29 octubre 2012

Updating mi vida…

Vaya que ha pasado tiempo desde la última vez que me puse a escribir sobre temas de mi vida personal. La  vez anterior escribí sobre mi sentimiento de gratitud hacia mi madre, a un par de días de su muerte en marzo.

Mucho ha cambiado desde entonces en mi vida y no lo había pensado así sino hasta detenerme a escribir, lo que me muestra que escribir es bueno para mi. Debo hacerlo más seguido.

Su ausencia se hizo notar de inmediato. No era su ausencia física, era ella; su modo de ser, su energía, los espacios que su presencia ocupaba en la familia. Es impresionante la cantidad de espacios que ocupaba para cada uno de los integrantes de la familia, no sólo la familia nuclear, sino el resto de parientes que viven desparramados por el país: tíos, hermanas, sobrinos y así…

Pero el motivo no es hablar de mi madre ahora, sino de los cambios que ha generado su partida. Mi padre es el que más lo ha padecido. Es sin duda quien más historia compartía con ella. Uno como hijo no siempre toma dimensión de lo que realmente sucede entre ellos como pareja, cualquier conjetura es una mera fantasía basada en fragmentos y deducciones de la dinámica de relación de estas dos maravillosas personas que me han dado la vida, a quienes llamamos padres.

La rutina se empezó a imponer y creo que todos le dimos la bienvenida. Es curioso como nos reafirmamos en las rutinas.

Poco a poco su nombre dejo de pronunciarse con la frecuencia que solía ser antes. Esos silencios eran rellenados con nuevas corrientes de relación entre los miembros de la familia. Una especie de confesión de cuestiones personales y más profundas se empezó a dar. Cada uno fue tomando un nuevo espacio en la estructura familiar, todos en función de sostener a nuestro padre que aún no se recupera de la depresión causada tras la partida de mi madre. Es curioso como se dan estos cambios y las circunstancias que los invitan a venir, tomando más y más lugar en una nueva realidad, en nuestra vida.

En lo personal, mi vida laboral cobro su viejo ritmo de compromisos y atención a clientes y ocuparme de sus temas, con poco tiempo para los míos, para procesar en serenidad todo lo que desde marzo ha sucedido hasta el presente. El tiempo en que suceden los cambios es tan marcado, de paso tan precipitado que requiere de mayor atención, al menos así lo siento ahora. Tal vez este regreso de Saturno sobre mi Sol natal en escorpio sea quien traiga este nuevo ritmo de vivir la vida, casi como carreteando y pronto a despegar. Pero hay una parte de mi que está serena y expectante de un futuro incierto y desconocido que va sentando su presencia. Siento que vienen situaciones tan nuevas que me lanzarán a tomar decisiones de fondo en mi vida. Mi padre no creo que siga mucho más entre nosotros, al menos ese parece ser su deseo oculto. Este último tiempo está cada vez peor con sus dolores articulares, su estómago sensible y su corazón que no baila siempre al mismo compás.

Hoy pensaba que la partida de mi padre tendrá un impacto mucho mayor en mi vida que la de mi madre. Tal vez por ser el último de ellos en partir. Desde que eso suceda, ya no habrá nadie más a mis espaldas para sostenerme si las cosas no marchan bien. Es como si uno empezara la vida desde cero, sin pasado, cerrando una etapa y viviendo desde otra posición y sintiendo desde otro lugar. No se a cuántos de ustedes les ha pasado, pero en mi caso, la partida de los padres nos impulsa a hacer planes sin ellos en mente. No habrá visitas a almorzar juntos, o reuniones familiares en su casa. Tampoco sonará el teléfono preguntando cómo ha sido el día o golpeando la puerta para compartir un poco de cotidianeidad. Es raro el sentir. No es nostalgia, aunque así pueda sonar; tampoco es tristeza o añoranza. Es un sentir nuevo.

Saturno pasó sobre mi Sol y entró a mi casa 9 a 4º25 de Escorpio el 17 de enero de 1983 en su última visita. En ese año es cuando decidí venir a Bariloche, un poco empujado por mi hermana mayor para buscar un acercamiento con mi padre. Yo era mucho más impetuoso y rebelde durante mi adolescencia y juventud. Ante la moral y conservadurismo cultural de mis padres, yo era la oveja negra de la familia. Por ser gay, por ser astrólogo, por ser un alma errante y libre sobre la tierra. Eso es algo que mi padre nunca pudo permitirse y creo que había algo de envidia en su juicio sobre mi vida  de trotamundos. Yo no sabía lo que era la responsabilidad, me acusaba. No reconocía que las decisiones que tomamos afectan a las personas de nuestro entorno y que había que ser cuidadoso con ellos para no lastimarles innecesariamente, por pura necedad juvenil. Esas cosas me decía mi padre, esa era su enseñanza moral y espiritual. Los altos valores y principios de honradez y honestidad, verdad y justicia, eran las basas de su vida y su columna vertebral, aún lo siguen siendo, aunque la artrosis lo ha obligado a tener que agacharse y bajar la cabeza y encorvar la espalda. Me apena muchísimo verlo así y ver que aún lucha por mantenerse en pié y seguir adelante en la vida, aunque sin ningún incentivo.

