30 septiembre 2007

José, canteras y cuatriciclos...

En el año 2005, cuando empecé a desplazarme con la ayuda de un andador, año en que logré dejar parcialmente de lado la silla de ruedas, José, un amigazo mayúsculo, vino a buscarme con su cuatriciclo Honda para salir a dar unas vueltas en la nieve. Esa fue una salida espectacular que no volvió a repetirse sino hasta ayer, casi dos años después. Me resulta interesante el emna del paso del tiempo y la repetición de experiencias, como esta. Para aquél entonces, José tenía 16 años y yo 42, mientras que ahora él tiene 19 años y yo estoy por cumplir mis 45. En el transcurso de estos meses pasaron muchas cosas en la vida de la familia de José, situaciones que no vienen al caso, pero nunca se perdió ni se ha debilitado la amistad que tengo con esta gente tan querida por mi, menos aún con José que al ir creciendo permitió que pudiéramos hablar abiertamente de otras cosas y nuestra relación se estrechara cada vez más en intimidad y ensanchara proporcionalmente en confianza mutua y afecto.
La semana pasada José me llamó desde la salida de su colegio para avisarme que vendría por mí para salir a dar unas vueltas en el cuatriciclo, pero yo estaba tan metido en el arreglo de una computadora que no quise dejar el trabajo de lado y tuve que descartar la invitación. El no sonó muy complacido con mi decisión y hasta insistió un par de veces pero por mas que me hubiera gustado aceptar, no podía dejar asuntos de lado.
Ayer me llamó una vez más desde su celular a la salida del colegio para repetir la invitación, esta vez un poco más firme sin darme oportunidad a negativas, para salir a dar vueltas en el Fourtrax. Claro que esta vez no pude -ni quise- decir que no y acepté de muy buena gana.
Al cabo de una hora estaba en la puerta de casa, con su sonrisa encantadora y listo para llevarme rumbo a la aventura.
Me hacen muy bien este tipo de salidas, de las que tengo muy pocas porque por lo general me levanto en mi cuarto y me acuesto nuevamente, sin salir del mismo, más que para iar al baño a vaciar la bolsa colectora de orina o cargar mi jarra de agua. Mi vida tuvo que adaptarse forzosamente a otras prioridades y ritmos... muy diferentes a los que hay en mi espíritu y eso es el verdadero desafío que enfrento. Lo de la minusvalía de desplazamiento es algo así como el vehículo.
Bien, lo cierto es que afuera el Sol brillaba cerca de las 18 hs y estaba cálido, unos de los primeros días cálidos del inicio de la primavera de este hemisferio sur. No dudé en apagar el monitor y dejar la mula trabajando y saltar a abrazar a José y sentir su siempre apretado y cálido abrazo amigo, cargado de tanta emotividad que me hace tan bien.
Salimos para la pista de motocross a dar unas vueltas. Yo, agarrado de su delgada cintura y él con su cabeza torcida mientras me hablaba y ponía al tanto de sus logros en el colegio y otras cosas.
Pronto nos encontramos en el mismo sendero de montaña que dos años atrás, cruzando el mismo vado de agua y sorteando uno que otro obstáculo de ramas o árboles caídos, consecuencia de las grandes nevadas de este invierno. Al llegar al campo de motocross, dimos unas vueltas y me preguntó de ir a visitar una cantera de arena y piedra a la que había visitado un tiempo atrás. Sin saber de qué se trataba y con absoluta confianza en él, asentí con la cabeza y un sí que fue llevado por la brisa del momento.
Él llevaba la conducción del cuatri y yo iba atrás sentado sobre un almohadón que amortiguara y protegiera mi trasero de las irregularidades del suelo.
Cruzamos un par de rutas mientras hablamos de varias cosas. Desde un costado del camino principal, José desvió el cuatri hacia una gran estructura metálica que canalizaba el agua de un arroyo de deshielo. El desnivel era de más de 4 metros de altura y con gran habilidad y confianza, deslizó el cuatriciclo por la resbaladiza estructura de metal hasta descender en una estrecha huella de ripio al borde de una caída vertical muy pronunciada. De haber tenido la fuerza de Superman, hubiera dejado la marca de mis dedos hendida en la parrilla metálica de la que me estaba sujetando en ese momento.
