01 agosto 2008

El Juego

Si puedes imaginarlo, puedes tenerlo. Este es el nombre del juego. Esta es la lección a aprender. No puede ser más fácil.

La realidad no es lo que los ojos le muestran a la mente, sino lo que la mente crea para que los ojos vean. No se está limitado por la lógica, el pasado o el mundo que nos rodea. Ni si quiera uno pertenece al mundo que lo rodea. Somos supernaturales, puro espíritu. Vinimos primero.

La magia, los milagros y la suerte son la consecuencia de entender esto, el resultado inevitable de soñar y actuar más allá de las apariencias.  Estás tan cerca. Simplemente mantén el rumbo fijo, no será por mucho tiempo.