Este retorno de Saturno sobre mi Sol activa una cuadratura con mi Saturno natal junto al nodo sur sobre los 4 y 5 º de Acuario en la casa 11, a pocos grados de la 12. También cuadra a Marte en Leo sobre los 8º, casi entrando a mi casa 6, regida justamente por el Sol. Toda la imagen habla de la relación que he tenido con mi padre toda mi vida, en esta y en mis anteriores. De allí la conjunción de Saturno junto al nodo sur en Acuario y Urano, planeta regente de Acuario, ubicado en Virgo (signo de mi padre), en la casa 6 a escasos 4º de la siete.

Como recordaba, fue en el último paso en 1983, sobre los aires de octubre, que vine para estos lados de la Patagonia, en busca de mi padre para intentar una reconciliación y mejor entendimiento mutuo. El destino me fue arriando a establecer mis raíces acá en Bariloche, aunque mi sangre inquieta nunca dejo de recorrer el mundo sobre el que habito. Un gran ciclo se cierra en mi vida, uno nuevo trata de manifestarse somnoliento desde bajo mis pies.

Mi amigo especial, el peke, es parte importante en mi vida. Compartir con el y charlar, cenar juntos, tomar nuestro te después… continuar la charla y cruzar las miradas. Este trabajo también de conocerse y animarse a ir más allá de sus límites, es parte también de un ejercicio que reconozco en mi también. Hay veces que lo miro en silencio y delante de mis ojos desfilan imágenes de mi adolescencia y juventud. Mi mente se lanza en comparativas de posturas mentales, de modos de pensar y proceder, pero al mismo tiempo hay un guión de fondo que me es muy conocido de siempre. Hay una conexión desde el alma, muy linda de sentir y vivir.

Un ciclo se cierra y uno nuevo ha empezado, tímido pero decidido e implacable. Por momentos siento que ahora tendré un mundo basto por delante, pero esa bastedad también me conecta con momentos de soledad, de una soledad profunda y ancestral que me acompaña de siempre en mi vida. No es una soledad que duele ni incomoda, de hecho es una soledad placentera que empuja a soltar condicionamientos externos, es raro, como un salto al vacío. También me causa cierta cosa en el corazón, un sentimiento de dulzura y comodidad mientras mi mente se deja vagar.

Es muy posible que este retorno de Saturno también toque otras fibras en mi vida. Cambios en mi estado general de salud; mi caminar; mi recuperación final.

Ayer he cumplido 50 años!

Sin embargo, me siento mucho más joven que 10 años atrás, cuando caí paralítico. Es como si la vida ahora me invitara a caminar otra vez. Quirón recibe este año próximo la visita de Neptuno en mi carta. Esto establece un trígono a mi Sol natal, regente de mi casa 6, donde está Marte en la puerta. Viene una etapa de esfuerzo redoblado para poder caminar por mí mismo otra vez. Habrá nuevos canales de expresión y una nueva sensibilidad se abrirá en mi. 2013 creo que será el año que permitirá cosechar la siembra en la vida de cada uno, acorde al trabajo que haya hecho cada uno en los años pasados, al menos desde 1998, 1999 con el paso de Saturno en Tauro.

Vamos ver como se va presentando. Creo que empezarán a leer más de mi vida en este tiempo que se avecina y casi ha comenzado.

Gracias.

24 octubre 2012

Saturno en Escorpio, Maximo Kirchner

La entrada de Saturno a Escorpio tiene dos víctimas importantes para nuestro país. Una de ellas es Cristina Fernández, la presidente, por tener el eje de los nodos en los 12 grados de Leo (Sur) y Acuario (Norte), además de Luna y Júpiter en Tauro, su signo de oposición. Si bien falta para que los aspectos sean contundentes, podremos ver su efecto desde febrero de 2013 sobre ella.
Otro personaje que también padecerá de este tránsito de Saturno es su hijo Máximo Kirchner que es Acuario con varios planetas en ese signo, entre ellos la Luna (símbolo de la madre).

