19 octubre 2007

Conexiones

Desde hace varias semanas que mi trabajo se expande y me ocupa por completo, pero eso no impide que durante la noche, antes de dormir, haga mi revisión de la situación de vida que estoy viviendo, de la gente que conozco y de las situaciones de vida de mis clientes y de qué manera se vinculan con algún aspecto de mi existencia.
En ese proceso de cavilación, hace un par de semanas que me vino a la cabeza una realción que tuve con alguien hace algo más de 15 años. En el proceson de recapitulación de vida en la que me encuentro desde hace varios meses, había una pieza olvidada, alguien con quien mantuve una relación pero que no podia recordar su nombre. Podía recordar todo lo demás, la forma en que nos conocimos, como sucedieron las cosas de nuestras vidas, charlas, situaciones, etc. pero no su nombre. Eso venía devanándome los sesos desde hace un tiempo porque me costaba entender y aceptar que alguien que fue un amor tan intenso se me borrara así de la cabeza.
Hace un par de semanas un nuevo cliente me llama para la interpretación de su retorno solar de este año, derivasdo por su psicóloga que, a su vez, es cliente mía. Esta persona trabaja una semana si y otra no y por consiguiente los horarios debían ajustarse a su agenda. Pasaron un par de semanas antes de poder darle un turno y así es que nos reunimos hoy.
A mitad de la consulta sonó su celular. Siendo una persona de gran actividad social, no desconectó su teléfono y se disculpó para poder atender. Yo accedí sin problemas mientras revisaba su carta natal.
A los pocos segundos él empieza a hablar de que está con un astrólogo, de su experiencia conmigo y cita mi nombre. Parece que del otro lado del celular le preguntan mi apellido y él me interroga sobre eso, le respondo. Lo repite de inmediato. Segundos después me pregunta si yo había sido gerente de una hostería 3 estrellas junto a la orilla del lago Gutierrez. Respondí que sí y lo comunicó por el celular a su interlocutor. En un arrebato me pasa el aparato y me dice: alguien que te conoce te quiere saludar.
Era él! Era ese chico con quien tuve una relación hace más de 15 años y de quien no recordaba su nombre. Hablamos por unos minutos y me contó que estaba en la provincia de la Pampa, sembrando soja y en una total vida de campo. Me costó verlo de esa manera porque en aquél entónces se ocupada del turismo, de videos y fotografias a turistas, acá en Bariloche.
Nos intercambiamos direcciones de correo electrónico y los siguintes minutos me cliente me puso al tanto, de forma espontánea, de la vida de este chico, ahora hombre.
Se había casado y tenía dos hijas. Me costaba imaginar la escena mientras recordaba nuestros arrumacos, nuestros besos y las mañanas en las que me despertaba con el desayuno en la cama. Recordé que me decía: Yo no soy gay pero a vos te amo.
Fue un gran sacudón para mí esta tarde con ese encuentro telefónico tan inesperado. Recordé su nombre y apellido, que nunca más olvidaré, pero sobre todo, di gracias a la magia de este mundo que pone a dos personas en contacto tantos años después.
Después de la consulta con este cliente que se fue más que satisfecho, no pude menos que reconcoer que hay hilos que manejan cosas, que ponen a personas en contacto con un propósito. Me dí cuenta que este cliente de hoy llegó a mi vida como respuesta al haberme preguntado sobre la vida de ese chico en mi proceso de recapitulación, que lleva ya sus años, para poder desentrañar el por qué de mi parálisis y el camino final a mi recuperación.
Es como armar un rompecabezas del cual no se tiene una imagen final ni se sabe cuáles son las fichas que lo componen.
Estoy en ese proceso desde hace varios años y hoy pude dar con una porción muy importante del conjunto de ese rompecabezas. Una parte trascendente en mi viaje de autoconocimiento.
De ahora en más no sé si Daniel me escribirá o nó, si mantendremos contacto, cada uno en su nueva vida, pero al menos, para mí, las piezas empezaron a cobrar sentido.

5 comentarios:

Lisandro Moises Enrique dijo...

awwwwwwwwww ayyyyyyyyyyy awwwwwwwwwww me mueroooooooooooo!!!! me mueroooooo!!!! que hermosoooooooooo !!!! como em gustan estas cosas!!!!!! awwwwwwwwww no se me borra la sonrisa d el acara!!!! awwwwwww que lindo amigo!!!!

las coincidiencias!!!! todoe sta lleno ultimamente!!! yo no lo puedo creer! todo lo llamaos con nuestras mentes! y hay que prestar atencion a todas estas cosas!!! que lindo amigo!!!! cerca de tu cumple tambien!!!! se conocieron cerca de tu cumple? o dias despues? hehehe ya seria demasido!!!! jajajaj

te quieroooooooooooooo

Alex dijo...

JAJA Ahora que me lo preguntás no lo recuerdo, pero ya se me vendrá a la mente.

Sí, es re loco pero no deberíamos sorprendernos tanto yu aceptarlo más. Cada una de estas experiencias me demuetran lo que siempre he creído, que atraemos las situaciones nuestra vida con el pensamiento.
Es mágico!! Me encanta!!

Vos estás mejor? Se te pasó la tristeza?

Joe Perez dijo...

I appreciate your perspective (too). I'm a Virgo and sometimes a student of astrology, by the way. Blessings from the U.S., Joe

Alex dijo...

Hi Joe and thank you for stopping by. I appreciate it!
Hugs from Patagonia.

varona dijo...

Hola alex espero estes muy bien.. analizando un poco la experiencia que relatas en este post compruebo una vez mas lo cierto que es la ley de la atraccion de la que habla el libro el secreto, tu en este caso inconcientemente atraiste a esta persona de tu pasado por el siemple hecho de pensarlo e inquietarte por no poder recordar su nombre y mira como fluyo todo!! como astrologo y persona tan culta e instruida que eres imagino que habras leido este libro y sabras sobre esta poderosa ley del universo y nuestro pensamiento.. saludos tu fans la varona