29 marzo 2008

La Historia Más Grande Jamás Contada

Hace unos 10 mil años antes de Cristo, la historia abunda de grabados y escrituras que reflejan el respeto y la adoración de los pueblos por el Sol.
Y es simple entender el por qué, ya que el Sol sale cada mañana, trayendo visión, calor y seguridad, salvando al hombre del frío y la ciega oscuridad llena de predadores de la noche.

Sin él, las culturas entendieron, los sembrados no crecerían y la vida en el planeta no sobreviviría. Estas realidades hicieron del Sol el objeto más adorado de todos los tiempos.
De la misma manera, estaban conscientes de las estrellas.
El seguirlas les permitía reconocer y anticipar eventos que ocurrían sobre períodos largos de tiempo, como los eclipses y las lunas llenas.
A su tiempo, catalogaron grupos celestiales en lo que hoy conocemos como constelaciones.

Esta es la cruz del Zodiaco, una de las imágenes conceptuales más viejas de la historia de la humanidad.
Refleja al Sol cuando pasa figurativamente a través de las 12 constelaciones mayores en el curso de un año.
También refleja los 12 meses del año, las 4 estaciones y los solsticios y equinoccios.
El término Zodiaco se relaciona con el hecho de que las constelaciones fueron antropomorfizadas o personificadas, como figuras o animales.

En otras palabras, las primeras civilizaciones no solo seguían al Sol y las estrellas, los personificaban con mitos elaborados, incluyendo sus movimientos y relaciones.
El Sol, con sus cualidades de dar y cuidar la vida, fue personificado como un representante del creador invisible, o Dios. El 'Sol de Dios', la luz del mundo, el salvador de la raza humana.

De la misma manera, las 12 constelaciones representaban lugares de viaje del Sol Dios y eran identificadas con nombres generalmente representando elementos de la naturaleza
que se sucedían en ese período de tiempo.
Por ejemplo, Acuario, el aguatero, que trae las lluvias de primavera.


Este es Horus.

Él es el Dios Sol de Egipto, alrededor de 3000 a. C.
Él es el Sol, antropomorfizado, y su vida es una serie de mitos alegóricos relacionados con el movimiento del Sol en el cielo.
Desde los viejos jeroglíficos en Egipto, sabemos mucho sobre este mesías solar.
Por ejemplo, Horus, siendo el Sol o la luz, tenía un enemigo conocido como Set, quien era la personificación de la oscuridad o la noche.
Y hablando metafóricamente, cada mañana, Horus le ganaba la batalla a Set, mientras en el atardecer, Set conquistaba a Horus y lo mandaba al bajo-mundo (lado oscuro de la Tierra).

Es importante notar que 'Oscuridad vs. Luz' o 'Bien vs. Mal' es una de las dualidades mitológicas más extendidas que se conocen y aún se expresan en varios niveles hasta la fecha.

En líneas generales, la historia de Horus es la siguiente:

Horus nació un 25 de diciembre de la virgen Isis-Meri.
Su nacimiento fue acompañado por una estrella en el este, la cual ayudó a tres reyes a ubicar y adorar al salvador recién nacido.
A los 12 años, era un niño maestro prodigio, a los 30 fue bautizado por alguien llamado Anup, y así empezó su ministerio.

Horus tenia 12 discípulos que viajaban con él, realizando milagros como curar enfermos
y caminar sobre el agua.
Horus era conocido con varios nombres como 'La verdad', 'La luz', el 'Hijo elegido de Dios', el 'Buen pastor', la 'Oveja de Dios', y muchos otros.

Después de haber sido traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado por 3 días y resucitado.

Estos atributos de Horus, sean originales o no, parecieran filtrarse a muchas culturas del mundo, siendo que muchos otros dioses tienen la misma estructura mitológica general.

Attis de Frigia, nacido de la virgen Nana un 25 de diciembre, crucificado, puesto en una tumba y después de 3 días, resucitado.