Saturno hará cuadratura a Marte, Mercurio y Luna en casa 8 por casi todo el primer semestre de 2013 pero con un impacto especial entre marzo a junio del próximo año, si bien dará los indicios de cómo le afectará a partir de la segunda quincena de noviembre de 2012 cuando aspectará al regente de su casa 10 y co-regente de su casa 6.
En algún otro artículo había escrito que la caída de Cristina podía estar relacionada a su hijo y negocios o situaciones turbias que saldrían a la luz para el primer cuatrimestre de 2013 y que no podrían ser tapados. Estamos cerca de tal fecha y me impacienta ver cómo se desarrollarán los eventos.
En el mismo tiempo Saturno cuadra al regente de su Ascendente y casa 4 desde la casa 5, activando posteriormente a la T-cuadrada formada por Urano hacia Saturno natal, y la conjunción separativa de Mercurio-Luna en casa 8.
Por su parte, Urano en tránsito toca muy de cerca a su Venus natal en el Medio Cielo entre junio y agosto de 2013, una Venus que es regente kármica norte y de su casa 12, por lo que su actual relación presentará problemas y lo mismo es válido para su economía y finanzas conectadas a las posesiones familiares y heredadas (casa 8).
El Saturno leonino de Máximo esta en exacta conjunción al nodo sur de su madre y esto enlaza poderosamente el destino de ambos y es notorio en la sinastría que comparten en la que "casualmente" bajo la desaparición de Néstor los dos adquieren renombre, reconocimiento y más autoridad en la sociedad de la que forman parte. El asunto es que el Sol de Máximo está en detrimento por su ubicación en Acuario, lo que no le favorece.
La cuadratura de Saturno al eje de los nodos provoca un estancamiento y bloqueo particularmente visible en la vida de quien lo padezca. Saturno es considerado el señor del karma y hace que la persona deba enfrentarse a una cuestión de tremenda importancia que pondrá sus capacidades mentales (Acuario) a prueba. Por lo general son desafíos de tal magnitud que la persona suele claudicar a todo intento de superación y termina asumiendo una postura derrotista y desesperada frente a los eventos y el destino. Es una época desafiante porque nada sucede en el momento adecuado y los problemas se apilan como moscas ante el dulce, haciendo que su orden y estructura vital amenacen por desmoronarse.
Suele coincidir con la desaparición de una persona influyente en su vida bajo quien se refugia. Esto no quiere decir que deba ser del medio familiar, aunque por las regencias involucradas en la casa 8 no descarto tal posibilidad. ¿Acaso habrá un problema con la hermana o primos? También se hace extensivo a la familia de la pareja.
Una nueva oportunidad de concepción y paternidad acompaña a esta posición, pero como no posee aspectos armoniosos en ese sentido, nuevamente podría enfrentar el dolor de ver ese anhelo desvanecerse.
Urano en la casa 5 (hijos) no es favorable para nacimientos normales y en caso de suceder, plantea un hijo fuera de lo normal, especialmente porque tiene al Sol y varios otros planetas, entre ellos a Marte, en Acuario y casa 8.
Seguramente nos enteraremos de una nueva intervención quirúrgica que afectará las áreas gobernadas por Urano y Acuario.
La cuadratura de Saturno a su Luna natal manifiestan las grandes dificultades que deberá afrontar su madre y que tendrá un impacto directo sobre su persona por estar Cáncer dentro de su casa 1. Es un aspecto que debilita la salud y el cuerpo.
La cuadratura de Saturno al eje de los nodos reclama a la persona que abandone todo sustento externo y se afiance sobre la autonomía, coincidente en su caso con la gran cantidad de planetas (y muy particulares) en el signo de Acuario y casa 8.
Venus de Máximo y Marte de Cristina comparten posición en Aries sobre los ocho grados y ambos se ven tocados en simultáneo por el paso de Urano y la cuadratura de Plutón que se repite por tercera vez (la más virulenta) en diciembre y fines de marzo y primeros días de abril, coincidiendo con los 10º de Escorpio que estará Saturno, tocando la casa 7 de Cristina y Urano de Máximo, además de su Luna acuariana.
Esa es una fecha para tener muy en cuenta en este tiempo de la historia de este gobierno porque será el desencadenante de los aspectos de junio-julio que mencionaba en el artículo inicial.
Este noviembre está el organizado y tan esperado cacerolazo, sobre el 8 del mes. Para ese jueves Urano hace un quincuncio a Marte de la carta de Máximo y Saturno se lo posa encima, lo que despertará mucha tensión y alteración nerviosa, pero que se manifestará más adelante sobre los primeros días de diciembre, coincidiendo con el 7D impulsado por el gobierno. ¿Acaso dicha ley deberá enfrentar un revés de último momento? Lo veo altamente factible.
Saturno no es un planeta que se sienta muy cómodo en un signo de agua como Escorpio y saca a relucir lo peor de dicho signo fijo, especialmente su tendencia contradictoria y las maquinaciones subrepticias y clandestinas, pero si Marte está por él aspectado como el caso de Máximo, nada bueno es de esperar porque la paciencia no será su virtud.

Gracias

22 octubre 2012

Saturno en Escorpio, Plutón en Capricornio.

Desde los años previos a 1776, Estados Unidos de América estaba dominado por Gran Bretaña y el ambiente era muy tenso por la presión económica que soportaban las colonias y el pago de impuestos a la corona. Todo el proceso se inició bajo la ley de 1765 del parlamento de Gran Bretaña que le confería poderes para cobrar impuestos a las colonias, surgiendo así el movimiento de colonos que se polarizaron contra dicha ley y que culminó en la Guerra Revolucionaria de Estados Unidos que desencadenó en su independencia, pero la guerra en sí se extendió desde 1775 hasta 1783, por lo que la declaración de la independencia de EEUU fue redactada como un acto de protesta e intención de independencia de sus colonos británicos.

