21 abril 2009

Momentos de la vida Gay

video

Cuídate y vive lo suficiente como para encontrar tu verdadero amor.

18 abril 2009

Calendario Maya y el fin del tiempo - 2011

¿Por qué los ciclos de la creación no terminan el 21 de Diciembre de 2012 sino el 28 de Octubre de 2011?

A través de las décadas la discusión se ha enfocado mucho sobre la correlación exacta entre el calendario Maya de la cuenta larga y el Calendario Gregoriano. La mayoría de los investigadores en el tema están de acuerdo en que la llamada correlación GMT (Greenwich Mean Time) que ubica el comienzo del calendario de la Cuenta Larga  en 4 Ahau 8 Cumku para el día Juliano 584 283 (11 de Agosto de 3114 a.C) es correcta. Esto, por consecuencia, significa que terminará el 21 de Diciembre de 2012 y la mayoría, como José Argüelles, Jhon Jenkins y el difunto Terence McKenna, que se interesaron en el calendario Maya, han respaldado esta fecha como el final del presente ciclo.

Yo no discuto que la correlación GMT para la Cuenta Larga con el calendario Gregoriano sea la correcta. Y claramente, la Cuenta Larga es un reflejo correcto del proceso divino de la Creación. Sin embargo, hay fuertes razones para creer que la misma Cuenta Larga Maya no refleja exactamente el cambio de las energías de los ciclos de la creación divina en la que nos interesamos hoy.
Lo que en este sentido es más importante es que el comienzo exacto de la Cuenta Larga de última está calibrado basado en la fecha del zenit solar en Izapa, es decir, cuando el Sol alcanza el punto más alto en el cielo, lo que ocurre el 12 de Agosto. Izapa es el antiguo sitio Maya en el sur de México donde se concibió por primera vez la Cuenta Larga.

Este día del zenit solar era considerado desde hace mucho tiempo antes de que se implementara la Cuenta Larga, como el día del año en el que el tiempo empezaba y era considerado como una fecha sagrada para Izapa. Por eso hay sobradas razones para creer que el zenit solar era la razón que se fijara el inicio de la Cuenta Larga en 4 Ahau 8 Cumku. Aunque obviamente la fecha del zenit solar en Izapa no tiene nada que ver con el verdadero comienzo del correspondiente ciclo divino de la creación. Pero cambiar esa fecha hubiera sido considerado una herejía. Podemos hacer la comparación con la fecha de Navidad, que fue tomada de las celebraciones antiguas del solsticio y que no fue cambiada, mas el hecho de que muy pocos, si acaso alguno, crea que Jesús nació ese día.

La fecha final de la Cuenta Larga cae el 21 de Diciembre de 2012 por una lógica y necesaria consecuencia de la fecha de inicio elegida por los Izapanenses y no por algo a lo que los Maya hayan apuntado intencionalmente. Los ciclos de la creación descritos por los Mayas, incluyendo el Tzolkin, son fundamentalmente de naturaleza espiritual, no astronómica. Por ello, cualquier teoría que sugiera que la Cuenta Larga de los Maya fue diseñada para reflejar fenómenos astronómicos, sea la precesión de la Tierra o el zenit solar, es una señal de alerta que indica que su promotor está fuera de lugar, errado. Debería ser obvio que si el calendario Maya es un calendario profético que describe los ciclos de energía cósmica de naturaleza universal, entonces la fecha particular en la que el Sol estaba en el Zenit en un lugar particular de Izapa es totalmente irrelevante para nosotros que vivimos hoy y debería ser considerada sólo como el resultado de una tradición demasiado fuerte para ser cambiada (como la teórica fecha de nacimiento de Jesús).

Otra importante razón del por qué el 21 de Diciembre no puede ser la verdadera fecha de la terminación de la creación es que ese día es 4 Ahau en la cuenta del Tzolkin. Dado que la Cuenta Larga consiste en exactamente 7200 vueltas del Tzolkin, entonces el verdadero final de la creación debería caer en un día que sea 13 Ahau de la cuenta del Tzolkin para que las vueltas del Tzolkin sean completas.
Si queremos averiguar cuál es la fecha real del final de los ciclos de la creación debemos buscar un día cercano al año 2012 que sea 13 Ahau en la cuenta del Tzolkin. Las inscripciones en Palenque, escritas cerca de cuatro mil años más tarde de la concepción de la Cuenta Larga en Izapa, parecen indicar que la fecha de relevancia es 28 de Octubre de 2011 que, de hecho, es 13 Ahau en la cuenta del Tzolkin.

La cuestión de la correlación exacta entre los ciclos de la creación y el tiempo físico puede no haber sido tan crítico en la era de los Maya como lo es para nosotros, dado que la creación está operando a una frecuencia 400 veces más elevada. Una discrepancia de un año o semejante pudo significar menos entonces de lo que significa para nosotros que vivimos hoy. Si cometemos un error de 420 días en la celebración de la fecha final de los ciclos de la creación, estaríamos totalmente fuera de fase con la rápida evolución del ciclo Galáctico de la Creación donde las dualidades Yin/Yang en el cosmos se apagan y encienden cada 360 días.
Estos cambios de energía son lo que debería reflejar un calendario espiritual si está para servir a la humanidad en su fase actual de evolución.

Debería decir que aquellos que proponen el 21 de Diciembre de 2012 como la fecha final, tales como Terence McKenna y Jhon Jenkins, están basando completamente su interpretación del calendario Maya en esta fecha final en particular, como si esto fuera de lo que se trata el calendario. Yo creo que lo más importante para conocer nosotros hoy es el proceso que nos lleva a la compleción de la creación y el logro de la consciencia cósmica.
Este proceso es impulsado por el ciclo Galáctico de la Creación, como una montaña rusa, y para aquellos que buscan entender este proceso y sus muchas manifestaciones, una calibración exacta de este ciclo es imperativa.

Las duraciones corregidas de los baktunes de los Trece Cielos de la Cuenta Larga quedan como sigue:

Baktun Nro       (Corregido)    Duración
1............................………..3115-2721 a.C.
2.............................……….2721-2326
3............................………..2326-1932
4.............................……….1932-1538
5.............................……….1538-1144
6............................………..1144-749
7.............................…………749-355
8.............................…………355- 40 d.C.
9.............................…………. 40- 434
10...........................…………434- 829
11...........................…………829-1223
12...........................………..1223-1617
13...........................………..1617-2011

 

Sobre un trabajo de Carl Johan Calleman

11 abril 2009

Quinto Chakra: Vishuddhi.

Los sueños y aspiraciones abortados nos llevan a tales niveles de profundidad, que al final pedimos ayuda.

Nuestros objetivos fracasados u olvidados reafirman nuestro sentido de falta de valor y nuestra inhabilidad de tener éxito. Estas aspiraciones y sueños perdidos nos persiguen durante el día y provocan pesadillas cuando por fin podemos dormir.

Estas pesadillas son nuestro pedido inconsciente más profundo de soporte y comodidad, pero nos hemos convertido en el pedido mismo y no podemos percibirnos como un sistema de soporte.

Nuestra autoestima alcanza su nivel más bajo en la medida en que nuestras aspiraciones reafirman nuestro sentido de falta de valía. Si al menos una pequeña mota de luz pudiera entrar en nuestra oscuridad y mostrarnos nuestro ser superior. Si al menos pudiéramos recordar nuestros sueños.

Algunas veces ese grito de ayuda se recuerda, pero sólo en nuestros sueños. Entonces, debemos encontrar el centro de nuestra consciencia para traer esas respuestas a nuestra vida cotidiana.

Nuestra conciencia frecuentemente es el campo de batalla entre nuestra mente, cuerpo y emociones. Para poder "ganar la batalla", tenemos que estar dispuestos a sentir nuestras emociones o nuestro enemigo interior permanecerá desconocido. Nuestros sentimientos/emociones, nuestra "energía en movimiento", es una fuerza poderosa. Nuestro quinto chakra nos enseña cómo transmutar la emoción en creatividad y nos dirige hacia cómo poder compartirla con otros a través de la comunicación.

Sin embargo, nuestra sociedad ejerce mucha presión en estar "bien" y trabajar duro. Por eso con frecuencia ignoramos los síntomas de nuestro cuerpo y emociones. Hacemos esto porque necesitamos sobrevivir en un mundo competitivo y porque las emociones negativas y un cuerpo incómodo nos resultan familiar. Basta mirar la cantidad de medicamentos y publicidades sobre suplementos que nos alientan a "tomar la medicina" para que ignoremos los mensajes de nuestros cuerpos y sigamos trabajando. Si podemos percibir una pequeña voz que nos revela los sentimientos auténticos sobre la vida, entonces podemos tomar las decisiones adecuadas para poder lidiar con estos sentimientos.

