22 mayo 2008

El futuro ha llegado

Parece que fue hace pocos días que estaba sentado frente a la computadora escribiendo sobre los desastres que vendrían, la caída del sistema financiero mundial producido por una crisis en Estados Unidos y los cambios que ello traería como antesala a la estocada final del año 2010.
En aquellos años en que la onza de oro costaba unos escasos 340 dólares estadounidenses y el barril de petróleo no superaba los 40 dólares, parecen un lejano sueño, pero la ralidad está golpeando con fuerza en casi todos los rincones de este hermoso planeta azul que habitamos y que pocas veces lo llamamos HOGAR.
Pasaron algunos años desde esos escritos en estas páginas virtuales de Astrosur. Pocos eran los que creían en mis previsiones y pronósticos astrológicos. Muchos otros me miraban con recelo y desconfianza sin saber distinguir si tratarme como un fabulero o un divagante mental. Pues ya ven, no ha sido ni lo uno ni lo otro. Incluso hubo comentarios a algunas de las entradas que advertían los difíciles tiempos por venir, que descargaban en temor su incredulidad, supongo que personas sumidas en sus inseguridades y que buscan refugio en la negación más absoluta e irracional, como cuando siendo niños solíamos taparnos bajo las sábanas creyendo que eso nos protegería de los montruos y sombras que deambulaban en el cuarto oscuro.
Me apena como están las cosas y hace tiempo que estoy pensando en cómo puedo ayudar a otros a abrir los ojos y prepararse, si fuera posible, ante los drásticos cambios que nuestras rutinas diarias sufriran en poco tiempo más.
Hoy nops enfrentamos a una subida del oro que ronda los 900 dólares estadounidenses, luego de un leve descenso después de romper la barrera psicológica de los 1.000 dólares de la moneda del norte. Otro tanto ha sucedido con el barril de petróleo crudo que se cotiza por encima de los 120 dólares y no verá techo en los meses futuros, sino todo lo contrario. Hemos llegado al pico de explotación petrolera y esta manipulación adelantada de los precios sólo apuntan a testear y medir fuerzas con las reacciones del mercado y los particulares, una suerte de testeo ante una posible maniobra de contención a gran escala.
El oro siempre ha sido un valor tangible, refugio en tiempos de crisis como los que estamos empezando a enfrentar. Aquellos años de despreocupación y hasta irresponsabilidad ante el futuro han terminado para siempre. Tengo que admitir que secretamente esperaba estar equivocado en mis previsiones y mi interpretación de los movimientos planetarios, pero la realidad de todos los días va minando esa esperanza.
Tengo una gran tristeza interior por las cosas que veo, por las cosas que sé que pasaran y más aún, por la indiferencia generalizada que observo en la gente. Es increíble el grado de insensibilidad al que ha llegado la mayoría de la humanidad, la constante negación de un destino que va cobrando forma y fuerza ante sus propios ojos mientras ellos siguen sus vidas en un vacío con ilusión de plenitud, preocupados por valores sin valor, situaciones de vida que carecen de todo sentimiento de gratitud y responsabilidad frente al ser que somos y el rol que estamos cumpliendo en este momewneto único de la humanidad. No es casual que hayamos encarnado para ser testigos de este cambio que se puso en marcha desde el instante que el primer átomo de materia se unió a otro para formar una molécula dentro de este grandiso universo que habitamos.
¿Cuántas veces la gente se cuestiona por qué o pará qué está viviendo en este tiempo? ¿Cuántas veces trata de descifrar los interrogantes vitales? No puedo responder a eso, pero puedo asegurarles que no pasa día en mi existencia sin que me haga esas y otras preguntas.
Los cambios que se ciernen sobre nosotros están ya acá, próximos a golpear la puerta de nuestras vidas y forzarnos a asumir un nuevo paradigma vital. La cuestión en el fondo es muy sencilla, la propuesta universal no puede ser más simple: ¿Vives una vida de amor y corazón o vives una vida de miedo y odio?
¿Cuántas veces nos enojamos por día por cosas sin importancia? ¿Cuál es el primer pensamiento y las primeras palabras que pronuncias en el dia? ¿Te has detenido a pensarlo? Acaso ¿cuántos son los que recuerdan los pensamientos que han tenido la última semana? ¿Fueron de amor o de miedo?
Ante las situaciones que están por cernirse sobre todos, es imperativo que empecemos a elegir pensamientos de amor y armonía. Muchos me preguntan qué sucederá en el 2010 y 2012 y la verdad, no hay uan respuesta singular. Ello se debe a que cada uno vivirá la experiencia del 2010 y 2012 según su nivel de conciencia, en base a las frecuencias a las que esté vibrando, así de simple. Hasta en ello tenemos la posibilidad de decisión. Lamentablemente, basta ver el cotidiano para saber que la gran mayoría responderá desde el miedo y será eso lo que recibirán y ello es triste, más aún sabiendo que hay alternativas.
Estamos frente a un cambio impresionante en el que emanaciones y energías sutiles llegarán a nuestro planeta y lo forzarán a ascender a una nueva racha vibracional, frecuencias elevadas que arrasarán con todo lo que hay en este planeta, llevando consigo no sólo al planeta hacia una nueva frecuencia, sino a todo ser y criatura que sobre ella vive. Como he dicho, es un esquema que se está preparando desde el inicio de los tiempos, así como desde el momento en que nacemos sabemos que moriremos, tan cierto como eso.
He dejado regadas varias claves y enseñanzas en distintos escritos de este blog a lo largo de los años. Yo los invito a ponerlas en práctica, a descubrirlas y aplicarlas y empezar a vivir bajo las seis virtudes del corazón: apreciación, compasión, perdón, humildad, entendimiento y valor. ¿Cuántas veces por día las aplicas?
Para principio de 2009, cerca de Marzo y hasta Julio, el mundo se verá ante un gran caos en la economía. La moneda norteamericana estará casi sobre el colapso, arrastrando otras economías mundiales. Por favor, créanme, es importante que actúen ahora y resguarden lo que tengan para poder estar medianamente tranquilos en los años por venir. Si tienen dólares guardados, mi sugerencia es que los conviertan en valores tangibles o en monedas distintas, quizás el franco suizo, el dolar de singapur o el euro en última instancia. Si tienen acciones en la bolsa estadounidense, cambien a las bolsas de otros países y en especial a empresas de gas natural o de energías renovables, liquiden sus deudas, sean precavidos.
Por sobre todo, limpien aquello que les produce temor y resuelvan sus asuntos personales con otros semejantes, esto último es importante.
Hemos entrado en la recta final y ya no hay marcha atrás.