La revolución americana poco a poco fue creciendo hasta convertirse en una Guerra Mundial, quizás deberíamos considerarla la primera guerra mundial en la que se sumaron Francia, Holanda y España de parte de Estados Unidos y Gran Bretaña con sus poderes por el otro. Los colonos  se quejaban de que siendo súbditos británicos, un pago de impuestos sin tener una representación legal en su favor, era ilegal. Poco a poco se organizaron gobiernos secretos y bajo la sombra, y se creó un congreso continental, aunque al principio seguían leales al Rey. Finalmente todo vuela por los aires y resulta en el Tea Party de 1773 en Boston en que todos los cargamentos de te fueron destruidos en señal de protesta contra el Imperio. Gran Bretaña responde declarando por decreto traidores a las milicias que participaron en el evento (batalla de Lexington y Concord) y estas milicias rebeldes responden firmando la declaración de la independencia de Estados Unidos el 4 de julio de 1776 por parte de las 13 colonias involucradas. En secreto, España y Francia junto con la República de Holanda proveen armas a los rebeldes que tratan de ampliar la rebelión en Quebec y Florida pero sin éxito, dando así inicio a la guerra de la revolución que mencionaba antes.

En en el cielo, en noviembre de 1762 Plutón había entrado en Capricornio de forma definitiva y aún en orbe, Urano cuadraba desde Aries junto a Saturno.

Pluton1762

Curiosamente, aquella entrada de Plutón en Capricornio coincide con la de 2008 por su conjunción separativa a Venus en el mismo signo, marcando las bases del ciclo y tiñéndolo con intereses económicos, no sólo políticos. La presencia de un nodo sur en Escorpio es característico del clima reinante en cuanto a las finanzas e impuestos. Escorpio es un signo que destaca sobre los valores y recursos que se comparten con los demás, sean personas o entidades no personales, países, etc. Toda la imagen concuerda con un levantamiento agresivo (Marte en Capricornio cuadrado a Saturno) contra la autoridad del Rey (gobernante), bajo la presencia de Saturno y Urano en Aries en el Medio Cielo cuadrando a Marte. Los aires de libertad y las causas estaban echadas y dispuestas por la presencia de un Nodo Sur en Escorpio y Sol allí emplazado, mientras que la conjunción Neptuno-Luna en Leo (signo de nobleza), se ubica en la casa 2 en trígono a Júpiter e induciendo a la liberación de la opresión material del Imperio sobre las colonias (casa 6).

A partir de este mes de Octubre de 2012, concretamente el día 5 a las 20:34 GMT, Saturno retorna al signo de Escorpio como hace cada 29 años aproximadamente, activando al nodo sur de la carta anterior y despertando viejos asuntos que nunca acabaron por resolverse.

Escorpio es el signo que nos confronta con la sombra, aquello que está oculto y necesita ser mirado de cerca para su transformación y superación para poder avanzar a la liberación que encontramos en Sagitario. Saturno en Escorpio profundiza los vínculos desarrollados durante el tiempo del cortejo en su paso por Libra, en que tratamos de seducir y amortiguar los impactos negativos de las diferencias con los demás, el tiempo del noviazgo, por así decirlo, en que nos movemos con diplomacia queriendo granjearnos la simpatía del “oponente” para formalizar la relación. Pero cuando Saturno entra en Escorpio, las cosas ya no son tan amables y sociales y es cuestión de poner manos a la obra y averiguar qué se trae entre manos cada uno. Es el momento en que las caretas empiezan a caer y se muestran las verdaderas intenciones de cada uno. Es el tiempo en que nos preguntamos si lo que hemos invertido en el otro y en la relación, da sus dividendos. En otras palabras, ¿estoy recibiendo acorde a lo que he dado? esta pregunta excede los límites de las relaciones personales y se extiende a cualquier acuerdo bilateral, sea afectivo, político, espiritual, social, económico o familiar.

Escorpio es un signo de deseo, de necesidades primordiales que buscan ser satisfechas a toda costa y que no se detiene en miramientos para alcanzar sus objetivos: “¡quiero lo que considero que me corresponde!”. Principalmente, estas demandas y diálogos no se llevan a cabo con otra persona, sino con las otras partes de nosotros mismos en el interminable diálogo interior. El paso de Saturno por Escorpio nos pide resolver aquellas partes de nosotros mismos con las que no hemos logrado acuerdos por su paso en Libra. Debemos ser capaces de profundizar en nuestra psiquis y encontrar aquello que impide el progreso y transmutarlo o erradicarlo para que el nuevo avance y liberación tenga lugar cuando Saturno entre en Sagitario, sentando las bases de nuevos objetivos vitales y de propósito en la vida. Saturno en Escorpio es la invitación al dominio de Hades, Dios del averno y del submundo donde moran las almas en pena. Esas partes de nosotros mismos que no hemos sabido escuchar y desterramos de la conciencia.  No es siempre una tarea fácil y agradable enfrentarnos con nuestros deseos más primarios, reconocer que tenemos anhelo de poder, deseos sexuales poderosos, envidia, pensamientos retorcidos o morbosos, miedos sulfurosos que carcomen nuestra paz externa y social y van acumulando tensión y ansiedad que canalizamos con algunos vicios sociales que acaban por destruirnos poco a poco. Saturno en Escorpio debe tener su espacio en nuestra vida y en la vida de cualquier entidad que desee  prosperar. ¿Recibo de los demás lo que necesito y merezco? Este es el dilema fundamental de Escorpio mientras Saturno transita por este signo de agua que resuena con su frialdad propia. Es tiempo de cálculo minucioso, de organizarse y de sacar el máximo provecho a las oportunidades, pero de poner manos a la obra con coraje y valentía. Uno no puede adentrarse en las profundidades de Plutón sin la preparación adecuada. No se trata del reino  de Marte que es arrogante e impulsivo, se trata de Saturno que necesita de planificación y seguridad, de cálculo frío y de gestar los movimientos clandestinos necesarios para salir victorioso de los dominios del inframundo cuando este paso culmine en septiembre de 2015, poco antes de la última cuadratura entre Urano y Plutón en enero de 2016 (aunque no exacta).

Como colectivo humano del que formamos parte, estamos sujetos a los cambios de liberación y transformación de la historia, de la mano de estas 7 cuadraturas entre Urano y Plutón de las que he escrito extensamente en otros artículos. Saturno en Escorpio es sólo una parte del proceso, pero una parte fundamental porque se relaciona con Plutón por recepción mutua (Plutón en el signo de Saturno y Saturno en el signo de Plutón) y en sextil entre ambos desde finales de noviembre de 2012 hasta noviembre de 2013, momento en que Saturno se acopla en trígono a Júpiter en Cáncer y Marte en Virgo, otra dupla armónica que nos inducirá a meternos de lleno en el mundo de las emociones y su depuración.

La entrada de Plutón en Capricornio de 2008 también quedó marcada por una conjunción a Venus, además de Júpiter:

PlutoCap

En esta carta, el nodo sur cae en conjunción con la Luna de la carta anterior, regente del Ascendente, mostrando el enlace de este ciclo a modo de una nueva vuelta de tuerca sobre el anterior.

Es innegable que bajo la entrada de Plutón en el 2008 el mundo ha entrado en una nueva crisis que delata las debilidades del sistema financiero actual, bajo la conjunción con Venus que en este caso se ubica en la casa 2 reafirmando su simbología acorde a su signo natural de Tauro. Este ingreso es significativo pues tiene Ascendente en Escorpio y destaca a claras las finanzas especulativas y en particular créditos, hipotecas y la bolsa de valores, con Marte en casa 8 retrógrado en Géminis acentuando las manipulaciones que desataron la crisis actual y con Urano (dispositor solar en Acuario) en la casa 4 perteneciente a las cuestiones inmobiliarias y de tierras, opuesto a la Luna con Cáncer interceptado en la casa 8. Esta carta habla por sí misma y describe muy bien la crisis de las sub-prime del 2008-09.

Ahora bien, la entrada de Saturno en Escorpio el pasado 5 de octubre refuerza el Ascendente en Escorpio de dicho ingreso y agudiza la situación bajo la cuadratura con Urano del pasado Septiembre 2012 en que los ajustes y recortes de varios países europeos (Italia, Portugal, España, Grecia y Francia) recuerda la presión de Gran Bretaña sobre las colonias de Estados Unidos con los impuestos (asunto de la casa 8 y Escorpio) y la rebelión por parte del pueblo que sale a las calles a protestar y rebelarse contra los poderes del Banco Central Europeo, el FMI y sus representantes. Por su parte, España presenta una división interna en su pueblo que promueve la independencia de Catalunya, así como el país Vasco y otros sectores. Al mismo tiempo, está la sombra del fantasma de la exclusión del Mercado común Europeo de países como Grecia e incluso Francia, recordando el deseo de independencia de las 13 colonias de Estados Unidos de 1776.

La entrada de Saturno en Escorpio profundizará las diferencias financieras de sus miembros y obliga a solicitar ayudas económicas y rescates, asuntos propios de la casa 8 y Escorpio, demarcado por la regencia de Venus sobre Tauro en la casa 7 (socios).

Durante este tiempo del tránsito por los primeros grados de Escorpio, Saturno recibirá apoyo de Plutón en su determinación de ahondar en la búsqueda de soluciones, no dando lugar a segundos pensamientos, pero también coincide con la retrogradación de Júpiter en Géminis y activando la cuadratura a Urano en Piscis de la carta del 2008, asunto que evidencia el descontento popular de la Unión, toda vez que la carta ha sido levantada para Greenwich.

Este ingreso de Saturno en Escorpio tiene sus particularidades para este tiempo y 2013, cuando Júpiter abandone Géminis y entre en un signo más afín a su naturaleza, Cáncer, donde estará exaltado y mostrando sus mejores cualidades. Pero no hay que dejarse engañar por la exaltación ya que la naturaleza jupiteriana es de expansión y crecimiento, una suerte de lente de aumento que magnifica lo que toca, mientras Cáncer es conocido por su tendencia a la interiorización y encierro en sí mismo respecto de la tendencia proteccionista que posee, de propender sus temas al terreno de lo personal y conocido, temas que pueden aburrir mucho a un Júpiter en armonía con Saturno.

