24 octubre 2008

Otro año más...

Hoy es 24 de Octubre a la noche, en realidad acá en Bariloche porque en otras provincias ya son las 2.10 de la madrugada.

Este cambio de hora del gobierno del año pasado muestra que no saben más que hacer para distraer la atención del público y confundir... más que probado está que el cambio de hora no genera ningún ahorro de energía. Quizás ese dinero que dicen pretenden ahorrar deberían sacarlo de sus coimas y negocios corruptos y así todos nos veríamos favorecidos!

La cosa es que me quedan sólo un par de días de este ciclo solar, de este año astrológico que estoy terminando de transitar. Mi próxima revolución solar se cumple el 26 de Octubre, pese a haber nacido un 27 de este mes. Esto se debe a que es un año bisiesto y como tal, agrega un día luego del 28 de Febrero, lo que desplaza las fechas calendario respecto de la posición real del Sol para el momento de nacimiento de cada uno de nosotros.

Aprovechando que el calendario está trastocado por el año bisiesto, el cambio horario y vaya uno a saber qué otra influencia cósmica, decidí celebrar mi cumpleaños junto a mi familia el sábado 25 de Octubre con un cordero patagónico a la parrilla que haré (y me sale genial) a la tarde de ese día. Muchos me dicen que trae mala suerte y qué se yo qué otras cosas más, pero la verdad que no creo en la mala ni en la buena suerte. Creo que somos maestros de nuestro destino como bien lo expresé en otros artículos en este blog.

Este es un año muy especial en mi revolución solar porque representa el año de liberación de impedimentos (mi parálisis) y la promesa de un nuevo inicio en la vida, cosa que me pone muy feliz.

Quienes me conoces y vienen siguiendo mis artículos en materia personal, saben bien que hace años estoy luchando con ahínco por superar ciertas limitaciones físicas que me tocó vivir. Este es el año de mi liberación y pienso celebrarlo y darle la bienvenida como se merece... COMO ME MEREZCO!

Les aseguro que no es algo común estar disfrutando de una vida autónoma y de golpe verte atado a una silla de ruedas por años y empezar a aprender a caminar y controlar esfínteres como si tuvieras 2 años pero a la edad de 39-40. En fin, es historia pasada y he podido salir de eso después de más de 6 años de dependencias. Este año es el último, es el que me permitirá recuperar mi independencia física y todo lo que emocionalmente eso representa. Vamos!!! ¿cómo no celebrarlo a lo grande?

Me queda el último trayecto, pero sé que se trata de la recta final y es cuando más intención debo poner y no distraerme por los aplausos adelantados a la victoria.

Todo el tema del VIH ha quedado atrás también. Las dudas, los miedos, las incertidumbres... Wow!!! Sin exagerar, me siento algo especial de haber podido conquistar semejantes oponentes. Creo que ahora me queda el trabajo de mapear el territorio recorrido para que otros puedan seguir la senda y así dar mi contribución. No sé bien cómo lo haré, pero me viene rondando la idea.

Hoy en particular me siento muy bien, muy pleno, fuerte y seguro de mí mismo, de quién soy y lo más importante, saber por qué de todo lo vivido. Suena simple, pero no lo fue. Ha sido un viaje interior muy intenso y con sus altibajos, con curvas pronunciadas en las que las fuerzas G se sentían con toda su intensidad y momentos en los que pensé que no lo lograría. Tiempos de flaqueza y debilidad.

Lo más importante que rescato de todo esto es que si yo, con mis estructuras y dudas lo he logrado, cualquiera con la intención necesaria, puede lograrlo también.

Como sea el tema, en dos días el Sol regresa a la posición que ostentaba para el momento de mi nacimiento, de mi aparición a este mundo. Un tiempo de tantas ingenuidades y anhelos como se ve en las fotos de mi post Calidoscopio. Se cierra un ciclo. Cumplo 46 que suman 10=1 --- el inicio, el principio!

Bienvenidos todos a mi fiesta, bienvenidos todos a la celebración de la renovación de la vida!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

No sabes lo que me alegra oir esto que dices, amigo Álex. Eres un héroe. Un fuerte abrazo desde España :-)

Tuty