.

Antes de ver las extraordinarias cartas de Monsanto, su fundador, y eventos claves de su historia, empecemos con una mirada de los antecedentes en la historia de la compañía. La mayoría de la gente no sabe que la historia de los organismos genéticamente modificados se remonta a casi un siglo. Hay un patrón en esta historia que es fácil de señalar. Una y otra vez, los productos de Monsanto y sus subproductos empezaron como lo que parecían grandes ideas, luego terminaron siendo mortales y frecuentemente prohibidos. Monsanto ha producido muchas toxinas, venenos que pueden encontrarse en cualquier lugar.

Un caso particular es un producto manufacturado por Monsanto entre 1935 y 1977 llamado PCB (bifenilos policlorados). Una forma de plástico líquido que fuera presentado como un químico fabulosamente versátil usado por casi todas las industrias desde equipos eléctricos a plásticos y tinturas. Luego fue descubierto que era un poderoso tóxico hormonal y cancerígeno que puede encontrarse en la leche de pecho de cualquier mujer que amamante sobre la Tierra, y en la sangre y el tejido graso de cada animal, sin importar cuán lejos de la fuente esté.

En 1991, los transformadores eléctricos cargados con el PCB de Monsanto como aislante líquido, explotaron en dormitorios de los campus universitarios de la Universidad Estatal de New York en New Paltz. Una investigación periodística culminó con demandas legales a Monsanto. Empezaron a compartir documentos internos de la compañía, obtenidos por medio de varios descubrimientos legales que llevó años. Los papeles revelaron que Monsanto sabía sobre la toxicidad del PCB y la compañía colaboró con pruebas de laboratorio sobre la seguridad el producto que eran fraudulentos y decían que el PCB no causaba cáncer. Esta historia es típica de varios manejos semejantes de muchos escapes industriales de la compañía.

monsanto1

Monsanto fue fundada en Missouri en 1901 bajo el nombre de Trabajos Químicos Monsanto, por un hombre llamado John Francis Queeny, con $1.500 dólares de ahorros que tenía de su trabajo diario en una compañía farmacéutica, y $3.500 que pidió prestado de otra compañía. Era su segundo intento de empezar un negocio. Queeny estaba al tanto de que los edulcorantes artificiales de buena calidad no eran producidos en Estados Unidos. Monsanto debe su primera fortuna a la empresa Coca-Cola, para la que fabricaba una variedad de componentes necesarios para las bebidas gaseosas, inicialmente sacarina, después Vanillin y cafeína.

A partir de allí, la empresa se dedicó a la producción de una diversidad de químicos basados en el cloro, empezando por adquirir la empresa Swann Chemical Company en 1935, que hacía PBC. Para ese entonces, las preocupaciones sobre la toxicidad de PCB (incluyendo el daño hepático permanente) estaban bien establecidas, entonces Monsanto sabía en lo que se estaba metiendo. Monsanto convirtió el PCB en un mercado global, consiguiendo meter sus químicos en miles de productos. Logró que las compañías de seguros requirieran transformadores con PCB en los edificios públicos, muchos de los cuales se contaminaron con el químico y sus subproductos, dioxinas y furanos.

La compañía metió sus manos en el escándalo del Agente Naranja durante la guerra de Vietnam, fabricando ambos componentes del defoliante 2, 4 5-T y 2, 4-D, ambos contaminados con dioxinas. Monsanto era un gran abastecedor del insecticida DDT, cuyo inicio de prohibición empezó a darse por parte de los movimientos medioambientales modernos. Monsanto fabricó el ingrediente activo presente en el desinfectante de marca Lysol que estaba contaminado con dioxina, el mayor tóxico químico conocido por la ciencia, por más que el producto sea publicitado como seguro para su uso en hospitales y para la limpieza de hogares y juguetes para niños, y perros.

Monsanto se involucró en la producción de Nutra-Sweet, el nombre de marca para el aspartamo, que fue presionado a ser aprobado por el FDA más allá de las preocupaciones sobre el cáncer de cerebro, y aún sigue en el mercado pese a los reportes sobre sus efectos neurológicos nocivos. Estaba también el dispositivo intrauterino Copper-7, que esterilizó a algunas mujeres que confiaron en él como un modo seguro de control de natalidad. Monsanto estuvo involucrado en el Proyecto Manhattan, supervisando uno de varios laboratorios secretos ocupados en el desarrollo de la bomba atómica.

La publicación de Rachel Carson Primavera silenciosa en 1962 encendió la conciencia medioambiental y como consecuencia las investigaciones sobre la polución ambiental. El primer investigador sobre el PCB, Dr. Søren Jensen de Suecia, lo encontró en todos lados que buscó, incluso en la leche de pecho de su esposa y el pelo de sus hijos. Monsanto sabía que tenía un problema e hizo todo lo posible por taparlo.