Nuestras emociones son eventos bioquímicos en las glándulas de nuestros chakras. Cuando se encaminan a nuestro cerebro, van hacia el sistema límbico, que está en el sector más primario y en el área de la supervivencia de nuestro cerebro. Estas emociones solamente pueden encauzarse hacia la mente cortical superior a través del aprendizaje y las elecciones conscientes. Por eso, las emociones son en verdad sensaciones corporales y es difícil poder aislarlas de nuestro cuerpo. Hay muchos dichos que expresan esto. Por ejemplo: "tenía tanto miedo que me temblaban las rodillas". "Estaba tan enojado que me hervía la sangre". De hecho es muy difícil describir una emoción sin usar una sensación corporal. El cuerpo y las emociones actúan como uno solo. Si nos sentimos bien emocionalmente entonces nuestro cuerpo se siente bien. Por otro lado, si estamos disgustados, nuestras emociones y cuerpo sentirán el dolor.

Las emociones son reacciones de nuestra vida interna y externa. Nos dotan de importante información que puede ayudarnos a manejar nuestro cuerpo a través de la vía de la tercera dimensión. Estas emociones nos dan información en un lenguaje no verbal y nos hablan del portador de frecuencias a las cuales estamos atendiendo. Un portador de frecuencia es una emoción que llega esta información. Las ondas de baja frecuencia están basadas en el miedo y las ondas de frecuencias superiores están basadas en el amor. El miedo es una frecuencia baja porque resuena con la restricción, limitación, separación, poder sobre otros, poder de otros sobre nosotros, etcétera. Por otra parte, el amor es una frecuencia elevada porque resuena con la fluidez, con el permitir, con la aceptación, unidad, esperanza y poder interior.

Las ondas cerebrales más rápidas Beta, son las que más resuenan con el portador de frecuencias más bajas porque su foco es externo y muy a menudo sobrecogedor. Por eso es fácil salirse del centro. En las ondas cerebrales más bajas tenemos un mayor foco interior y podemos balancear mejor nuestros muchos "yoes". Sólo cuando estamos centrados y calmos en nuestros pensamientos y emociones es que podemos elevar la racha de vibración de nuestra conciencia y de este modo de nuestras percepciones.

Dado que la realidad que creamos está basada en la información a la que prestamos atención, es importante que aprendamos a percibir el portador de frecuencias con el cual queremos sintonizar.

Es parecido a sintonizar la estación de una radio. Sin embargo, con la radio, las estaciones no están basadas en una jerarquía como lo está con nuestra conciencia.

Las altas dimensiones mandan sus mensajes en las frecuencias altas y las bajas dimensiones envían su información en las frecuencias inferiores. El estímulo elevado de la cuarta y quinta dimensión viaja en el portador de frecuencias del amor. El estímulo de la cuarta dimensión inferior y, para mucha gente, la mayoría de la tercera dimensión, es llevado mediante el portador de frecuencia del miedo. Las ondas transportadas basadas en el miedo no son "malas". El miedo nos da una información importante acerca de nuestra seguridad. Sin embargo, no queremos vivir nuestra vida en el miedo. Lo mejor es que aprendamos a tomar el mensaje del miedo y luego liberarlo.

El quinto chakra se ubica en la garganta. Éste Chakra rige sobre la creatividad y es el primer chakra en donde podemos entrar en contacto con seres superiores. El chakra de la garganta tiene 16 pétalos. Dentro de cada uno de los pétalos se encuentran las letras 8AM, AAM, IM, EEM, UM, OOM, RIM, REEM, LRIM, LREEM, EM, AIM, OM, AUM, AM, AH. En numerología, el número 16 se reduce a siete. Siete es el número del análisis, el entendimiento, el conocimiento, la conciencia y la meditación. El número siete dirige a un foco interior que es vital para que la creatividad germine para poder comunicar nuestro ser más profundo y honesto con otros y con los seres superiores. El desafío del número siete yace en las dificultades que trae la incomodidad con nuestros sentimientos internos que no podemos expresar. El número siete nos demanda entrar y reunir nuestros pensamientos y emociones para poder encontrar una expresión creativa.

clip_image002En el interior del loto está el yantra del elemento éter (akasha tattwa): un círculo blanco del color de la luna llena. Dentro del círculo hay una gota de néctar, el bijamantra Ham y un elefante blanco que también simboliza al elemento éter. Según dice la tradición, bindu visarga (chakra de la coronilla) segrega un fluido llamado amrit (ambrosía) o néctar de la inmortalidad. El néctar (fluido trascendental) que gotea desde bindu se almacena primero en lalana chakra, donde permanece inactivo; más tarde desciende hasta vishudddi (quinto chakra) y, si este chakra no está despierto, sigue su descenso hasta el chakra del ombligo donde es consumido por el "fuego de Manipura", dando como resultado el proceso de degeneración del cuerpo, el envejecimiento y la muerte.

Cuando Vishuddhi está despierto retiene el fluido y lo transforma en el néctar de la inmortalidad, que produce efectos como la regeneración corporal y la elevación del nivel de consciencia.

La nota musical que corresponde con este chakra es el sol sostenido o G#, y el manta es “ham” o “u”. El color de este chacra es semejante al azul pálido o a un azul verdoso.

El chakra Vishuddhi o chacra de la garganta rige en la vida, la escucha, la comunicación, la auto expresión, la gracia y la escucha al ser superior. Este chakra nos urge encontrar nuestro "ser", comunicarlo mediante nuestra creatividad y usar la fuerza creativa de nuestras emociones superiores para mover nuestra consciencia dentro de las dimensiones más altas.

El quinto chakra rige también en sentido de la audición. Así como debemos aprender a escuchar nuestro Ser interior, también tenemos que aprender a escuchar a otros.

El signo de Géminis y su regente Mercurio se focalizan en la comunicación y expresión. Mucha gente con su sol en el signo de Géminis disfrutan del canto y otras formas creativas de comunicación. Géminis también es un signo muy analítico. Su naturaleza dual los hace muy gregarios y al mismo tiempo recluidos.

El éter es el elemento de este chakra. El quinto chacra es el primer chacra que está gobernado por nuestros sentidos más elevados, que invocan a la fuerza de este chakra para focalizarse sobre los miembros del reino angélico.

El quinto chakra dirige nuestra atención hacia la parte elevada de la tercera y cuarta dimensiones. Todavía está ampliamente regido por nuestra mente consciente pero tiene acceso a la consciencia colectiva. Cuando este chakra está balanceado, nuestra conciencia individual ha progresado más allá de la conciencia personal y de grupo y se encamina hacia la "conciencia nacional".

Este es el Chakra que representa el estado de vida del ser adulto. En este estadio, se establece un sentido de ser por el que somos totalmente responsables y podemos así construir relaciones a largo plazo. Si podemos usar el poder de este chakra, podemos aprender a ir dentro de nosotros mismos para determinar la fuente de nuestras emociones. Entonces podremos comunicar efectivamente nuestra experiencia personal a otros. Es la habilidad de ir hacia adentro para conectar con nuestra guía interna antes de comunicarnos con otro, lo que crea una verdadera intimidad porque está basada en nuestra verdad más profunda.

La era que mejor representa el chacra de la garganta es la "new age” de nuestro tiempo presente. En esta de la tenemos como desafío cambiar desde un foco nacional hacia un foco planetario. Esta conciencia colectiva impulsa a los individuos en una "conciencia nacional" a expandir su conciencia. Para poder enfrentar los desafíos que tenemos por delante como la polución y la habilidad de terminar la vida como la conocemos mediante una guerra nuclear. Es el tiempo de darnos cuenta de que todos los otros estamos juntos en este mundo. En el presente estamos enfrentando muchos desafíos que parecía imposible concebir en el pasado. Todos debemos emprender un viaje interior que invocar a nuestra guía más elevada para que podamos honestamente y efectivamente expresar nuestras soluciones.

La adoración a través de este chacra se ha expandido más allá de un dios masculino con características humanas de venganza y enojo, que vive a salvo lejos en el cielo, hacia un concepto de Dios que abarca tanto las polaridades masculinas y femeninas así como toda la creación: Dios/ Diosa/Todo lo que es.

La glándula endocrina correspondiente con este chakra es la tiroides. La tiroides es una glándula con forma de mariposa que envuelve la parte frontal de la tráquea justo debajo de la manzana de Adán. Produce hormonas que influencian esencialmente a cada órgano, cada tejido y cada célula en el cuerpo. Las hormonas de la tiroides regulan el metabolismo del cuerpo y la función de los órganos, afectando el ritmo cardíaco, los niveles de colesterol, el peso corporal, los niveles de energía, la fuerza muscular, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual, la memoria y muchas otras condiciones. En otras palabras, nuestra tiroides se comunica con todo nuestro cuerpo y tiene mucho que ver con la regulación de la salud general y nuestro bienestar.

El plexo nervioso para este chakra es el plexo laríngeo. Éste plexo controla nuestra garganta, hombros, brazos y la voz.

