15 enero 2007

Los Chakras y la Evolución

Ahora que los Chakras se han convertido en parlantes de la Nueva Era, hay muchas interpretaciones de su significado y función dando vueltas. Mientras que esta popularidad los hace palabra corriente, también desparrama mucha confusión, información conflictiva y frecuentemente errada. Es imporante darse cuenta que Chakras viene de una tradición antigua, que muchos maestros de la Nueva Era apenas han investigado.Esto es un breve sumario de la historia de los Chakras como se fue desarrollando y sus funciones.Los Vedas, que son la tradición escrita más antigua de la India, (2,000 - 600 a.C.) fueron escritos en su mayoría por los Aryans, que se dice entraron a la India en carrozas. El significado original de la palabra chakra como "rueda" se refiere a las ruedas de las carrozas de los Aryans invasores. (El deletreo correcto es cakra, aunque se pronuncia como una ch como en chica.) La palabra también era una metáfora del Sol, que "atraviesa el mundo como una carroza triunfante de cakravartin" (regente) y denota el ciclo eterno del tiempo llamado kalacakra, o rueda del tiempo. De esta forma, representa el orden y balance celestial. Se dice que los cakravartins estaban precedidos por un brillante disco de luz, parecido al halo de Cristo, sólo que este disco giratorio estaba en frente de ellos (quizás sus poderosos tercer chakra o punto de encaje?). También se cree que el nacimiento de un cakravartin era el heraldo de una nueva era. También se dice que el dios Vishnu descendió a la Tierra, sosteniendo en sus cuatro brazos un cakra, una flor de loto, un club, y una concha marina. (Esto debió referirse a un cakra como un arma en forma de disco.)
Hay algunas menciones de los chakras como centros físicos de consciencia en los Upanishads del Yoga (600 A.D.) y luego en los Sutras Yoga de Patanjali (200 B.C.). La tradición Patanjali era basicamente dualista, declarando que la naturaleza y el espíritu estaban separados, y que el objetivo del yoga era elevarse por sobre la naturaleza. Los chakras y Kundalini se convirtieron en parte integral de la filosofía yoga en la tradición no dual del Tantra, que surgió en el siglo VII en reacción a la filosofía dualista que la precedió. Esta tradición aconsejaba estar en el mundo en vez de separarse de él.
Al Tantra se lo considera en la cultura occidental básicamante como una tradición sexual, quizas porque el Tantrismo pone a la sexualidad en una posición sagrada. Sin embargo, es sólo una pequeña parte de la amplia filosofía que incluye varias prácticas de yoga, adoración a dioses, especialmente las diosas Hindúes, y la integración de las muchas fuerzas polares del Universo. El texto principal acerca de los chakras que nos llegó a occidente es una traducción del inglés, Arthur Avalon, en su libro,The Serpent Power (El poder de la Serpiente) publicado en 1919. Estos textos: el Sat-Cakra-Nirupana, escrito por un Indio pundit en 1577, y el Padaka-Pancaka, escrito en el siglo X, contienen descripciones de los centros y las practicas asociadas. Incluso hay otro texto del siglo X, que se llama el Gorakshashatakam, que da instrucciones para meditar sobre los Chakras. Estos textos forman la base de nuestro entendimiento de la teoría de los chakras y el yoga Kundalini de hoy. En estas tradiciones, hay siete chakras básicos, y todos existen dentro del cuerpo sutil, superpuesto al cuerpo físico. A través de la fisiología moderna podemos ver que estos siete chakras corresponden exáctamente con los siete ganglios principales que emanan de la columna espinal. Hay dos chakras menores mencionados en los textos antiguos, el chakra Soma, ubicado justo encima del tercer ojo, y el loto Anandakanda, que contiene el Arbol Celestial de los Deseos (Kalpataru) del Chakra del Corazón.
Llegada de la Era del Corazón
La estrella de seis puntas, hecha de dos triángulos equiláteros entrelazados, es la imagen central dentro del loto del chakra del corazón. La aparición de este símbolo dentro de la configuración astrológica del 23 de Enero de 1997 puede tener gran significado en términos de cambios socio culturales planetarios que están sucediendo en este tiempo. Lo que sigue es una explicación más detallada de los chakras, su significado evolutivo, y el significado del chakra del corazón en particular.
El chakra del corazón es el del medio en un sistema de siete. Simboliza las dos polaridades de cuerpo y espíritu interpenetrados en un balance perfecto. El triángulo que apunta hacia arriba representa la materia que se eleva al espíritu. El triángulo que apunta hacia abajo (similar al antiguo símbolo femenino de nacimiento) simboliza al espíritu descendiendo en la manifestación. Para abrir completamaente el chakra del corazón necesitamos balancear los distintos aspectos de la existencia, tales como masculino y femenino, luz y sombra, mente y cuerpo, materialidad y espiritualidad. El amanecer de la Era de Acuario anuncia una era socio-cultural correspondiente al chakra del corazón. Esta era marca la importancia de balancear las polaridades de la existencia humana dentro del paradigma dominante de la conciencia colectiva. Pero primero veamos brevemente el patrón de la evolución cultural que ha sucedido hasta ahora, mediante los chakras:
El período de los habitantes de las cavernas del Paleolítico se relaciona con el nivel de consicencia del primer chakra. Acá estabamos atados sin recurso por los ciclos de la Tierra. Las tribus vagaban sobre la Tierra, vivían en cavernas hechas en la Tierra. Cazábamos y recolectábamos, tomando lo que la Tierra nos ofrecía de forma libre. La adoración era monoteista a una Diosa Tierra, que simbolizaba el milagro del nacimiento y la fecundidad de la tierra. El inicio de esta era es difícil de medir, quizás no tuvo un verdadero comienzo, sino que está enraizada en los institnos de supervivencia del reino animal del que todos hemos emergido.
El amanecer del Segundo Chakra, (elemento agua, orientado a la sexualidad y procreación) coincide con la Era astrológica de Cáncer (un signo Cardinal de agua) marcada por la revolución agrícola y el inicio de la construcción de embarcaciones y la navegación, entre 10 a 8.000 a.C. El control del agua a través de la irrigacion permitió que las comunidades se asentaran en un lugar en vez de migrar de forma nómada por la tierra, y esta nueva libertad creó un gran salto en la creatividad cultural. Había ciudades con miles de habitantes; se construyeron grandes templos, con la proliferación del arte y los rituales, y el lenguaje escrito hacia el final de ese período. Los arqueólogos creen que fue un tiempo de relativa paz y prosperidad. Había adoración politeista a diversos dioses de la naturaleza, masculinos y femeninos, orientados a los ciclos agrícolas (siembra y recolección) y el ciclo de vida/muerte/renacimiento de la vida humana.
La era del Tercer Chakra (elemento fuego, orientado al poder y la energía) coincide con la Era astrológica de Aries (un signo cardinal de fuego), cerca de 1.500 a.C. En ese tiempo las fuerzas patriarcales controlaban la cultura a través de agresión bélica y dominación jerárquica, y con pocas excepciones, arrojó las comunidades agrarias que le precedieron. Con el fuego pudimos forjar metales, hacer herramientas y construir armas. Los dioses masculinos del cielo reemplazaron a las deidades femeninas y terrestres, con la adoración volcada al Sol, la Tormenta (el rayo) y los dioses de la guerra. La lucha colectiva de la existencia estaba orientada hacia el poder y la tecnología. La tecnología nos liberó más allá de las demandas por la supervivencia, permitiendo que las poblaciones crecieran, con mayor diversificación del trabajo tanto como de estatus social. Las pautas de dominación y persecución crearon la necesidad de poder personal y colectivo que se ejercía en individuos, villas, ciudades y países. Estas pautas persistieron hasta los días actuales, con grandes naciones estado, con una tecnología cada vez mayor y un simultáneo aumento en la sofisticación de las armas, como las ojivas nucleares.
Hemos estado en las últimas partes del estado del Tercer Chakra en este siglo. Las cuestiones relativas al poder y dominación, energía y control, son preocupaciones centrales en nuestro planeta. Somos tecnológicamente avanzados, pero nuestra tecnología está destruyendo nuestro planeta. Los recursos energéticos son temas vitales en las dinámicas del poder, como la guerra del Golfo Pérsico e Iraq, montadas esencialmente por las reservas de petróleo. Hay mucho fuera de balance, con la mente por encima del cuerpo, la tecnología por encima de la ecología, blanco sobre negro, masculino por encima de lo femenino.
La Era del Chakra del Corazón es una era donde estos elementos arquetípicos entran en balance. Aquí los impulsos agresivos bélicos empiezan a menguar y la paz y equilibrio ecológico se convierten en las preocupaciones predominantes. El balance entre los sexos, entre las razas, y dentro del Ser a través de los aspectos conscientes e incoscientes, activos y pasivos, espirituales y materiales de nuestra existencia, también son elementos de la orientación genral del chakra del corazón hacia el equilibrio. Un creciente foco en la espiritualidad, un aumento en honrar el cuerpo y la Tierra, son un ejemplo de este balance interpenetrante que está emergiendo hoy a través de los movimientos llamados New Age, las tendencias terapéuticas en psicología y la literatura popular. Así como el chakra del Corazón pertenece al elemento Aire, también lo es el signo de Acuario, que también está emergiendo en este tiempo, ambos en el 97 y como una Era más larga. El momento preciso en que nace una nueva era es difícil de señalar, si acaso imposible. Estos son grandes cambios culturales que toman lugar globalmente mediante diversas actividades, culturas y eventos en un amplio espacio de tiempo. Pero acá estamos, por primera vez, lo bastante conscientes como para ver los patrones que estan emergiendo y ver las señales que marcan grandes hitos de cambio. Creo que el 23 de Enero de 1997 es una de esas señales.

1 comentario:

Tuty dijo...

Pués estoy acojonado...nací el 28 de enero del 75...acuario de pura cepa...