Mi pregunta inmediata era cómo íbamos a subir luego para salir de ese cañadón al que habíamos descendido. José se rió abiertamente de mi ocurrencia y con toda calma respondió: "subiremos por aquí, no hay drama" Creo que pasaron unos segundos hasta que pudiera procesar la información de lo que acababa de escuchar pero después, conociendo su tendencia a las bromas, supuse que se trataba de una de ellas. Tiempo más tarde descubrí que no era así.
Deambulamos entre senderos improvisados entre un denso bosque de pinos, con ramas caídas y otros arbustos, hasta dar con una amplia cantera de piedra y arena, de verticales precipicios a los que José se acercaba demasiado para mi gusto y comodidad. Tomé la experiencia como una herramienta para actualizarme con la adrenalina del riesgo y peligro, a la que tanto estaba acostumbrada de más jóven. no le hice ningún comentario sobre lo que pasaba por mi cabeza pero cada tanto no podía evitar dejar salir un "cuidado" o un "wow" y cosas así. En más de una ocasión sentí miedo e inseguridad y eso no me hizo mucha gracia para mis adentros, pero confiaba plenamente en José y su criterio personal. Sé que jamás haría nada que me pusiera frene a un peligro real, pero también reconocía que su Marte en Aries es algo temerario.
llegamos frente a un gran portón de hierro completamente desvencijado pero sujeto con una gran cadena y un fuerte candado. Yo venía manejando el cuatri desde hacía un tiempo mientras José filmaba con su celular Nokia y hacía comentarios y bromas sobre mi y el paseo. Allí recordé que estábamos dentro de un predio cerrado del que no había más que una sola salida y era por donde habíamos entrado. Traté de convencer a José para que me ayudara a bajar del cuatri, pararme junto a uno de los postes del portón de hierro y esperarlo allí mientras él hacía la difícil maniobra de escalar la aguda pendiente por la que bajamos y sobre todo, subir sobre la estructura metálica en forma de arco que canalizaba el arroyo que cruzaba bajo la ruta.
Si hay algo que tengo que reconocer de José -y en lo que nos parecemos- es que cuando se le mete algo en la cabeza y supone es lo correcto, no hay quien lo pare.
De mala gana pero a su vez en tono de broma, acepté regresar por donde habíamos bajado. Yo conducía el Fourtrax y él iba sentado en la parrilla delantera. Llegamos al punto de subida y mi corazón casi se detiene de miedo. Él no dejaba de darme apoyo y seguridad, pero mi cabeza no paraba de pensar que habían sido 5 años de lucha para salir de una parálisis total y silla de ruedas de por vida y que no quería poner eso en riesgo por un estúpido accidente por imprudencia. Las posibilidades eran altas de que el cuatriciclo diese una vuelta en campana y los dos cayéramos por el barranco o, peor aún, quedar aplastados por la mole de hierro con quien sabe cuántos huesos rotos. Me puse firme con José y traté de hacerle comprender que yo no estaba en condiciones de poder caminar sólo, que mi viaje a Europa estaba próximo y que no quería ponerlo en riesgo por una azaña adolecente a mis casi 45. No hubo caso de convencerlo. Él siguió con su habitual confianza y queriendo proyectarla en mí.
-Mirame, me decía. Yo estoy acá y no dejaré que nada te pase. Por favor, confiá en mi.
Yo sabía que sentía cada palabra que salía de su boca, pero al mismo tiempo no podía dejar de pensar en una solución más cómoda para mí. Sentí que me estaba presionando para pasar por una experiencia para la que no estaba preparado.
