19 junio 2013

El Cielo para Junio de 2013

 

Aunque ya estamos a mediados del mes de Junio, vale destacar algunos de los eventos celestes que se darán durante este mes. Por un lado el Ciclo Máximo de Mercurio que cambia su movimiento y se torna retrógrado a partir del 26 de Junio. Sigue a este evento la retrogradación de Neptuno que se concreta el 7 de Junio y permanecerá este gran gaseoso todo el mes sobre los 5º de Piscis, su signo de regencia. Una nueva Luna Llena iluminará los cielos el 23, pero no será cualquier Luna Llena sino que es una Súper Luna, es decir, cuando nuestro satélite coincide en su cercanía más próxima a la Tierra (Perigeo).

clip_image002

Por otro lado tendremos la conjunción de Mercurio y Venus para el 21 de Junio seguido de la entrada del Sol al signo de Cáncer el mismo 21 a las 02h03m59s horario local de Argentina. Además de lo anterior, seguimos todavía con la cuadratura de Urano y Plutón que se hiciera exacta el 20 de Mayo pasado sobre los 11º de Aries y Capricornio, y de la que este mes Mercurio y Venus estarán participando desde Cáncer entre el 8 y 14 de este mes en un orbe cerrado. Para rematar el mes, Júpiter, el gran benefactor del cielo, entra al signo del Cáncer, signo que no visitaba desde del 14 de Julio de 2001 y que para Diciembre de ese año hizo conjunción con Venus en el mismo signo en la casa 9 de la carta natal de Argentina, desencadenando, entre otras configuraciones, la devaluación de la moneda nacional que perdió su paridad frente al dólar estadounidense por ser regente de la casa 8 nacional referida a las finanzas y Júpiter que proviene de Escorpio en casa 1 de la carta nacional, siendo Escorpio el signo natural de la casa 8. Esa misma posición la tendrá para Agosto de este año, sumando la proximidad de Marte, Mercurio y el aspecto tenso de Urano desde Aries y Plutón en oposición a Venus desde Capricornio de lo que ya he escrito en la nota “Venus recibe a Plutón”.

Manteniéndose dentro de un grado de orbe desde el inicio de su retrogradación el 7 de Junio, Neptuno permanece casi estático durante todo el mes y parte del próximo en los 5 grados de Piscis. Esta es una posición muy cómoda para el Dios de las profundidades oceánicas que ensalza el mito de las Sirenas, entre las más famosas la hermana de Alejandro el Grande (Thessalonike) que fuera convertida en esta criatura después de su muerte y que a cada barco que encontrara preguntaba por Alejandro. Si la respuesta era la correcta, “él vive y reina y conquista el mundo”, ella deseaba un buen viaje al barco, de lo contrario, invocaba una violenta tormenta hundiendo al barco y toda su tripulación con él. Así parece haberse manifestado este cambio de movimiento de Neptuno sobre comienzos de este mes que causó gran destrucción por lluvias e inundaciones en Alemania y países vecinos, con más de 7,5 metros que subió el río Elba, mientras que en Hungría el Danubio creció por sobre sus márgenes causando grandes destrozos y evacuados. Este inusual fenómeno se esparció por Europa Central que aún continúa lidiando con las consecuencias del meteoro.

Saturno es otro grande que se mantiene dentro del grado de su posición del 8 de Julio que es cuando se pone en directo en los 4º49’ del signo de Escorpio. Es decir que todo el mes de Junio y gran parte de Julio estos dos planetas estarán en una relación angular de 120º (trígono), que atenúa los efectos nocivos de ambos pero los que se producen se hacen más duraderos. Combinado lo anterior con la actual cuadratura Urano-Plutón, contribuye a que el planeta esté saturado y desilusionado con el statu-quo de nuestra sociedad y sus dirigentes, aunque el cielo aún no está favoreciendo conductas reaccionarias o anárquicas. Las revueltas, manifestaciones, rebeliones y revoluciones sociales empiezan a olearse en el ambiente bajo estos aspectos, pero no será sino hasta fines de Julio que presentarán acción bajo la tormenta perfecta que se avecina para casi todos los rincones del globo. Los escándalos, mentiras y engaños en los mercados y la infraestructura financiera irán sumando presión este mes y primera quincena de Julio, aumentando la frustración en la gente en casi todos los niveles.