SaturnoEsc

En esta carta de la entrada de Saturno a Escorpio destaca la estrecha conjunción de Mercurio a 0º37’ de dicho signo de agua, confiriendo pensamiento serio y responsable en el terreno propio de las especulaciones y placeres, la casa 5, lugar que también ocupa el Sol como base de este tiempo. A primera vista pareciera una carta bastante benévola en sus intenciones para nosotros, los humanos, pero creo que no hay que dejarse llevar por las apariencias y las visiones optimistas rápidas. La estrecha oposición separativa de Venus a Neptuno encerrada por la cuadratura al eje de los nodos, no es un augurio positivo para este tiempo que está dominado por la cuadratura de Urano y Plutón. Será un tiempo en el que la economía se verá más afectada aún en un lento proceso disolutivo y el acceso a los recursos se verá más restringido.

Saturno gobierna la casa 8 de esta carta en que la cuadratura de Urano a Plutón es muy estrecha aún, lo que refuerza los aires de cambio y transformación en este dominio en que poco nos acomoda, la inseguridad material. Por su parte, la Luna como regente de la casa 2 de este nuevo ingreso de Saturno coincide con la posición del eclipse de junio de 2012, lo que puede hacer más susceptible el proceso en nuestro subconsciente social. Las ilusiones y sueños pueden obrar como distracción en este proceso disolvente de seguridades externas y no dejarnos ver lo que realmente está creciendo bajo nuestros pies. Es un tiempo que necesita de mayor atención para no caer en fantasías de salvatajes externos o acciones mesiánicas por parte de los líderes del mundo que claramente no saben qué hacer para salir de la situación actual y empiezan a mirarse con aumentado recelo y desconfianza unos a los otros. Poco a poco las divisiones se hacen evidentes y el romance de Saturno en Libra está llegando a su fin, principalmente en Europa entre Francia y Alemania, supuestos líderes del manejo de la crisis actual. El último debate entre Romney y Obama también es demostrativo de la pérdida de disfraces que Saturno incita cuando está en Escorpio. Las acciones son más viscerales y sólo cuenta tener presente “¿que gano yo en este tema?”. Como decía más arriba, Saturno en Escorpio trata de el balance que cada uno hace sobre lo que obtiene del otro en función de lo que ha invertido en la relación/situación. Es tiempo de cobrar los dividendos de la especulación y poner a resguardo el valor nominal, sea en términos materiales, emocionales o espirituales.

Escorpio exuda vehemencia e instinto de supervivencia. Sus corrientes emocionales no suelen hacer olas en la superficie pero corren poderosas bajo la misma y acarrean toda suerte de deseos y necesidades apremiantes sobre las que no siempre tenemos control. En la carta del ingreso, Marte no está en una de las posiciones más cómodas sobre el final del signo y cuadrando a Neptuno y Venus, lo que sugiere que es Marte el que implementará la duración de los rounds de combate en esta etapa de revisión interna de las motivaciones ulteriores de cada uno, tanto a nivel personal como global.

Aries y Libra están interceptados en las casas 5 y 11 y sus regentes enemistados en posiciones poco armónicas, imprimiendo mayor urgencia a toda la imagen, pero la conjunción de Marte al Nodo Norte es muy fuerte y puede pasar desapercibida para muchos, pero es un aspecto que garantiza que el trabajo se haga como corresponda, es decir, no da muchas alternativas de hacernos los distraídos sobre lo que cada uno deba trabajar en su interior y nos somete a enfrentar el desafío y adentrarnos en el dominio de Hades.

Para Julio de 2013 Júpiter se acerca a Saturno en un trígono de agua que se cierra en un Gran Triángulo de agua con Neptuno en Piscis. Julio de 2013 pone en marcha el movimiento directo de Saturno a partir de los 4 grados de Escorpio y nos sumergen de lleno en el mundo de las emociones. Así como la oposición de Venus a Neptuno en la carta del ingreso, este triángulo muestra sin dejar dudas que es por medio del mundo emocional donde encontraremos respuesta a los dilemas del tiempo de Urano-Plutón. Debe haber tolerancia y compasión, debe haber espacio para la comprensión y elasticidad en los juicios sobre las conductas ajenas y propias, de lo contrario Marte tomará las riendas y nos llevará a confrontaciones desesperadas y combativas que no resolverán nada y acrecentarán la tensión que cada uno de por sí ya viene arrastrando. Julio de 2013 promete ser un tiempo oasis después de la tercer cuadratura Urano-Plutón de Mayo, pero las emociones estarán muy encendidas para cuando Marte se sume a la configuración en conjunción a Júpiter en Cáncer a partir de mediados de julio. Esto significa que cada vez que la Luna transite por los signos cardinales, habrá un levantamiento de emociones que serán difíciles de contener y pueden ser la amenaza oculta detrás de la aparente calma. Durante todo el año 2013 los nodos estarán en el signo de Escorpio reforzando el fatum de Saturno y particularmente durante la segunda mitad del año a partir de agosto y más especialmente septiembre que será el mes en que Venus se une a Saturno y el Nodo Norte decidiendo el rumbo y cambio que deberá tomar la economía mundial y sus instituciones que la representan en todos los niveles. En el terreno de las relaciones será el momento de despedirnos de las dependencias emocionales y madurar en vínculos más sanos y acordes al tiempo evolutivo que estamos atravesando. Desde septiembre de 2013 en más no habrá marcha atrás a los viejos modelos y días de los 90 y la cuadratura Urano-Plutón de noviembre sellará el destino de la humanidad en nuevo territorio, un territorio que aún se percibe incierto y desafiante.