Krishna, de India, nacido de la virgen Devaki con una estrella en el este señalando su llegada, realizaba milagros con sus discípulos y después de su muerte, resucitó.

Dionisio de Grecia, nacido de una virgen un 25 de diciembre, era un maestro viajero que realizaba milagros como transformar agua en vino.
Se lo llamaba 'Rey de Reyes', 'Único hijo de Dios', 'Alfa y omega' y muchos otros, y, luego de morir, resucitó.

Mithra, de Persia, nacido de una virgen un 25 de diciembre, tenía 12 discípulos y realizaba milagros y luego de morir, fue enterrado por 3 días y resucitó.
También se lo llamaba 'La verdad', 'La luz' y otras. Es notable que el día sagrado para adorar a Mitra era el domingo.

El hecho es que hay numerosos salvadores, de diferentes períodos, de todo el mundo, que concuerdan con estas características generales.

La pregunta permanece: ¿por qué estos atributos? ¿por qué el nacimiento de una virgen
el 25 de diciembre? ¿por qué muerto por tres días y la resurrección inevitable? ¿por qué 12 discípulos seguidores?
Para saber más, examinemos el más reciente de los mesías solares.

Jesucristo nació de la Virgen María, un 25 de diciembre en Belén.
Su nacimiento fue anunciado por una estrella en el este, la cual tres reyes siguieron para ubicar y adorar al nuevo salvador.
Fue maestro a los 12 años; a los 30 fue bautizado por Juan el Bautista, y ahí comenzó su ministerio.
Jesús tenía 12 discípulos que viajaban con él, y realizaba milagros como curar a enfermos, caminar sobre el agua, levantar muertos.
También era conocido como el 'Rey de reyes', el 'Hijo de Dios', la 'Luz del mundo', 'Alfa y omega', la 'Oveja de Dios' y muchos otros.

Después de ser traicionado por Judas y vendido por 30 piezas de plata, fue crucificado, puesto en una tumba y luego de tres días, resucitó y ascendió al cielo.

Para empezar, la secuencia del nacimiento es completamente astrológica.
La estrella en el este es 'Sirio', la estrella más brillante en la noche, que el 24 de diciembre se alinea con las 3 estrellas más brillantes del cinturón de Orión.
Estas tres estrellas se llaman hoy como se llamaban en la antigüedad: 'Los Tres Reyes' .
Los Tres Reyes y la estrella más brillante, Sirio, apuntan al lugar donde sale el Sol el 25 de diciembre.
Por esto es que los Tres Reyes 'siguen' a la estrella en el este, para ubicar la salida del Sol, el nacimiento del Sol.

La Virgen María es la constelación de Virgo, también conocida como 'La virgen'.
Virgo en latín significa virgen. El antiguo símbolo para Virgo es una 'M' modificada.
Es por esto que tanto María como otras madres vírgenes: Myrra, la madre de Adonis o Maya, la madre de Buda, comienzan con 'M'.

Virgo también es referido como la 'casa de pan', y la representación de Virgo es una virgen sosteniendo un puñado de trigo.
Esta Casa de pan y su símbolo, el trigo, representan agosto y septiembre, la fecha de la cosecha.
Belén, de hecho, se traduce literalmente como 'casa de pan'. Belén es entonces una referencia a la constelación Virgo, un lugar en el cielo, no en la Tierra.

Hay otro fenómeno muy interesante que ocurre alrededor del 25 de diciembre, o el solsticio de invierno (para el hemisferio norte).
Desde el solsticio de verano al solsticio de invierno, los días se hacen más cortos y fríos.
Desde la perspectiva del hemisferio norte, el Sol parece moverse hacia el sur, haciéndose más pequeño y escaso.
El acortamiento de los días y la caducidad de las plantaciones cuando se acercaba el solsticio de invierno, simbolizaba el proceso de la muerte para los antiguos.

Era la muerte del Sol. Hacia el 22 de diciembre, la desaparición del Sol era un hecho.
Habiéndose movido hacia el sur continuamente durante 6 meses, llega a su punto más bajo en el cielo.
Aquí algo curioso sucede: el Sol deja de moverse hacia el sur, al menos perceptiblemente, por tres días. Durante esta pausa de tres días, el Sol permanece cerca de la constelación
Cruz del Sur, o Crux.
Después de este tiempo, el 25 de diciembre, el Sol se mueve un grado, esta vez hacia el norte, anunciando días más largos, más tibios y la eventual llegada de la primavera.
Entonces se dijo: el Sol murió en la Cruz, estuvo muerto por 3 días, sólo para resucitar o nacer nuevamente.

Esto explica por qué Jesús y muchos otros dioses solares comparten la crucifixión, la muerte de 3 días y el concepto de resurrección.
Es el período de transición del Sol antes de cambiar su dirección hacia el hemisferio norte, trayendo la primavera y, por consiguiente, la salvación.
Sin embargo, no celebraban la resurrección del Sol hasta el equinoccio de primavera, o 'Pascuas'.
Esto se debe a que en el equinoccio el Sol oficialmente vence a la malvada oscuridad, cuando los días se hacen más largos que las noches, y las condiciones revitalizantes de la primavera aparecen.
Ahora, probablemente el más obvio de todos los simbolismos astrológicos alrededor de Jesús sean los 12 discípulos.
Son simplemente las 12 constelaciones del Zodiaco, a través de las cuales Jesús, siendo el Sol, viaja.


Jesús en el Zodiaco - Siglo XI a. C.

De hecho, el numero 12 se ve en toda la Biblia: 12 tribus de Israel, 12 hermanos de Josefo, 12 jueces de Israel, 12 grandes Patriarcas, 12 profetas del antiguo testamento, 12 Reyes de Israel, 12 princesas de Israel, Jesús en el templo a las 12. Este texto tiene más que ver con la astrología que con cualquier otra cosa.
Volviendo a la cruz del Zodiaco, la vida figurativa del Sol, esto no era sólo una expresión artística o herramienta para seguir los movimientos del Sol, era también un símbolo espiritual pagano, que resumido lucía como ésto:


Esto no es un símbolo de la cristiandad. Es una adaptación pagana de la cruz del Zodiaco.
Es por eso que Jesús en las primeras artes secretas se mostraba con su cabeza sobre la cruz, debido a que Jesús es el Sol, el Sol de Dios, la 'Luz del mundo' (Juan 9:5), el 'Salvador levantado' (Matias 28:6), el que 'vendrá nuevamente' (Juan 14:3), como lo hace cada mañana, la 'gloria de Dios' (2 Corintios 4:6) que defiende al 'mundo de la oscuridad' (Romanos 13:2), el que 'nace nuevamente' (Juan 3:3) cada mañana, y puede verse 'viniendo entre las nubes' (Marcos 13:26), 'alto en el cielo' (Juan 3:13), con su 'corona de espinas' (Juan 19:5) o, rayos solares.

De las varias metáforas astrológicas-astronómicas en la Biblia, una de las más importantes tiene que ver con las 'Eras'.

Por todas partes en el escrito hay numerosas referencias a la Era. Para entender esto, necesitamos estar familiarizados con el fenómeno conocido como precesión de los equinoccios.
Los antiguos egipcios, así como culturas anteriores a ellos, reconocían que cada
aproximadamente 2150 años, el amanecer en la mañana del equinoccio de primavera ocurriría en un signo diferente del Zodiaco.
Esto tiene que ver con el lento movimiento angular que la Tierra mantiene mientras rota sobre su eje. Es llamado precesión porque las constelaciones van hacia atrás, de forma opuesta al ciclo anual normal.
El tiempo que tarda la precesión en pasar por los 12 signos es aproximadamente 25765 años. Esto es llamado el 'Gran Año', y las sociedades antiguas eran muy conscientes de esto.

Ellos llamaban al período de 2150 años, una 'Era'.