En décimas de segundos mi mente se disparó a otras situaciones de la excursión de ese día con José en la que sentí miedo y me sentí inseguro. No por él o lo que hubiera hecho, sino cosas que tenían que ver conmigo. Me recordó el pánico abismal que sentía al pasar de la cama a la silla de ruedas al poco tiempo de haber quedado paralítico y no tener control de mi cuerpo. Una angustiante sensación de desprotección, de absoluta "invalidez" frente a la vida. Es muy difícil poder explicar lo que se siente si no se ha vivido la experiencia. Recuerdo que yo mismo he puesto a otras personas con panico total, a cruzar piedras y acantilados, cascadas con precipicios o entrar al recinto con 4 pumas salvajes y decirles, todo estará bien, no temas.
José estaba haciendo lo mismo conmigo y me sentí en la otra vereda y me dió la confirmación sobre lo infundado de los miedos y también me hizo comprender que mucho de lo que sostenemos como creencias, son puro ruido intelectual, que frente a la experiencia es donde podemos ver y darnos cuenta dónde estamos parados.
Hoy vino José a visitarme porque anoche se quedó dormido después de cenar, mientras su madre y yo junto a otros amigos, jugamos a las cartas hasta las 2 de la mañana. En a paz de su sueño pude darme cuenta el esfuerzo y tensión que él sintió frente a lo que pasamos juntos esa tarde, ese dilema de poner o no la vida de otro en riesgo por una decisión personal, de un otro por el que tienes un profundo afecto y amor.
Esa salida con José fue toda una experiencia reveladora sobre mi posición actual frente a la vida y he descubierto que mi invalidez no ha sido sólo física sino de confianza y seguridad frente a la vida y sus situaciones. Es algo que ha sucedido sin darme cuenta. José me ayudó a tomar consciencia de esto, lo hiciera o no a consciencia, es lo que ha sucedido.
En su visita de hoy compartimos cosas, charlamos, nos reímos, me enseñó sitios nuevos para bajar archivos de la red, hablamos... después me ofrecí acompañarlo a dejar unos equipos para una fiesta y de allí terminamos en un paseo por el centro, en auto, mirando, hablando, boludeando y tomando un helado juntos en Tante Frida, al final de la calle Mitre. Sin darnos cuenta pasaron las horas hasta que anocheció. Es increíble que dos personas de mundos aparentemente diferentes puedan tener una conexión tan copada. Me refiero a sus 19 años y mis casi 45. Cuando estoy con José siento que la edad no existe, que él puede tener 44 o yo puedo tener 20, la sintonía siempre está presente. Es genial la sensación de ausencia de tiempo y ver cómo las almas y las mentes pueden latir más allá de ello.
Después de un tiempo de idas y venidas sobre la subida, José se bajó del cuatri y empezó a empujarlo desde atrás mientras, sin darme tiempo a pensarlo, me daba indicaciones de cómo afrontar el desafío con éxito. Yo seguí su guía y todo pasó muy rápido. Yo sentado en el fourtrax mientras el aceleraba con su dedo y guiaba la subida con indicaciones firmes y seguras que yo seguí sin dudar ni cuestionar. De golpe una enorme paz y calma me invadieron y supe que estaba todo bien, que nada sucedería y me entregue por completo a su mando y pericia.
Al cabo de unos segundos estábamos en la ruta y la dificultad había quedado superada.
José se lanzó sobre mi en un apretado abrazo que respondí sin dudar. Lo habíamos hecho!!
Susurró unas palabras en mi oído sobre estar consciente de mi esfuerzo por caminar, mi parálisis y mis miedos. Lo abracé más fuerte aún y sentí una fuerte energía de amor que fluía entre nosotros. Esa sensación me acompañó toda la noche. Fué una experiencia inolvidable en términos de lo que se estaba poniendo en juego por parte de cada uno en ese momento.
Mientras tomábamos un helado esta tarde, él me recordó algo que se me había pasado por completo de algo que me dijo antes de subir: "acordate cuando eras pendejo". Cuánta sabiduría en esas palabras!
Siento que hay una fuerte conexión entre José y yo, una amistad que durará el resto de nuestras vidas.

