21 octubre 2006

Ya son 44 . . .

Fué ayer o quizás el fin de semana pasado que regresaba trasnochado y cansado de Contramano después de una noche entera de baile y juegos frugales de seducción con miradas que cortan la penumbra enrarecida y viciada de lujuria desenfrenada y solapada...
Quizás no!! fue unos meses antes en LINE. Sí, yo acababa de regresar de Venezuela un par de días antes, algo confundido y desorientado con esa historia de estar en un país con un gobierno de facto y militar para hacer el servicio obligatorio. Pero LINE era el primer boliche gay de Buenos Aires y todo era de estreno, uno debía tomarse un tiempo para acostumbrarse a ello... Como les digo, quizás fue unos meses atrás, ya no lo recuerdo bien con tantos Gin-Vodka servidos en la estrecha e improvisada barra de LINE. Horas completas luciéndome en la pista de baile, haciendo alarde de mi buen cuerpo, mis formas definidas y jóvenes, mis razgos germanos, ojos claros, pelo rubio y lacio, mirada profunda y distraída...
El tiempo juega sus trucos en mi memoria y resplandecen destellos fulgurantes en la oscuridad de Cerebro, Grisú, Rocket... pero eso es en Bariloche en algún tiempo de los 80 o 90, quizás algo más de unos meses atrás. Años? Décadas? No!! Imposible!! Yo acabo de cumplir mis veinti... jé, serán tal vez los primeros treinta? Es que como les digo, la memoria hace esos juegos sucios y confunde los tiempos pero estoy seguro que no fue mucho atrás, no señor, claro que no.
Ese chico de la esquina que con descaro no sacaba sus ojos de mi culo y lo bien que se veía enfundado en sus jeans gastados que dejaban asomar una de sus rodillas mientras que sus pezones quedaban enmarcados por la trama de su ballenera negra... Ay!! cuántos recuerdos, caras, lugares y situaciones acuden a mi esta noche que casi cuento 44.
Dónde me perdí? Digo... en qué dimensión espacio temporal quedé atrapado sin percatarme? Cómo nadie me advirtió de lo que estaba por venir? De qué sirve saber el futuro si nada puede hacerse para cambiarlo?
Si, les comprendo y no les reprocho pero oigan, debía ser así de duro? No, no me han escuchado, les digo que fué la semana pasada o tal vez la anterior y no estoy loco, no señor!! Juro que no pasó mucho tiempo y no me pidan detalles de lo que hice sólo un par de días atrás porque no lo recuerdo y ya se los he dicho. No me gusta repetirme carajo!
Dónde, dime por favor, dónde me he perdido! Qué ha sido del que soy? Porque sí, aún sigo siendo aquél que despreocupado arremete con la vida en un asalto desprevenido y audáz. Aquél que siente el suelo bajo sus piés calzados en envaine justo y firme. Quien modula la curvatura de su espalda con piernas recogidas mientras abraza a su amado.
Cierro mis ojos y me veo erecto y vital y al abrirlos mi mirada desciende por mi contorno desconocido buscando soporte para mi andar.
A dónde se han ido esos años y su vitalidad? En qué recodo mis sueños se desvanecieron como vapor de medianoche?
Si me encuentras por allí, por favor, llámame.

3 comentarios:

Lisandro dijo...

vos estas ahi. y lo sabes. soloque te da miedo estirar la mano para agarrarte y traerte de nuevo.

traete.

traete.


te quieorm ucho, besos, disfruta, no mires atras. vivís gracias a tu pasado.

Alex dijo...

Sabes? Creo que tenes razón...
Prometo hacer un esfuerzo más y traerme.

Un besote enorme

Anónimo dijo...

oe tio, la verdad yo no me hago ni el test de elisa y la verdad q toda esta vaina me tiene estresadazo, ya no sé si existe o no, por lo demás tu web esta chevere, si alguien quiere conversar sobre lo q sea agreguemne ps ajach19@hotmail.com