20 marzo 2008

Las Estaciones: equinoccios y solsticios

Las cuatro estaciones están determinadas por cuatro posiciones principales en la órbita terrestre en su giro alrededor del Sol (plano de la eclíptica), que reciben el nombre de solsticios y equinoccios: solsticio de invierno (punto 0 de Capricornio, 22 de diciembre), equinoccio de primavera (punto 0 de Aries, en torno al 21-22 de marzo), solsticio de verano (punto 0 de Cáncer, 21 de junio) y equinoccio de otoño (punto 0 de Libra, en torno al 22-23 de septiembre).

En los equinoccios, el eje de rotación de la Tierra es perpendicular a los rayos del Sol, que caen verticalmente sobre el ecuador. En los solsticios, el eje se encuentra inclinado 23,5º, por lo que los rayos solares caen verticalmente sobre el trópico de Cáncer (verano en el hemisferio norte) o de Capricornio (verano en el hemisferio sur).
A causa de la excentricidad de la órbita terrestre, las estaciones no tienen la misma duración, ya que la Tierra recorre su trayectoria con velocidad variable. Va más deprisa cuanto más cerca está del Sol (perihelio) y más despacio cuanto más alejada (afelio), cumpliéndose la segunda Ley de Kepler: El radio vector que une un planeta y el Sol barre áreas iguales en tiempos iguales.

Por esto, existen diferencias entre las estaciones según el hemisferio donde nos encontremos. Nuestro planeta está más cerca del Sol a principios de Enero que a principios de Julio, lo que hace que reciba un 7% más de calor en el primer mes del año. Por este motivo, además de por otros factores, el invierno boreal (hemisferio norte) es menos frío que el austral (hemisferio sur), y el verano austral es más caluroso que el boreal.

A causa de perturbaciones que experimenta la Tierra mientras gira en torno al Sol, no pasa por los solsticios y equinoccios con exactitud, lo que motiva que las diferentes estaciones no comiencen siempre en el mismo preciso momento.
Cabe destacar que del comienzo de la primavera dependen las fechas de la Semana Santa. El Viernes Santo es el viernes inmediatamente posterior a la primera Luna llena de Primavera (es decir, después del 20-22 de marzo) en el hemisferio norte. Por ello puede ser tan temprano como el 21 de marzo, como este año, o tan tarde como el 23 de abril.

2 comentarios:

Pablo dijo...

"Señor profesor, señor profesor, ¿esto entra para examen?"

Muy interesante, cuando lleguemos a la lección de la reproducción de los mamíferos, me avisas, ¿vale? :P

Ahora en serio, está bien repasar un poco de conocimiento general, así nos ahorras las visitas a la wikipedia. :D

(Yo me sé de un personaje de cómic que se llamaba Ofelia...¿tendrá algo que ver?)

Leunam dijo...

Interesante conocerlo. Hasta ahora nunca me había preguntado por qué la Semana Santa es movible entre marzo y abril. ¡Gracias!