Para 1969, mientras públicamente negaba los problemas ligados al PCB, Monsanto privadamente lo reconoció en un memo interno de que el “problema involucra a todo Estados Unidos, Canadá y regiones de Europa, especialmente el Reino Unido y Suecia…[O]tras áreas de Europa, Asia y América Latina seguramente se verán involucradas. Evidencias de la contaminación han sido mostradas en algunas de las partes más remotas del mundo”.

La compañía no advirtió a nadie sobre este hecho y, acorde a un plan delineado en el mismo documento, continuó publicitando agresivamente PCB hasta que fuera prohibido por una ley del Congreso en 1976. Los archivos de Monsanto están llenos de memos que documentan su conocimiento temprano del problema, mientras siguió haciendo dinero de la venta de PCB.

A principio de los años 80, cuando Monsanto estaba haciendo sus primeros pasos idealistas en la modificación genética de plantas, su primer problema se centró en torno al altamente tóxico químico sintético, dioxina. Mientras la compañía estaba ocupada vertiendo dioxina por kilos en el río Missouri, enviaban agentes a hospitales para tomar muestras de grasa de los cadáveres para ver cuánto de esta sustancia estaba pasando a los humanos.

En un relato, Monsanto estaba ansioso de dejar la industria química y se metió en la biología, lo que se llama “ciencias de la vida”: la modificación genética de las plantas. En lugar de crear químicos que contaminen e “inintensionalmente” interrumpir el proceso biológico por ganancias, el emprendimiento de Modificación Genética de Organismos (MGO), es un intento consciente por reescribir el código genético para obtener ganancias. Monsanto ha estado en el corazón de esta misión desde sus primeros días. La mayoría de estas plantas fueron diseñadas para ser pesticidas, perjudiciales para insectos predadores. El objetivo declarado era hacer más comida usando menos cantidad de químicos.

Así, más tarde en el proyecto, desarrollaron otra clase de modificación genética: hacer que sus plantas sean resistentes a sus propios productos. Estas plantas han sido comercializadas como “Roundup Ready” (listas para roundup), esto es, capaz de soportar la aplicación del popular herbicida “Roundup”, patentado por el mismo Monsanto. Esto ha causado mayor uso, no menos, de químicos en los cultivos. Es otra manera de decir que Monsanto ha hecho más dinero, no menos, en la venta de sus pesticidas como resultado de la modificación genética.

Mientras tanto, los insectos que sobreviven a las plantas modificadas por Monsanto, diseñadas para matarlos, fueron seleccionados fuera del paquete genético. Eso significa que los insectos que sobrevivieron a los pesticidas dieron nacimiento a otros insectos que también eran inmunes a estos efectos. Así, especies de insectos evolucionaron rápidamente en ser inmunes a las modificaciones genéticas que se supone que debería matarlos. De este modo, tenemos el resultado típico del emprendimiento Monsanto: el tiro por la culata.

Carta de Monsanto.

La primera encarnación de Monsanto fue fundada el 29 de Noviembre de 1901, con los papeles de la incorporación presentados por John Francis Queeny en Jefferson City, Missouri. Un veterano de larga data de la industria farmacéutica, le puso el nombre de soltera de su esposa a la empresa: Monsanto. El estado de Missouri no tiene registro de la ahora de la presentación de la sociedad. La fecha tampoco está en los archivos de entre las 70 entidades corporativas que actualmente existen en Missouri para Monsanto. La fecha, como se documenta, fue reportada por la compañía en un libro de relaciones públicas titulado Fe, Esperanza y $ 5.000 dólares.

Tengo buena suerte con las cartas del mediodía que usé en mi reporte de noticias porque, por lo general, las horas de nacimiento o la fundación de empresas no se consiguen. Sin embargo, parecía importante tener la hora en este caso, entonces recluté a dos astrólogos clásicos entrenados con más experiencia en rectificación de cartas que yo: Ursula Fugger y Larry Ely.

Trabajando independientemente, los dos aparecieron con un Ascendente Acuario, cerca del mediodía. Después de un número de refinamientos, la carta empezó a parecer que estaría cerca del mediodía. Así, después de semanas de trabajo, Larry dijo que creía que la carta era por elección u horaria dispuesta para el mediodía. Después de verificar los ángulos chequeando varios tránsitos, esa fue la hora con la que me quedé.