De 4300 a. C. a 2150 a. C., fue la Era de Tauro, el toro.
De 2150 a. C. a 1 d. C. fue la Era de Aries, el carnero.
Y de 1 d. C. a 2150 d. C. es la Era de Piscis, en la que estamos hoy.

Alrededor del 2150, entraremos en la nueva era: la Era de Acuario.

La Biblia refleja, en líneas generales, un movimiento simbólico a través de 3 eras, mientras anuncia una cuarta. En el Viejo Testamento, cuando Moisés baja del Monte Sinaí con los 10 Mandamientos, él se enfada al ver a su gente venerando un becerro de oro.
De hecho, destroza las placas de piedra y obliga a su gente a matarse entre sí para purificarse. La mayoría de los especialistas bíblicos atribuyen esta ira al hecho de que los israelitas están venerando un ídolo falso, o algo por el estilo.
La realidad es que el toro dorado es Tauro el toro, y Moisés representa la nueva Era de Aries el carnero.

Es por esto que los judíos aun hoy soplan el cuerno del carnero.
Moisés representa la nueva Era de Aries, y en la nueva era, todos deben dejar la vieja era.
Otros dioses también marcan estas transiciones, como Mitra un dios pre-cristiano que mata al toro, simbolizando lo mismo.
Jesús es la figura que acompaña la era que sigue a Aries, la Era de Piscis, o de los Dos Peces.
El simbolismo del pez abunda en el Nuevo Testamento, Jesús alimenta a 5000 personas
con pan y '2 peces'.
Cuando Él comienza su ministerio, caminado en Galilea se hace amigo de dos pescadores,
que lo siguen.
Y creo que todos hemos visto el pez de Jesús detrás de los autos. Pocos saben qué significa realmente. Es un simbolismo astrológico pagano del Reino del Sol durante la Era de Piscis.
También, el supuesto nacimiento de Jesús es esencialmente el principio de esta era.
En Lucas 22:10 cuando a Jesús le preguntan sus discípulos dónde serían las próximas pascuas cuando él se hubiera ido, Jesús contestó:

'Cuando entren a la ciudad, contemplen, ahí encontrarán un hombre sosteniendo un cántaro de agua...síganlo a la casa donde entre.'

Este escrito es uno de los más reveladores de todas las referencias astrológicas.
El hombre llevando el cántaro de agua es Acuario, el aguatero, que siempre es dibujado como un hombre echando agua desde un cántaro.
Él representa la era que sigue a Piscis, y cuando el Sol (el hijo de Dios) deje la Era de Piscis (Jesús), irá a la casa de Acuario, ya que Acuario sigue a Piscis en la precesión de los equinoccios.
Todo lo que Jesús está diciendo es que después de la Era de Piscis vendrá la Era de Acuario. Ahora, todos hemos escuchado acerca del final del tiempo y el fin del mundo.
Aparte de la representación caricaturesca del Libro de Revelaciones, la fuente principal de esta idea viene de Mateo 28:20, donde Jesús dice 'Estaré contigo hasta el fin del mundo.'
Sin embargo, en la versión del Rey James, 'mundo' es una mala traducción, entre otras malas traducciones.
La verdadera palabra usada es 'aeon', que significa 'Era'. 'Estaré contigo hasta el fin de la Era'. Lo cual es cierto, ya que la personificación pisciana solar de Jesús terminará cuando el Sol entre en la Era de Acuario.
Todo el concepto del fin del tiempo y del fin del mundo es una alegoría astrológica mal interpretada.
Digámosle eso a aproximadamente 100 millones de personas en América, que creen que el fin del mundo se acerca. Más aún, el personaje de Jesús, como híbrido literario y astrológico, es más explícitamente un plagio del dios del Sol egipcio Horus.
Por ejemplo, inscripto hace alrededor de 3500 años, en las paredes del templo de Luxor
hay imágenes de la anunciación, la concepción inmaculada, el nacimiento y la adoración de Horus.
Las imágenes comienzan con Thaw anunciando a la virgen Isis-Mari que concebirá a Horus,
luego el espíritu santo Nef impregna a la virgen y después el alumbramiento y la adoración. Esta es exactamente la historia de la concepción milagrosa de Jesús.
De hecho, las similitudes literales entre la religión egipcia y la religión cristiana son asombrosas. El plagio es continuo.
La historia de Noé y el Arca de Noé está tomada directamente de la tradición.
El concepto de la 'gran inundación' es común a través del mundo antiguo, con más de 200
declaraciones diferentes citadas en distintos períodos y etapas.
Sin embargo, no se necesita buscar demasiado para encontrar una fuente pre-cristiana en la Épica de Gilgamesh, escrita en 2600 a. C.

