25 enero 2009

Chakras

La palabra chakra pertenece al sanscrito y significa “rueda”. Son centros energéticos que están anclados a lo largo del eje longitudinal de nuestro cuerpo y tienen su asiento en donde hay glándulas de secreción endócrinas, tales como las suprarrenales, gónadas, tiroides, timo, hipófisis, etc.

Aparentemente son los canales de absorción de energía que favorece y mantiene el equilibrio vital en los seres orgánicos. En el ser humano, los chakras parecen regular un sin número de actividades físicas, psicológicas y emocionales, al mismo tiempo que espirituales.

El buen funcionamiento de estos centros de energía promete un estado de balance en la vida diaria y el desarrollo de la identidad personal.

Hoy quisiera darle tiempo al chakra base. Llamado así por ser el primero, contando desde abajo hacia arriba, al igual que los trigramas del I ching. El chakra base o raíz recibe el nombre de Mulhadara ( en sanscrito) y tiene su asiento físico sobre el perineo. Zona muy sensible ubicada entre el ano y el final del escroto en los hombres. Es una zona de mucho placer físico y sexual.

Está relacionado con el color rojo y es representado por un loto de 4 pétalos, por lo que hace alusión al número 4 como base de toda fundación y sentido de pertenencia a un hogar, familia, territorio o país, análogo a la casa 4 de la carta natal.

Fundamentalmente nos conecta con la vida física y el sentido de supervivencia. Es el responsable de la reacción de salir corriendo frente al peligro o de pelear para defendernos del mismo. Esto tiene sus grados y va desde una actividad extremamente pasiva a una extremamente activa o violenta. Este tipo de conducta psicológica y emocional nos habla de un chakra base desbalanceado. Tanto por exceso como por falta.

En lo cotidiano puede sentirse como una falta de motivación, depresión, falta de apetito sexual, problemas de próstata  en los hombres, poca producción de testosterona, falta de sentido de conexión con el entorno o lugar donde uno vive, familia, etc. en su vertiente faltante de actividad de este chakra. Otro puede ser una sobre excitación, nerviosismo, exceso de reacciones violentas, sobre excitación sexual, enorme deseo de seguridad mediante lo material o la posesión. En fin, las variantes son muchas. Pero en cada caso el hecho de que un chakra no esté girando a la velocidad adecuada crea un desequilibrio que fuerza al resto de los centros a compensar el exceso o la falta del chakra pertinente.

Cada uno de estos centros responde a una frecuencia vibracional medible en manifestación sonora o dentro del espectro visible de la luz, lo que da al chakra base un color rojizo típico de la frecuencia del orden de los 256 Hz.

Cualquier sonora o lumínica dentro de se rango resonará con el chakra base. De allí las distintas terapias que apuntan a equilibrar esa frecuencia acorde al nivel ideal de funcionamiento de cada centro. No tiene nada místico el tema, se trata de un asunto meramente energético y vibracional.

Las enfermedades como impotencia, problemas de próstata, tumores uterinos o frigidez, están relacionados con una falta de actividad del chakra base. Sucede que a medida que envejecemos nos volvemos menos atractivos y menos deseables como reservorios genéticos que prometan la perseverancia de la especie. La actividad sexual decrece y eso hace que el chakra base decaiga en su actividad. Esto es común tanto en hombres como en mujeres que lo manifiestan mediante la menopausia.

El chakra base tiene su asiento en la zona del perineo. Un sitio ubicado entre el ano y los genitales. Su ubicación difiere del hombre y de la mujer. La mujer lo tiene en un sitio más elevado en su fisonomía. Masajear ese punto ayuda a mantener el equilibrio de este sitio, así como consumir alimentos conectados con la tierra, como verduras del tipo bulbos (papas, batatas, zanahorias, hortalizas o legumbres picantes, etc.) y carne animal.

No porque sí el color rojo está asociado a la sexualidad, siendo el color del chakra base.

Un chakra base saludable nos permite estar conectados con la realidad mundana, el sentido de supervivencia y cuidado personal, alto nivel del sistema inmune y otros beneficios físicos y psicológicos, como el deseo de superación y progreso material.

La falta de energía y cansancio se deben a una baja actividad del chakra base, por lo que caminar o hacer ejercicio ayuda a elevar su nivel de energía. Lo mismo en sentido opuesto, un exceso de nerviosismo o hiperactividad y ansiedad denotan un desequilibrio en el centro base, así como una sobreexcitación sexual.

En fin, hay un sinnúmero de síntomas relacionados con cada centro, pero en esta entrega quería centrarme en el chakra base y sus generalidades. Espero les sea de utilidad la información.

2 comentarios:

Witcha dijo...

Qué me puedes decir sobre la "Agenda Reptiliana"? Gracias

Alex dijo...

Hola Witcha,

La verdad que conozco poco al respecto. He leído mucho sobre el tema en Internet, pero me queda la impresión que se trata más bien de una metáfora mal interpretada o tomada literalmente.
Esto es que el aspecto reptil pertenece al cerebelo, la parte más primitiva de nuestra naturaleza y supuestamente de cualquier otra especie humanoide y por ende los factores reaccionarios, instintivos y relacionados con lo agresivo e indómito pertenecen a ello y de allí que se crea en ETs reptiles comedores de carne, etc.

Creo que no hay un ápice de evidencia que pueda soportar esa teoría, pero no soy dueño de la verdad y quizás sí existan. Personalmente pienso que de existir, no deben estar aquí entre nosotros.

Un saludo