Hay una configuración sorprendente en la carta de Monsanto: la conjunción de Saturno-Júpiter de 1901 (ver gráfico). La conjunción en el signo de Capricornio fue exacta una sola vez, el día anterior a que Monsanto fuera fundada, justo pasado el mediodía en hora local. En la carta de Monsanto la conjunción es exacta con un orbe de apenas 7 minutos de arco de diferencia (la próxima conjunción Júpiter-Saturno fue en 1921 en Virgo). Así, es justo decir que la fundación de Monsanto es sinónima con esta excepcionalmente fuerte y rara conjunción. Esta compañía está acá para quedarse; fue establecida en un punto de partida astrológico que la convertiría en un evento histórico por derecho propio.

El año 1901 , el primer año del siglo 20, llegó con el primer chorro de petróleo en Tejas y elk asesinato del Presidente William Mc Kinley, y justo cuatro días después de la fundación de Monsanto, completamente bajo la influencia de la conjunción exacta de Júpiter y Saturno, el Presidente Teodoro Roosevelt dio el famoso discurso de 20.000 palabras pidiendo a la Cámara de los Representantes que contengan el poder de los monopolios dentro de “límites razonables”. Este fue el momento famoso cuando emergió en lo que sería conocido históricamente como el “Trust-Buster”, es decir, actividades gubernamentales destinadas a disolver los monopolios corporativos.

clip_image002

La característica más saliente de la carta de Monsanto es su casa 11, que alberga dos conjunciones: Jupiter-Saturno, sumada la de Marte y Quirón en una conjunción que es exacta con dos minutos de arco. Esta es otra conjunción que se podría decir que nos habla de todo lo que necesitamos saber. Marte es fuerte en Capricornio (signo de su exaltación), determinado, enérgico, resuelto y con recursos. El aspecto de Marte y Quirón tiende a empujar la innovación y el liderazgo y favorece la confrontación. Pero esta conjunción también puede indicar una herida infligida sobre Marte, o un sentido de inadecuación, dejado sin atención o bajo la influencia de fuerzas poco rectas, esa herida parece haber decaído en algo profundamente problemático.

Ya regresaremos a este aspecto en un momento. Primero, demos una mirada a los regentes clásicos que unen muchas casas de esta carta. Estos se juntan en la casa 11, la casa de los grupos y la elite de las estructuras sociales, también está asociada con el rol que uno cumple en la sociedad, sea tanto que uno se destaque y salga de ella como si se inserta en la misma, y el rol de liderazgo social que uno pueda llegar a tener. Algunas veces es llamada la casa de los sueños y las esperanzas, y con los dos planetas más grandes alineados perfectamente acá, esta carta describe algo con una visión.

La casa 11 también es la casa asociada a las ganancias o provecho financiero que uno obtiene de la actividad profesional (en sistema de casas derivadas), por ser la segunda casa a partir del Medio Cielo o casa 10. Se puede ver que va a tener un rol prominente para la compañía, dada la conjunción de Júpiter y Saturno, y que será rentable. El dinero fluye hacia la estructura y esta es una carta con una gran integridad estructural.

El Sol de la carta de Monsanto está en el signo de Sagitario, justo por detrás de la cúspide de la casa 10, como si su verdadera magnitud estuviera aún por revelarse. El final de la casa 9 puede funcionar como un velo, como la 12va casa desde la 10. En la casa 10, también en Sagitario, está Urano, indicando el potencial de la corporación hacia la innovación, idealista e incluso revolucionaria. Urano y el Sol en el signo de Sagitario están dispuestos por Júpiter en Capricornio que además está justo junto a Saturno. Esto ayuda a estabilizar a Urano y le da substancia al Sol sagitariano. Sigamos las regencias. La casa 11 tiene a Sagitario en su cúspide también, por lo que tanto la casa 10 y la 11 están regidas por Júpiter. Conjunto a Saturno y en Capricornio, este Júpiter es la imagen del establecimiento meticuloso, lento y seguro de una de las corporaciones con mayor influencia sobre la Tierra.

Por su parte, Acuario le da a Saturno regencia de dos casas, la 12va y la 1ra, uniendo la imagen de la compañía con sus actividades ocultas o encubiertas. Monsanto es más que una corporación que mantiene una imagen profesional y de negocios empresariales, sin importar en qué asuntos se involucra. Esta es una institución que nunca puede ser desviada de su curso, e incluso si sucede, encuentra otra vez su camino. Hay que considerar que los regentes de las casas 10, 11 y 12 y la 1ra están pegados juntos en una conjunción de siete minutos de arco de Júpiter y Saturno en Capricornio. Marte en Capricornio trae la influencia de la casa 9 (tribunales superiores) a través de su regencia de Escorpio en esa casa.

Monsanto tiene una aparente llegada fija sobre los reguladores y otras entidades gubernamentales; la casa 11 de esta carta provee una descripción de por qué esta compañía parece ser tan intocable o inmanejable y tener un control absoluto sobre el público. Uno puede decir que es una disposición para tener amigos en las altas esferas y lugares de influencia. Entre sus muchos amigos en el gobierno, Monsanto tiene una representación personal en la Corte Suprema bajo la figura del jurista Clarence Thomas, que fue uno de sus abogados durante algunos de los tiempos más oscuros de la compañía al final de los años ‘70s.

En cuanto a la conjunción Marte-Quirón, esta tiene un número de propiedades. Una de ellas es innovación. Monsanto es una compañía que forja el futuro con determinación decidida en todo lo que hace. La otra es un espíritu beligerante y competitivo. La tercera es el poder de surgir desde la retaguardia. Cuando Quirón no se expresa a sí mismo como un sanador, casi siempre lo hará como algo tóxico, y en este caso, agresivamente. Quirón va a resurgir prominente en muchas cartas en la historia de la modificación genética. Este patrón se remonta a la carta del fundador de Monsanto, John Francis Queeny, quien tiene a Quirón sobre el Nodo Norte, opuesto a Venus, Marte, Saturno y el Sol.

La presencia de Quirón da la impresión de que Monsanto está usando esta herramienta que puede ser un agente sanador para el mundo, como uno que puede potencialmente causar un enorme daño. Ellos también parecen estar hackeando su camino en el código biológico. En esencia, la modificación genética es un proceso que saltea millones de generaciones de lo que serían mutaciones naturales hechas con al viejo estilo de la hibridación. Pero estas modificaciones no son vagamente naturales. Es casi como si uno entrara al código genético por una puerta trasera distante en el futuro, influenciando lo que pasa hoy. Por lo que la producción de Organismos Genéticamente Modificados está relacionado con la mutación natural, en verdad es una salida radical.

La carta perfecta excepto por…

Monsanto tiene lo que parecería ser la carta corporativa perfecta. Combina solidez con innovación, una mezcla de cualidades liberales y conservadoras que se sostienen una a la otra, un espíritu de lucha y una increíble integridad estructural. Tiene una excelente configuración para un emprendimiento redituable. Fue fundada con un sentido visionario en el amanecer de la era química y el amanecer de un nuevo siglo.

¿Entonces, cómo damos cuenta de la evidente falta de consciencia? ¿Dónde está la pérdida de integridad de esta carta? Una explicación es que esta es una carta poderosa, y el poder corrompe. La compañía hace lo que hace porque puede. Como lo han señalado varios astrólogos, la carta natal por sí misma no revela el nivel espiritual del individuo en cuestión. Usualmente el astrólogo encuentra eso por medio de otras formas.

Al buscar los indicadores de la integridad comprometida en esta carta, Neptuno en Cáncer oponiendo a todos los planetas en la casa 11, es lo que destaca. La oposición más estrecha de Neptuno es a Marte- Quirón, que se siente como química. En Cáncer, puede ser la química del tejido humano: notablemente la leche humana (bajo la influencia del signo de Cáncer), ha sido estudiada innumerables veces debido a rastros de productos de Monsanto y sus efectos carcinogénicos. Neptuno en Cáncer ubicado por debajo de todos los planetas en Capricornio es como el agua debajo de un puente, que ilustra como Monsanto responde al daño que ha hecho.

Algunos aspectos entre Marte y Neptuno han sido descritos como “kamikaze”, esto es, potencialmente auto destructivo. Una historia ejemplifica esto. Temprano en la historia de la compañía, su fábrica se incendió. John Queeny alquilo espacios nuevos en un depósito que compartía con la empresa Diamond Match Company. Las instalciones de Diamond no eran limpias ni ajustadas, eran más como una trampa de fuego, pero Queeny igual eligió reubicar la compañía allí, mostrando su disposición a tomar riesgos innecesarios o incluso descuidados.

La Luna de la carta de Monsanto también está al final del signo de Cáncer, y casi ha acabado de hacer aspectos en ese signo. Por diferentes reglas, la Luna está Vacía de Curso, como frecuentemente se dice, cumplió de alguna manera en su signo de regencia o exaltación. Igual, cuando la Luna está en un grado del final del signo, el sentir puede ser como el de un barco sin timón y, en Cáncer, puede resaltar una falta de empatía. Dicho esto, La Luna hace un último aspecto antes de dejar el signo de Cáncer: una cuadratura a Ceres, un planeta enano asociado con la ganancia y el crecimiento de la comida. En un sentido, la compañía encuentra su camino cuando se aventura en los Organismos Genéticamente Modificados, aunque la Cuadratura a Ceres no asoma en resultados felices.

La firma de Quirón en la historia de los OGMs.

Hemos visto a Quirón aparecer prominente en las dos cartas prominentes de Monsanto, la de su fundación y la de su fundador, donde está junto al Nodo Norte en Acuario, cerca del Ascendente de la carta de la corporación y aspectando a muchos otros planetas en ambas cartas:

clip_image004

Pensamos en Quirón como el planeta asociado con la sanación y los sanadores, aunque Quirón puede tener un doble filo, el de la herida y dañar. Un Quirón prominente que se maneja inconscientemente puede conducir a problemas. Otorga poder, que puede trabajar en contra del bien mayor.

El bisturí del cirujano, así como la sed de innovación, debe ser usado con cautela, habilidad, y consciencia de las consecuencias o pueden llevar a problemas. Existe un elemento espiritual que demanda Quirón; de otro modo crearía mucho más karma del que resolvería y esto parece ser la cuestión significativa con Monsanto y sus cartas. Veamos estos patrones y qué es lo que emerge.

El 17 de Enero de 1983 Monsanto presenta la primera aplicación de patente para la modificación genética para el uso de agrobacterium combinado con plantas para alimento, lo que convertiría a las plantas en pesticidas. Monsanto esperaba ser reconocido por el descubrimiento de la ingeniería genética de plantas. Era un tiempo idealista en la historia de la compañía. Estas aplicaciones fueron presentadas por Patrick Kelly, el primer abogado de patentes de la compañía dedicado exclusivamente a la biotecnología. Más tarde el reflexionaba “dudo que alguna vez pueda superar eso en una experiencia intelectual. Hay memorias vivas que se quedarán conmigo para siempre”.

Para ese tiempo, otros dos equipos de científicos estaban trabajando en el mismo proyecto: fusionar el agrobacterium con plantas para matar varios gusanos y coleópteros (cascarudos). Sin embargo, uno de los otros equipos (de la Universidad de Washington) presentó su patente al día siguiente. La oficina de patente otorga patentes en base a quien es el primer inventor y no quien la presenta primero. La oficina de patentes declaró una “interferencia” (que sigue sin resolverse). En la carta de la presentación de la patente por parte de Monsanto, Mercurio está retrógrado en Capricornio, aplicando en trígono a Quirón en Tauro. Podemos ver el efecto de Mercurio retrógrado en que las cosas no salen como se planearon, involucrado con Quirón, representando el monumental descubrimiento y también el uso de una planta tóxica (Tauro). En varias formas, esta es una carta inventiva e iluminación, impulsada por la pasión. Otro aspecto sobresale y es Marte en Piscis en cuadrado a Júpiter y Urano en Sagitario, indicando una motivación sincera y cuasi religiosa.

La papa “nueva hoja”.

Otra fecha sobresaliente en la historia de patente es el 4 de Junio de 1993: la presentación de la patente para la papa New Leaf Superior (nueva hoja superior). Esta fue la primer patente para cultivo genéticamente modificado, en oposición a un proceso de modificación. La papa New Leaf fue diseñada para actuar como un pesticida para el escarabajo de la papa (Leptinotarsa decemlineata), pero supuestamente era inofensiva para los humanos.

Esta carta tiene una conjunción Marte-Quirón en Leo, exacto a un cuarto de grado, muy cerca de la cúspide de la casa 7 de la carta de Monsanto.

clip_image006

Marte-Quirón hacen cuadratura al Mercurio natal de Monsanto en Escorpio con exactitud, lo que otorga un sentimiento contra intuitivo y de frustración. Esa conjunción también hace quincuncio (150º) a la conjunción Neptuno-Urano transitando por Capricornio, que se extendió desde temprano en los 90s pero se hizo exacta tres veces en el ’93. Con frecuencia he pensado en la conjunción Urano-Neptuno en Capricornio como el quiebre del orden y la realidad conocida. Crear el primer cultivo para alimento que también es un pesticida registrado, lo representaría. Es decir, la innovación de Urano junto al simbolismo tóxico de Neptuno en cuadrado ambos a Ceres en Aries, signo de iniciativas y nacimientos pero también de la agresión y conflicto regido por Marte que se ubica junto a Quirón. Hay que destacar que Ceres es mitológicamente la Diosa de la agricultura, las cosechas y la fecundidad. ¿Coincidencia?

Ese mismo día hubo un eclipse total de Luna en Sagitario, con la Luna en una cercana conjunción a Urano en la casa 10 de la carta de Monsanto y Plutón en la casa 4.

La papa New Leaf fue un fracaso comercial enorme para Monsanto, luego de que McDonald’s, Burger King, Frito-Lay, y Procter & Gamble dijeran que no usarían esa papa genéticamente modificada. Así, este tipo de papas nunca sumó más del 3% a 4% del mercado de papas. El Wall Street Jornal de Marzo 21 de 2001 reportó que la compañía discontinuaría el producto. Sin embargo, Monsanto eventualmente tuvo éxito en lograr la desregularización del producto por parte de la FDA (agencia de drogas y alimentos). En otras palabras, empezó como un pesticida registrado y terminó como otra papa más (aunque una muy especial).

Esta papa fue motivo de una historia cubierta por la revista del New York Times de Octubre 25 de 1998, llamada “Jugando a ser Dios en el Jardín”. El autor de la nota, Michael Pollan, escribió: “Significativas inconsistencias perduran, sin embargo. Tomen el caso de la resistencia de los insectos al Bt, una forma potente de polución biológica que podría terminar la efectividad de unos de los pesticidas más seguros que tenemos, y arruinar a los granjeros orgánicos que dependen de él. La teoría, que ahora es aceptada por la mayoría de los entomólogos, es que los cultivos Bt agregarían tanta toxina al medio ambiente que los insectos desarrollarán resistencia al mismo”.

El mismo año, el Príncipe Carlos escribió una columna en el diario conservador líder de Gran Bretaña, el Daily Telegraph. El declaró, “creo que ahora hemos alcanzado un refugio ético y moral más allá del cual nos aventuramos en reinos que pertenecen a Dios, y sólo a Dios. Aparte de ciertas aplicaciones médicas, ¿qué derecho real tenemos para experimentar, al estilo Frankenstein, con la misma cosa de la vida?”

Esta editorial fue devastadora para Monsanto, viniendo de parte del heredero del trono británico, alguien que supuestamente nunca tendría una opinión. La columna apareció el 8 de Junio de 1998, durante una T-cuadrada de Venus en Tauro, Quirón en Escorpio, y Urano en Acuario. “Tuvo un enorme impacto” dijo Philip Angel, el anterior cabeza de relaciones pública de Monsanto. “Cambió la cobertura del debate y el perfil del asunto para siempre”. Inglaterra debería continuar liderando la oposición a los cultivos genéticamente modificados.

Más allá del revés, para 1999 más de 100 millones de acres a nivel mundial, estaban plantadas con semillas genéticamente modificadas. El negocio agrícola estaba abrazando la biotecnología. Monsanto, como se describe en su carta natal, tiene el don de resistir cualquier cosa.

Quirón conjunto a Plutón en Sagitario.

En 1998 y 1999, Plutón y Quirón estaban transitando sobre el Sol de Monsanto en el Medio Cielo, probablemente el ángulo más sensible en la carta de la compañía. Se dirigían a una conjunción el 30 de Diciembre de 1999, el día antes de fin de año que fuera considerado por muchos, el final del milenio. Había una vibración de rebelión al estilo de los 60s en el aire, y se convirtió en la primera protesta antiglobalización que irrumpió en Seattle en una reunión en la Organización Mundial de Comercio.

Monsanto tenía otro año difícil para su proyecto de Organismos Genéticamente Modificados en 1999, con el problema bullendo desde Inglaterra una vez más. Esta vez, la batalla fue liderada por William Haugue, un oponente conservador al Primer Ministro Tony Blair. “Por qué el gobierno no ha aceptado el consejo de English Nature (una organización de conservación gubernamental) y atrasa al menos por tres años la salida de cultivos de ingeniería genética hasta que se haga mayor investigación?”

Como hormigas rojas que cubren a una víctima y todas muerden simultáneamente, los tabloides británicos salieron al asalto. Titulares como “Cultivos Mutantes”, “Sorprendente engaño del gigante de alimento genéticamente modificado” y “Alimentos Genéticamente Modificados juegan con la Naturaleza”, aparecían en las noticias. Cuando Blair salió en defensa de los cultivos GMO, el Daily Mirror sacó el titular “el Primer Monstruo; furia mientras Blair dice: como comida Frankeinstein y es segura”.

Las tiendas que vendían productos genéticamente modificados sentían el calor de los titulares que impactaban en sus ventas. En la comisión europea (el brazo ejecutivo del gobierno pan-europeo), los reguladores luchaban sobre cómo manejar la aprobación de los productos GM. Trasladaban la responsabilidad a los estados miembro, forzándolos a definir su posición al respecto. Quince gobiernos dijeron que no aprobarían ningún cultivo genéticamente modificado hasta que se desarrollen procedimientos de etiquetado y seguimiento.

Este fue incluso el año en que los porotos de soja genéticamente modificados sobrepasaron la mayoría de uso: en 1998, 42% de los campos eran plantados con soja GM, y en 1999, 57% lo eran. Sin embargo, las compañías alimenticias más importantes como Nestlé perdían interés en los cultivos GMO diciendo que sólo usarían soja tradicional.

En Mayo de 1999, una analista de una rama del Deutsche Bank de New York declaró en un informe condenatorio que los “GMOs son muerte”, y recomendó que los inversionistas vendan sus activos en el sector de semillas. La misma semana, un científico de la Universidad de Cornell publicó un breve artículo en el diario Nature, que reportaba que los cultivos GMO dañaban a la larva de la mariposa Monarca.

Monsanto ha capeado varias tormentas como esta antes, y ha encontrado de volver desde la retaguardia, pero no sucedería por un tiempo.

El retorno de Quirón para Monsanto.

En 2002 Quirón regresó a su posición natal en la carta de Monsanto por segunda vez. La primera fue en 1952 durante la fase “mejor vivir a través de la química”, de la historia y diez años antes de que la publicación de Primavera Silenciosa disparara el movimiento de cuidado medioambiental. Este no fue un tiempo destacado en la historia de Monsanto, excepto que varios documentos revelando el descuido de Monsanto y sus motivos basados en ganancias materiales, emergieron en demandas judiciales contra la compañía, fueron creados en ese tiempo. En mi trabajo con Quirón, he notado que tiene una asociación con documentación y el cuidadoso registro de los hechos, una de sus manifestaciones al estilo Virgo, y los copiosos documentos de esa era eran de hecho condenatorios.

Eso surgiría en el retorno de Quirón de 2002, cuando el proceso de etiquetar específicos organismos genéticamente modificados estaba siendo desarrollado e impuesto sobre las compañías. Esto permitiría que cualquier producto pueda ser rastreado, así como determinar cuáles productos alimenticios son GMOs y cuáles no. Esto hace a la comida GMO detectable, hasta el laboratorio que realizó la modificación específica.

Todos los cultivos GMO deben tener esta etiqueta genética, que importa en Europa porque hay un requisito de etiquetar los productos GMO. En 2011, el Parlamento Europeo dijo que “la Unión Europea” garantiza la rastreabilidad y etiquetado de los organismos genéticamente modificados (GMOs) y los productos fabricados a partir de materias primas que los contengan a través de la cadena alimenticia. El rastreo de GMOs permite el monitoreo y chequeo de la información dada en las etiquetas, el monitoreo de los efectos en el medio ambiente y el retiro del mercado de productos en caso de nueva información científica que demuestre que los GMOs usados en el presente, presentan un riesgo a la salud y el medio ambiente.

Plutón conjunto a la conjunción Marte-Quirón de Monsanto.

Monsanto ha sobrevivido la matanza contra la comida genéticamente modificada usando sus mismas tácticas: la influencia en el gobierno. Plutón en Capricornio parece haber animado esos esfuerzos en hacerlos más exitosos. La compañía se puso a la defensiva como un “duende de patentes”, presentando demandas en contra de los granjeros cuyos campos eran linderos a aquellos donde se plantaban y cultivaban los GMO.

Monsanto incluso presentó acciones legales contra la gente que re plantaba semillas del año previo. En 2007, la compañía demandó a Vernon Bowman, un granjero de Indiana por infringir la ley de patentes. Bowman compró sus semillas no de Monsanto, sino de un elevador de granos. El caso se desarrolló mientras Plutón cruzaba los primeros grados de Capricornio, haciendo conjunción a la conjunción Marte-Quirón de la carta de Monsanto. El caso primero fue a una corte federal de distrito y luego a una corte de apelaciones. Bowman perdió en ambas ocasiones y la corte le otorgó a Monsanto la suma de U$ 84.456,20. Bowman apeló ante la Corte Suprema de EEUU, argumentando que en Febrero de 2013 el portador de la patente “agotó” sus derechos después de vender el producto. Agotar la patente significa que, después de una autorización de venta inicial de un producto patentado, el dueño de la patente no pose más derechos sobre ella. Pero la Corte Suprema no estuvo de acuerdo, asentando unánimemente que Monsanto igual posee los derechos intelectuales de la semilla que Bowman compró. Como reportó el blog de SCOUTS en Mayo 14, “El granjero puede plantar la primer semilla, aquellas que compró. Pero no puede volver a plantar nuevas semillas que hayan crecido de las anteriores, una y otra vez durante años en el futuro”.

El proyecto original de Monsanto, crear semillas genéticamente modificadas, cambió en dos nuevas y adicionales empresas: la venta de pesticidas extras (en este caso Roundup) y el uso del infringir patentes por parte de terceros, para obtener ganancias.

