27 julio 2006

Terapia Antiretroviral

Este es un artículo escrito en gran parte gracias a uno de mis lectores. Reibí un mail de alguien que viene leyendo mi blog y se interesó por un artículo en donde decía que dejaría la terapia antiretroviral.
Creo que no hice más alución al asunto y las decisiones tomadas y por ello, valga este artículo.

Después de mucho leer, dejar transcurrir el tiempo hasta sentir "la señal" y hablar con mi médica, en el transcurso de mi viaje a Buenos Aires , las cosas se dieron de manera espontánea y reduje la dosis del "coctail" a la mitad. Desde entonces que sigo con ese régimen pero creo que la cosas están por cambiar porque me sucede que empiezo a no ser tan consecuente con los horarios para la toma de la dosis y ello lo interpreto como "... ya es hora de dejarlo..."

Mientras estuve en Baires me compre una serie de hierbas y yuyos para fortalecer mi sistema y usarlos para preparar la fórmula del Essiac junto con la Uncaria tormentosa o Uña de gato que vengo tomando desde hace más de un mes. Hasta ahora los resultados son formidables desde el punto de vista clínico y lo más importante, desde el emocional y psíquico. Hace mucho tiempo que no me sentía tan bien, con ganas y fuerzas de hacer cosas, de buen ánimo. Pude darme cuenta que desde que reduje la dosis de los antiretrovirales que mi ánimo cambió y mi cuerpo también. Uno de los cambios físicos más notorios es la recuperación del apetito y el deseo, además de no padecer más las neuralgias post-herpéticas. Desde que empecé con este nuevo régimen de hierbas y disminución de drogas anti VIH que tengo erecciones nocturas casi todas las noches, mejor control de mi vejiga, más dominio muscular en mis piernas y mejor equilibrio y estabilidad.
Hace dos días pude caminar mis primeros CINCO metros sin tener que agarrarme de nada!! Ustedes quizas no se den cuenta de lo que esto representa para mi porque ustedes dan por sentado la capacidad de moverse y caminar libremente, pero para mí que hace sólo pocos meses estaba atado a una silla de ruedas, el cambio es enorme.

Cuando empecé a pensar en dejar las drogas, recibí varios contactos en la red de gente que había tomado mi misma deisión, pero ellos lo hicieron de un día para el otro y el que menos tiempo lleva de haber dejado las drogas es de 3 años.
Claro, es difícil saber qué suederá en... digamos 5 o 10 años, pero hasta ahora por lo que sé de gente que tuvo el coraje de hacerlo es que estan muy bien y mejor que cuando tomaban las drogas. Hay un matrimonio que sólo consume jugo de frutas y verduras crudas desde hace más de 7 años y desde entonces, pese a que sus "números" de laboratorio no son los ideales, su estado clínico es óptimo y están sin enfermedades oportunistas desde hace más de 5 años.

Mantengo contacto frecuente por mail con estas personas y comentamos los cambios que sentimos y todos ellos no dejan de darme ánimo para que me anime a dejar las drogas de una vez por todas.
Sé que tienen razón pero al mismo tiempo y en base a mi conocimento esotérico y profesión, cada uno viene con un "set" de experiencias y cosas que vivir y yo no puedo sustraerme a ello. Simplemente no es mi tiempo de dejarlas por completo.

Volviendo a mi lector e inspirador de este escrito, sólo puedo decir que es una decisión del alma. Uno debe escucharse y respetar su voz interior y no dejarse aturdir por los medios, la publicidad o la ciencia. Para saber que uno está tomando la decisión correcta hay que saber estar en silencio interior, saber lograr un lugar de comunión con uno mismo y su interioridad. Creo que lo que es bueno para uno no necesariamente lo es para otro. De esto tengo datos importantes porque también conozco gente que hace años que están con el mismo régimen antiretroviral sin padecer ninguno de los efectos secundarios y están fabulosamente bien. Ahora, quién tiene la respuesta adecuada? Quién es dueño de la verdad? Pienso que en este tema no se puede generalizar bajo ningún punto de vista porque soy un convencido de que se trata de una enfermedad psicosomática y hasta cierto punto "esotérica". Si me pongo en la vestimenta de astrólogo que soy, diría que es una enfermedad que hunde sus raíces en pautas y conductas psico-emotivas de origen kármico. Pero claro, ésto es muy difícil de probar y por ello nunca lo menciono.
Sólo te aseguro que luego de un año de consumir las drogas, tu cuerpo se hace dependiente del cóctel y dejarlo de un día para otro puede ser contraproducente. Esto es porque como en todo, el cuerpo tiende a ahorrar energía y si recibe un suplemento externo que le ahorra el trabajo de combatir una infección, llega el punto en que deja de hacer el intento. Esto se aplica a todo.
Creo que para el mes que viene y luego de dos meses de tiempo para que mi sistema inmune se adapte y dandole hierbas para fortalecerlo, ya estoy en condiciones de dejar el coctail sin riesgos.
Personalmente soy un convencido de que el VIH, si existe, no es causante del SIDA.
Mi postura es que una vez habiendo entrado en el sistema de tomar las drogas, por el motivo que fuera, no puedo dejar de hacerlo de un día para el otro como si se tratase de aspirinas.
Espero que este escrito ayude a otros a tomar la decisión correcta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola amigo , conoces el biomagnetismo ? , estoy en tu misma situación y creo que este es el apoyo que necesitamos . Biomagnetismo . Dr Goiz . busca y me cuentas yo también te contaré

edort15@hotmail.com

eduardo dijo...

no estoy para nada de acuerdo.
los unicos efectos colaterales del cocktail son en la primera etapa, despues no provocan molestia ni dependencia alguna.
de las personas q se tratan con esta terapia estan todos bien de salud, no asi quienes se han resistido a tomarla o han recurrido a terapias como el biomagnetismo los que o estan desahuciados o simplemente ya murieron.
por muy astrologo q seas no puedes andar aconsejando a los demas lo que hacer. si tu quieres dejar la terapia por el motivo que sea, hazlo... pero no involucres a otro en tu decision.
gracias.

Alex dijo...

Hola Eduardo

Yo no aconsejo a nadie qué hacer o no hacer. Yo estoy hablando de mi experiencia personal y nada más que eso.
Usando tu modo de pensar, tampoco podrías decirle a otros que sigan la terapia porque tu experiencia haya sido positiva.
Esto nada tiene que ver con la astrología.