Esta configuración (Saturno trígono Neptuno) afectará especialmente a la generación denominada “Baby Boomers”, es decir, la explosión de natalidad que se dio en muchos países anglosajones sobre el final y tiempo posterior a la Segunda Guerra Mundial. Esta generación está experimentando el paso de Saturno sobre su Neptuno natal, causando en ellos una crisis de Fe en este tiempo y los meses por venir. El sentimiento de impotencia y quizás desamparo se hará más pronunciado en ellos. Mantener la concentración y la mente enfocada será otro desafío de este tiempo mientras Mercurio hace su segunda aparición este año con su Ciclo Máximo. Es importante poder mantener medianamente un poco de atención en este tiempo de Junio y Julio para no caer en la desesperación y falta de rumbo propio de este Ciclo planetario de Hermes.

clip_image004Estando en lo más cercano al Sol, Mercurio se coloca entre la Tierra y Helios más veces que cualquier otro planeta. El Ciclo Máximo de Mercurio comienza cuando el pequeño planeta alcanza su elongación máxima al Este del Sol y se convierte así en la “estrella vespertina”, es decir, cuando Mercurio está del mismo lado del Sol que la Tierra y está relativamente cerca de nosotros, acelerando su paso hasta alcanzarnos y sobrepasarnos en su órbita, colocándose entre la Tierra y el Sol. A este fenómeno se le llama la Conjunción Inferior de Mercurio con el Sol. Después de esto, Mercurio sigue su tránsito hasta ocultarse por detrás del Sol y alcanza su elongación máxima Oeste, logrando ser la Estrella Matutina en esta fase del Ciclo hasta que forma una alineación entre Tierra-Sol-Mercurio y da origen a su Conjunción Superior. Entre su elongación máxima Este y Oeste es que sucede la retrogradación de Mercurio, proverbial entre los astrólogos. Es interesante notar que con los planetas interiores (Mercurio y Venus), la retrogradación coincide bajo su Conjunción Inferior, o sea, su mayor cercanía a la Tierra, mientras que con los planetas exteriores (Marte a Plutón), su cercanía a la Tierra ocurre cuando cualquiera de esos planetas se opone al Sol en su movimiento retrógrado. Esto destaca una mayor influencia en sus efectos sobre nosotros y el globo en conjunto. Contrario a lo que muchos suponen, bajo la retrogradación es que la influencia aumenta en vez de disminuir o atenuarse como muchos suponen.

Mercurio es el planeta relacionado y encargado de los procesos mentales de la razón y la lógica, de la percepción lineal del tiempo y la comunicación y expresión en cada uno de nosotros. Pero en su movimiento retrógrado bajo el Ciclo Máximo, estas cualidades parecen entorpecerse y hacerse más notorios los errores, las reyertas, las tergiversaciones, la introspección de pensamiento, la toma de decisiones, etc. Es por ello que es conveniente evitar la impulsividad y por el contrario, hacer buen uso de nuestra razón en este tiempo para que las cosas marchen bien. Siendo el planeta que rige sobre los signos de Géminis y Virgo, estas personas se verán menos tendientes a estar contrariadas que el resto de los signos, seguidas de las nacidas bajo el signo de Sagitario y Piscis, sus opuestos. La frustración y ansiedad suele apoderarse de la mente en este período, propicio para planificar y ser más cauto de lo habitual en temas relativos a comercio, viajes, escritos, estudios, documentos y presentación de trámites o envío de correspondencia. Hay que ser más Virgo, o sea, más detallista y minucioso en estos temas, organizado y aplicar mayor sentido común y no dejar cuestiones libradas al azar salvo se posea un espíritu de aventura natural y no nos importe la consecuencia de los errores cometidos. El resto de los signos serán los que más padecerán de la retrogradación de Mercurio por no poseer una naturaleza racional que pondera la inteligencia per sé.

Para los aficionados a la astrología, las fechas a tener presentes en cualquier ciclo de Mercurio son cuando el planeta alcanza el grado en el que después hará su movimiento estacionario directo, así como el grado en que más tarde hará su movimiento retrógrado. Referirse al tiempo en que se superponen estas dos fechas y las fechas de retrogradación, son las llamadas fases de “sombra” y “tormenta” de la retrogradación, es decir, cuando más efectiva es su influencia. En otras palabras, los dos extremos de la retrogradación planetaria. Otra vez, todo lo concerniente a Mercurio se torna muy relevante durante este tiempo de la fase: infraestructura, comercio, información , comunicación, transporte y todo lo que represente lo anterior, es decir, buses, trenes, subtes, aviones, periódicos, internet, correo, bolsa de comercio, negociaciones, etc. La fase inter-solar de Mercurio es una para focalizarnos, para la concentración, planificación. Si uno es de esos que anda por la vida medio dormido o distraído, es el tiempo en que todo sale mal. Si uno está despierto y alerta, se puede evitar una gran cantidad de problemas planteados por esta etapa de Mercurio, de hecho, de estar alertas, es la época de más oportunidades de prosperar en sus asuntos de regencia.