27 septiembre 2007

Etiquetas

Leía un artículo de mi amigo Lisandro sobre la aceptación, las etiquetas, los roles, etc.
Por un momento creí que era algo obvio, digo, que las personas, la humanidad en sí, tienda a etiquetar, dar nombres y distintivos. Es que vivimos en un mundo que es fundamentalmente discriminativo y la base de ello es que nos desconocemos a nosotros mismos. Marcamos diferencias y etiquetamos a otros para poder así definirnos a nosotros mismos. Hay un juego de autoengaño y proyección en el proceso de definir un factor externo porque se está tratando de marcar límites entre lo exterior y lo interior.
Es muy fácil perderse en estos conceptos, pero al fin de cuentas, cada vez que etiquetamos algo o alguien, estamos marcando límites sobre nosotros mismos, es decir, nos etiquetamos sin darnos cuenta.
Creo que es una conducta por demás interesante por parte de la psique humana porque involucra este famoso concepto de espejo o proyección, pero... acá entramos en conflicto de percepción. Puedo decir que proyecto en otros lo que no quiero reconocer de mi o lo que quisiera ser. Sea como fuere, desde el punto de vista de la psicología de siempre, salgo perdiendo.
Esta es una parte de la psicología que me parece que hace agua por los 4 costados. Acaso no puede ser que esté usando esa visión como una guía? Vale decir, que pueda ser una proyección o una negación según lo que YO creo que necesite?
Bien, esto trae a colación que debería tener un plan claro respecto de ello y además, saber que ese plan me daría felicidad y plenitud. Nada más egocéntrico que eso porque me fuerza a que las personas de mi entorno actúen de la manera que mi plan lo concibe para que yo pueda alcanzar el objetivo!!!! jajaja, curioso no?
Cuántos de Uds se identifican con esto? En otras palabras.... si mi novia...mi madre...mi jefe...el gobierno....etc hiciera esto o aquello, yo sería feliz o me sentiría pleno. Esto implica un fuerte condicionamiento de mi realción con esas "entidades" para poder alcanzar el objetivo. Cómo se llama a eso?
Acaso no caemos en la categoría de manipulación egoista?
Les aseguro que el tema puede complicarse en el análisis a niveles alarmantes, pero lo que más claro me queda es que el ser humano no ha evolucionado un ápice desde.... al menos, 10 mil años atrás. Vergonzozo!!!!
Y nos sentimos seres superiores, explorando nuevos mundos, hablando de libertad y democracia!!! Somos un chiste para el Universo!! Nada más incongruente que el Ser Humano.
Las etiquetas!!! Si se piensa sobre el tema en profundidad, pues... qué decirles... espanta el curso que hemos tomado en nuestras vidas. Como dice mi amigo Lisandro en su artículo, una invitación a empezar a cambiar.

