11 abril 2009

Quinto Chakra: Vishuddhi.

Los sueños y aspiraciones abortados nos llevan a tales niveles de profundidad, que al final pedimos ayuda.

Nuestros objetivos fracasados u olvidados reafirman nuestro sentido de falta de valor y nuestra inhabilidad de tener éxito. Estas aspiraciones y sueños perdidos nos persiguen durante el día y provocan pesadillas cuando por fin podemos dormir.

Estas pesadillas son nuestro pedido inconsciente más profundo de soporte y comodidad, pero nos hemos convertido en el pedido mismo y no podemos percibirnos como un sistema de soporte.

Nuestra autoestima alcanza su nivel más bajo en la medida en que nuestras aspiraciones reafirman nuestro sentido de falta de valía. Si al menos una pequeña mota de luz pudiera entrar en nuestra oscuridad y mostrarnos nuestro ser superior. Si al menos pudiéramos recordar nuestros sueños.

Algunas veces ese grito de ayuda se recuerda, pero sólo en nuestros sueños. Entonces, debemos encontrar el centro de nuestra consciencia para traer esas respuestas a nuestra vida cotidiana.

Nuestra conciencia frecuentemente es el campo de batalla entre nuestra mente, cuerpo y emociones. Para poder "ganar la batalla", tenemos que estar dispuestos a sentir nuestras emociones o nuestro enemigo interior permanecerá desconocido. Nuestros sentimientos/emociones, nuestra "energía en movimiento", es una fuerza poderosa. Nuestro quinto chakra nos enseña cómo transmutar la emoción en creatividad y nos dirige hacia cómo poder compartirla con otros a través de la comunicación.

Sin embargo, nuestra sociedad ejerce mucha presión en estar "bien" y trabajar duro. Por eso con frecuencia ignoramos los síntomas de nuestro cuerpo y emociones. Hacemos esto porque necesitamos sobrevivir en un mundo competitivo y porque las emociones negativas y un cuerpo incómodo nos resultan familiar. Basta mirar la cantidad de medicamentos y publicidades sobre suplementos que nos alientan a "tomar la medicina" para que ignoremos los mensajes de nuestros cuerpos y sigamos trabajando. Si podemos percibir una pequeña voz que nos revela los sentimientos auténticos sobre la vida, entonces podemos tomar las decisiones adecuadas para poder lidiar con estos sentimientos.

Nuestras emociones son eventos bioquímicos en las glándulas de nuestros chakras. Cuando se encaminan a nuestro cerebro, van hacia el sistema límbico, que está en el sector más primario y en el área de la supervivencia de nuestro cerebro. Estas emociones solamente pueden encauzarse hacia la mente cortical superior a través del aprendizaje y las elecciones conscientes. Por eso, las emociones son en verdad sensaciones corporales y es difícil poder aislarlas de nuestro cuerpo. Hay muchos dichos que expresan esto. Por ejemplo: "tenía tanto miedo que me temblaban las rodillas". "Estaba tan enojado que me hervía la sangre". De hecho es muy difícil describir una emoción sin usar una sensación corporal. El cuerpo y las emociones actúan como uno solo. Si nos sentimos bien emocionalmente entonces nuestro cuerpo se siente bien. Por otro lado, si estamos disgustados, nuestras emociones y cuerpo sentirán el dolor.

Las emociones son reacciones de nuestra vida interna y externa. Nos dotan de importante información que puede ayudarnos a manejar nuestro cuerpo a través de la vía de la tercera dimensión. Estas emociones nos dan información en un lenguaje no verbal y nos hablan del portador de frecuencias a las cuales estamos atendiendo. Un portador de frecuencia es una emoción que llega esta información. Las ondas de baja frecuencia están basadas en el miedo y las ondas de frecuencias superiores están basadas en el amor. El miedo es una frecuencia baja porque resuena con la restricción, limitación, separación, poder sobre otros, poder de otros sobre nosotros, etcétera. Por otra parte, el amor es una frecuencia elevada porque resuena con la fluidez, con el permitir, con la aceptación, unidad, esperanza y poder interior.

Las ondas cerebrales más rápidas Beta, son las que más resuenan con el portador de frecuencias más bajas porque su foco es externo y muy a menudo sobrecogedor. Por eso es fácil salirse del centro. En las ondas cerebrales más bajas tenemos un mayor foco interior y podemos balancear mejor nuestros muchos "yoes". Sólo cuando estamos centrados y calmos en nuestros pensamientos y emociones es que podemos elevar la racha de vibración de nuestra conciencia y de este modo de nuestras percepciones.