6 comentarios:

Lisandro dijo...

llamado mental: hoy caminaba hacia el trabajo y pensaba en vos... y quien aparecio? vos!!!! alegria de verte amigo, y con tan buenas noticias!!!!

te quiero mucho.

Leunam dijo...

Alex, como siempre un placer pasar y leer tu blog porque ya lo tenías algo abandonado por tantas ocupaciones.

Gracias por las enseñanzas y por las advertencias sobre los años venideros, la naturaleza no dejó reparos en los límites de la esperanza. Ojalá que no sea demasiado tarde para reflexionar.

Tuty dijo...

Buenas noches Álex,

El plan maestro ya se a puesto en marcha. Somos demasiados en el planeta Tierra. Dicen los expertos que si "pidiéramos" continuar con el actual ritmo de crecimiento en población y de decrecimiento de recursos, para el año 2050 necesitaríamos otro planeta Tierra igual de grande para podernos abastecer de recursos. Este es el motivo de todos los males. Somos demasiados. Y es tarde para políticas de natalidad. Demasiado tarde. Quizá se esté empezando a poner en marcha algún mecanismo para descender esta cifra drásticamente. Se tendrá que estudiar a fondo las nubes iridiscentes que se vieron y grabaron 10 minutos antes del terremoto de China. Y si. La Gran Hermandad está empezando a apretar la argolla. Alea Jacta Est.

Un abrazo desde Altea ;-)

Ligia dijo...

Hola Alex, hace muy poquito tiempo que te leo. Tienes una función Mercuriana fascinante!! Comparto la pena y la tristeza que expresas. Lo que se ve a diario son personas dormidas solapadas bajo un increíble mecanismo de negación. Me he puesto a observar los rostros de los transeúntes, no encuentro más que seños fruncidos, facciones rígidas y rostros amargados, preocupados. Pensamientos, palabras, deseos negativos por doquier necesitan retroalimentarse a sí mismos en un incesante circuito que ya no va dejando espacio para la luz. Uno no puede despertar al mundo ni frustrarse porque no puede alcanzarlos, creo que desde el pequeño lugar que cada uno ocupa puede transmitir herramientas, mensajes, amor. Para quienes, en el fondo de sus oídos comienzan a escuchar un murmullo diferente y se animan a entreabrir los ojos… ahí estarás vos, ahí estaremos todos los que deseamos crear un entorno diferente con nuevas huellas en el camino. Un abrazo y ¡Buen Día! Ligia.

Pablo dijo...

Wolas Gerardito! Por fin he podido visitar tu blog como te mereces, y de momento este post me ha encantado. No le sobra ninguna palabra y estoy de acuerdo en todo lo que dices, especialmente en tu voluntad de querer ayudar. Sin embargo, veo cierto optimismo en el poder "empezar de nuevo" y mejorar las cosas. Al fin y al cabo, si nuestros pensamientos marcan lo que veremos y lo que atraemos y sólo pensamos en lo mal que va el mundo y no pensamos en las cosas buenas que están floreciendo, no estaremos dando la oportunidad de crecer más todavía a estas cosas buenas, ya que no las veremos y no podremos ayudarlas, no estamos ayudando a esas emanaciones y energías a que sean ancladas, ¿no crees?

Estoy impresionado por los comentarios, especialmente de acuerdo con lo que dijo Ligia sobre las caras y expresiones de las personas, y también con los datos de Tuty...me pregunto qué serían esas nubes!

Besos! Me encantan tus posts! Sigue así, porfa! ;) Te quierooo!!

Alex dijo...

Queridos TODOS, muchas gracias por sus comentarios.
Ligia, bienvenida a esta ventana, un gusto que pases por aquí y recojas lo tuyo y dejes tus ideas.

Tuty, amigo, tan grato leerte y saber de ti como siempre!! :)

Pablo, Por Fin, el milagro de tu visita se ha hecho jaja Un abrazo fuerte querido amigo.

Un gusto Manuel, creo que nunca es tarde.

Lisan, sabes que tambien te quiero mucho. :)