29 mayo 2012

Crisis en el Vaticano

Interesante la propuesta a analizar la crisis vaticana porque toca un centro neurálgico de nuestra sociedad occidental ante este tiempo de cambios profundos que trae la próxima cuadratura de Urano-Plutón y los eclipses de mayo y junio, además del paso de Venus frente al Sol.
Es sin lugar a dudas un momento interesante de la historia contemporánea que vale la pena considerar.
La carta de Ratzinger:
Ratzinger
Acá podemos ver su Ascendente pisciano con Mercurio y Júpiter también, posiciones muy destacadas para alguien que ostenta su cargo como sumo pontífice, además de la presencia de Saturno en Sagitario y en casa 9 que le da esa "falta de gracia" en su personalidad y lo destaca como ultra conservador de la moral y las normas.
Ratzinger tiene el retorno de Urano en su carta natal desde el año pasado, activando la cuadratura al eje nodal en casas 10-4 para el sur y norte respectivamente, colocando a la Luna y a Saturno como sus regentes kármicos. Esto significa que los tránsitos a estos dos planetas son fuertemente significativos en su destino.
Asume en abril de 2005 bajo una cuadratura de Urano a su Saturno natal, regresándole el honor y distinción del que gozó en antaño, pero también bajo la conjunción de Júpiter a su Luna natal en Libra. Los dos regentes estaban activados para la coronación de su carrera, así como están ahora para este escándalo con el que se enfrenta, pero especialmente bajo el retorno de Urano que es el regente de su casa 12 y que muestra los complots y las tramas ocultas.
El eclipse del 20 de mayo afecta directamente sobre el Saturno de Ratzinger en su casa 9 y trae la participación de las cuestiones legales y afiliaciones a la superficie en su vida, amenazando con hundir su carrera (nodo sur en Capricornio) o sumirla en un fuerte conflicto sobre temas de finanzas y economía como destaca la oposición a Venus en el último grado de Tauro.
Benedicto XVI resulta electo el 19 de abril de 2005 a las 16:50 UTC en Vaticano, Italia.
electo papa
En esta carta de Asunción de Ratzinger, el Ascendente libriano coincide con la posición de su Luna natal en casa 7 y además, en cercana conjunción a Júpiter que le trae los honores y distinción de su cargo por presencia en casa 12. Sin embargo, Saturno en el Medio Cielo en Cáncer es el que refleja las luchas y contrariedades que ha visto su pontificado hasta ahora, en especial el poco agrado y popularidad bajo su mano conservadora de los valores tradicionales [Cáncer] en el cumplimiento de su tendencia kármica natal, pero marcado por la cuadratura al eje de los nodos que refleja las confianzas dudosas de sus allegados y colaboradores, tal como lo muestra la conjunción de Marte y Neptuno en la casa 4 de la carta de asunción, siendo Marte el regente de la casa 7 de la carta y dispositor nodal norte. Esto quiere decir que será por manos de sus colaboradores y/o asociados que cumplirá su destino kármico de no poder sostener su nodo sur en Capricornio.
Actualmente, la crisis estalla cuando Neptuno opone a la Luna desde la casa 5, siendo la Luna la regente de su Medio Cielo, es decir, un medio cielo de la carta de su elección contrario a su posición natal. Es ahora en junio que Neptuno opone de lleno a la Luna y deberá causar mucho más daño a su posición de pontífice padre, con nuevos escándalos o aumento de los ya existentes.
El eclipse pasado de mayo ha golpeado de lleno a esa Luna por cuadratura desde el eje de las casas 2-8 que resalta la oposición de Saturno-Venus que Ratzinger tiene en su carta y de esto deriva el conflicto base del escándalo sobre filtraciones de documentos [Géminis] relativos a las finanzas y manipulaciones de la santa sede al respecto.
Por otra parte, Mercurio recibe a Urano desde la casa 6 de la carta de la asunción, causando este descubrimiento y retiro del cargo y renuncias de colaboradores y subordinados al papa. Mercurio está asociado a la actividad de espionaje.
Pero no hay que olvidar que la Luna de la carta de asunción será visitada por Neptuno en un par de ocasiones más, siendo la más letal la de marzo y septiembre de 2013.
Todo este asunto llega a pocos meses de la entrada de Saturno en Escorpio, alcanzando la casa 8 de su carta natal para los meses de enero a abril de 2013 (directo y retrógrado). Esta será una fecha de muy alta probabilidad de enfermedad seria o muerte para el papa, que deberé confirmar bajo otras técnicas, pero que de por sí despierta un ciclo negativo.
Saturno es crucial en sus tránsitos sobre ambas cartas porque en una cuadra a Saturno y en la personal al Sol mismo en Aries. Este nuevo paso sobre esas posiciones se da en este mes de junio que estamos por empezar, prolongándose hasta julio.
El conjunto de tránsitos me hace suponer que desde octubre del año pasado que se estaba llevando la investigación sobre este tema y que desde entonces había conocimiento de tales temas y sospechas del entorno papal con las luchas interinas y secretismos de la santa sede.
La entrada de Júpiter a Géminis complicará su situación para fines de julio y otra vez para diciembre-febrero, quizás llevando a su retirada el año entrante.
El estado ciudad de Vaticano fue fundado bajo el gobierno de Musolini por mediación del tratado de Lateran mientras Pio XI ejercía su pontificado. La carta de su fundación muestra una Luna en Piscis en el Medio Cielo y Neptuno sobre los 0º de Virgo, es decir, ambas posiciones severamente afectadas por el último eclipse anular de Sol y la oposición de Neptuno desde los 0º de Piscis. Otra vez el simbolismo Pisciano-Neptuniano resalta para una localidad de profundo contendio místico y espiritual, institucional y masivo. Pero este paso de Neptuno empieza a tambalear y erosionar sus bases mismas por cuestiones relativas a la cabeza de estado, el papa.
Por otro lado, Plutón y Urano hacen una casi exacta conjunción y cuadratura al eje de las casas 8-2 de la carta del Vaticano:
Vaticano
Esto muestra que la sede está bajo fuerte presión financiera desde el 2010, posiblemente incluso de un año antes, 2009.
Plutón retrógrado en la casa 2 es el claro indicador del poder económico heredado de su pasado [Cáncer] a través de la historia y del modo en que tal fortuna fue obtenida (Luna en Piscis, Urano conjunción Venus en Aries y nodo sur en Escorpio). En otras palabras, por medio de engaños y estafas y manipulaciones, guerras y conquistas (cruzadas), sometimiento de los subalternos y expropiación. Un karma nada saludable que en este tiempo debe enfrentar su destino.
El juego de los planetas es curioso porque sumado a todo lo antes planteado, Saturno opone a Júpiter natal del Vaticano en Tauro en casa 12, frenando y destapando manejos legales en relación a inversiones y finanzas cuestionables, lo que nos trae de regreso a las dos cartas anteriores.
Este paso de Saturno es de vital importancia en el análisis porque fue en 1982, es decir, hace 29 años que el Banco Ambrosiano colapsó con el suicidio de su directivo mayor Roberto Calvi que pertenecía la Logia Masónica "Propaganda Due". El mayor accionista del banco Ambrosiano era el Banco Vaticano. Roberto Calvi se suicidó colgándose del puente de Londres en Junio de 1982 bajo acusaciones de liderar una compleja red de fraude internacional. Llamativo, verdad?
La muerte de Juan Pablo I en 1978 siempre se sospechó que estaba relacionada con estos negocios fraudulentos del Banco Ambrosiano y su principal accionista, la Santa Sede.
Muerte en el Vaticano es una película de 1982 que sostiene el plan de asesinar al papa por manos de una red terrorista vinculada a los negocios financieros del Vaticano ¿Coincidencia?
Quizás estas cuestiones actuales sean solo el inicio de una trama suculenta que se irá desenvolviendo y descubriendo que remueva viejos temas conectados con ese tiempo y el ciclo de Saturno en oposición a Júpiter del Vaticano nos traiga más información en un tiempo muy delicado dentro de los equilibrios politicos, sociales y económicos de nuestra sociedad occidental.
El Arzobispo Paul Marcinkus de 84 años entonces, fue encontrado muerto en su casa de Sun City en Arizona, ligado al escandalo Vaticano por el Banco Ambrosiano. ¿Quién sigue en la lista 29 años después? Hasta ahora es el turno del secretario privado del Papa, pero sin dudas no será el único en pagar los platos rotos de este nuevo escándalo que tiene sus manos profundamente enterradas en embrollos y conspiraciones financieras ligadas a la Gran Casa de Dios, ni más ni menos que el hogar y sede de Pedro en la Tierra.
Este final de los tiempos no puede darse sin la simultánea caída del sistema religioso actual y las manipulaciones de poder y manejo financiero que lo sustenta. Esto recién comienza!
Gracias.

18 mayo 2012

Eclipse anular de Sol – 20 de mayo de 2012.

Todos están al corriente de este próximo eclipse solar del domingo 20 de mayo de 2012. La pareja celeste se ubica sobre los 0º23’ del signo de Géminis, signo humano y de aire, mutable y dual.

Este eclipse corresponde al ciclo solar de Saros 128 que comenzó con un eclipse parcial el 29 de agosto del año 984 d.C. sobre los 11º de Virgo, y mutó a eclipses anulares a partir del 11 de agosto de 1561, permaneciendo el ciclo en eclipses anulares hasta el 25 de julio de 2120 que cambia a eclipses parciales hasta la muerte de esta serie en el año 2282.

Cuando se estudian los eclipses y sus efectos mundanos es importante contemplar su comienzo porque se trata de una serie que frecuentemente tiene períodos de cambio en sus manifestaciones pero siempre hablan de cuestiones semejantes.

Los eclipses, al estar agrupados en familias, llevan consigo el significado semilla de lo que producen o despiertan en el globo. Si bien son de efecto planetario, algunas áreas son más vulnerables a su influencia que otras y puede anticiparse en el tiempo dónde producirá mayor efecto. El clima social, político y telúrico del momento del inicio de una serie, suele incrementarse hasta la maduración de la serie a partir del primer eclipse total. Es comparable a los ciclos planetarios y cuando éstos forman una conjunción (estado potencial de semilla), y evolucionan hasta la oposición, antes de luego decrecer en su etapa menguante. Del mismo modo podemos estudiar los efectos e impacto en el correr de los siglos por parte de los eclipses.

Este eclipse cruzará EEUU cerca del atardecer y la última vez un eclipse central pasó sobre EEUU fue el 10 de mayo de 1994 correspondiente a esta misma serie 128. Para ese entonces, se reportaron eventos telúricos muy fuertes, destacando el terremoto de la región Hoceima en Marruecos y una erupción del volcán Kilawea con ríos de lava. Hacia fines de 1994 el Popocatepetl amenazó con entrar en erupción en México. Políticamente estuvo el conflicto armado de Yemen y sobre mediados de año los conflictos violentos de México con secuestros y asesinato de políticos como no sucedía desde 1929.