Dado que la realidad que creamos está basada en la información a la que prestamos atención, es importante que aprendamos a percibir el portador de frecuencias con el cual queremos sintonizar.

Es parecido a sintonizar la estación de una radio. Sin embargo, con la radio, las estaciones no están basadas en una jerarquía como lo está con nuestra conciencia.

Las altas dimensiones mandan sus mensajes en las frecuencias altas y las bajas dimensiones envían su información en las frecuencias inferiores. El estímulo elevado de la cuarta y quinta dimensión viaja en el portador de frecuencias del amor. El estímulo de la cuarta dimensión inferior y, para mucha gente, la mayoría de la tercera dimensión, es llevado mediante el portador de frecuencia del miedo. Las ondas transportadas basadas en el miedo no son "malas". El miedo nos da una información importante acerca de nuestra seguridad. Sin embargo, no queremos vivir nuestra vida en el miedo. Lo mejor es que aprendamos a tomar el mensaje del miedo y luego liberarlo.

El quinto chakra se ubica en la garganta. Éste Chakra rige sobre la creatividad y es el primer chakra en donde podemos entrar en contacto con seres superiores. El chakra de la garganta tiene 16 pétalos. Dentro de cada uno de los pétalos se encuentran las letras 8AM, AAM, IM, EEM, UM, OOM, RIM, REEM, LRIM, LREEM, EM, AIM, OM, AUM, AM, AH. En numerología, el número 16 se reduce a siete. Siete es el número del análisis, el entendimiento, el conocimiento, la conciencia y la meditación. El número siete dirige a un foco interior que es vital para que la creatividad germine para poder comunicar nuestro ser más profundo y honesto con otros y con los seres superiores. El desafío del número siete yace en las dificultades que trae la incomodidad con nuestros sentimientos internos que no podemos expresar. El número siete nos demanda entrar y reunir nuestros pensamientos y emociones para poder encontrar una expresión creativa.

clip_image002En el interior del loto está el yantra del elemento éter (akasha tattwa): un círculo blanco del color de la luna llena. Dentro del círculo hay una gota de néctar, el bijamantra Ham y un elefante blanco que también simboliza al elemento éter. Según dice la tradición, bindu visarga (chakra de la coronilla) segrega un fluido llamado amrit (ambrosía) o néctar de la inmortalidad. El néctar (fluido trascendental) que gotea desde bindu se almacena primero en lalana chakra, donde permanece inactivo; más tarde desciende hasta vishudddi (quinto chakra) y, si este chakra no está despierto, sigue su descenso hasta el chakra del ombligo donde es consumido por el "fuego de Manipura", dando como resultado el proceso de degeneración del cuerpo, el envejecimiento y la muerte.

Cuando Vishuddhi está despierto retiene el fluido y lo transforma en el néctar de la inmortalidad, que produce efectos como la regeneración corporal y la elevación del nivel de consciencia.

La nota musical que corresponde con este chakra es el sol sostenido o G#, y el manta es “ham” o “u”. El color de este chacra es semejante al azul pálido o a un azul verdoso.

El chakra Vishuddhi o chacra de la garganta rige en la vida, la escucha, la comunicación, la auto expresión, la gracia y la escucha al ser superior. Este chakra nos urge encontrar nuestro "ser", comunicarlo mediante nuestra creatividad y usar la fuerza creativa de nuestras emociones superiores para mover nuestra consciencia dentro de las dimensiones más altas.

El quinto chakra rige también en sentido de la audición. Así como debemos aprender a escuchar nuestro Ser interior, también tenemos que aprender a escuchar a otros.

El signo de Géminis y su regente Mercurio se focalizan en la comunicación y expresión. Mucha gente con su sol en el signo de Géminis disfrutan del canto y otras formas creativas de comunicación. Géminis también es un signo muy analítico. Su naturaleza dual los hace muy gregarios y al mismo tiempo recluidos.

El éter es el elemento de este chakra. El quinto chacra es el primer chacra que está gobernado por nuestros sentidos más elevados, que invocan a la fuerza de este chakra para focalizarse sobre los miembros del reino angélico.

El quinto chakra dirige nuestra atención hacia la parte elevada de la tercera y cuarta dimensiones. Todavía está ampliamente regido por nuestra mente consciente pero tiene acceso a la consciencia colectiva. Cuando este chakra está balanceado, nuestra conciencia individual ha progresado más allá de la conciencia personal y de grupo y se encamina hacia la "conciencia nacional".

