08 octubre 2009

De Regreso

Ya en el umbral de mi retorno a Bariloche. Mañana despego rumbo a Madrid donde me quedaré por un día antes de mi vuelo de regreso a Buenos Aires el sábado a la noche.
Finalmente el viaje de más de tres meses y medio está llegando a su final. Por un lado parece que fuera ayer que estaba en Barcelona con mi amigo Christian en casa de Isabel, por otro lado mi estadía de cuatro semanas en Hinojales la veo muy lejana en el tiempo pero fue en Julio. Estos meses en Alemania pasaron casi sin darme cuenta entre paseos, viajes y la visita de los familiares que conocí en mi viaje del año pasado.
Lamento no haber tenido oportunidad de encontrarme con Pablo en Valencia. Era una asignatura pendiente que ansiaba poder cumplir pero los tiempos ajustados en España no me dieron oportunidad. Seguramente será algo para cumplir el próximo año.
Este año tuve la alegría de tener a mi hermana que viajó desde Philadelphia para estar una semana acá en casa de Volkmar y con quien hice un viaje al norte de Alemania al pequeño pueblo medieval de Goslar. Por un lado tantas expectativas sobre su llegada y ya hace una semana que ha pertido de regreso a su casa en EEUU.
El tiempo pasó y estoy repleto de experiencias nuevas, sitios que he conocido, personas, sentimientos y sensaciones que nacieron con esas vivencias y que llevará un tiempo hasta que decanten por completo y pueda hacerlos todos conscientes, en especial los momentos que pasé en compañía de Christian en Barcelona.
Todavía me queda una vivencia más, conocer personalmente a Israel. Hace unos años nos conocimos por el foro de astro.com y desde enetonces no hemos cesado nuestro contacto fluído. Hicimos planes para que fuera a Argentina a pasar su cumpleaños en Mayo pero no fue posible. Repetimos el intento para que fuera a Hinojales pero no hubo oportunidad. Insistimos queriendo organizar un encuentro acá, en Alemania, pero los tiempos mutuos parece que no conspiraron a nuestro favor. Finalmente parece que los cielos que nos gobiernan han podido sincronizar un encuentro a mi llegada a Madrid mañana por la tarde. Pasaré la noche con él y saldremos a recorrer Madrid el sábado, para luego despedirnos en Barajas cuando caiga el sol.
Me tiene entusiasmado conocerle en persona pues hasta ahora tengo una muy buena impresión por este medio cibernético y estoy seguro que snetir nuestras auras sellará esta amistad más profundamente.
Poco a poco iré escribiendo mis impresiones del viaje. Compartir con vosotros todo lo que ha acumulado mi corazón y han presenciado mis ojos.
Por ahora esta pequeña entrada para hacerles partícipes de mi andanzas.
Gracias por seguir allí, estén donde estén.
Un fuerte abrazo a tod@s.