En esta ocasión, el símbolo sabiano para este eclipse próximo dice: “Un bote con fondo de vidrio revela las maravillas submarinas”.

El fondo del mar se asocia a los dominios mitológicos de Neptuno, Dios de las profundidades del inconsciente y de lo invisible, negativamente amenaza con la disolución de las fronteras y los límites, la forma armada y estructurada. Podemos inferir algo semejante en la cuadratura que la conjunción solilunar recibirá de Neptuno en Piscis para el momento del eclipse.

Las estructuras ocultas se revelan bajo esta posición zodiacal, pero son observadas desde la seguridad de la mente consciente que se asoma en asombro; representado por el bote que flota sobre las aguas.

Es una ventana a lo que hay más allá de nuestro alcance y así, este eclipse debería traer información nueva sobre el proceso de transición que el mundo está atravesando; lo mismo que en nuestra escala individual para quienes poseen posiciones en los primeros grados de los signos mutables.

clip_image002Este eclipse es el primero en el que no sólo habrá una alineación de Tierra, Luna y Sol, sino que también participará del evento la constelación considerada líder dentro del proceso evolutivo de la humanidad: las Pléyades. Es por esto que los antiguos maya dieron énfasis a este evento estelar. Nuestro sistema solar es parte de la formación Pléyades, con la que nos alinearemos este domingo, haciendo de este un evento especial que supuestamente no sucede desde hace cerca de 26 mil años.

clip_image003Es un eclipse anular porque el diámetro aparente de la Luna es menor al del Sol, mostrando un aro de luz, una corona de energía solar que envuelve a la Luna.

En la carta del evento, Mercurio se ubica en el signo de Tauro y Venus en Géminis en su movimiento retrógrado, formando una recepción mutua en semisextil casi exacto. Sin emabrgo, Mercurio se ubica en la casa 12 natural de Géminis y esto agrega un condimento “pisciano” al suceso que concuerda con la simbología sabiana de la información que emerge del inconsciente (casa 12). Su conjunción al nodo sur es sugerente del pasado que debe dejarse atrás para avanzar en el camino. Los eclipses sobre el nodo sur nos impulsan a soltar lo viejo para avanzar más sueltos y livianos; dejar atrás la comodidad de lo conocido, cuestión que no siempre resulta agradable de emprender cuando el futuro aún no se revela y el cambio no es claro en su destino final. Es un eclipse que nos empuja a aguas desconocidas, inciertas y misteriosas.

Este será un tiempo para navegar nuestro barco mediante la guía de la intuición y no de la razón lógica y lineal. La información [Géminis] y comunicación circundante puede no ser clara y presentarse por simbolismos y abstracciones que no serán fáciles de decodificar para las mentes más estructuradas y mercuriales, incrementando el sentimiento de zozobra y desconcierto. Lo que dábamos por sentado y establecido emprende un proceso de disolución y revela formas y contenidos ocultos hasta ahora. Es el tiempo de la apertura del corazón e introspección que marca la retrogradación de Venus, favoreciendo el lado más femenino de Géminis, guiados por la compasión, la imaginación creativa e incluso la fantasía.

Marte cierra una figura en T-cuadrada con el eje de los nodos y Neptuno que le opone desde Piscis. Esto no es un asunto de comodidad y los anhelos de perfección virginianos deben ceder a una actitud de fluidez continua. La oposición de Marte a Neptuno puede interpretarse como un golpe de espada en el agua, es decir, no causa el efecto deseado y es energía que se absorbe sin causar ruptura o quiebre. Las acciones son inciertas, lo mismo que sus consecuencias y resultados. No hay lugar para emprender cosas nuevas de forma enérgica y hay que saber lidiar con las circunstancias que se nos imponen desde lo colectivo y el peso de los eventos que salen de nuestro alcance y manejo humano [Virgo].

Venus entra en retrogradación pocos días antes del eclipse. Es indicador de no poder soportarnos sobre la razón en las relaciones humanas y afectivas. El desconcierto y los arrepentimientos se sucederán en las cuestiones referentes al dominio de Venus, tanto a nivel personal como colectivo o internacional. Asuntos como acuerdos, tratados, negociaciones, etc.

A nivel mundial, la fase anular de este eclipse será visible desde la costa de China, norte de Taiwan, sur de Japón y la parte occidental de Estados Unidos y Canadá sobre el atardecer. Las ciudades de Taipei, Tokyo, Alburqueque y Guangzhou estarán en el camino central del eclipse, aunque el máximo sucede en el Pacífico Norte y el sur de las Islas Aleutianas, conocidas por su frecuente actividad sísmica.

Hay mucha mitología y coincidencias de este eclipse con la cultura Maya. La pirámide del Sol en la ciudad de Teotihuacan tiene su vértice alineado con las Pléyades en la medianoche de la noche de su elevación mayor. Este cúmulo estelar era venerado por los mayas, así como otras muchas culturas (Navajo, Hopi, Iroquois, etc.) que sostenían que eran descendientes de los habitantes de las Pléyades. Cada grupo nativo dio a esta constelación un nombre diferente, pero coincidían en que eran portadoras de la guía espiritual hacia la ascensión y que este eclipse marcaría el inicio del proceso Ascencional.