Este es el Chakra que representa el estado de vida del ser adulto. En este estadio, se establece un sentido de ser por el que somos totalmente responsables y podemos así construir relaciones a largo plazo. Si podemos usar el poder de este chakra, podemos aprender a ir dentro de nosotros mismos para determinar la fuente de nuestras emociones. Entonces podremos comunicar efectivamente nuestra experiencia personal a otros. Es la habilidad de ir hacia adentro para conectar con nuestra guía interna antes de comunicarnos con otro, lo que crea una verdadera intimidad porque está basada en nuestra verdad más profunda.

La era que mejor representa el chacra de la garganta es la "new age” de nuestro tiempo presente. En esta de la tenemos como desafío cambiar desde un foco nacional hacia un foco planetario. Esta conciencia colectiva impulsa a los individuos en una "conciencia nacional" a expandir su conciencia. Para poder enfrentar los desafíos que tenemos por delante como la polución y la habilidad de terminar la vida como la conocemos mediante una guerra nuclear. Es el tiempo de darnos cuenta de que todos los otros estamos juntos en este mundo. En el presente estamos enfrentando muchos desafíos que parecía imposible concebir en el pasado. Todos debemos emprender un viaje interior que invocar a nuestra guía más elevada para que podamos honestamente y efectivamente expresar nuestras soluciones.

La adoración a través de este chacra se ha expandido más allá de un dios masculino con características humanas de venganza y enojo, que vive a salvo lejos en el cielo, hacia un concepto de Dios que abarca tanto las polaridades masculinas y femeninas así como toda la creación: Dios/ Diosa/Todo lo que es.

La glándula endocrina correspondiente con este chakra es la tiroides. La tiroides es una glándula con forma de mariposa que envuelve la parte frontal de la tráquea justo debajo de la manzana de Adán. Produce hormonas que influencian esencialmente a cada órgano, cada tejido y cada célula en el cuerpo. Las hormonas de la tiroides regulan el metabolismo del cuerpo y la función de los órganos, afectando el ritmo cardíaco, los niveles de colesterol, el peso corporal, los niveles de energía, la fuerza muscular, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual, la memoria y muchas otras condiciones. En otras palabras, nuestra tiroides se comunica con todo nuestro cuerpo y tiene mucho que ver con la regulación de la salud general y nuestro bienestar.

El plexo nervioso para este chakra es el plexo laríngeo. Éste plexo controla nuestra garganta, hombros, brazos y la voz.

Cuando este chakra está limpio tenemos una buena comunicación, expresión, creatividad, inspiración y una buena interacción con otros, no está metabolismo es saludable, esta niveles de colesterol están en buen estado, tenemos energía vital y nos sentimos físicamente fuertes al igual que psicológicamente. Estamos inspirados para poder expresar nuestro ser superior y tenemos una vida enriquecida por expresión creativa y entretenimiento. Estas relaciones están basadas en la comunicación veraz y una auténtica intimidad.

Cuando el chakra de la garganta no está en equilibrio frecuentemente tenemos problemas de audición, garganta y/ o vos, tos, tartamudeo, un pobre metabolismo, problemas con la glándula tiroides e incluso gripe. Nos sentimos insatisfechos en lo creativo y podemos estar aburridos. Quizás tengamos problemas de hablar fuerte con tengamos miedo de hablar frente a otros. Estas relaciones pueden sufrir de una pobre comunicación y una falta de intimidad. Definitivamente carecemos de inspiración y estamos desconectados de nuestra guía espiritual.

Sobre el planeta tierra, el quinto chakra se ubica en el Monte Shasta en California, Estados Unidos. Este monte ha sido conocido por mucho tiempo como un vórtice espiritual en el cual se ha llevado a cabo muchos retiros y seminarios. Metafísicamente hablando, los lemurianos se dice que vivieron en la cuarta dimensión en el área por debajo de este monte. El Monte Shasta en la montaña más alta que en los Estados Unidos y es un pináculo de inspiración.

El chakra de la garganta rige la parte elevada de la tercera y cuarta dimensiones. Nuestras emociones torturadas pueden empujarnos hacia la pesadilla del plano del bajo astral. Por eso, antes que cualquiera de nosotros puede empezar su viaje interior a través de los planos internos de la realidad, debemos limpiar el túnel a través de nuestro propio lado oscuro en el "infierno" del bajo astral. Una vez que hemos logrado eso, hemos abierto nuestra consciencia a un mundo interior maravilloso que es tan real, de hecho más real, que el mundo de las ilusiones de nuestra realidad física.

El chakra de la garganta es el primer paso hacia el reconocimiento de que todos somos dioses y diosas en entrenamiento. Como una pequeña semilla que cae de una flor, llegamos a esta tercera dimensión para aprender a crecer y florecer. Encontramos muchas dificultades: por lo general el suelo es seco y con pocos nutrientes. Sin embargo, es a través de enfrentar los conflictos interiores y exteriores que crecemos hacia una entidad creativa más elevada.

Esta creatividad personal no está limitada por lo que se define socialmente como una forma de arte. Cada área de nuestra vida demanda comunicación con nuestra fuerza creativa. Nuestro quinto chakra es la fuerza creativa de la expresión que es nuestro derecho de nacimiento. Todos somos creativos. Si por algún motivo hemos perdido la conexión con nuestro ser creativo, es una de las más grandes pérdidas que podemos llegar a sufrir. La puerta hacia nuestro ser interior está siempre abierta es sólo nuestro propio dolor y nuestro miedo el que la cierra. Si no podemos abrir esa puerta, entonces nuestra primera acción debe ser encontrar a alguien que nos ayude a comunicarnos con nuestro Ser que espera dentro de cada uno de nosotros.

6 comentarios:

sus dijo...

gracias, infinitas gracias, no se si imaginas lo que me ha ayudado toda esta información... es mi chakra en que que estoy trabajando ahora y wowww...
otra vez gracias por compartir, y comunicar.
sus

Brisa dijo...

Querido Alex:

No sé cuántas veces he leído esta entrada que con tanta fuerza me remueve interiormente…dices, entre otras cosas, que:


“Este chakra nos urge encontrar nuestro "ser", comunicarlo mediante nuestra creatividad y usar la fuerza creativa de nuestras emociones superiores para mover nuestra consciencia dentro de las dimensiones más altas.
Si podemos usar el poder de este chakra, …podremos comunicar efectivamente nuestra experiencia personal a otros…… lo que crea una verdadera intimidad porque está basada en nuestra verdad más profunda.


Me pregunto si es necesario para desarrollar plenamente este chakra compartir el desarrollo interior, es decir, transmitirlo a otros, compartirlo verbalmente para que el beneficio se expanda…no sé, o es quizás la comunicación del ser algo que cada uno debe transmitir de un modo personal.

Qué duda cabe que tú sí estás trabajando con este chacra y que este blog, o lo que tú impregnas en él te permite crear una “intimidad verdaderamente excepcional”, al menos yo te percibo así, como si a pesar de no conocernos tu ser me resultara ya tremendamente cercano y familiar.

No puedo dejar de agradecerte, se ha convertido en una necesidad, como si quisiera devolverte de algún modo todo el beneficio que recibo cada vez que te leo. Supongo que eres consciente de la fuerza transformadora que generas…pero aún así me apetece recordártelo. Es realmente importante que sigas haciendo este increíble trabajo contigo mismo y que lo compartas. Seguro que de algún modo la vida te devolverá toda esta fuerza para que saltes aún más. Es un gran estímulo interior saber que estás ahí. Un abrazo!!

Por cierto, ¿crees que la posición de Mercurio en la carta podría indicar la mejor forma de dar expresión exterior al ser? No sé, quizás es una tontería pero se me ha ocurrido al leer la referencia que haces en el artículo.

Alex dijo...

Hola querida Brisa,

Me alegra muchísimo saber que los escritos que aquí vierto te son de utilidad para seguir en tu camino.
Mercurio en la carta es una de las vias de expresión de uno, de su interior, de su cratividad en base a sus aspectos y posición. Por sobre todo es importante poder ser uno mismo en todo momento porque ello implica abandonar el miedo a los juicios, a la crítica, al rechazo, a la vergüenza, no aceptación y todas las formas en que por lo general la gente se inhibe en SER.

El quinto chakra es la palabra, es el que aúna mente y corazón.

Poder compartir con otros y "comunicar" (palabra que su raíz viene de comeic que es comulgar), es el mejor modo de expandir la consciencia.

Un beso grande

Anónimo dijo...

Me puede decir cómo "desbloquear" o "sanar" mi chacka tiroideo. Es claro que está produciendo problemas físicos, pues la tiroides está siendo muy dañada por anticuerpos que yo misma produzco. María.

Anónimo dijo...

como se trabaja este chakra ? y se nota algo tras trabajarlo y desbloquearlo? saludos. taller.jgs@hotmail.com

Alex dijo...

Hola,

Este chakra puede trabajarse por medio de visualizaciones o imposición de manos para poder despejarlo. Otras técnicas consisten en radiación lumínica acorde al chakra y trabajos de entonación como canto armónico.
Cuando el chakra está equilibrado se siente firmeza en la voz y la capacidad de expresar lo que uno siente y piensa sin culpas ni miedos.

Un beso y gracias por comentar.