Quizás el ejemplo más famoso de la finura de Monsanto con el poder regulador es la llamada Ley de Protección a Monsanto, una ley federal que parece diseñada como una inoculación contra la inevitable demostración de que los cultivos GMOs son peligrosos para el consumo humano. La ley fue firmada por el Presidente Obama el 26 de Marzo de 2013. Quirón está una vez más prominente en esta carta: recibe un cuadrado de Júpiter con un orbe de 4 minutos de arco (el aspecto fue exacto al día siguiente). Mercurio en Piscis, a sólo dos grados de la conjunción con Quirón y cuadratura a Júpiter. La cuadratura Quirón-Júpiter tiene el sentir de una cruzada espiritual, activismo, y de luchar la buena batalla, transmitido por Mercurio. Monsanto tuvo éxito en obtener la legislación por medio del Congreso y que pasara al presidente, quien vanea la corte federal de frenar la venta de productos GMOs, incluso si se determina que son perjudiciales.

clip_image008

De hecho, la compañía, siempre en modo auto preservación, parece estar dándose a sí misma un seguro contra los resultados. Una vez más, el poder sanador de Quirón parece haber sido usado en reverso.

De acuerdo con el International Business Times y otras fuentes, Roy Blunt, un senador de EEUU por el estado de Missouri, trabajó con Monsanto en la provisión; parece ser una legislación a pedido. Más allá de los 250.000 votantes que firmaron una petición oponiéndose a la previsión, Obama la firmo y convirtió en ley de todos modos.

Eclipse Lunar: la peor semana para Monsanto.

Más allá de haber superado tantos obstáculos y lograr que el congreso aprobara la ley a su favor, Monsanto parece estar yendo hacia nuevos problemas con su proyecto de GMOs. El 25 de Mayo de 2013 hubo un eclipse lunar en Sagitario conjunto al Sol de Monsanto en el Medio Cielo.

Ese fue el día de la primera protesta mundial en contra de la compañía: la Marcha contra Monsanto. Esto pareció una hermosa sincronía, justo bajo la naturaleza global del eclipse en Sagitario, pero después eventos más tangibles empezaron a suceder. Menos de una semana después, un granjero de Oregon descubrió, por medio de pruebas genéticas, que un parche de trigo preparado para el Roundup Ready estaba creciendo en su terreno, una variedad de trigo que nunca fue aprobado y que la última vez que fue testeado sucedió hace 12 años. En respuesta a ello, Japón canceló toda su orden de trigo proveniente de EEUU. (Por alguna razón, la gente es más escéptica del trigo genéticamente modificado que de otro cultivo como la soja).

La misma semana, Monsanto anunció que abandonaría los esfuerzos por impulsar los productos GMO a través del proceso regulador europeo. Europa ha sido resistente a los alimentos genéticamente alterados, y Monsanto estaba encontrando mucha turbulencia, por lo que de hecho se retiró de los mercados europeos.

Luego, coronando agradablemente la semana, el granjero de trigo de Kansas Ernest Bames, presentó una demanda federal el lunes 3 de Junio alegando que él y otros granjeros de trigo fueron perjudicados financieramente por el descubrimiento de un trigo de biotecnología no aprobado que Monsanto dijo había dejado de probar y almacenó hacía nueve años atrás. “Monsanto ha liberado trigo genéticamente diseñado dentro de la población de trigo natural, no modificado genéticamente”, la demanda decía que, dado que el “damnificado ha sido perjudicado por cualquier y todo el trigo genéticamente modificado por Monsanto porque impactó en la exportación de trigo y el precio del mismo”.

Aunque Monsanto frecuentemente parece disfrutar la existencia como una corporación inmortal, su carta es claramente sensible a los tránsitos planetarios. Y hay uno grande por venir. La conjunción Júpiter-Saturno en el corazón de la carta de Monsanto está por experimentar un extraordinario y raro tránsito: la simultánea conjunción de Plutón y la cuadratura de Urano, que sucede en 2015, durante el último paso de la cuadratura entre Urano y Plutón.

Esto puede fácilmente influenciar la relación de Monsanto con las agencias reguladoras y el público del que tan frecuentemente depende, y puede desentrañar la imagen de la corporación. Parte de esto dependerá de si EEUU en particular despierta a las cuestiones como la falta de pruebas sobre la seguridad de los GMOs, dificultades asociadas a los cultivos modificados genéticamente. Por medio de la casa 11 de la carta de Monsanto, donde esto está enfocado, representa el público de la compañía y sus consumidores, tanto como la relación con el gobierno.

Mientras no hay una forma de predecir exactamente lo que a cuadratura Urano-Plutón traerá, hay algunos pocos astrólogos que se atreverían a subestimar su poder potencial. Aquellos que están trabajando con una respuesta sana a la modificación genética, o frenar a Monsanto, deberían saber que la compañía se acerca a un momento vulnerable, lo que es una invitación a los activistas a persistir en sus esfuerzos.

(Investigación adicional: Larry Ely, Ursula Fugger, Margaret Kelly, Susan Scheck, Carol van Strum. Asistente de edición: Amanda Painter.)

Traducido por Alex.

1 comentario:

Puri dijo...

Excelente investigación; esperemos que Monsanto llegue pronto a su momento vulnerable. Gracias por la traducción