Esta historia habla de una gran inundación mandada por Dios, un arca que salvó animales
e incluso el envío y retorno de una paloma, todos comunes con la historia bíblica, junto con muchas otras similitudes.
Y también la historia plagiada de Moisés. Cuando Moisés nació, se dijo que fue puesto
en un canasto y dejado flotando en un río, para evitar el infanticidio.
Más tarde fue rescatado por una hija de la realeza y criado por ella como un príncipe.
Esta historia de un bebé en un canasto fue copiada directamente del mito de Sargón de Acad, alrededor de 2250 a. C. Sargón nació, fue puesto en un canasto para evitar el infanticidio y fue dejado flotando en un río.
Él fue rescatado y criado por Akki, una comadrona real. Aún más, Moisés es conocido
como el 'dador de leyes', el dador de los Diez Mandamientos, la ley de las tablas.
Sin embargo, la idea de una ley que es pasada de Dios a un profeta en una montaña es también un tópico muy viejo.
Moisés es un dador de leyes dentro de una larga lista de dadores de leyes de la historia mitológica.

En India, Manu era el gran dador de leyes.
En Creta, Minos ascendió al monte Dicta, donde Zeus le dio las leyes sagradas.
Mientras que en Egipto estuvo Mises, que llevó las placas de piedra donde se escribieron las leyes de Dios.
Manu, Minos, Mises, Moisés.

Y en cuanto a los Diez Mandamientos, fueron sacados completamente del encanto 125 del Libro de los Muertos egipcio.
Lo que el Libro de los Muertos rezaba 'No he robado' se convirtió en 'No robarás', 'No he matado' se convirtió en 'No matarás', 'No he mentido' se convirtió en 'No levantarás falso testimonio', y así sucesivamente.
De hecho, la religión egipcia es probablemente la primera base fundacional para la teología judeo-cristiana.
Bautismo, vida después de la muerte, juicio final, nacimiento por virgen y resurrección, crucifixión, el arca de la alianza, circuncisión, salvadores, sagrada comunión, el diluvio, pascua cristiana, navidad, pascua judía y muchas muchas más, son todos atributos de ideas egipcias, creadas mucho antes que el cristianismo y el judaísmo.

Justino Mártir (100-165 d.C.), uno de los primeros historiadores y defensores cristianos, escribió:

'Cuando decimos que Jesucristo, nuestro maestro, fue concebido sin unión sexual, fue crucificado y muerto y se levantó y ascendió al cielo, no proponemos nada distinto a lo que crees con respecto a los que estimas hijos de (el dios) Júpiter'.

En otro escrito, Justino Mártir dijo:
'Él nació de una virgen, acepta esto junto con lo que crees de (el dios) Perseo'.
Es obvio que Justino y otros cristianos antiguos sabían cuan similar era la cristiandad
respecto a las religiones paganas.
Sin embargo, Justino tuvo una solución. Según él, el Diablo lo hizo.

El Diablo tuvo la previsión de venir antes que Cristo, y crear estas características en el mundo pagano.
Cristiandad fundamentalista: fascinante.

Esta gente realmente cree que el mundo tiene 12000 años.
Realmente le pregunté a uno de estos tipos: 'OK, ¿y los fósiles de dinosaurios?'
Me contestó:
'¿Fósiles de dinosaurios? ¡Dios los puso ahí para probar nuestra Fe!'...

'Creo que Dios te puso aquí para probar mi fe, amigo'

La Biblia no es nada más que un híbrido literario astro-teológico, como casi todos los mitos religiosos anteriores.
De hecho, el tema de transferencia de atributos de un personaje a un nuevo personaje, se puede encontrar dentro del libro mismo.

En el Viejo Testamento, está la historia de José.
José fue un prototipo de Jesús.
José tuvo un nacimiento milagroso, Jesús tuvo un nacimiento milagroso.
José tenía 12 hermanos, Jesús tenía 12 discípulos.
José fue vendido por 20 piezas de plata, Jesús fue vendido por 30 piezas de plata.
El hermano Judah sugirió la venta de José, el discípulo Judas sugirió la venta de Jesús.
José comenzó su trabajo a la edad de 30 años, Jesús comenzó su trabajo a los 30 años.

Los paralelismos siguen y siguen. Más aún, ¿hay alguna referencia histórica no-bíblica
de alguna persona, viviendo con el nombre Jesús, el hijo de María, que viajaba con 12 seguidores, curando gente y demás?
Hay numerosos historiadores que vivieron en y alrededor del Mediterráneo, ya sea durante o luego de la supuesta vida de Jesús.
¿Cuántos historiadores documentan esta figura? Ninguno.

Sin embargo, para ser justos, no significa que defensores del Jesús Histórico no hayan sostenido lo contrario. Cuatro historiadores son citados típicamente para justificar la existencia de Jesús.
Plinio el Joven, Suetonio y Tácito son los primeros tres.
Cada una de sus citas consisten en solo unas pocas oraciones, en el mejor caso, y sólo se refieren al Christus, o al Cristo, que de hecho no es un nombre sino un título.
Significa 'El elegido'. La cuarta fuente es Josefo y ha sido probada ser una falsificación hace cientos de años.
Tristemente, aún hoy es citada como cierta. Es de suponer que un tipo que se levantó entre los muertos y ascendió al cielo delante de todo el mundo y realizó la cantidad de milagros que se le atribuyen, hubiera permanecido en el registro histórico.
No lo hizo porque una vez que la evidencia es sopesada, hay una probabilidad muy alta que la figura conocida como Jesús, no haya siquiera existido.

'La religión cristiana es una parodia a la adoración del Sol, en la cual pusieron a un hombre llamado Cristo en el lugar del Sol, y lo adoran como originalmente adoraron al Sol.'

Thomas Paine
1737 - 1809

No queremos ser crueles, pero queremos ser objetivos.
No queremos causar sentimientos dolorosos, pero queremos ser académicamente correctos, en lo que entendemos y sabemos es cierto.
La cristiandad no está basada en verdades.
Encontramos que la cristiandad fue de hecho nada más que una historia romana, desarrollada políticamente.
La realidad es, Jesús fue una deidad solar de la secta cristiana gnóstica, y como todos los otros dioses paganos, era una figura mítica.
Fue el sistema político el que buscó crear la figura de Jesús para tener control social.
Por el 325 d. C. en Roma, el emperador Constantino convocó al Concejo de Nicea.

Fue durante esta reunión que las Doctrinas Cristianas políticamente motivadas fueron establecidas y donde empezó la larga historia de derramamiento de sangre y fraude espiritual.
Y por los siguientes 1600 años, el Vaticano mantuvo un control político sobre toda Europa, conduciendo a períodos felices como La Edad Oscura junto con iluminados eventos como las Cruzadas y la Inquisición.

La cristiandad, junto con todos los otros sistemas de creencias teístas, es el fraude de la era. Sirve para separar a las especies del mundo natural, y de la misma manera, de los demás.
Apoya la ciega sumisión a la autoridad. Reduce la responsabilidad humana al hecho de que 'Dios' controla todo, y de hecho se pueden justificar crímenes horribles en nombre de la Búsqueda Divina.

'La religión nunca podrá reformar a la humanidad porque la religión es esclavitud’
Robert G. Ingersoll (1833-1899)

Y aun más importante, hace más poderosos a los que conocen la verdad, pero usan el mito para manipular y controlar a las sociedades.
El mito religioso es el mecanismo más poderoso que jamás haya sido creado, y sirve como terreno psicológico donde los otros mitos pueden prosperar.
Un mito es una idea que, aún siendo popularmente creída, es falsa.
En un sentido más profundo, en el sentido religioso, el mito sirve como una historia que orienta y conmueve a la gente.
El foco del mito no es la relación de la historia con la realidad, sino con su función.
Una historia no puede funcionar, a menos que sea creída por la comunidad o la nación.
No es tema de debate que algunos tengan el mal gusto de cuestionar la veracidad de tal historia sagrada.
Los cuidadores de la fe no entran en debate con ellos.
Ellos ignoran o denuncian como blasfemo al que la cuestione.
Adaptado de Zeitgeist, parte uno.

7 comentarios:

Leunam dijo...

Interesante adaptación. En realidad, este tópico no es algo nuevo para mí, pues hace pocos años empecé a empaparme de lecturas y documentales que tratan este respecto. Lo que sí me sorprendió fueron las bases astrológicas de las religiones y sus similitudes, nunca había analizado ese aspecto. Yo no soy una persona religiosa y enterarme de los engaños y mitos de una religión tan institucional como el cristianismo no significa nada para mí. Sin duda el fin de la era de Piscis marca importantes revelaciones y mantiene los ojos bien abiertos.

Pat dijo...

Wow, Alex!
¡Qué increíble la secuencia! Siempre tan claro e interesante.
Besos desde B.A.. Cariños de Bocha y de José Cocker.

Alex dijo...

Hola PAT!! qué estupenda sorpresa encontrarme con un comentario tuyo en mi blog. Muchas gracias.
También te mando un beso grande y un saludo gigante a Joe Cocker y a Bocha|!!!

Anónimo dijo...

que manera de copiar y pegar al pedo, toda la "informacion" que hay aqui las sacaste de paginitas pedorras de agnosticos o ateos totales que al no encontrar nada que niegue la existencia de Dios, se ponen a inventar "coincidencias", si queres informarte nejor, visita paginas de historia de nivel que sean creibles y no citando a tipos que repiten como loros sin pensar lo que dicen y sin ningun fundamento, no podes comparar nunca seres mitologicos con alguien que vivio y fue parte de la historia que marco un nuevo comienzo y del que se seguira hablando aun despues que de tu vida no haya quedado el mas minimo recuerdo en este mundo.

Anónimo dijo...

Di por casualidad con tu blog, mientras buscaba algo sobre el año 3114 A.C.
Me llama la atención lo que mencionas sonre las coincidencias entre Jesús y Horus, los cristianos y los egipcios.
Ya antes había leído algo sobre el monograma de su nombre IHS, que según la tradición cristiana significa "I": Iesus (Jesús), "H": Hominum (de los hombres), "S": Salvator" (Salvador) = Jesús, Salvador de los hombres.
Pero al parecer también son las iniciales de una trinidad egipcia Isis, Horus y Seb.
Cuando leí tu nota, me salto mucho el echo de que este monograma por lo general se encuentra dentro de un símbolo semejante a un sol, el cual, si no me equivoco fue utilizado por San Ignacio de Loyola.
Saludos..

JORGE dijo...

Gracias Alex!!! por tu aporte...
Pude comprobar ciertisimamente que no me equivoque al elegir a Jesús el Cristo como el único tipo en toda la historia de la humanidad que no me dió la espalda y que se jugó por mi al punto de dar su vida hasta la última gota de su sangre!!! Y en esto podemos coincidir que no existe ninguna coincidencia! Dios es bueno!

Anónimo dijo...

http://bibliotecadelmisterio.nireblog.com/post/2007/12/23/moises-y-sargon-de-acad

Les paso la dirección de esta pagina, son otros puntos de vista sobre el tema de moisés.