25 septiembre 2007

Gay o Hetero?

Bueno, bajo el enlace siguiente pueden llegar a averiguarlo
http://www.channel4.com/life/microsites/G/gayometer/gayometer.html

Mi resultado, bastante acertado.





23 septiembre 2007

Marte, guerras, mundo...

Es curioso leer noticias de que en Marte se han encontrado cavernas que podrían significar habitats nuevos o habitats de posibilidad de vida. Claro, de vida evolucionada como una bacteria o inclusive menos y yo me prgunto: ¿cuánto cuesta ese descubrimiento ante el hambre de otras personas en el globo? ¿ qué incidencia tiene en el mundo "real"?
Vaya, que si encendemos el televisor nos encontramos con el nuevo candidato a tv star, el presidente de Francia, hablando de la no proliferación de bombas atómicas por parte de Iran, cuando Francia posee su buen arcenal atómico. Lo mismo viene hacindo Bush y su administración en una declarión antiterrorista. Pero lo que la gente no logra darse cuenta es que que quienes declaran a otros de terroristas, comenten actos "terroríficos" en nombre de la paz, algo semejante a la edad media y los designios vaticanos contra los Templarios.
Hay una repetición de la historia para el que se preocupe en estudiarla con mentalidad abierta.
Me resulta tan "loco", a falta de una expresión mejor, leer que se estudian cavernas en Marte mientras hay gente muriendo en Darfur. Vaya que las prioridades están algo confusas hoy en día.
Creo que hay una falta de perspectiva tan grande que nadie sabe en realidad hacia donde vamos y nadie tiene un plan concreto de la humanidad como conjunto. Se habla de globalización pero es un factor que sólo se mide en terminos de mejores negocios pero no de mejores unidadades como grupo humano.
Pienso que la contaminación "global" es tan grande que ya se ha tornado difícil poder discernir entre lo conveniente y lo no conveniente en términos de felicidad.
Me preocupa ver cómo este desfasaje de prioridades y valores se traslada a las relaciones humanas, a las búsquedas de complemento, más allá de las preferencias sexuales.
La tecnología es buena en muchas de sus formas y usos pero al mismo tiempo creo que nos des-sensibiliza. Nos acostumbra al dolor, a la muerte, a cosas que antes no eran así.
Es un instrumento de acondicionamiento, no muy diferente al experimento de Pavlov y sus perros.
Creo que hemos cedido poder, como conjunto, a los medios tecnológicos y en especial a los visuales. Nos hemos convertido en perros de Pavlov, nos guste reconocerlo o no.
El dolor siempre tiene un precio y nadie quiere pagarlo. Al ser expuestos repetidamente al dolor, vamos creando mecanismos de defensa contra ese dolor, llamese apatía, insensibilidad o mails en cadena; porque si, al enviar un mail que promete que al hacerlo alguien recibe un riñón, o un hígado o un transpalnte del que sea, sentimos que hemos pagado nuestra cuota sin sentirnos culpables de la gran indiferencia que en verdad hay detrás de todo ello.
Creo que nadie de quien ha reenviado este tipo de mail de "1 centavo para el transplante de corazón de juancito" se ha preocupado en ver si Juancito exite o si acaso ha recibido el transplante. Se reenvía el mail como otro de chistes o PPS plagado de hermosas fotos y la misma música de tantos otros, melancólica, nostálgica y espiritualmente armónica!!
Me da asco todo eso!!!
Veo que la gente ha perdido total perspectiva de lo que es importante o no en la vida, del por qué estamos donde estamos.
Es que veo este desfasaje a todo nivel, desde el reenvío de cadenas hasta los grandes poderes que gastan fortunas en cosas tan estúpidas y poco prácticas como las sondas a Marte mientras vemos en la ex-prestigiosa BBC, los campamentos de refugiados en Africa, niños desnutridos, con moscas en sus ojos, etc. y ah!!! no nos olvidemos del padre nuestro de cada día, la queja contra el gobierno de turno.... eso sí, habar como si fueramos expertos en política y economía pero sin saber de qué se trata el asunto.
De verdad me siento asqueado de tanto pelotudeo por parte de la gente. Me cansa ver sitios y blogs promocionando grandes hermanos, tinellis, etc. Acaso soy el único idiota que ve lo que se viene? Digo, hasta cuándo vamos a dejarnos manipular y convencer de que todo está bien cuando en realidad estamos al borde del abismo? Créanme, lo estamos!!!
De qué te va a servir si Florinda o Javier gana el campeonato al mejor desafinado en la TV cuando deberías estar averiguando lo que pasa en el mundo y hacer algo al respecto?
Yo entiendo que desde el lugar en que están parados crean que soy un delirante o alarmista. Si, vale, puedo aceptar eso. Pero por favor, dénme ese espacio de duda y se lo van a agradecer.
En fin, sólo les pido que frenen un poco la locura de sus vida y hagan una revisión más detenida del último año, de cómo van las cosas, de ver qué están heciendo para nutrir sus vidas desde un lugar más espiritual.
No crean que la espiritualidad es un asunto de meditación contemplativa y sahumerios, no lo es. La espiritualidad es absolutamente practica y se demueta en las decisiones del día a día. Quizás sea interesante que se pregunten si sus decisiones diarias han beneficiado a los demás en la misma medida en que uds han sido benficiados. Alli verán dónde estan parados de verdad.
Están estudiando las cavernas de Marte o ayudano a la gente de Darfur?

