31 enero 2008

Hasta pronto Altena.



Poco a poco los días fueron pasando acumulando emociones, sensaciones y recuerdos que nunca dejarán mi mente.
Salir de compras al supermercado y ver la silueta del castillo en lo alto de la colina dominando el valle y las casas de la antigua villa bajo su sombra.
.
Finalmente y después de tanto esperar hoy ha comenzado a caer la primer nevada del invierno. Con las anomalías del cambio climático global, este invierno fue inusualmente cálido, pero por suerte el cielo escuchó mi pedido y pocos dias antes de regresar al verano del sur, me regala unos días de nieve.
.
Todavía no tengo mis ideas en claro ni mis impresiones en orden sobre mis vivencias en Alemania. Puedo decir sin miedo a equivocarme que regresaré este mismo año. Creo que se abrió un corredor entre Altena y Bariloche en el que podré transitar con frecuencia.
Muchas nuevas personas llegaron a mi vida durante estos dos meses de estadía en Alemania. Nuevos clientes y consultantes de astrología que qudaron más que satisfechos con la lectura que les he brindado de sus cartas natales. Gente abierta, amable, cálida y agradecida.
.
No puedo decir que tuve una sóla experincia negativa desde mi llegada a Alemania, todo lo contrario, y eso me hizo sentir como en mi propia tierra.
Toda esta semana ha sido un transitar de personas que pasaron a saludarme y despedirse de mi. Algunas con lágrimas asomando por sus ojos, otras con un silencio que lo dice todo, o un abrazo largo y apretado.
Descubrí familiares que desconocía, vínculos sanguíneos que dieron mayor sentido a mi vida y extendiron mis lazos, como puentes, hacia mi pasado.
No se si hubo una cosa que haya sido más importante que otra. Creo que cada una ocupó un lugar único dentro de mi, tanto en mente como en corazón.
.
Ahora mi energía empieza a centrarse en el retorno a los bosques de Bariloche, el calor del verano, las caras amigas y el compartir esta vivencia de la que todavía no me hago consciente en plenitud.
Siento que este viaje está marcando el final de una etapa en mi vida, abriendo puertas y senderos a nuevas aventuras y experiencias.
El trabajo que hice en Over sobre mis piernas, el orígen de mi parálisis, las lecciones a aprehender, el reconocimiento de emociones escondidas, de ideas caducas que solté con ayuda de Frau Selter y Frau Köerbelin, dieron sus frutos casi de inmediato en mi andar ahora firme y decidido en un fuerte contacto con la madre Tierra en quien hundí mis raíces para seguir transitando sobre este planeta por mucho más tiempo.
Atrás dejo una carga ancestral que llevaba sin darme cuenta y mi andar se ha tornado ligero y decidido. Volveré a esta tierra con centurias de historia, feliz y despreocupado, caminando una vez más.

5 comentarios:

Pablo dijo...

Vas a andaaar, vas a andaaar, vas a andaaar!! *Pablo corre dando vueltas alrededor de Alex canturreando*

(ejem) Me encanta leer tus posts porque, a diferencia de lo que se lee en otros blogs, todos tus posts transmiten una calidez humana y una luz interior que no cesa ni disminuye con el paso del tiempo. Es como una lumbre eterna.

Dicen que cuando uno viaja o se aleja de las energias del hogar, se libera de cargas espirituales por un tiempo y eso permite que más sabiduría entre en el alma del ser humano. A lo mejor por eso se ha abierto ese "corredor", no? ;)

Me alegro de que todo te vaya tan estupendamente, con toda la luz que das, es lo que te mereces!! Que siga así! Besooos!

Lisandro dijo...

amigo! que hermoso lo que leo y como te siento!!!! me encanta!!!!!

no veo la hora qu e regreses y te pueda llamar y saber mas de vos. todo saldra como se merece este 2008, vos vas a estar fuerte para ser guia para los proximos años y lo sabes.

te quiero.

Leunam dijo...

El camino de regreso a casa casi siempre es reconfortante por más largo que sea. Me da gusto saludarte y tener vagas impresiones de ese viaje que describes; sabes, en el lugar donde vivo jamás hay nieve, de hecho en México son muy pocos los lugares donde puede verse. Es tan agradable visitar tu página y leer lo que escribes. Muy buena suerte en esa nueva etapa que inicias… Y ah, en respuesta a la pregunta que dejaste en mi Blog, mi hora de nacimiento fue alrededor de la una y media de la madrugada, dice mi madre que por esa razón adoro la noche. Saludos amigo.

ASTROLABIO dijo...

Es bueno verte, y verte bien...En este viaje tuyo también he viajado yo, con otras alas, pero viaje al fin y al cabo. Contigo se está realmente como en casa.

Regreso a ti. Siempre.

Petit.

Anónimo dijo...

Eureka !!!
Definitivamente saliste del bache. Me alegro y me alegra !!! Un abrazo y buen viaje de retorno Álex.