Entre las cosas a esperar de este ciclo de Mercurio están las huelgas o paros, interrupción de servicios de transporte y comunicación, tanto terrestre como aéreo. Es una etapa que aumenta las chances de tormentas solares y geomagnéticas, cortes de suministro de electricidad, cortes de internet o problemas de conectividad, ataques de hackers, errores en programas, etc. Estas fechas para este mes van desde el 11 de Junio al 4 de Agosto, con especial énfasis entre el 26 de Junio al 20 de Julio para sus fechas de retrogradación.

Podemos ver con claridad la influencia de este fenómeno más pronunciado cuando la Luna interviene en la configuración dentro de un rango razonable de 2 grados de orbe a estas fechas, como el caso del accidente de trenes de Castelar el 13 de Junio en que Mercurio recibió una conjunción con la Luna en Cáncer dos días antes, es decir, dentro de la ventana de tiempo de influencia, como volverá a repetirse para el 21 y 22 de Julio estando la Luna en oposición al grado de cambio de dirección de Mercurio en su movimiento directo. Junto a esa configuración se suma la cuadratura que hará Urano desde Aries como lo hizo el 13 de Junio pasado, fecha del accidente, apenas un día después de la elongación máxima Este de Mercurio el 12. Para el final del ciclo sobre el 30 de Julio en su elongación máxima Oeste y la conjunción inferior del 9 de Julio, espero el mayor poder de penetración de la influencia de Mercurio que se manifestará en aumento de actividad Solar con eyecciones de Masa de la Corona (CME) que causará un incremento de la actividad geomagnética para la Tierra.

Para el 21 de Junio, es decir, en apenas unos días, tendremos la oportunidad de presenciar la conjunción de Mercurio y Venus sobre este lado del Sol, o sea, del mismo lado de la tierra. Estas son fechas que coinciden con despliegues de auroras en las zonas proclives del globo. Esta alineación entre Tierra, Venus, Mercurio y Sol no pasará desapercibida para el planeta, sobre todo porque sucede apenas a unos días de una Súper Luna en Luna Llena el 23 de Junio. Serán fechas de notoria actividad telúrica y sísmica para la Tierra, así como fecha de fuertes tormentas con precipitaciones copiosas. Es una de las fechas más enfáticas de este año de estrés geocósmico. Muy marcadas y violentas mareas, tormentas y significativa actividad sísmica en las zonas pertinentes y tendientes a ello, con erupciones volcánicas y terremotos de más de 5,8 grados en la escala de Richter. Si las explosiones solares están dadas sobre la cara del Sol dirigida a la Tierra, tendremos interrupción de suministro eléctrico y en comunicaciones como internet. Las noticias de clima extremo serán frecuentes en los medios de comunicación. Para el nivel biológico, será un tiempo de anomalías del sueño, dolores de cabeza desde leves a fuertes, sensación de extravío o falta de concentración, molestias musculares, etc. Esto será más notorio en aquellas personas con una predisposición a ello en sus cartas, pero nadie estará exento y es por eso que recomiendo que traten esos días de estar calmos y evitar situaciones de estrés. Será conveniente tener equipos eléctricos de respaldo o velas en su defecto y tener un backup de los archivos importantes de la computadora. Es una alineación que causará disturbios en el campo magnético terrestre, su corteza y los mares.

Durante estas fechas será conveniente permanecer alertas y enfocados, evitar traslados o viajes o tomar las medidas necesarias para garantizarnos que las cosas fluyan sin mayor contratiempo.

