24 julio 2011

Breivik y Noruega.

clip_image002

Es una pena que no podamos tener la hora natal de Anders Breivik pues es un caso interesante de analizar desde, al menos, el enfoque astrológico.

Una de las cuestiones que sobresale en la carta de AB es su conjunción Sol-Marte en Acuario, particularmente porque dicho Marte está en conjunción exacta con el Vertex de Noruega, sobre los 18º.

Marte es el planeta conocido por su tendencia a la imposición, llegando incluso a la violencia y agresión de ser necesario. En signo de aire como Acuario, esa fuerza no posee contención alguna y es muy volátil por las emociones poderosas que recibe por parte de Urano en el signo de Escorpio y que está en ángulo tenso con el primero.

Por otro lado, el nodo sur de él cuadrando al Sol de Noruega, aspecto que seguramente varios de dicha generación comparten, lo mismo que el NS de AB está en el mismo signo de Noruega, Piscis. Pero claro, esto también es un aspecto que varios nacidos en esa fecha comparten. Sin embargo, la cuadratura Urano-Marte desde una recepción mutua en la carta de AB denota su afición a las armas, la cacería y las ideologías y mentalidad violentas, dentro del contexto acuariano de ideales elevados de perfección y pureza prístina de la sociedad o grupo social al que pertenece, y bajo sus ojos, los ideales justifican los medios empleados . Por ello su participación en foros neonazis y otras afiliaciones ideológicas extremas y secretas o subterráneas (escorpio), como la masonería, con poderoso trasfondo religioso como señalara en su manifiesto de 1.500 páginas publicado previo a la masacre.

La masacre llamaría la atención sobre el manifiesto, llamado "Declaración de la Independencia Europea 2083-A", dijo Breivik.

"Una vez que decides atacar, es mejor matar a muchos que a pocos, o te arriesgas a reducir el impacto ideológico deseado con el ataque", escribió.

Breivik también criticaba la "colonización islámica y la islamización de Europa occidental" y el "ascenso de multiculturalismo/marxismo".

El abogado de Breivik, afirmó a la cadena NRK que su cliente "buscaba cambiar a la sociedad". Previamente, el abogado sostuvo que su defendido creía que sus acciones fueron atroces, pero las consideró necesarias".

"Cambiar a la sociedad" por medio de la violencia es propio de ese Marte en Acuario, pero incluso podría suponer que la conjunción Sol-Marte estarían emplazadas en la casa 11 de su carta.

Acuario es característico por sus ideales y la regencia de Urano remarca mucho más esa tendencia, como lo narra el mito del Dios Ouranus que no soporta lo mundano y todo aquello conectado con lo decadente del cuerpo y la forma. Es representativo de la limpieza necesaria para poder vivir el ideal que no puede verse manchado por "elementos" inferiores o terrenales. Pero para AB, la conjunción de Mercurio junto al Sol acuariano es también lo que le aporta una mente brillante y muy estructurada al mismo tiempo, con imposibilidad de poder contemplar alternativas a sus ideas o ideales.

En la carta de AB, la ubicación de Júpiter retrógrado en Leo es el indicador clave de su sentimiento de superioridad y sentido de ser "especial" y respaldado por la divinidad, no solo uraniana, sino la divinidad dogmática del Catolicismo. Es por eso que se declara un fundamentalista religioso. La relación entre el signo de Leo y la divinidad, en cualquiera de sus manifestaciones o concepciones, es propia del signo. No en vano está gobernado por el dios Sol.

Por otro lado, la conjunción Luna-Saturno en Virgo de la carta de AB es claro indicador de que de niño ha sido sometido a una crianza con tremendas exigencias por parte de sus padres, exacerbando la propensión al perfeccionismo de ese signo y que, combinado con el idealismo acuariano, han hecho de este hombre lo que es. También es una posición muy amante de los rituales y la necesidad de orden y disciplina mental que le da la sensación de estar en control de su destino. Es evidente que ha necesitado de disciplina y planificación calculada para llevar a cabo su cometido.

Es poseedor de una granja y eso le facilitó el acceso a los fertilizantes y químicos para fabricar la bomba de Oslo. Virgo es un signo inclinado al contacto con la tierra, las plantas y la actividad manual y "campesina".

clip_image004

Neptuno, el regente kármico de AB y de Noruega, está alcanzando la oposición a esa Luna en Virgo en su carta y si  bien faltan unos años, ya esta en orbe de influencia y, de hecho hace un par de años estuvo sobre su Mercurio en Acuario, lo que puede explicar que viniera planificando este ataque dominado por un fuerte impulso místico o revelador proveniente de sus profundas y fanáticas convicciones religiosas.

Puede verse como dicho Neptuno está activo y en quincuncio al Júpiter retrógrado del que hablaba antes, exagerando fuera de proporción cualquier significado que desprende de su posición natal y envolviéndolo en un halo de "función justiciera divina".

Venus debe ser un planeta destacado en su carta, no solo por su posición en Capricornio, sino porque es dispositor de Plutón en Libra y quizás rige alguno de los ángulos o se posiciona allí. Plutón en tránsito está en orbe de influencia sobre dicha Venus y será partil el próximo año, activando el gran trino que hace con Quirón y la Luna, que debe ser poderosa también pues conjunta al dispositor de esa Venus y como se desprende de su manifiesto, su deseo era de "purificar" a la nación y a Europa de las influencias "impuras" de otras culturas. Expresiones muy propias de esa conjunción Luna-Saturno en Virgo y su dispositor, Mercurio, en el idealista Acuario.

Quirón opuesto a la Luna en la carta de Noruega, supone una herida en su pueblo conectada con su origen. Es curioso notar que la Luna noruega está en conjunción con el Júpiter de AB y, simultáneamente forma una oposición al Marte del perpetrador del atentado. Esto es una conexión directa que refleja muy bien lo sucedido.

El atacante, al ser interrogado por la policía declara que su intención era "despertar" al pueblo (luna) de Noruega sobre la creciente "invasión" islámica y otras culturas.

Son expresiones muy apropiadas para las sinastrías expuestas y para alguien que, evidentemente, proviene de un desequilibrio psicológico previo como supone su nodo sur en el signo de Piscis con su dispositor, Neptuno, en el filosófico e ideológico sagitario. Quizás dicho desequilibrio se originó en tiempos remotos de la historia gobernada por fanatismos religiosos. Júpiter en Leo es propio de quien considera que es dueño de la verdad y que los demás están equivocados. Intenta ver todo bajo su propia concepción filosófica y creencias y tiene importantes dificultades con la diversidad de pensamiento o creencias.

A todas luces este hombre es muy consciente de que estaba efectuando una atrocidad al atentar contra la vida de otros semejantes, pero la intolerancia propia de su Júpiter retrógrado en Leo y su poderoso espíritu crítico y complejo de inferioridad enmascarado de la conjunción Luna-Saturno, movido por la fuerza de la conjunción Marte-Sol en Acuario, le llevaron a sentirse "justo" en sus acciones. Quizás como pudo sucederle a muchos "inquisidores" que torturaban y mataban en nombre de Dios y sus convicciones egóicas. Dios está de mi lado!

El Marte de Noruega hace, asimismo, una cuadratura al Júpiter de AB, pero es un Marte que desde la natividad está en aspecto tenso con la Luna misma, cerrando la T-cuadrada con Quirón. Una configuración muy contradictoria para el espíritu afable y de buena fe con el que se conoce a la gente de esta nación.

Por último, destaca la conjunción de Luna-Saturno en Virgo de AB sobre el Ascendente de Noruega.  De todos los aspectos el más claro del origen del dolor que hoy padece dicho país.

Cuando un evento de este tipo sucede, es natural que uno se exalte y juzgue a la ligera al ofensor, pero existen corrientes colectivas inconscientes muy poderosas que encarnan bajo la aparición de un individuo como Breivik. Casos semejantes y en otras esferas se puede observar en la elección y subida al poder de Hitler en la Alemania del siglo pasado. La llegada de Fidel Castro a Cuba, Hugo Chávez en Venezuela, George Bush en EEUU, etc.  Es fácil identificarse con las víctimas "inocentes" y el dolor de sus familiares, pero resulta muy traumático reconocer que dentro de nosotros tenemos un lado oscuro que es tan intolerante y fanático como el de Breivik. Claro que la mayoría de nosotros no lleva a la acción tales atrocidades y eso es lo que nos diferencia, pero la violencia despierta en nuestro interior y clama por "justicia" con el mismo odio o desprecio por la vida humana que el mismo perpetrador sintió al asesinar..

Son situaciones que sacuden pero que se vienen cocinando en el inconsciente colectivo como una necesidad para abrir los ojos y ver qué crece en lo profundo de un pueblo.

Noruega no será la misma y la gente deberá preguntarse con sinceridad, qué parte de AB duerme dentro de cada uno en silencio.

Hasta que no seamos honestos con nosotros mismos, este tipo de atrocidades seguirán ocurriendo de la mano de individuos que ponen voz a una necesidad suprimida.

No hay comentarios.: