14 marzo 2009

Tercer Chakra - Manipura

Los pensamientos inconscientes evocan conductas basadas en dolores pasados y programaciones negativas viejas.

Nuestros pensamientos estan fuera de control y sin foco mientras pensamientos negativos y obsesivos se apoderan de nuestra libre voluntad. El pensamiento sin control refuerza nuestros sentimientos de ser víctima. Pensamientos orientados a problemas crean una espiral descendente sin esperanza de solución. Pensamientos inesperados llegan a nuesta mente y nos castigan con viejas creencias fundamentales sobre la inadecuación de nuestro ser.

Nuestros pensamientos nos hacen sentir separados de cada uno y cada cosa y nos limita en poder alcanzar nuestros deseos. Por ello, nuestros principios morales y códigos de lo correcto o incorrecto están envilecidos hasta un punto de estar en guerra con el mundo que nos rodea. Nos damos permiso de hacer cualquier cosa porque estamos separados de la sociedad. Sin embargo, somos todos “animales de rebaño” y pronto encontramos otra “sociedad” donde usar drogas y/o alcohol, “divertirse” y hacer lo que nos plazca, es la norma. No obstante, antes de darnos cuenta, nuestras decisiones se convierten en adicciones y otra vez nos encontramos fuera de control.

El tercer chakra es el que mejor ejemplifica la Puerta de los Pensamientos porque representa nuestros propios pensamientos. Esto es, nuestros pensamientos conscientes e inconscientes, así como los pensamientos emocionalmente ligados a otros que se perciben mediante nuestro Cuerpo Astral. Los pensamientos y las palabras y acciones que se inician a partir de esos pensamientos, son el centro de nuestro Poder, sea tanto nuestro “poder sobre otros” o el “poder dentro de nosotros”.

La lección del tercer chakra es: si podemos tener “poder sobre” nosotros mismos, sentiremos nuestro “poder interior”. Así no seremos la víctima del poder de nadie “sobre nosotros”, ni sentiremos la necesidad de tener “poder sobre otros”. El poder ser convierte en algo que tenemos y no en algo que usamos.

clip_image002El tercer chakra o Manipura (literalmente: ciudad de las joyas ó joya brillante), se ubica entre el esternón y el ombligo, generalmente sobre la boca del estómago o el centro conocido como plexo solar.

Este chakra tiene diez pétalos que cuando giran se parecen a un vórtice. En numerología el número 10 se reduce a 1. El número 1 simboliza el comienzo, inicio, nacimiento. Algo así como “en el principio estaba el verbo” y cada palabra empieza con un pensamiento. Incluso si es inconsciente, los pensamientos preceden a la comunicación. La palabra comunicar tiene su raíz en el vocablo sánscrito ‘komeic’ que significa “comulgar, comunión”. El tercer chakra también representa nuestra comunicación con el el mundo astral de la cuarta dimensión, que por lo general es inconsciente.

El triángulo rojo en el centro representa la zona de fuego (Aagni Tattwa) y contiene el bija mantra Ram. Se relaciona con el fuego de los ácidos digestivos y las glándulas suprarrenales.

La nota musical es la D o Re y el matram es “ram” o “aum”. El color característico de este chakra va desde el amarillo al dorado. Cuando se lo ve en el aura con la visión astral, el color amarillo representa el pensamiento intelectual. El color dorado, en cambio, representa la identificación con las cualidades del Alma de uno. Un predominio de amarillo en el aura representa el apego que uno tiene a sus pensamientos racionales propios del ego. Por otro lado, el predominio de dorado en el aura representa un ego que ha rendido su control del envase físico (cuerpo), al alma.

En el nivel físico, el color amarillo se usa para designar precaución y cautela. El amarillo está entre el rojo de “parar” y el verde de “seguir”. Hace falta mucha cautela para poder integrar nuestros seres físico y astral. Es un chakra de síntesis. El camino hacia la espiritualidad está pavimentado de cautelosa paciencia.

Manipura rige la parte mental de nuestra consciencia y gobierna el pensamiento, tanto físico como intelectual, y el poder, control y/o libertad obtenida por nuestra mente. Es el chakra del “poder”, gobernando sobre nuestro sentido de “ser”, el poder que tenemos dentro y sobre nuestro destino, el poder que tenemos sobre otros y el que otros tienen sobre nosotros.

Si una persona es muy yin (energía femenina), entonces él o ella pueden sentirse impotentes. Por otra parte, si es muy yang (energía masculina), entonces él o ella pueden tener una tendencia a ser agresivos o ambiciosos. El chakra Manipura, que se relaciona con el hígado, vesícula biliar, estómago, bazo y páncreas, regula cuán centrados nos sentimos durante el día en relación a nuestras facilidades mentales y nuestra habilidad de manejar nuestra capacidad de auto-motivación. Esto proyecta un manejo adecuado o no sobre nuestra voluntad personal.

Las proyecciones de nuestro ego y nuestras energías vitales están influenciadas por este chakra porque rige cuán bien podemos mantener nuestro sentimiento de Ser en una lucha de poder con otro semejante. La batalla entre los egos es difícil de ganar si somos niños y nuestro oponente es un padre o adulto. Por ello, este chakra guarda los secretos de las muchas luchas de poder que peleamos y perdimos con nuestros padres y otras figuras de autoridad cuando eramos niños.

El tercer chakra es conocido por ser la puerta al Plano Astral de la cuarta dimensión. Por eso rige nuestras emociones astrales. Sin embargo, estas emociones son muy diferentes de las emociones físicas que se sienten a través del segundo chakra. Nuestro segundo chakra rige las emociones de supervivencia, del tipo instintivo; mientras que las emociones del tercer chakra están entretejidas con nuestro proceso de pensamiento.

Estas emociones más “cognitivas” se sienten como reacciones hacia otros y como reacciones hacia nuestros deseos y metas. Es esta combinación de penamiento y emociones lo que abre nuestra puerta hacia la cuarta dimensión. Una vez abierta, este portal puede empezar a armonizar nuestras percepciones de la tercera dimensión con los sentidos elevados de nuestra consciencia psíquica e intuitiva.

La integración de nuestros cuerpos físico y astral pueden crean otro asunto de control para el tercer chakra. Además de los temas de control de los diferentes egos tratando de ejercer su poder personal sobre otros, están los temas del control interno de pensamientos versus emociones, intuición versus intelecto y de yin versus yang.

El tercer chakra o Manipura rige el sentido de la vista. Rige la vista física de nuestras consciencia de la tercera dimensión y la “segunda” vista o visión astral de nuestra consciencia de la cuarta dimensión.

Leo es el signo astrológico que se asocia con este chakra. Leo, que está regido por el Sol, simboliza nuestra calidez y fuerza, así tambien como nuestro deseo de reconocimiento, poder y estatus social. El sentido de la importancia personal. Astrológicamente, nuestro sol representa el sistema del ego que encarnamos dentro de esta vida física presente.

El tercer chakra representa la lucha de ese sistema de ego, primero con otros y después con nuestra alma. Cuando encontramos el poder dentro nuestro, ya no necesitamos luchar en contra de otros. Así, nuestro ego debe aprender a reconocer la calma y serena voz de nuestra alma y aprender a rendir el control de nuestro envoltorio físico a su capitán superior.

El fuego es el elemento asociado con este chakra. El fuego representa la porción electrica/neuronal de nuestro cuerpo físico de la tercera dimensión. La electricidad está asociada con nuestra habilidad de conscientemente manejar nuestra conducta mediante nuestros pensamientos porque es el disparo eléctrico de nuestro sistema nervioso que permite a nuestro cortex cerebral elegir nuestra conducta.

Cuando obtenemos “Poder de Voluntad” par elegir nuestras conductas, acciones, palabras y actitudes, estamos conscientemente en control de nuestra vida. Por otra parte, si nuestra conducta, acciones, palabras y actitudes no son elegidas conscientemente, entonces estamos reaccionando en vez de respondiendo. Así, no sentimos que estamos en control de nuestra vida porque no pudimos elegir una respuesta que nos conceda poder personal.

El chakra tercero del plexo solar rige el reino animal del cuál la humanidad se dice está en el tope de la jerarquía. Esta determinación está hecha en base al tamaño de nuestro cortez cerebral y nuestra “supuesta” habilidad de controlar nuestro destino. Sin embargo, ese control no está basado solamente en el tamaño de nuestro cortex cerebral. Las ballenas y los delfines tienen un cortex bastante más grande que el nuestro, de hecho los delfines tienen un mecanismo del habla más extenso que el nuestro. Sin embargo, los delfines y las ballenas han estado por siglos a merced de la violencia de la humanidad.

Los humanos han dañado, matado y esclavizado a otros humanos. El tercer chakra es el chakra que maneja tanto las luchas entre y dentro de las especies por poder y dominio. La habilidad de comunicar nuestros pensamientos y sentimientos a través del habla, siempre ha sido un importante factor de lucha.

El área del cerebro asociado con este chakra es el neo cortex, que es el comienzo de las funciones mentales superiores. El tercer chakra representa nuestra consciencia de la tercera dimensión, así como la forma en que nuestro cuerpo astral de la cuarta dimensión influencia nuestro mundo físico. Si no permitimos ninguna influencia de nuestro ser astral, entonces estamos limitando nuestra realidad y así nuestros juicios son incompletos.

