12 octubre 2007

Aceptación del error

Si, creo que es importante como lección de vida y además pienso que nos hace más grandes de lo que cremos ser.
Entiendo que hay gente que no puede tolerar semejante cosa como saberse equivocado y que eso determina en sus vidas cosas muy difíciles y dolorosas y en ocasiones criminales, pero es asi.
Hoy atendí a una clienta para la interpretación de una carta natal que supuse muy elemental e incluso hice el comentario a voz viva de que sería una carta aburrida. Nada más lejos de la verdad. El asunto es que no me había equivocado respecto de lo que vi en la vida de esa persona sino que lo más importante es que me topé con un ser humano que me redcordó por qué decidí aceptar el camino de la astrololgía para poder ayudar a otros. Fué una experiencia de 4 horas de intercambio increíbles. Era una clienta que me había cancelado un turno previo por miedo pero que finalmente se decidió a verme.
La interpretación de su carta fluyó como agua sobre una superficie engrasada y aunque tuvimos un par de momenetos en los que mi lenguaje debio ser reconsiderado para su entendimiento, nunca perdimmos una conexión fantástica.
Mi visión de ella ganó en respeto hacia el ser que tenía delante y me di cuenta que la astrología es altamente discriminativa en terminos de elevación espiritual, si es que existe algo semejante.
La sesión del día termino con una invitación de su parte a pasar un fin de semana en el negocio familiar, a pocos kilómetros de mi casa.
Un lugar tan maraviolloso como encantador para dejar que los efluvios venusinos hagan de las suyas.

3 comentarios:

Lisandro Moises Enrique dijo...

juas... hablando de errores.. hehehe publique antes de leer...coincidencia nomas.

amigo, una brazo , como siempre, te quiero.

Brisa dijo...

Dices: "lo más importante es que me topé con un ser humano que me redcordó por qué decidí aceptar el camino de la astrololgía para poder ayudar a otros"

No es difícil de entender por qué alguien pueda decidir usar la astrología para ayudar a otros...pero ¿por qué lo hiciste tú, cómo empezaste? Me interesa mucho eso, Alex. ¿te apetece contarlo? Un abrazo

Alex dijo...

Hola Brisa,

Pues el relato es largo y ameritaría una entrada aparte para poder explicar cómo se fueron dando las cosas.
En suscintas líneas, fue de la mano del destino mismo, aunque en ese tiempo, 22 años atrás, no pude darme cuenta.
Me hice astrólogo de forma autodidacta y fue la astrología quien me eligió a mi. Yo me acerquieé a ella por curiosidad y otro tanto por incredulidad, pero ella me habló al corazón y me enamoré de ella hasta hoy.

Quizás algún día escriba el relato y lo publique.

Un beso