En la pirámide de Chichen Itza, el Sol proyecta una sombra en el equinoccio de primavera que semeja una serpiente descendiendo de la pirámide. Sesenta días después de este evento de la pirámide de Kukulcan, cuando el Sol alcanza su zenit sobre la pirámide al mediodía, se produce una alineación perfecta con las Pléyades. Ese evento pasa entre el 20 y 23 de mayo, es decir, bajo la influencia de este eclipse.

http://www.youtube.com/watch?v=L28sILLGckY

Los eclipses solares se vinculan a inicios nuevos, mientras que los lunares a culminaciones o final de ciclos. El próximo eclipse lunar será el 4 de junio de 2012 bajo el signo de Sagitario, tan solo 2 días antes del tránsito de Venus frente al disco solar.

La gran cuadratura que conforma este evento es llamativa y puede ser indicador de problemas en las navegaciones marítimas, abruptos cambios climáticos con fuertes precipitaciones y vientos; también causará desacuerdos en las comunicaciones y/o malos entendidos, tergiversaciones, secretos y mentiras relativas a asuntos vitales de orden material o comercial. Es de esperar errores de juicio o análisis. Como queda indicado por Neptuno, no es la razón la vedette de este tiempo sino su contraparte, la intuición.

Dentro de un mapa astro-cartográfico, las líneas muestran las zonas de mayor impacto de esta alineación particular:

clip_image005

Centroamérica y la costa este de Estados Unidos están dentro de las zonas más marcadas para occidente de ser susceptibles a tormentas de verano con fuertes precipitaciones, irrupción en los medios de transporte terrestre y las vías de comunicación por aire. Lo mismo es de esperar a lo largo de India y oeste ruso. China cae bajo la oposición de Marte y Neptuno y esto acarreará tensión con grupos disidentes al régimen o actividades subrepticias, lo mismo que Taiwan y las zonas centrales de visibilidad del eclipse.

La oposición de Marte-Neptuno cruza el sur de Italia y sobre Grecia, pronunciando la crisis y causando una mayor inestabilidad a la ya delicada situación financiera, particularmente por estar Aries interceptado en la casa 2 de la carta del eclipse levantada para Grenwich. Esto es un signo de escape de divisas, falta de liquidez y acciones turbias sobre finanzas.

España, Francia e Inglaterra caen bajo la línea meridiana de Mercurio, Júpiter, Luna, Sol y Nodo Lunar, recibiendo la cuadratura de Marte y Neptuno, agravando la situación popular y despertando más incertidumbre y protestas en esos territorios, especialmente si de por sí la situación está degradándose. Este eclipse debería traer una marcada corriente migratoria sobre los sectores antes mencionados.

Para Argentina será un agravamiento del conflicto con transportes: subtes, camiones, trenes: también con los medios de comunicación gráficos y prensa en general. Se activan las posiciones en Virgo y Géminis de la carta de Asunción de Cristina del pasado 10 de diciembre, con los nodos exactamente sobre Mercurio en Sagitario con sus cuadraturas a Neptuno y Marte, lo que profundizará la crisis con empresas extranjeras y gestiones comerciales relativas a ello. Saldrán a la luz nuevos negociados que serán desprolijos y muy cuestionables en su integridad moral. Quizás esto tenga algo que ver con los negocios que se están llevando a cabo en Angola, otra zona afectada por la oposición Marte-Neptuno del eclipse.

Como siempre, queda esperar como se manifiesta en la realidad cotidiana y es de esperar que no seamos testigos de otro trágico accidente ferroviario en el país.

Gracias.

06 mayo 2012

Liberación Zodiacal–2da parte.

Siguiendo con el post anterior, dentro de estas técnicas de dividir la vida del nativo en ciclos o períodos que manifiestan buenas o malas épocas, una práctica en la astrología helénica era la de las profecciones anuales o profecciones del Ascendente. Este método considera al planeta regente del Ascendente como el señor del tiempo o cronocrator para el año que va desde el nacimiento hasta cumplir un año de edad y después pasa la gobernación al planeta regente del signo que sigue al Ascendente. Si alguien tiene Ascendente en Géminis, mercurio dominará y será cronocrator de ese año hasta que cumpla su primer ciclo de vida y pasará el mando a la Luna por ser regente del signo de Cáncer; entre sus dos a tres años de vida el planeta que dominará será en este ejemplo el Sol por su regencia sobre el signo de Leo, etc.

clip_image002

En esta división anual de la vida, es importante considerar la noción de “secta”. Es lo primero que uno vería al calcular una carta natal, si se trata de una carta diura o de una carta noctura. En la astrología este concepto se conoce como Secta. De acuerdo con este concepto, los planetas se dividen en dos bandos o sectas; los planetas de una natividad diura son Sol, Júpiter y Saturno, mientras que los de una nocturna son Luna, Venus y Marte que conforman la secta nocturna. Para cada uno de estos grupos hay una luminaria, un benéfico y un maléfico. Mercurio es un planeta neutro que pasará de una secta a otra dependiendo de si se eleva antes que el Sol en una carta diurna o se unirá a la secta noctura si se eleva después que el Sol en una carta nocturna. El concepto de Secta modifica el sentido de los términos benéfico o maléfico en astrología helenística y un planeta en su secta manifestará lo mejor de sus cualidades y lo opuesto aplica cuando está en la secta opuesta. Esto quiere decir que los planetas diurnos serán más constructivos y mostrarán su mejor cara en una carta diurna y los planetas nocturnos se mostrarán mejor en la carta nocturna. De esta manera los planetas diurnos se manifestarán más problemáticos en una carta nocturna y los planetas nocturnos en una natividad diurna, independientemente de que se trate de un planeta tradicionalmente considerado benéfico o maléfico. Esto no quiere decir que su naturaleza intrínseca cambie, sino que será menos nociva o menos benéfica según la secta donde se encuentre. En otras palabras, Júpiter pasa a ser el planeta más benéfico en una natividad diurna mientras que Venus es el más benéfico en una natividad nocturna. El sector o lugar donde se encuentre cada uno de estos en la carta determina el sector de la vida que se beneficiará de su influencia y las cosas marcharán mejor, sumando o restando calidad según sus otras dignidades o aspectos.

En cuanto a los tradicionales “chicos malos”, Saturno será menos punitivo en una natividad diurna que en una nocturna y Marte será más nocivo en una carta diaria que en una nocturna.

Volviendo a las profecciones anuales, si toca un año gobernado por uno de los planetas de la secta adecuada, sus cualidades sobresalen durante ese año así como los asuntos que maneja el planeta dentro de la carta; lo inverso aplica si destaca un año gobernado por un planeta de la secta inversa a la natividad. Por ejemplo, si es una carta diurna y el planeta cronocrator del año es la Luna, sus cualidades se vivirán más negativamente en su influencia sobre la vida del nativo que en una natividad nocturna.

Decía también en el artículo anterior que los tránsitos eran considerados mayormente influyentes bajo los años gobernados por una secta. Esto es que si hay un tránsito importante de Saturno en la carta durante un año en que Saturno es el cronocrator, este tránsito dominará por sobre otros en la carta y se manifestará con más claridad e impacto, sea bueno o malo el resultado dependiendo del aspecto del tránsito y si el planeta cronocrator está o no en su secta. En otras palabras, una cuadratura de Saturno al Sol durante un año gobernado por Saturno en una natividad diurna será menos maléfico en sus efectos que si sucediera en una carta nocturna. Este mismo principio aplica al resto de los planetas que conforma cada una de las sectas.

Un claro ejemplo de esto lo tenemos en la vida de George Lucas que era un aficionado corredor de autos en su juventud. A sus 18 años entró en una profección de Escorpio y por ende Marte se convierte en su cronocrator anual. Un mes después de este cambio, el 12 de junio de 1962, George Lucas tiene un tránsito de Marte sobre su Venus en Tauro en la casa uno, que es el planeta regente del Ascendente de Tauro y tiene un accidente casi mortal. Lo interesante es que Venus en tránsito estaba también por hacer aspecto a su Marte natal y esto es un factor que atenúa y mitiga la situación que le salva la vida.

Este concepto de secta es muy útil a la hora de trabajar con la técnica de Liberación Zodiacal porque permite dividir la vida de una persona en bloques de tiempo que se destacan por ser negativos o positivos. Es por esto que las subdivisiones dentro de la técnica en los 4 niveles son necesarias de calcular ya que uno puede entrar en un ciclo destacadamente positivo pero tener subperíodos negativos y viceversa. Considerando la idea de la profección anual y de las sectas, uno puede definir de antemano cada uno de estos bloques, como el caso del actor Charly Sheen que acaba de entrar en una Liberación Zodiacal negativa respecto de su Lot de Espíritu que es el que se usa para determinar los cambios y movimientos dentro de la vida profesional.

En 2008 entra en el ciclo de Sagitario, regido por Júpiter. El pertenece a una natividad nocturna por lo que Júpiter pierde parte de su influencia benéfica por estar en carta nocturna y además en el signo de Géminis, signo de su exilio. Los signos regidos por Júpiter son Sagitario y en segundo lugar Piscis que contiene a Saturno que forma parte de la secta diurna y está en carta nocturna. Ese Saturno está en la casa 11 en el signo de Piscis y esto inclina a Sheen al abuso de substancias y sobre todo de alcohol que se hizo muy notorio a partir de este nuevo ciclo en su vida y que lo lleva a ser despedido del programa televisivo que tanto éxito le trajo bajo el ciclo anterior. Acá es donde el Lot del Espíritu demuestra también su influencia sobre las decisiones que uno toma en la vida porque en su caso ha sido un claro sabotaje a su carreta [Saturno].

Según Valens, cuando el Lot del Espíritu llega a una casa cardinal por activación, marca un tiempo excepcional en la vida de la persona sobre su estatus y carrera. Pero como explicaba en el artículo anterior, no se trata de la casas naturales de la carta sino de aquellas que nacen del sistema de Lots donde se considera la posición del Lot de la Fortuna y se cuenta a partir de allí. Esto es que el signo donde se ubica el Lot de la Fortuna pasa a considerarse la casa uno de la carta, su opuesto la 7 y así se forma el esquema en el que el 10mo signo a partir de la posición de Lot de la Fortuna es la casa 10. Valens afirma que estas casas son más importantes en temas de carrera que las casas naturales tropicales de la carta cuando se trata de analizar al nativo bajo la técnica de Liberación Zodiacal. En el caso del ejemplo de Charlie Sheen, entre 1993 hasta el 2008 estuvo bajo el signo de Escorpio y eso convierte a Marte en el cronocrator principal de este período. El Lot de la Fortuna de este actor está en el signo de Acuario, lo que hace a Escorpio el décimo signo a contar desde allí. Es por eso que alcanza su mayor éxito en esos años cuando el Lot del Espíritu logra Escorpio. Este fue un ciclo de 15 años. Sheen tiene a Marte en el signo de Escorpio y denota claramente esta influencia para ese tiempo como el más activo de su carrera.

clip_image004

Vemos claramente que la activación de los signos mutables en su vida por la técnica de Liberación Zodiacal son los que le causan las desgracias y retrocesos a su Fortuna.

De esta forma se puede practicar y ver los tiempos en que cada uno tiene buenos indicadores o no, incluyendo los sub-ciclos hasta el 4to nivel para mayor detalle y precisión.

Gracias.

03 mayo 2012

Liberación Zodiacal–Vittus Valens

Vettius Valens (8 de febrero 120 -175) fue un astrólogo helenístico nacido en Antioquía, hoy ciudad de Antakya, Turquía durante 2l segundo siglo, autor de varios libros que se conocen como Antología (escritos en griego). Un conjunto de nueve libros que escribió entre 150 hasta la fecha de su muerte. Es el tratado de astrología más completo y extenso que ha perdurado desde aquella época y traducidos en un esfuerzo conjunto llamado Proyecto Hindsight que se ocupa de astrología helenística, desarrollada en Egipto y la zona que rodea al mediterráneo después de la conquista de Alejandría. Es la fuente primaria de toda la astrología occidental que conocemos.

Valens era un contemporáneo de Ptolomeo. Ptolomeo era egipcio de nacimiento y romano por adopción y el autor de varias obras; la más conocida es el Tetrabiblos y el primero en reconceptualizar la astrología en términos de Filosofía Natural. Lo curioso de este hombre es que pese a haber escrito sobre astrología, no era un astrólogo practicante. Su obra está considerada como la compleción de la física aristotélica a un nivel sublunar. Su obra no puede ser considerada representativa de la astrología helenística ya que, aparte de ser un revisionista teórico, rechazó gran parte de la tradición astrológica que heredó. Fases de las estrellas fijas fue otra obra conocida de Ptolomeo en la que trata sobre la predicción del clima por medio de la astrología.

Vettius Valens, por su parte, es quien mejor representa la astrología de su tiempo. En su obra cita un gran número de astrólogos que nunca hubieran sido conocidos de no ser por él. Viajó ampliamente por Oriente Medio persiguiendo las fuentes del saber astrológico y gracias a su detallada obra y trabajo, sirvió de base para muchos astrólogos árabes del Medioevo que tradujeron parte de su trabajo al persa.

En esta entrega me gustaría destacar una de las técnicas descritas por Valens en su libro cuarto sobre los diferentes sistemas de “cronocratores” o “señores del tiempo”, llamada Aphesis zodiacal o Liberación Zodiacal.

El término “cronocrator” refiere a cualquier astro o punto en el zodíaco que sea indicador de tiempo o época. La palabra es conocida por la conjunción periódica de Júpiter y Saturno cada 20 años que se conoce como el Gran Cronocrator. La técnica de Liberación Zodiacal es descrita por Vittus Valens como una de las más precisas y poderosas y se la atribuye a un astrólogo helenístico llamado Abram. Los señores del tiempo o Cronocratores es el equivalente occidental al sistema hindú Dasa, donde los planetas sirven en turnos como regentes de una duración dada de tiempo, normalmente incluyendo una serie de sub-regentes que sirven bajo el principal por períodos más cortos de tiempo.

Algunos de estos métodos son generales, investigando la vida como un todo y otros son más específicos y sobre tópicos puntuales.

“Liberación” es un término que aplica a métodos generales de Señores del Tiempo, donde un punto significante se libera de su posición en la carta y se mueve a través de la misma de un modo u otro. En los métodos como las direcciones primarias, el significador liberado se mueve a través de grados sucesivos de la carta natal en un arco continuo, mientras que en la técnica de Liberación Zodiacal el significador se mueve signo por signo en saltos discretos.

La naturaleza del significador determina la clase de información que es revelada por un sistema de señor del tiempo dado. La Liberación Zodiacal usa a los partes árabes o Lots como significador o punto liberado. Valens usa a cualquiera de los dos Lots principales de la astrología helenística, el Lot de la Fortuna y el Lot del Espíritu, pero en principio, no existe razón alguna respecto de por qué no usar cualquier otro Lot.

La postura en la antigüedad sobre los tránsitos era que para que un evento sucediera, el planeta en tránsito debía ser un cronocrator para los tiempos y cuestiones que se buscaran. Es decir, debía ser un Señor del Tiempo para que dé testimonio sobre la vida del nativo y pueda ser oído. En parte, esto puede dar las razones de por qué un tránsito no produce eventos en algunas ocasiones, es decir, se considera “mudo” por no manifestarse de ninguna forma evidente.

Los períodos que pueden obtenerse bajo este método pueden subdividirse hasta en 4 niveles anidados, representando años, meses, días y horas. Esto permite determinar con mucha precisión en qué día y hora determinado cronocrator entra en vigencia y por cuánto tiempo.

Los períodos planetarios usados en la astrología helenística son una especie de ciclo recurrente que involucra a un planeta de referencia (normalmente el Sol) y el planeta objeto. En una fecha dada el Sol estará en cierto grado y Mercurio en otro. La próxima vez que Mercurio esté en el mismo grado y el Sol también esté en su lugar original respecto de Mercurio, un ciclo de Mercurio termina (20 años en este ejemplo).

Todos los planetas tienen períodos durante los cuales dan testimonio sobre la vida del nativo y se derivan de los períodos menores de los planetas, llamados también ciclos de recurrencia. En esto hay que tener en cuenta que estos años no son los que conocemos actualmente sino que se trata de los años egipcios de 360 días. Así, la duración de los períodos menores de los planetas queda:

Sol 19 años

Luna 25 años

Mercurio 20 años

Venus 8 años

Marte 15 años

Júpiter 12 años

Saturno 30 años

Así, a la Luna le toma 25 años egipcios para regresar al mismo grado que tenía en relación con el Sol, a Venus 8 años en “recurrir” con el Sol, etc. Para cuando un planeta llega al final de un período se dice que “pasa” al próximo signo en orden zodiacal.

Ahora, el período superior o dominante de los planetas era considerado el más importante y el que daba la imagen general de dicho tiempo en la vida de un individuo, pero para poder entender por completo las diferentes variaciones posibles dentro de ese tiempo general, se definían subperíodos que eran equivalentes a 1/12 (un doceavo) del largo del período general. Este valor posiblemente deriva de considerar los dos luminares como principales en el cielo, siendo el movimiento aparente lunar 12 veces el del Sol. El mismo principio puede entenderse en el por qué se tomaba al Lot de la Fortuna (Luna) y al del Espíritu (Sol) para esta técnica de Liberación Zodiacal.

Para Vittus Valens, el Lot de la Fortuna era considerado para analizar y buscar los asuntos relativos al cuerpo, la felicidad física y la salud, la estabilidad financiera, etc., mientras que el Lot del Espíritu para cuestiones que uno hace, por ejemplo, trabajo, empleo, carrera, etc.

El Señor del primer período es el regente del domicilio del signo donde se encuentra el Lot o punto específico. Así, si el Parte de la Fortuna está en el signo de Leo, entonces los primeros 19 años de la vida de la persona estarán gobernados por el Sol, después del cual el “liderazgo” sería pasado o entregado a Virgo, administrado por Mercurio por los siguientes 20 años.

Los subperíodos son lo mismo que lo de arriba pero su duración es en meses, preservando la relación de 1/12. Esto significa que si el Sol es el regente de los primeros 19 años, también será el subregente de los primeros 19 meses, luego de lo cual pasa a Mercurio durante los siguientes 20 meses debió a su regencia de Virgo, después Venus los próximos 8 meses debido a Libra, etc.

Así, los períodos conocidos como los años menores son valores usados en la Liberación Zodiacal que determinan los tiempos de la vida, con una excepción a tener en cuenta y es que Saturno al ser regente clásico de Acuario y Capricornio, si el Lot o punto en cuestión está en Acuario, su tiempo será de 30 años pero se reduce a 27 años si estuviera en Capricornio.

Para los períodos mayores, estos valores se toman como años de exactamente 360 días. En los subperíodos, un mes de 30 días es 1/12 del año de 360 días. Para llegar al tercer nivel de subperíodo (días), se toma el valor mensual y se divide por 12. En el caso de Mercurio, por ejemplo, su subperíodo es de 20 meses y el período menor sería 1/12vo de ese tiempo, lo que nos deja con un saldo de 50 días. El último subnivel o Señor del Tiempo de 4to nivel, se tomarían los 50 días y 1/12 de ello nos deja un resultado de 4 1/6 de días, es decir, 4 días y 4 horas.

Una tabla aclaratoria nos dejaría de este modo:

Planeta

Años/Meses

Tercer Nivel

Cuarto Nivel

Sol

19

47.5 días

3 días 23horas

Luna

25

62.5 días

5 días 5 horas

Mercurio

20

50 días

4 días 4 horas

Venus

8

20 días

1 día 16 horas

Marte

15

37.5 días

3 días 3 horas

Júpiter

12

30 días

2 días 12horas

Saturno (Acuario)

30

75 días

6 días 6 horas

Saturno (Capricornio)

27

67.5 días

5 días 15 horas

Para los subperíodos que usan los períodos planetarios como meses, un ciclo completo a través de los 12 signos lleva 17 años 7 meses (en años de 360 días). Ya que el Sol, Luna, Mercurio y Saturno tienen períodos más largos que eso, los 6 signos que rigen tendrán más de 12 subdivisiones. Al dividir estos 6 signos (Leo, Cáncer, Géminis, Virgo, Capricornio y Acuario), cuando doce subperíodos se han completado, en vez de con el signo que sirvió como subperíodo, se salta a su opuesto y se continúa desde allí. Por ejemplo, cuando se subdivide Cáncer como un período mayor, el primer subperíodo es Cáncer y el doceavo subperíodo es Géminis. El decimotercer subperíodo en vez de retroceder a Cáncer es, en cambio, su signo opuesto Capricornio. Acuario es el subperíodo decimocuarto, Piscis el decimoquinto y así hasta llegar al final del ciclo de 25 años de Cáncer bajo la Luna.

En Leo ocurre cuando el período menor cambia de Cáncer a Acuario; En Virgo cuando cambia de Leo a Piscis; en Capricornio, desde Sagitario a Cáncer; en Acuario de Capricornio a Leo; y en Géminis de Tauro a Sagitario.

El tiempo o momento en que este salto sucede se llama “La pérdida de la atadura” y marca un punto significativo en el ciclo.

Con esta técnica hay que tener muy presente que los años a los que hace referencia cada planeta no se corresponden con fechas de la actualidad. Como dije antes, se trata del año egipcio de 360 días. Si uno comienza un período el 1/1/2012 en Cáncer, en vez de terminar el período luego de 25 años como marca la Luna, el período de Leo empezaría el 22/08/2036 en vez del 1/1/2037. Esto es porque la Liberación Zodiacal utiliza un año de 360 días y no el año solar de 365,25 días. Los meses son exactamente 1/12 de un año de 360 días o 30 días. Corresponde con la duración de los signos en 30 grados dentro de una rueda de 360º. Si uno hiciera el cálculo mentalmente, uno puede ignorar la diferencia porque llevaría 70 años acumular una desigualdad de 1 año. Uno mantendría un desfasaje de un mes por cada 5 años y 10 meses.

