12 febrero 2008

Inversión del campo magnético terrestre.

El campo magnético terrestre está alineado a lo largo del eje de rotación y tiene una forma dipolar, similar a la de una barra imantada, con polos norte y sur. Este es el estado normal, pero ocasionalmente el campo magnético cambia sus polaridades, los polos magnéticos norte y sur se invierten, y el campo se dispone en forma opuesta. El proceso se conoce bajo diferentes nombres – “inversión magnética de los polos” y “ transición de polaridad” – son los más comunes.

La inversión polar ha sido documentada tan atrás en el tiempo como desde 330 millones de años. Durante ese tiempo, más de 400 inversiones han tenido lugar, una cada 700.000 años en promedio. Sin embargo, el tiempo entre cada inversión no es constante, variando entre 100.000 años hasta decenas de millones de años. En los tiempos geológicos recientes, la inversión polar ha estado sucediendo en un promedio de 200.000 años, pero la última inversión polar sucedió hace 780.000 años atrás. Para ese entonces, el campo magnético sufrió una transición de polaridad que fue de un estado de “inversión polar” al estado “normal”, es decir, norte arriba y sur abajo.

Se obtiene la información sobre las inversiones polares de cierto tipo de rocas en las que la información sobre la dirección del campo magnético queda impresa. Cuando las rocas ígneas, que pueden formarse en el interior de la Tierra o en su superficie, se enfrían y solidifican adquieren una magnetización paralela al campo magnético del ambiente. Si la roca se enfría rápido, como lo hace un flujo de lava, adquiere un registro casi instantáneo del campo magnético. Las rocas que son de enfriamiento lento, como las que se forman en el interior de la Tierra, registran el campo magnético sobre un tiempo más prolongado que las anteriores. Las rocas sedimentarias obtienen su magnetización mientras cada grano de sedimento se alinea sobre el campo magnético sobre el que se deposita.

Ocasionalmente, ciertas rocas pueden decirnos mucho más que la polaridad del campo magnético en el tiempo de su formación. Algunas veces, los flujos de lava ocurren bastante frecuentemente o la deposición sedimentaria es rápida, lo suficiente como para determinar el cambio en dirección e intensidad durante el proceso de inversión mismo. Estos sucesos son relativamente raros y la información puede ser ambigua, pero esto es lo que han aprendido los investigadores del tema:

· Aunque son rápidos en tiempos geológicos, las inversiones son lentas en tiempo a escala humana. Duran apenas 5.000 años, con un rango estimado de entre 1.000 y 8.000 años.

· Tanto el campo magnético como su componente dipolar decrecen substancialmente durante una inversión, a valores que van desde el 10 al 25% de la fuerza previa a la inversión.

· Una inversión no sucede de forma pareja. Cambios grandes y rápidos en dirección e intensidad están puntuados por períodos de poco cambio. Durante algunas transiciones, el campo empieza a cambiar pero después rebota a casi su estado normal antes de que el cambio final suceda en forma completa.

· La ambigüedad y escacés de las observaciones han conducido a crear dos teorías competitivas para explicar cómo cambian los polos magnéticos terrestres durante un tiempo de inversión. De acuerdo a una de las teorías, el campo magnético permanece bipolar durante una inversión y los polos “migran” por líneas preferidas desde un hemisferio al otro del globo. Según la otra teoría, la porción dipolar del campo magnético se reduce a cero para después volver a crecer con una polaridad opuesta. Durante el intervalo en el que no hay polaridad, la parte no dipolar del campo persiste y los polos no migran en forma sistemática.

Aunque otros mecanismos, como el impacto de meteoros, se han postulado, es de concenso general que las inversiones ocurren debido a algún cambio en el proceso de dinamo que genera el campo magnético. La explicación más simple es que cesa la convección –transporte- en el núcleo externo, permitiendo que el campo magnético decaiga. Eventualmente la acumulación de calor hace que la convección vuelva a iniciarse y un nuevo campo magnético se genera, cuya polaridad dependerá de la polaridad de cualquier campo residual que haya quedado en el lugar donde re comience. El problema con esta teoría es que la inversión lleva sólo 5.000 años, pero toma 15.000 años para que el campo decaiga. Al fin y al cabo, las inversiones polares deben estar relacionadas con cambios en el flujo de los fluidos en el núcleo externo. De hecho, hay evidencia nacida de simulaciones por computadora, que el movimiento de los fluidos trata de invertir el campo cada ciertos miles de años, pero que el núcleo interno actúa para evitar las inversiones porque el campo no puede disiparse tan rápidamente en el núcleo interno como en la fluido núcleo externo. Sólo en raras ocasiones, el movimiento del fluido y el campo magnético evolucionan de una forma compatible que permite que el campo original se disipe por completo del núcleo interno, de modo que la nueva polaridad pueda establecer un campo inverso.

Muchos autores sostienen que la parte dipolar del campo magnético se ha estado debilitando desde tiempos históricos y que si la tendencia actual continúa, el campo dipolar se reducirá a cero en menos de 1500 años. Algunos creen que esto es un claro indicio de que estamos entrando en un ciclo de inversión polar. Aunque esta posibilidad no puede ser descartada, los investigadores creen que el campo recuperará su fuerza y nada sucederá. Habrá que ver qué pasa en el futuro.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Si verdaderamente debemos considerar al planeta Tierra dentro de un todo junto con los demás cuerpos celestes de nuestro sistema solar, deberemos tener en cuenta primeramente los ciclos solares para comprender mejor el porqué de determinados sucesos, ya que la actividad solar cada vez se está demostrando que está directamente relacionada con los sucesos fisico-químicos de la Tierra (e incluso de los demás planetas). A su vez también, se deberá estudiar el movimiento de translación de nuestro sistema solar a través de nuestra galaxia, la Vía Láctea, ya que cada vez nos alejamos más de su núcleo, atravesando cantidades ingentes de energía cósmica, muy implicada en todos estos cambios que los astrofísicos están documentando día a día en cada cuerpo planetario. Supongo que es una faceta inherente de "evolución" cósmica.