Cuando este chakra está limpio tenemos una buena comunicación, expresión, creatividad, inspiración y una buena interacción con otros, no está metabolismo es saludable, esta niveles de colesterol están en buen estado, tenemos energía vital y nos sentimos físicamente fuertes al igual que psicológicamente. Estamos inspirados para poder expresar nuestro ser superior y tenemos una vida enriquecida por expresión creativa y entretenimiento. Estas relaciones están basadas en la comunicación veraz y una auténtica intimidad.

Cuando el chakra de la garganta no está en equilibrio frecuentemente tenemos problemas de audición, garganta y/ o vos, tos, tartamudeo, un pobre metabolismo, problemas con la glándula tiroides e incluso gripe. Nos sentimos insatisfechos en lo creativo y podemos estar aburridos. Quizás tengamos problemas de hablar fuerte con tengamos miedo de hablar frente a otros. Estas relaciones pueden sufrir de una pobre comunicación y una falta de intimidad. Definitivamente carecemos de inspiración y estamos desconectados de nuestra guía espiritual.

Sobre el planeta tierra, el quinto chakra se ubica en el Monte Shasta en California, Estados Unidos. Este monte ha sido conocido por mucho tiempo como un vórtice espiritual en el cual se ha llevado a cabo muchos retiros y seminarios. Metafísicamente hablando, los lemurianos se dice que vivieron en la cuarta dimensión en el área por debajo de este monte. El Monte Shasta en la montaña más alta que en los Estados Unidos y es un pináculo de inspiración.

El chakra de la garganta rige la parte elevada de la tercera y cuarta dimensiones. Nuestras emociones torturadas pueden empujarnos hacia la pesadilla del plano del bajo astral. Por eso, antes que cualquiera de nosotros puede empezar su viaje interior a través de los planos internos de la realidad, debemos limpiar el túnel a través de nuestro propio lado oscuro en el "infierno" del bajo astral. Una vez que hemos logrado eso, hemos abierto nuestra consciencia a un mundo interior maravilloso que es tan real, de hecho más real, que el mundo de las ilusiones de nuestra realidad física.

El chakra de la garganta es el primer paso hacia el reconocimiento de que todos somos dioses y diosas en entrenamiento. Como una pequeña semilla que cae de una flor, llegamos a esta tercera dimensión para aprender a crecer y florecer. Encontramos muchas dificultades: por lo general el suelo es seco y con pocos nutrientes. Sin embargo, es a través de enfrentar los conflictos interiores y exteriores que crecemos hacia una entidad creativa más elevada.

Esta creatividad personal no está limitada por lo que se define socialmente como una forma de arte. Cada área de nuestra vida demanda comunicación con nuestra fuerza creativa. Nuestro quinto chakra es la fuerza creativa de la expresión que es nuestro derecho de nacimiento. Todos somos creativos. Si por algún motivo hemos perdido la conexión con nuestro ser creativo, es una de las más grandes pérdidas que podemos llegar a sufrir. La puerta hacia nuestro ser interior está siempre abierta es sólo nuestro propio dolor y nuestro miedo el que la cierra. Si no podemos abrir esa puerta, entonces nuestra primera acción debe ser encontrar a alguien que nos ayude a comunicarnos con nuestro Ser que espera dentro de cada uno de nosotros.

10 abril 2009

Año 2012 y teoría de la cuerda.

La física, entre otras cosas, trata también de los extremos. En un extremo de la escala, los principios extraños de la mecánica cuántica describe y pronostica el comportamiento de lo sumamente pequeño: los átomos y las partes que lo conforman. En el otro extremo, las dos teorías de la relatividad de Einstein se las arreglan con la inmensidad del propio universo, la velocidad de la luz y la deformación del espacio-tiempo por cuerpos grandes como estrellas, galaxias y agujeros negros. A parte de su belleza abstracta ambas teorías han demostrado ser herramientas muy poderosas. La mecánica cuántica llevó al desarrollo del chip de ordenador. La relatividad dio a los cosmólogos las herramientas para explicar toda clase de actividad extraña en la inmensidad del universo. El problema es, dijeron, que si la física cuántica es cierta, entonces la relatividad tiene que ser falsa y viceversa. Cuando tratas de aplicar las reglas que gobiernan un campo a las reglas que gobiernan al otro, dejan de funcionar. La mecánica cuántica indica que en el nivel subatómico donde la materia y la energía deja de ser entidades separadas, el universo es tan caótico e imprevisible que se conoce como "espuma cuántica". Por otro lado, la relatividad solamente trabaja en universo perfectamente en calma y muy predecible.
Durante décadas los físicos han estado buscando alguna manera de unificar estas dos potentes teorías en una teoría del todo. Ahora parece que podrían haberlo encontrado con la teoría de la cuerda.
Según este concepto, las cosas más diminutas del universo no son las partículas subatómicas en la que todos hemos oído hablar (protones, neutrones y electrones) y tampoco las partículas más misteriosas que los físicos nucleares manejan habitualmente: quarks, leptones, neutrinos y otros. Parece que las partículas más fundamentales del universo no son realmente partículas. Se describen más bien como bucles de cuerda que vibran a frecuencias específicas. Esta frecuencia dilatorias determinan la identidad de la cuerda y por lo tanto de qué clase de partículas estará formada: un quarks que es parte de un átomo que es parte de una molécula de materia, o una partícula que en última instancia se hará un fotón de energía electromagnética. Todo depende de la frecuencia de la vibración. Cuando se analiza en este nivel, la espuma cuántica deja de parecer tan irremediablemente caótica.
En términos del ciudadano común y corriente, es decir todos nosotros, la teoría de la cuerda propone que la forma y el contenido del universo entero están determinados por las frecuencias vibratorias del núcleo de cada átomo, cada partícula. Este concepto corrobora la proposición de que, en última instancia, no hay ninguna diferencia entre la materia y la energía. Todo es uno y todo es un tipo de música. Este es un concepto que ha sido comprendido por los místicos y otros individuos espirituales durante siglos.
En el diminuto nivel de la teoría de la cuerda, un campo tan pequeño que sólo puede ser descrito a través de matemáticas sumamente compleja, el universo no es la construcción de cuatro dimensiones que nosotros los humanos estamos acostumbrados a percibir y habitar, los seres humanos funcionamos en un mundo de altura, fondo, anchura y tiempo. Eso es todo lo que conocemos. Sin embargo no es todo lo que hay ni mucho menos. Hasta el momento los físicos que trabajan en la teoría de la cuerda están postulando que las cuerdas existen en algún lugar entre siete a once dimensiones diferentes simultáneamente. Estoy seguro que finalmente encontrarán 12. En otro punto de la escala cósmica, existen pruebas de que alguna partículas no sólo desobedecen el límite de velocidad cósmico de Einstein (la velocidad de la luz) sino que lo exceden enormemente. Todo lo anterior induce a pensar en el concepto de dimensiones múltiples y también universos múltiples (universos paralelos). Quizás existe un número infinito de tales universos, todos tocando al nuestro a nivel de las cuerdas. Llevado a su conclusión lógica, lo que esto nos dice es que el lugar en el que estamos ahora mismo, existe en un número infinito de variaciones sucediendo todas al mismo tiempo. En uno de estos universos tal vez estén sentados solos leyendo este artículo, en otro, están en una fiesta. En otras palabras, todas las cosas no son sólo posibles, sino que también son probables en algún universo alternativo.

Hasta ahora, la mayoría es solamente consciente del universo que habitamos. Esto queda muy bien explicado a través de la definición del punto de encaje sobre nuestro huevo luminoso del que habla Carlos Castañeda. Parte del cambio que estamos por vivir y del que tanto se habla en torno al 2012 y el calendario maya, consiste en convertirnos conscientemente en seres humanos multi sensoriales capaces de trascender nuestros cinco sentidos básicos. Cuando hablamos de personas que son capaces de entrar en contacto con entidades angélicas, extraterrestres, o seres de la naturaleza como los devas, guías espirituales y otros por el estilo, no hablamos de otra cosa sino de personas capaces de trascender sus cinco sentidos básicos. Parece claro que estas personas están en contacto con al menos un universo alternativo, diferente del nuestro pero unido a él en la espuma cuántica. Muchas veces nos confundimos en nuestras experiencias espirituales cuando tratamos de ponerlas en palabras. Esto es porque nuestra interpretación y descripción de estas experiencias dependen de palabras familiares que representan nuestros sentidos básicos: la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto. Pero en la experiencia en sí no es lo mismo. En una experiencia espiritual uno puede decir escuché una voz, aunque exactamente no era una voz... ni tampoco uno lo escuchó. También uno puede decir sentir unas manos invisibles que me estaban tocando el pie, aunque no lo sentía como manos en absoluto. Vi a una persona, pero en realidad no lo vi con mis ojos. Son todos comentarios comunes como podría ser: olí la fragancia más asombrosa, aunque nunca hayamos usado el sentido del olfato. Relatamos nuestras experiencias con nuestros sentidos limitados acá en la Tierra porque es todo lo que conocemos hasta ahora.
Cuando se trascienden los cinco sentidos básicos, uno aprende a comunicarse mediante conceptos y aceptar el hecho de que algunos de ellos no pueden definirse con nuestras palabras. En este sentido, nuestra dimensión limita nuestro lenguaje. Cualquiera sea el significado intuitivo de las palabras, muchos piensan que deben tener un significado muy definido para que a alguien le resulten útiles. Quieren poder compartir sus experiencias dentro de lo que conocemos como "mundo real" mediante palabras. Esto nos impulsa a querer que el significado de esas palabras sean igual de "reales".

Cuando hablamos de universos paralelos o incluso de otras dimensiones, no estamos hablando de fantasía o imaginación. Si uno realmente comprende el mundo de la energía y sus modos de aglutinarse o de transmitir información, pronto comprendemos que sólo se trata de un asunto de frecuencias y vibración. El hecho de que uno no pueda atravesar la mano por un vidrio o la superficie de la mesa o incluso otro cuerpo, se debe únicamente a que la vibración de los dos objetos (compuestos ambos por átomos en movimiento) pertenece a dos frecuencias diferentes. Si yo fuera capaz de sintonizar la frecuencia de vibración de mi mano con la frecuencia de vibración de la mesa que tengo enfrente, entonces sería capaz de atravesar mi mano por ella.
Este es el concepto básico que subyace en la idea de universos paralelos. Cuando cuando alguien logra entrar en contacto con universo paralelo se debe a que de alguna manera ha logrado sintonizar con la frecuencia de vibración de ese otro universo y viceversa. Esto se comprende mucho mejor a través de la teoría de la cuerda y en un ejemplo muy sencillo. Si en una habitación tengo dos guitarras y pulso una de las cuerdas de una de las guitarras, la misma cuerda en la otra guitarra al cabo de pocos segundos también comenzará a vibrar sin que nadie la haya pulsado. Este fenómeno se llama resonancia y en esto consiste la interacción o intercambio de información entre dos universos. Cuando hablamos de electromagnetismo hablamos de la energía detrás de todas las cosas. La única diferencia entre el magnetismo y de la luz visible es la frecuencia de movimiento de las ondas de energía. Al fin y al cabo los colores no son otra cosa que la interpretación que hace nuestro cerebro sobre diferentes frecuencias de movimiento de luz visible. Lo mismo sucede cuando hablamos de frío y calor. Una vez más estamos hablando de la interpretación de nuestro cerebro sobre diferentes frecuencias de movimiento molecular. En este sentido la física no hace otra cosa que confirmar la creencia de que, en última instancia, todo en el universo se compone de vibraciones a diferentes frecuencias. Si se cambia la frecuencia de una vibración, se cambia la naturaleza de la partícula definida por esa vibración.
En todo el proceso de la evolución de la conciencia en el ser humano se puede observar este principio. Las distintas experiencias humanas y las circunstancias en las cuales las vivenciamos nos van llevando hacia un aumento de vibración. Los distintos caminos y técnicas espirituales enfatizan el aumento de la conciencia, lo que a su vez repercuten en la materia que componen nuestro cuerpo físico. Cuando nuestro cuerpo recibe la cantidad adecuada de energía y en la vibración determinada, disfrutamos de una buena salud. Por el contrario, si ese nivel de energía y su vibración decaen, nos enfermamos o incluso morimos. Está más que comprobado que nuestros pensamientos inciden sobre este nivel de energía y vibración y son capaces de acelerar o detener su frecuencia y es por esto que cuanto más nos acercamos a las vibraciones elevadas (amor) mejor nos sentimos y disponemos de una mayor cantidad de energía.
Cuando uno está "sincronizado" con la vibración del amor u otra, uno simplemente está alineando campos de energía que permite una transferencia máxima de información.
Todo este principio de la cuerda es lo que se encuentra en el universo y es observable por la tendencia que tienen los elementos de menor vibración a adaptarse y ajustarse con el que vibra a una mayor velocidad. Otra vez nos encontramos con otro principio básico que se expresa mediante la masa crítica. Esta sostiene que basta un porcentaje determinado de individuos dentro de una nación para arrastrar a aquellos en vibraciones inferiores hacia un nuevo nivel.

Es indiscutible que a medida que pasan los años (y no me refiero a edades), vamos experimentando una aceleración del tiempo. Muy posiblemente esto esté relacionado con la expansión del universo. Los científicos sostienen que el universo no sólo se está expandiendo sino también aumentando su velocidad.
Bajo el principio anterior de sintonía, a medida que la vibración del universo aumenta también lo hace la conciencia humana. La cuarta dimensión (el tiempo) es susceptible a la consciencia y percibida por ella. Hoy en día es muy claro sentir que uno hace más cosas en menos tiempo o, puesto en otras palabras, que el tiempo pasa mucho más rápido y el día es más corto aunque los relojes sigan contando 24 horas. Al estar tanto los relojes como nosotros dentro de la misma dimensión, no percibimos la diferencia. Esto quedó explicado en un experimento hipotético de Einstein en donde dos personas con relojes sincronizados, una de ellas es enviado fuera al espacio durante un tiempo equis, al regresar habrá habido una diferencia en la hora de su relojes aunque para cada una de estas personas y en especial la que ha sido enviada al espacio, no haya habido una diferencia. Esto se debe a que tanto del observador como el reloj están dentro de la misma dimensión.
El hecho de que el sistema solar en su conjunto se esté acercando al ecuador galáctico con su enorme fuerza de gravedad, me hace pensar en la teoría de la relatividad de Einstein sobre la curvatura del tiempo provocado por la fuerza o presencia de un objeto masivo como puede ser el agujero negro que se encuentra en el centro de nuestra galaxia. Estamos en viaje a una alineación sin precedentes, en miles de años, con este centro. De alguna manera esto está acelerando la percepción del tiempo por el cambio que puede estar generando en la aceleración de la frecuencia en nuestra conciencia. La evolución tecnológica que ha sucedido en los últimos 50 años no tiene precedente en la historia de la evolución humana y tampoco lo tiene la celeridad con la que vivimos nuestras vidas. Nos hemos estado adaptando a lo largo de las últimas décadas a esta aceleración del tiempo mediante el uso y desarrollo de la tecnología moderna. La mayoría de los inventos están destinados a ganar tiempo mientras que por el otro lado, la tecnología médica apunta a estirar la duración media de la vida de un ser humano.
Posiblemente esto haya sido un factor contraproducente para nosotros. Antiguamente la corta duración de la vida promedio nos obligaba a hacer mejor uso del tiempo. Actualmente y pese a contar con más años, tengo la sensación que la mayoría de las personas desaprovecha lastimosamente su tiempo sobre la tierra.
Creo que eso se debe a que no hay una conciencia de lo que estamos viviendo y de lo que está sucediendo a nuestra humanidad como conjunto. Estamos próximos a un gran salto evolutivo en términos de nuestra conciencia y por ende, de nuestra percepción del mundo y lo que representa para nosotros junto a nuestro potencial creativo. El exceso de información con la cual estamos siendo bombardeados día a día hace que un alto porcentaje de la población mundial quede atontada y no pueda hacer frente a lo que es realmente importante. El exceso de luz es como la oscuridad, no deja ver.
Es muy posible que todo este asunto del calendario maya y el año 2012 de nuestra era, consista en la oportunidad de conscientemente interactuar con un universo paralelo. Esto cambiaría drásticamente nuestra percepción de la realidad y el mundo que hoy conocemos y quizás por ello Calleman llama a este último mundo "el nivel universal". Es natural que los paradigmas actuales se modifiquen y entren en un proceso de caos antes de poder reorganizarse dentro de un nuevo nivel. Actualmente estamos viviendo la lucha entre lo viejo y lo nuevo claramente planteado por la oposición entre Saturno y Urano. (Ver artículo sobre ciclos planetarios).
Para que nuestro sistema se encuentre alineado con el centro de la galaxia es necesario que estemos en el ojo del huracán. Nuestro sistema solar está atravesando un área densamente poblada de escombros estelares, todos ellos atraídos por la enorme fuerza de gravedad ejercida por el agujero negro del centro de nuestra galaxia, la que hace que sea plana. Es muy posible que esta enorme fuerza sea la causante de los cambios en la dinámica de nuestro Sol y del hecho de que aún estemos sumergidos en un profundo mínimo solar. Además de los fuertes cambios climáticos que esto está trayendo a nuestra tierra, también está ejerciendo su influencia sobre la percepción del tiempo. Esto no significa que nuestra tierra vaya a destruirse o desaparecer, pero sí cambiará radicalmente nuestra forma de percibirla una vez que logremos hacer este próximo salto evolutivo al cual hemos sido llamados a participar.