Para convertir un año de 360 días al año calendario civil actual de 365 días es muy sencillo. Simplemente se multiplica el número de 360 días por año por 360 para obtener el resultado en días, luego se divide ese resultado por 365,25 para obtener el número en años normales (365,2422 para una mejor aproximación). El problema tal vez surge al tratar con los años bisiestos y los meses desiguales de nuestro calendario, pero nada que no pueda ser resuelto por medio de un par de cálculos.

En la astrología helenística los Lots (Partes árabes), eran un componente muy importante del sistema original. Los más usados eran el Lot de la Fortuna y el Lot del Espíritu. Los Lots más comunes se encuentran tomando el arco eclíptico entre dos planetas y proyectando un arco igual a partir del Ascendente. El Lot es el otro extreme de este arco. Para muchos Lots, el cálculo difiere si se trata de nacimientos diurnos o de nacimientos nocturnos. A diferencia de los planetas que cada uno tiene varios significados, los Lots son muy concretos y especializados: el Lot de la muerte, del matrimonio, del padre, de la enfermedad, de la acusación, del juicio, etc. Un Lot representa el poder de un planeta en un sentido específico. El sistema de Lots generado al tomar uno de los planetas en relación con cada uno de los seis clásicos restantes, representa la distribución de los múltiples significados de ese planeta en diferentes lugares de la carta, de este modo los significados planetarios se pueden estudiar de forma separada.

El Lot de la Fortuna se encuentra tomando el arco eclíptico desde el Sol hacia adelante en el sentido de los signos hasta la Luna y proyectando un arco igual a partir del grado del Ascendente. Para un nacimiento nocturno, se toma el arco eclíptico de la Luna hacia adelante hasta el Sol y se proyecta a partir del grado Ascendente. Claro que para estos cálculos es preciso tener una hora natal lo más exacta posible para determinar el grado justo del Ascendente. Otro método es invertir la dirección de proyección que se extiende desde el Ascendente en sentido contrario. De cualquier manera da el mismo resultado.

El Lot del Espíritu se calcula tomando el grado eclíptico desde la Luna hacia adelante en el orden de los signos hasta el Sol, luego se proyecta un arco igual a partir del grado del Ascendente. Para una carta nocturna, se toma el arco desde el Sol hacia la Luna y se proyecta desde el Ascendente.

Acá se puede notar que el algoritmo para la fortuna en una carta diurna es el mismo que el del Espíritu para una natividad nocturna y viceversa. Se puede ver que hay una relación directa entre un Lot y el otro, de hecho sus posiciones son simétricas una de la otra en referencia al eje Ascendente-Descendente. Esto nos revela que bajo un nacimiento en Luna Nueva, el Lot del Espíritu y de la Fortuna están ambos sobre el grado del Ascendente y sobre el Descendente para un nacimiento en luna llena.

El Lot de la Fortuna singulariza el significado de fortuna de la Luna y representa la asignación total de las cosas buenas o malas que nos caen como organismos físicos o entidades biológicas, o que entran en nuestras vidas humanas independientemente de nuestras acciones. Así, la Liberación Zodiacal puede usarse con este Lot para investigar la salud y las heridas del cuerpo así como el resultado de las acciones que tomamos en respuesta a lo que nos acontece o sufrimos. El Lot de la Fortuna se llama también el Ascendente Lunar y se usa para establecer un sistema de casas de signos enteros diferente de las casas natales (a menos que la Fortuna esté ubicada sobre el signo Ascendente, en cuyo caso serían iguales). Para esto, la primera casa es el signo donde se encuentra la Fortuna. La práctica helénica estudia los Lots o Partes árabes en el sistema de casas de la Fortuna.

Por otro lado, el Lot del Espíritu aísla el significado del Espíritu del Sol, y significa el poder del Sol de elevarse o despertarnos a la acción. La Liberación Zodiacal a partir de este Lot se puede usar para estudiar el trabajo, la carrera o el resultado de las acciones llevadas a cabo como resultado de elecciones conscientes o la voluntad en general.

En esta técnica la consideración más importante es la ubicación del signo que representa los tiempos o período, si es angular, sucedente o cadente a partir del Lot del Espíritu o la Fortuna. Esto es particularmente importante para el espíritu porque denota los momentos de éxito, nombramientos distinguidos, reconocimiento o salir a la fama o notoriedad que sucede cuando el Aphesis alcanza el décimo signo a partir del Lot de la Fortuna. Otra cosa importante a considerar es el estado del domicilio del Señor del Tiempo en cuestión. Valens usaba la palabra “chrematistikos” que en la traducción de Schmidt significa “ocupado” o “parlante”. Así encontramos períodos que son naturalmente más ocupados o que dicen más cosas que otros. Los signos cadentes en particular quizás no tengan mucho que decir a menos que esté involucrado un “maléfico”. Valens decía que los maléficos son más potentes que los benéficos. Quizás el desconocimiento de las causas psicológicas detrás de esto sea el por qué de tal aseveración.

Con esta técnica se puede dividir la vida en climas propios de cada planeta según su naturaleza.

Gracias