Este chakra representa las edades comprendidas entre los 6 años y la adolescencia. Este es el marco temporal cuando el niño empieza la escuela y se aleja de influencia constante de la familia. Desde las edades de los 6 a los 12 años, los chicos interactúan con los maestros, amigos y las familias de sus amigos, pero su principal influencia sigue siendo la familia personal y su hogar.

Los chicos de estas edades se vuelven más conscientes de sus diferencias con sus padres. Especialmente cuando se adentran a la adolescencia temprana, esta consciencia los impulsa a buscar su propia identidad dentro de la familia. Desde los 12 años hacia la adolescencia, el foco cambia de la familia a los amigos. Si estos jóvenes adolescentes son capaces de desarrollar un sentido de Ser mientras viven dentro del sistema de sus familias, tendran una época más fácil cuando repitan ese proceso fuera de la familia.

Antropológicamente, el tercer chkra representa la civilización de cerca de 5000 años atrás cuando existieron los grandes imperios de Egipto, Siria, Grecia y Roma. Estas sociedades se hicieron dominantes mediante el “poder sobre” sus oponentes. El ascenso y auge de estas civilizaciones marcaron la expansión de las habilidades cognitivas de la humanidad. Dentro de estas civilizaciones, al menos algunos de los miembros de la sociedad tuvieron “tiempo” de perseguir algo más allá de la supervivencia. La multiplicidad de dioses y diosas, así como animales, eran venerados por la mayoría de estas sociedades.

La glándula endocrina de este chakra es el páncreas. Esta glándula juega un rol importante en digerir la comida. Segrega la hormona insulina que regula los niveles de azúcar en sangre del sistema y el metabolismo necesario para digerir los carbohidratos. Las encimas que se segregan por el pancreas son importantes para el b balance de las grasas y proteínas en el organismo.

Esta glándula endocrina se descontrola cuando mucha azúcar entra al sistema. Esto se debe a que la persona quiere más dulzura en su vida y no sabe cómo conseguirla. Las bebidas alcohólicas se convierten instantáneamente en azúcar, por lo que en algunos casos la diabetes puede resultar del alcoholismo. Otra vez, la persona no siente que tiene el poder interior para enfrentar la vida y debe ingerir una substancia para consolarse.

El plexo solar, que se ubica justo por debajo del costillar, es el plexo asociado con este chakra. Las areas del cuerpo asociadas con este chakra son la parte baja de la espalda, abdomen, el sistema digestivo, estómago, hígado, bazo, vesícula biliar y el sistema nervioso autónomo.

Cuando este chakra está limpio tenemos un fuerte sentido de poder personal y auto-motivación. Nuestras luchas de poder con otros son mínimas porque aceptamos la responsabilidad de ser creadores de nuestra propia realidad. Por ende, no nos sentimos víctimas o controlados por otros. Si hay un problema en nuestra vida, nos damos cuenta que si llegó a nuestra vida, nos toca a nosotros lidiar con ello. Tenemos una aguda habilidad de tomar decisiones, un fuerte poder de voluntad y una buena imagen personal de nosotros mismos.

Dado que nos hacemos cargo de nuestra vida, gozamos de buena salud y energía vital. Cuando somos capaces de balancear el lado Yin y Yang, pensamientos y emociones, intuición e intelecto, poder de voluntad y capacidad de rendirnos al Alma, podemos ser conscientes de los muchos mensajes que nos llegan del plano astral. Somos capaces de escudarnos de los “tirones físicos” de otros, sus exigencias, ya que somos capaces de discriminar nuestras emociones de las emociones de otros. Podemos hacerlo porque hemos sabido escuchar a nuestro propio mundo astral mientras se comunica con nosotros mediante nuestros sueños e imaginación.

Por otra parte, cuando este tercer chakra está “sucio”, nos sentimos débiles e impotentes. Dado que sentimos que no tenemos la habilidad de lograr lo que necesitamos cuando lo necesitamos, nos reducimos a la avaricia, duda, enojo y, por consiguiente, la culpa. Nuestros cuerpos responden a la tensión constante desarrollando úlceras, ictericia (envidia), hepatitis, diabetes, hipoglucemia y calculos biliares. Nuestro sentimiento de impotencia en el mundo nos causa un exceso de preocupación, dolores hipocondríacos, irritabilidad y auto postergación. Nos volvemos excesivamente sensitivos, lloramos con frecuencia, nos sentimos fatigados y estamos por lo general ansiosos o deprimidos.

Nuestra falta de habilidad de integrar la llamada interior de nuestra vida Astral con el mundo exterior nos crea una sobre-sensibilidad hacia el mundo psíquico de otros. Los miedos de otros, que son las emociones más “ruidosas” que se pueden sentir en nuestro tercer chakra, se concatena con nuestro propio miedo. Así se hace cada vez más difícil estar en grupos de gente o con otros. Nuestra mente corre en nuestra contra con pensamientos obsesivos y preocupaciones. Nuestras emociones negativas amplifican nuestros pensamientos negativos y nos mantienen en un perpetuo estado de confusión o agitación.

El poder que perdimos en nuestro pasado debe reconquistarse para que podamos vivir en el presente. Debemos retroceder para encontrar las creencias fundamentales que sostenemos en nuestra contra. Estas creencias constantemente nos recuerdan de que somos inadecuados para enfrentar los desafíos de la vida y que no tenermos el poder personal para ser felices, plenos y existosos.

El tercer chakra tiene su ubicación geográfica sobre el planeta como ser vivo, en el monte Kilimanjaro, en Africa. El Kilimanjaro es uno de las montañas solitarias más grandes del mundo. La otra montaña de este tipo también está en Africa, en el corazón de la primer gran civilización. El Kilimanjaro nos recuerda del poder que podemos obtener de estar parados solos una vez que encontramos nuestro poder interior.

Este chakra representa nuestros cuerpos de la tercera y cuarta dimensiones. El tercer chakra es el portal hacia la cuarta dimensión. Desafortunadamente, este portal se lo experimenta frecuentemente en nuestro cuerpo con sentimientos incómodos en el area del tercer chakra. Para evitar ser una víctima del mundo psíquico de otros, tenemos que juntar nuestro poder personal de la cuarta dimensión. Cuando logramos las paces con nuestro mundo interno, así como con nuestros pensamientos y sentimientos que se originan en ese mundo, encontraremos el verdadero poder de “pararnos solos” en el mundo exterior.

10 comentarios:

Pablo dijo...

ME ENCANTA!!! Es genial, increíble, completo, educativo, terapéutico...¡Maravilloso! Estoy muy gratamente sorprendido por toda la información que has puesto, y me gustaría saber más sobre algunos temas de los que has tocado sólo un poco, como el tema antropológico y demás. De todas formas, es más que comprensible que no hayas seguido hablando de esas cosas y te hayas centrado en lo que te has centrado, pues es lo que realmente interesa. :D

¡Me encanta que escribas artículos sobre chakras! Te animo a que sigas así, son deliciosos! Sólo decirte una cosa: me has ayudado, una vez más, aún sin estar hablando conmigo directamente.

GRACIAS. ¡¡Te quiero!!

Anónimo dijo...

creo que ahi una cierta duda sobre el signo que rodea ese chakra.. si ves la imagen del chakra.. sale un cordero.. y ese cordero es el de ARIES el signo del fuego, de la dominacion, la del ego absoluto.

leo no tiene las cualidades tan cercanas a este chakra.. como las tiene aries :)

Alex dijo...

Hola Anónimo-

Aries no tiene que ver con el ego absoluto, como tu lo defines. Aries gobierna el impulso vital instintivo hacia la autopreservación, característica ésta típica del chakra base.
El carnero es el símbolo de Aries o de Capricornio, según lo veas y pertenece al sistema occidental de pensamiento y no al Hindú de donde proviene el significado de los chakras.
Leo, por otra parte, representa el autoreconocimiento, la autoridad y el poder de la voluntad, ergo, el poder sobre los bajos deseos e instintos. El ego no es un enemigo del hombre, es su base de edificación hacia la autosuperación. Leo es ese reconocimiento del propio Yo (ego).

Witcha dijo...

Muy bueno en verdad! GRACIAS ALEX!

odontologia 09 dijo...

Muchas gracias por compartir tus reflexiones, Sebastián.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tanta información maravillosa con el mundo. Espero que sigas compartiendo tu sabiduria con todos quienes estamos sedientos de cococimientos. Un gran abrazo.

Anónimo dijo...

excelente miro tu pagina es la mas completa y la mas comprensible para los que recien empezamos con esto,muy util ,genial ,gracias gracias

Anónimo dijo...

Muy buena la informacion, me gustaría saber porque el Tercer Chakra comienza a palpitar fuerte que esta pasando? Gracias!

Anónimo dijo...

hola si este no es el chakra de Leo cual es el de Aries?

soy Aries y me gustaria saber cual es mi chakra. gracias.

angie dijo...

....buenas tardes a todos :-) entre en contacto con el mundo espiritual con reiki. Me gustaria saber el significado de los colores de mi tercer chakra (ombligo) los colores eran todos los del arco iris...y fluian hacia dentro en forma de cascada sin fondo,cuando sali del trance (meditacion) aun no he podido averiguar el significado. Si alguien me puede ayudar lo agradecere infinitamente ..