En lo personal, para quienes tiene a Escorpio en la casa 2 deberán abocarse a resolver los temas pendientes en asuntos financieros que los involucran con terceros y especialmente familiares. Estas personas tienen a Plutón entrando o por entrar a la casa 4 de sus cartas natales y significa que necesitan limpiar las ataduras con otros miembros de sus familias y aprender a pararse por sí mismas en lo emocional y material. Cuestiones relativas a bienes compartidos por sucesiones o herencias, por ejemplo, se moverán para estos nativos, así como para aquellos que tengan a Escorpio en la casa 8, que también podrán verse favorecidos por cambios financieros por cobro de deudas o dictámenes legales que les ayuden a la independencia. En cada caso los aspectos determinarán si será bueno o no el resultado, pero definitivamente es un tiempo de resolver estas cuestiones de lo que se comparte con los demás, como en el caso de demandas de divorcio, pago de cuotas alimentarias, etc. Por lo anterior, mejor ponerse al día y no esperar a que la vida nos presione a hacerlo. Aquí no detallaré cada una de las posiciones de Saturno en recepción con Plutón, pero valga el ejemplo anterior para dar un lineamiento. Cada uno sabrá como interpretarlo en función de su propia carta personal.

Por otro lado, referente a lo nacional en Argentina, Júpiter se coloca sobre el nodo norte en casa 8 para esta primer semana de noviembre, en oposición franca a Marte en Sagitario en la casa 2 y el eje de los nodos transitando sobre la cúspide del eje 2-8 en Escorpio-Tauro. Esto es otra manifestación de este Saturno que aún está sobre el Júpiter nacional en casa 1 y que desde que se ha activado ha demostrado su influencia con el conflicto de la Fragata Libertad y los fondos buitre en Ghana, enlazando patrimonio nacional con deudas y finanzas especulativas en el exterior. Este es el tiempo de buscar el raso en las negociaciones, de que cada uno se responsabilice de sus actos en las relaciones con los demás, como explicaba antes. Saturno no es un planeta que guste de andarse por las ramas y con vueltas, es el maestro severo que pide seriedad y responsabilidad sobre nuestros actos pasados y presentes. Saturno en Escorpio tiene una importancia diferencial en la carta de Argentina por ser dispositor de la Luna natal como regente del Medio Cielo y del Sol allí ubicado. Es el que viene a instaurar el orden a este ciclo excesivamente pisciano que venimos soportando de caos, confusión, falta de claridad y engaños, estafas, mentiras y movimientos secretos y sospechosos del gobierno (no el Estado). La semicuadratura que hace al nodo sur en casa 2 indica a claras dónde es necesario poner orden, junto con su conjunción a Júpiter que está en Escorpio y es regente kármico sur.

Durante el último paso de Saturno por Escorpio, la recepción mutua con Plutón no sucedía. Para diciembre de 1983 en que Alfonsín juraba como presidente democrático, poniendo fin a un ciclo de dictaduras y gobiernos no constitucionales, Plutón estaba en exacta conjunción a Júpiter en Escorpio.

Alfonsín

En esta carta del momento en que jura Raúl Alfonsín, se ve un Ascendente en el signo de Capricornio dentro de la casa 4 de Argentina y sobre la Luna natal, claro simbolismo representante del triunfo del pueblo y del gobierno del pueblo para el pueblo, dando fin a un proceso militar con Marte en Libra elevado en el Medio Cielo en exilio pero en trígono al Nodo Norte en Géminis que retornaba a su posición natal. Esto es muy diferente al proceso y cielo actual de este paso de Saturno por Escorpio que está en sextil a Plutón en Capricornio. El nodo sur junto al Sol en casa 12 y Júpiter allí en su propio signo demostraba el reajuste en los valores nacionales y sus objetivos y filosofías a largo plazo por la llegada de la democracia que reinaba en el Medio Cielo, aunque Venus en caída en Escorpio junto a Plutón traería el desastre de los ajustes económicos y la tremenda hiperinflación que dominó el último tiempo de su mandato que se vio truncado por el pacto de Olivos y la entrega temprana del cetro presidencial. No podía esperarse otra cosa con el eje de los nodos en sus signos natales y Plutón junto a Venus en Escorpio y Saturno allí ubicado, pero como dije, con Plutón sobre el Júpiter natal de Argentina. El cambio de la moneda al Austral fue un modo de borrar el pasado con una imagen más “nacional”, propia de un presidente populista como fue Alfonsín, otro pisciano de buena cepa como la presidente actual y el anterior Néstor Kirchner, también pisciano. Alfonsín nos trajo la caja PAN que muchos recordarán y los planes sociales.

Pero ahora las cosas son distintas y el futuro se erige sobre las bases del pasado. Los ciclos parecen repetirse pero una mirada más atenta demuestra que en nada es igual a aquél del retorno de la democracia. El escenario mundial es otro y el nacional también. Es Plutón el que maneja tras bambalinas los destinos del pueblo, junto a Urano y Neptuno. Ninguno escapa a sus procesos dinámicos y constantes de cambio y avance.

Así como en 1775 y la guerra Norteamericana inducía a la liberación de la opresión del Rey y el pago de impuesto por parte de las 13 colonias de EEUU, el ciclo actual de Plutón y Urano amenazan e inducen en las masas el deseo de libertad de las fuerzas financieras del Banco Central Europeo, la FED de Estados Unidos, el FMI y las presiones  con los planes de ajuste al gasto publico que termina pagando el pueblo de las naciones. El guión de fondo es el mismo aunque cambien los nombres de sus actores.

Saturno en Escorpio dará sus frutos y mostrará su cara más severa entre finales de enero de 2013 y finales de marzo del mismo año, tiempo en que queda aliado a Plutón en Capricornio hasta finales del próximo año. Los ajustes económicos y por ende de los valores de las masas (y cada uno de nosotros individualmente), obligarán a formular nuevas estrategias para subsistir en medio de un clima de mucha tensión emocional que hará surgir el lado menos agradable de cada uno, la sombra que duerme plácida y se oculta tras las comodidades de la mayoría.

Para Argentina será una gran prueba recibir la oposición de Plutón y cuadratura de Urano a su Venus natal, regente del Ascendente libriano y las casas 7 (por extensión) y la 8 (técnicamente). La economía argentina verá una de sus peores etapas de las últimas décadas y el pueblo deberá reformular sus valores e intereses para subsistir como nación y estado soberano como lo conocemos hoy.  La oposición de Plutón a Mercurio en casa 9 (regente kármico norte) nos ha traído la lección y desafío del control y ajuste cambiario, las limitaciones en los viajes al extranjero en relación a la libertad de adquirir moneda extranjera, los conflictos con los medios de transporte, la pérdida de la justicia independiente y la manipulación y guerra abierta a los medios gráficos, radiales y televisivos por medio de la Ley de Medios. 2013 enfrenta a Venus en este proceso plutoniano y uraniano que no se detendrá hasta alcanzar al Sol en Cáncer en el 2016.  Saturno tratará de afirmar cada paso ganado por Plutón en su epopeya transformativa de la realidad conocida actual. Cada ajuste que haga Plutón será consolidado por Saturno hasta el primer trígono a Júpiter en julio de 2013.

Arg2013

El Ascendente en Tauro del próximo retorno solar de 2013 destaca a Venus en conjunción al nodo sur de Cristina Fernández cuadrando a su Luna y Júpiter natales, mientras manifiesta los detalles del alto impacto que viviremos los Argentinos en la economía por la cuadratura que hace a los nodos en los signos de Tauro-Escorpio, reavivando los temas que Saturno despierta en este tiempo como indiqué antes. Venus es el regente natal del país y si Plutón y Urano ejercen su influencia sobre ella, también lo estarán haciendo sobre el colectivo y la imagen nacional y destino de nuestro país. Nuevos cambios regulatorios se avecinan, nueva denominación monetaria se intentará imponer a fuerza de autoritarismo y medidas leoninas. Argentina agudizará su crisis actual y las emociones clandestinas pujarán por asomar a la superficie.

El trígono de agua entre Saturno, Júpiter y Neptuno no será suficiente para contener la frustración y descontento, pero nos acostumbraremos, como siempre lo hemos hecho.

El Medio Cielo anual en la casa 5 nacional muestra un gran cambio en la distribución del poder tras las elecciones legislativas de 2013 que revertirán la concentración de poder oficialista actual en un giro sin retorno hacia la caída final del “modelo” actual y sus representantes, nuevamente por cuestiones económicas y sus normas regulatorias como destaca la casa 2 anual. La cuadratura de Urano al Sol encenderá los ánimos populares en un levantamiento en rebeldía y la confrontación de diferentes facciones será inevitable. Afortunadamente el trígono del Sol al nodo norte reafirmará la voluntad colectiva hacia un futuro más esperanzador, pero como dije, será temporal porque aún debemos transitar la oposición de Plutón al Sol natal canceriano.

Es indiscutible que todos nos encontramos en una etapa de nuestras vidas que está marcada por este gran ciclo de Urano-Plutón que nos moldea casi sin darnos cuenta y nos va arreando como ganado a la manga. Tal vez sea tiempo de hacer un ejercicio de reconocimiento de nuestra sombra, del lado oscuro de nuestra naturaleza interior y poner a nuestro ego ante el altar donde deba ser sacrificado para que el trígono Saturno en Escorpio a Neptuno en Piscis pueda elevar nuestra consciencia y corazón de cara a un mundo más equitativo y menos diferenciado, aunque más no sea para convertir esta pesadilla actual en un sueño feliz. Aún no despertaremos como humanidad, tenemos un tiempo por delante para llegar a eso, pero aligeraremos nuestras cargas y abriremos el corazón a la tolerancia en el reconocimiento de que la individualidad solo puede existir en la totalidad.

Gracias