Tuty.-

Anónimo dijo...

Hola amigo, interesante el tema. Me llama la atención la teoría esbosada ayer en The History Channel según la cual el 21 de diciembre de 2012 la tierra y el sol se alinearán con un agujero negro que está en el centro de la galaxia, lo cul podria causar la inversión magnetica de los polos produciendo un cataclismo de dimensiones apocalipticas.
Saludos.
José Luis

Pablo dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dijo Tuty. Creo que, a la hora de estudiar el tema, hay que tener en cuenta todos los factores externos para tener una mejor visión de conjunto. Con respecto al apocalipsis...no digo que no vaya a haber catástrofes, pero creo que, cuando se pasa de cierto punto, la información parece publicidad barata para mantener el miedo en la gente.

Muy instructivo tu entrada, Álex! Contigo se aprende de todo!! Muchas gracias por la info! Besos!

maky dijo...

el dia 21 de diciembre de 2012 vamos a flipar todos,nos volveremos locos debido al fuerte magnetismo que vamos a recibir del centro de la galaxia.me alegro pues somos una especie que da pena.el juicio final se acerca preparense y rezen.un saludo amigos y amigas.

Anónimo dijo...

vamos a morir

zain dijo...

gracias por la info... hare un arca

Anónimo dijo...

Para los histéricos: la alineación con el centro de la galaxia se produce TODOS los años, el 19 de junio con el Sol en medio y el 19 de diciembre con la Tierra en medio

Anónimo dijo...

hola... mi nombre es leonardo y desde hace ya mucho tiempo he estado interesado en el tema del cambio de nuestro sistema solar, tanto que me ha llevado a la investigacion de innumerables temas sobvre los mismos... me he dejado atrapar por la fisica y es muy corta la afirmacion que tengo para ustedes... la fecha 21/12/2012 no es mas que una prediccion que crea polemica en el mundo... vayamonos a la epoca de los mayas, en ese entonces no tendriamos tan numerosos tipos de metodos de comunicacion y por tanto no estariamos informado de lo que sucedera segun una simple prediccion, en el 2012... mi opinion seguramente sea una mas entre las millones que existen en el internet, pero debe ser tomada en cuenta y correjida en caso de estar errada... para mi conocimiento es mas que suficiente saber que es lo que acontecera en nuestro futuro, pues no hay otro camino que la extincion de la raza humana y la evolucion de nuevos seres vivos... la fisica nos dice que todo material en el espacion ejerce una fuerza magnetica, el sol debido a su tamaño (mayor que el nuestro) es nuestro centro gravitacional; en nuestro sistema solar se encuentran cuerpos celestes, los cuales al igual que nuestro planeta giran alrededorr de nuestra estrella mas proxima (el sol) de esta forma la energia solar se convierte en el punto inicial de nuestro existir... nos ha creado y facilmente podria terminar con nosotros... no me alcanzan estas lineas para describirles el punto de mi teoria pero les invito a tomar mi correo electronico para que conozcan mi teoria referente al correr del tiempo y los cambios de nuestro sistema solar... eleon953@hotmail.com

Anónimo dijo...

Las "teorías" del 21 de diciembre del 2012 son de una manera "estúpidas"... tengan en consideración que es un CALENDARIO y como TODOS tienen un fin... el calendario que usamos acaba el 31 de diciembre y no por ello nos moriremos el 1 de enero del siguiente año...

Sí, han ocurrido varios cambios en el planeta, pero es algo que nosotros hemos provocado y deberíamos de estar preocupados por resolverlos, en vez de generar pánico por cosas inciertas.

Alex dijo...

Hola Anónimo,

El calendario Maya de la cuenta larga no es un calendario astronómico que cuenta o mide el tiempo, es un calendario que fue diseñado para medir la evolución del Universo y con él de la consciencia y cuando termine no vuelve a comenzar como el calendario gregoriano que usamos nosotros que sí es para medir el tiempo y es cíclico.

Antes de opinar es bueno instruirse.
Gracias.

Anónimo dijo...

Como muy bien ha comentado Alex, las inversiones del campo magnético terrestre son un hecho indiscutible en la historia geológica de la Tierra. Respecto a lo relativo al fin del mundo según el calendario maya, opino que si ocurriera tal y como ellos dijeron, sería todo debido a la acción del ser humano y no a las fuerzas cósmicas actuando deliberadamente. Teniendo en cuenta los niveles de CO2 expulsados por el hombre que acentúan el efecto invernadero (sin el cual no sería posible la vida pero actualmente existe un calentamiento excesivo) las zonas templadas aumentarán su temperatura y quizá enfermedades características de zonas más cálidas llegarán a estas regiones.
Alineación de los planetas y conjunciones astrales alocadas: puede.
Degradación del medio ambiente a causa de la acción del ser humano y por lo tanto autodestrucción de nuestra especie: sí.

Anónimo dijo...

la realidad macroscópica como microscópica sólo tienen sentido bajo la constante verificación de sus componentes que se ecuentran en permanente cambio. Todo puede ser si se lo logra entender, conocer y ponderar.