20 septiembre 2007

Si cierro mis Ojos

Amor, me asusto tanto por dentro y realmente
no entiendo, es amor lo que hay en mi mente o es una fantasía?

El cielo está en la palma de mi mano y te está esperando aquí.
Qué se supone que haga con los prejuicios?

Si cierro mis ojos para siempre, quedará todo sin cambios?
Si cierro mis ojos por siempre, seguirá todo igual?

Algunas veces es difícil agarrarme y aferrarme
a mis sueños,
No siempre es lo que parece cuando estás cara a cara frente a mí.
Como una daga me clavas en el corazón o pruebas la sangre de mi hoja y cuando estamos
dormidos, me darías cobijo en la calidez y oscuridad de tu tumba?

Si cierro mis ojos para siempre
seguirá todo sin cambios?
Si cierro mis ojos por siempre
seguirá todo igual?

Me tomarás alguna vez?
No, no puedo soportar el dolor...
Confiarás alguna vez en mi?
No, nunca me sentiré igual.

Sé que he sido duro contigo,
sé que te he mentido...
si pudiera tener sólo un deseo más,
despejaría las telarañas de mis ojos.

Cierra tus ojos,
cierra tus ojos,
hazlo por mi.

06 septiembre 2007

Actualización

Bien, un poco de chusmerío sobre mi vida personal.
Se acuerdan de los planes de mudanza? Pues bien, a último momento las cosas se enfriaron, literalmente, por la gan cantidad de nieve y la inaccesibilidad que representaba para mis clientes, por lo que tuve que desistir de la idea con el pesar de mi alma... :(
De inmediato surgió otra oportunidad, en un lugar cercano al que vivo actualmente. Un amigo tiene una casa vacía y me la ofrecía para quedarme al menos medio año. Todo venía bien hasta que mi amigo decide irse a Italia por 2 meses, dejando paralizado el trabajo de arreglo y pintura de la casa, entre otras cosas. Vino a decirme que si me ocupaba del asunto, la casa era mía, pero se imaginan que en mi condición y con las dependencias que tengo para trasladarme, la cosa era medio complicada y tuve que cancelar el proyecto. :(
Después me puse a pensar que había un propósito para tanta traba en mi mudanza. Sigo desconociendo de qué se trata pero me ayuda a darle un sentido y una interpretación que me alejan del enojo o la frustración, lo que de por sí es muy bueno.
El viaje a Europa para fin de año sigue vigente y viento en popa. Pasaporte de la comunidad, pasajes en mano y algo de dinero ahorrado.... creo que por ese lado la cosa está bien.
Mi trabajo... uffff, qué decirles!! Sigue aumentando la lista de gente que quiere una consulta, una carta, una revolución o lo que sea... pero yo.... este... cómo ponerlo? Estoy vago! NO!! No es vagancia... estoy en otra.
Sucede que mi vida está pasando por montones de cambios que debo asimilar y me queda poca energía para dedicarme al trabajo como corresponde y como no me gusta hacer la cosas sólo para cumplir, pues bien, las postergo para mejor momento y poder darle a mis clientes la atención que se merecen. La dificultad viene en que con estos temas y el tiempo que corre, la ansiedad está a pedir de boca y por otra parte, no tengo mucho ánimo de andar ventilando mis historias interiores de vida para explicar el por qué de mis demoras. Tampoco me gusta mentir o engañar.. y allí estoy... tratando de cumplir con todos pero con muuuucho atraso!
Mi salud está de mil maravillas. Fuí a ver a la infectóloga hace una semana. Había pasado un año desde mi última visita y en medio de ello dejé de tomar la bendita poción que me convertiría, tarde o temprano, en fertilizante!!
Se lo dije a mi médica, quien obviamente puso el grito en el cielo!!!
No fue uno de los mejores momentos, pero era hora de enfrentarla y dejar en claro mi postura. Mis dotes diplomáticas habían llegado a su límite con ella y no quedaba otra que la táctica Bush!
Me ordenó 20 mil estudios de sangre... el lunes pasado fui a dejar las muestras y estoy a la espera de los resultados. Yo me siento de mil maravillas!! salvo por no poder caminar solo, de resto, estoy mejor que hace años!!!
No puedo negar que tengo curiosidad por saber el resultado de los estudios y así poder refregarle en la cara todo lo que pienso sobre el tema sida y hiv y ese comercio!!
Hasta tanto tengo que ser prudente y mantener mi compostura...
Los resultados estarán para Octubre.
Ustedes imagínense la situación: desde Diciembre del año pasado que no tengo análisis de sangre porque por un motivo u otro las muestras llegan vencidas, se pierden, se contaminan o lo que fuere. Lo último que me enteré es que alguien, un empleado de la compañía transportadora de las muestras de laboratorio que van al Hospital Malbran a Bs As, quiso hacerle un regalo a alguien y aprovechar el envío "gratis" y metió un par de truchas..... SI, truchas dentro del container refrigerado con las muestras de sangre de los pacientes con VIH de Bariloche!!!
Uds pueden concebir algo asi? A mi me indignó de tal manera que abandoné toda la historia. Decidí tomar el toro por las astas y ocuparme yo de mi propia salud. Desde entónces que estoy por mi cuenta pero, viniendo el viaje a Europa, quiero ir tranquilo y por eso decidí hacerme un chequeo general. Hasta ahora los resultados vienen de libro de medicina. Sólo me falta el conteo de linfocitos y la carga viral (que de nada sirve) para terminar con el asunto. Estoy seguro que saldrán geniales porque es así que me siento y mi cuerpo lo demuestra en todo.
Ya Saturno salió de mi casa 6 y entra ahora a mi 7 y conjuntará a Urano en breve. Esto significa que habrá un cambio radical hacia la estabilidad de mi estado de salud, muy positivo y de gran fortaleza. :)
Qué me dicen de los cambios económicos que se están viviendo? No, si lo vengo anunciando desde hace tiempo... el dolar se cae y USA dejará de ser el poder mundial, ya verán!!
Bueno, es tarde y después de un día de arduo trabajo con computadoras, me iré a descansar y ver alguna grata película que me he bajado.
Como dicen los españoles: Os quiero a todos!!

05 septiembre 2007

Quién lo dijo?

Qué obra de arte es el hombre!
En razón, en infinidad de facultades,
en forma y movimiento.

Cuán expresivo y admirable.
En acción, como un ángel...
en aprehensión como un dios!

La belleza del Mundo,
el modelo de los animales!
Pero para mí,
cuál es la quinta esencia del polvo?

El hombre no me deleita,
tampoco lo hace la mujer,
aunque su sonrisa parece decir lo contrario!