En el mismo tiempo de esta alineación tenemos la Súper Luna del 23 de Junio a 2º10’ de Capricornio, con una ventana de efectividad de influencia geo-cósmica entre el 20 de Junio al 26 de este mes, involucrado también una conjunción de Sol y Júpiter en los grados finales de Géminis entre los 28 y 29 grados. Esta particular Súper Luna parece que se las trae y sería toda una sorpresa para mí si así no resultara. Habrá fuertes vientos y tormentas con abundante precipitación y notoria actividad sísmica con terremotos que deberían ser mayores a los 5.8º de la escala de Richter. Aparte de los asuntos climáticos, la interrupción o trastornos en la infraestructura de comunicación y transporte deberá ser también parte de este tiempo por darse dentro de un Ciclo Máximo de Mercurio. Procuren evitar tener reuniones importantes, firma de papeles, inicio de asuntos legales y conviene revisar planes sobre viajes y temas de comercio.

Como siempre anuncio, esta es una configuración de influencia planetaria, pero hay sectores de la Tierra que se verán más afectados que otros para la ventana de tiempo del 20 al 27 de Junio. El mapa de astro*localidad muestra una zona vulnerable en el este y oeste de África y Europa, bajando por el estrecho de Bering hacia Alaska y Hawaii en la otra parte del mundo. El arco horizontal cruza el Pacífico por su parte sudoeste, alcanzando a Australia hasta Indonesia, las Filipinas y el este de Asia, adentrándose en el territorio Oeste de Estados Unidos y Canadá y el Este de los mismos países por el otro, bajando por México y América Central, el Caribe y las costas Este y Oeste de América del Sur.

clip_image006

El hecho de que esta lunación afecte ambas costas continentales, este y oeste, se debe a la presencia de la Luna-Sol por un lado y Mercurio-Venus por el otro, como se puede ver en la figura superior. De todos modos, los efectos geo-cósmicos serán más pronunciados sobre Alaska y costa oeste de Estados Unidos, Centroamérica, Costa pacífica de América Latina y centro de Argentina con influencia sobre Córdoba y sur de la provincia de Buenos Aires, países occidentales del centro de África y la zona sísmica hacia Filipinas e Indonesia con impacto también en las Koreas y Taiwan. El sur de Rusia en menor grado.

Para Argentina específicamente, estas alineaciones y aspectos de la Súper Luna afectarán sobre la economía y nuevas medidas de restricción tendientes a aumentar el control en el mercado cambiario pero padeciendo una mayor devaluación de la moneda, una nueva amenaza de accidente ferroviario y resultados negativos al gobierno sobre procesos legales internacionales y gestiones relativas en materia de finanzas y deudas. Para la semana que viene nuevas denuncias en corrupción saldrán a la luz que aumentarán la presión de por sí intensa de los últimos meses.

clip_image008

Las provincias de Salta, Córdoba, Neuquén y oeste de Rio Negro se verán afectadas por eventos climáticos fuertes acompañados de disturbios sociales en algunas de ellas. El volcán Copahue puede activarse otra vez y amenazar con una erupción violenta y lo mismo aplica para los volcanes sobre la cordillera del límite rionegrino con Chile.

Habrá aumento de la violencia en la costa Este de Brasil, quizás en las ciudades de Sao Pablo y Río de Janeiro, zona de por sí ya convulsionada recientemente.

Aunque estamos frente a una de las Lunas más significativas del año, el evento más destacado no deja de ser la reciente cuadratura Urano-Plutón de Mayo. Con la continuación de estos eventos y la participación de Marte en alguna de ellas las cuadraturas Urano-Plutón que culminan en 2016 seguirán radicalizando a las masas en sus reclamos contra el poder establecido, que culminará en una revolución colectiva sobre el globo y el despertar de una nueva guerra para el 2014, año muy complejo en todos los órdenes en una necesaria depuración del sistema actual que se resiste a ceder paso a la incertidumbre y libertad. La entrada de Saturno a Escorpio, signo que además de las finanzas maneja cuestiones como los fertilizantes, los experimentos genéticos y por el estilo, es visible el hartazgo de la gente a nivel global sobre estos temas que cobran forma en el reciente boicot a Monsanto y sus transgénicos, pero todo dentro del gran eco de fondo de la cuadratura de Urano-Plutón.

Hasta Junio de 2014 estos dos planetas se mantendrán dentro de un estrecho orbe de su reciente cuadratura, causando espasmos en el sistema financiero que lo irán debilitando más y más. La oposición de Saturno a Urano en 2008 que dio inicio a este tiempo de incertidumbre de mercados y revueltas populares en varios países del globo. Hay que tener presente que lo peor aún no ha llegado y queda un trecho largo por recorrer hasta el 2016, antes que la nueva alineación de Saturno y Júpiter den inicio y forma a la nueva estructura global.

Gracias.

No hay comentarios.: