20 septiembre 2009

El 9.9.9 y el Calendario Maya

El número nueve ha sido dotado con un significado especial en muchas tradiciones espirituales y religiosas. En la mitología Griega había nueve musas y en la Escandinava era Nueve el número de mundos. Nueve eran el número de puertas a la parte más sagrada del templo de Jerusalén y el mes de Ramadán es el Noveno en el calendario Musulmán. Además, el sistema de contar usado por la mayoría del mundo en la actualidad incluye nueve números y por lo tanto la relevancia de éste número está muy arraigada en nosotros. También, en la tradición Maya el número Nueve juega un papel predominante. Por ejemplo, la única inscripción existente de los tiempos antiguos que discute el significado de “la fecha final” del calendario Maya habla de su evento crucial como el de las Nueve “deidades” que descenderán entonces. Entonces esto en lenguaje moderno significa que “Nine energies” (Nueve energías), o las Nueve fuerzas cósmicas se manifestarían completamente siendo que los Mayas antiguos veían a los periodos de tiempo como “deidades.” Que nosotros sepamos estas “deidades,” o fuerzas cósmicas, son como movimientos de onda evolucionarios, edificados uno encima del otro, donde en la actualidad estamos montados en la octava alistándonos para montar la novena.
.

Fotografía del autor de la Pirámide del Jaguar en Tikal.


Los Nueve Niveles Cósmicos (Inframundos) que de acuerdo con la única inscripción Maya en existencia sobre la fecha final del calendario (el monumento Tortuguero 6) que se manifestarán entonces. Actualmente estamos en el octavo nivel (El Inframundo Galáctico) avanzando hacia el Noveno que es el nivel más alto.

En la manifestación de éstas ondas evolucionarias, a medida que nos acercamos al Noveno nivel podríamos notar una sincronización increíble. Esta es que la fecha que se acerca del 9.9.9 (9 de Septiembre del 2009 del calendario Gregoriano) sucede que coincide con el principio de una cuenta de 260 días del Calendario Sagrado Maya. Por lo tanto, en este calendario, que se ha usado desde hace 3000 años, la fecha moderna del 9.9.9 tiene la energía de Hun Imix, o Cocodrilo 1, así como lee su traducción al Español, que sucede ser la primera de sus combinaciones energéticas. Si consideramos lo que ésta sincronicidad nos está diciendo, la conclusión mas natural que podemos hacer es que en ésta fecha en particular estamos siendo invocados a enfocarnos en el número nueve y especialmente en el Noveno nivel del sistema del calendario Maya, que es la realización de cuya existencia de la cual estamos a punto de ser testigos.
Yo creo que detrás de estas fuerzas cósmicas, cuyos tiempos de activación están descritos por el calendario Maya, hay un plan inteligente para la historia de la humanidad que proviene de una fuente superior y que tiene una intención benevolente. El darse cuenta de esto también es el comprender la importancia de la guía en lo que se refiere a como seguir éste plan para que nos podamos beneficiar del calendario de los Mayas.
Estas nueve fuerzas cósmicas están influenciando y de hecho gobernando nuestra conciencia colectiva y así que debemos toda la razón de ponerle atención a lo que está pasando en este plan de tiempo cósmico.
Las sincronizaciones con frecuencia pueden ser interpretadas de maneras diferentes, pero si éstas son profundas se merecen nuestra atención. 9.9.9, tres Nueves seguidos, podrían por ejemplo, ser vistos como simbólico de las tres vueltas de 260 días del calendario sagrado que nos guiarían ahora en tres etapas a la conclusión del Noveno nivel de evolución que es el nivel más alto.
En la medida de nuestro conocimiento éste estado de energía más elevado del universo será alcanzado en la energía 13.13.13.13.13.13.13.13.13 13 Ahau (13 y Ahau son símbolos de finalización en el calendario Maya) en la fecha del 28 de Octubre del 2011 del calendario Gregoriano. Este nivel más alto de ninguna manera significa el final del mundo, sino en vez que todos los movimientos de la onda Nueve han sido entonces completados. Tal vez podemos usar la metáfora que estamos ahora a punto de subir los últimos peldaños difíciles de la escalera hasta que lleguemos al techo en donde vamos a encontrar bajo nuestros pies una estabilidad nueva y un lugar en donde reposar.
Sin importar lo que ésta subida final significará debemos entonces tener razones para esperar un período de cambio sin precedente en un período muy corto de tiempo. Esto es en parte debido a que estamos entrando a la fase final del octavo nivel de evolución y en parte debido a que un movimiento de onda con una frecuencia muy alta, el Noveno nivel, vendrá a transformar radicalmente la conciencia colectiva de tal manera que vamos a ver el mundo con una luz totalmente diferente. Es por esta razón que en las tres vueltas del Calendario Sagrado que están por venir después del 9.9.9 vamos a necesitar establecer contactos y enfocar nuestras intenciones para que éstas converjan en el nacimiento de un nuevo mundo. Esto tiene más importancia todavía pues hay varias fuentes de información que parecen indicar que la sexta noche del Inframundo Galáctico, empezando el 8 de Noviembre del 2009, pueda generar una bajada profunda en la economía mundial.
La primera de estas vueltas de 260 días del Calendario Sagrado, la cual empieza actualmente en el 9.9.9 y llega hasta el 26 de Mayo del 2010, podría verse como un período de edificación hacia el Noveno nivel que es propicio para la oración, la meditación y el enfoque mental. Animamos a que se edifique la comunidad, a hacer conexiones y sincronizaciones espirituales en este período de tiempo, que es también de naturaleza práctica.
La segunda vuelta de 260 días del calendario, empezando el 05.27.10 creará una llegada preliminaria del Noveno nivel y el principio de éste será marcado por la Convergencia Cósmica, del 17-18 de Julio, un punto de enfoque significante para proyectos espirituales de naturaleza práctica que preparará para el nacimiento del nuevo mundo. La tercera vuelta de 260 días del Calendario Sagrado empezará el 11 de Febrero del 1011 y ésta incluye la activación actual del Noveno nivel, del Inframundo Universal en el 8 de Marzo del 2011. Esta podrá ser la más dramática de las tres etapas pues guía al establecimiento del estado de energía más alto del universo el 28 de Octubre del 2011.
Creo que a través de estas tres etapas, las tres vueltas del Calendario Sagrado, empezando el 9.9.9: 1/Edificación, 2/ Preparatoria para el Noveno nivel y 3/ Noveno nivel actual de evolución del cosmos, el universo está a punto de entregar aquello por lo que ha estado luchando todo este tiempo, el establecimiento de un nivel nuevo de conciencia, la unión de conciencia. También creo que el Noveno nivel está diseñado especialmente para que genere a tal unión de conciencia, que transformará a toda la sociedad humana. Para la raza human significará unos desafíos y oportunidades muy grandes. Sin embargo estos cambios no sucederán por sí mismos y necesitan ser manifestados por los mismos seres humanos quienes entonces podrán elegir ya sea resistirlos o darles la bienvenida. Desde este punto de vista podemos entonces ver a esta fecha del 9.9.9 no solo como una curiosidad numérica para celebrarla, sino también como una oportunidad para que nosotros nos enfoquemos y abracemos la participación de la humanidad en un proceso de transformación de escala muy grande, que es traído por el Noveno nivel del Cosmos.
De lo que podemos entender del calendario Maya la unión de conciencia fijará el final de todo tipo de domino de un ser humano sobre otro y especialmente esos que son generados por la parte izquierda del cerebro. Probablemente lo que esto significa es que los instrumentos de dominio, tales como el sistema financiero actual, las armas, las fronteras nacionales y muchas otras estructuras que mantienen la autoridad en este proceso se van a desmoronar como un efecto de esta unión de conciencia que está llegando a existir y así concluirá con el nacimiento de un nuevo mundo en donde la armonía divina caracterizara a las relaciones humanas. Este final del dominio también afectará en escala global a la relación entre los géneros que como resultado cambiará profundamente. Está de más decir, que nunca jamás habrá un regreso a que las cosas sigan como siempre lo han sido. En vez, vamos a necesitar abordar el nacimiento de un nuevo mundo concientemente y con una intención de co-crear en éste un sentido positivo y no solo reaccionar a las varias dificultades que nos esperan. Creo que tal intención colectiva de co-crear un nuevo mundo será la mejor manera de aliviar las consecuencias de éstas dificultades.
Aunque lo que está empezando en el 9.9.9 es sólo la fase de edificación para el Noveno nivel, ésta fecha es sin embargo un punto de enfoque muy importante pues la coordinación del tiempo para continuar las preparaciones para la aparición de este nivel es esencial. De esto sigue que los proyectos más prácticos que se empezarán a manifestar en la Convergencia Cósmica, del 17-18 de Julio del 2010, así como lo implica su nombre, tendrán que estar basados en un entendimiento de que el mismo marco de la existencia human y de la conciencia será expandido dramáticamente. La expansión de la conciencia humana es lo que traerá la transformación socio-económica en un tiempo en que se esperará que las dificultades de los sistemas antiguos también sean dolorosas para las naciones que actualmente están consideradas como ricas. A medida que el Noveno nivel es finalmente activado nuestras identidades serán definidas en un marco espiritual mucho más ampliado.
Este artículo llega demasiado tarde para animar a la gente más ampliamente a que se enfoquen y tengan intenciones conjuntas para el futuro. Sin embargo, a pesar de todo, muchos celebrarán la fecha del 9.9.9.
El propósito de mi artículo actual es entonces sólo para informarles a esas gentes que van a estar celebrando esta fecha de todas maneras, que en sí ésta no es solo una curiosidad numérica en el calendario Gregoriano, sino que ésta fecha juega un papel objetivo profundo en el plan cósmico acerca de la manera en que podamos entender esto del calendario Maya para que nos guíe directamente hacia el nacimiento de un nuevo mundo a través del Noveno nivel, 9.9.9. Es un tiempo ideal para participar en oraciones y meditaciones con el enfoque y la intención de co-crear un mundo nuevo y mejor. Herramientas adicionales para establecer conexiones y comunicación con el enfoque en la Convergencia Cósmica del 17-18 de Julio del 2012, serán desarrolladas a medida que sigamos. El 9.9.9 podrá ser visto como una llamada inicial y llamada inicial modesta para la co-creación del nacimiento de un nuevo mundo.


Carl Johan Calleman http://www.calleman.com/

No hay comentarios.: