24 mayo 2006

Buenos Aires

Finalmente las cosas se acomodaron para que pudiera venir en mi tan esperado viaje a Buenos
Aires. Si bien la partida de Bariloche fue un tanto húmeda, la llegada ayudó a mitigar esos percances.
Desde que llegué de Orlando hace casi 4 años y quedara paralítico que no viajaba. Mis expectativas estaban al mismo nivel que mis nervios y ansiedades. Debo reconocer que la gente de LAN Chile se portó de maravilla conmigo, prestándome todo tipo de ayuda y asistencia antes y durante el vuelo de dos horas desde Bariloche a Buenos Aires. Lamento el desperfecto de la manga que obligó a que dos empleados de la aerolíneas tuvieran que subirme por escaleras al avión bajo una lluvia y nieve torrenciales. Llegué a mi asiento completamente empapado pero al cabo de unos minutos la calefacción de la cabina hizo lo suyo y me sequé relativamente rápido.
Me sorprendió ver los cambios y mejoras en el Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires y recorrí los pasillos con la ayuda de un empleado del aeropuerto que me paseó en una silla de ruedas mientras nos dirigíamos a retirar mi equipaje. Una vez cumplido ese trámite, encaramos a la puerta del hall de salida y allí ví muy sonriente a ami amigo y maestro de pintura Alfredo Caruso, una sorpresa para mis ojos porque desde hacía más de 10 años que no nos veíamos. El me había mandado una carta con folletos y recortes de notas e historias sobre sus andanzas como pintor por las galerías de arte del mundo y exposiciones locales, pero no esperaba encontrarlo en el comité de bienvenida a Buenos Aires.

Una vez en la casa de mi amiga María del Carmen, donde me alojé por espacio de 5 días, pude bajar a tierra y serenarme, aclimatarme a mi nuevo hábitat. Charlamos mucho con Caruso quien me regaló uno de sus cuadros "El Dios del Fuego" de la mitología andina, más precisamente de la teología Azteca. Si visitan el vínculo bajo su nombre verán lo maravilloso que es este pintor argentino y ex bailarín del Teatro Colón de Buenos Aires y actual coreógrafo.

Al día siguiente de mi llegada a Baires fui a ver a Andrés Belforti en Olivos, el hombre a quien debo gran parte de mi recuperación gracias a su ayuda y conocimiento en el manejo de las energías del cuerpo. Llegué a Andrés por medio de una de mis clientas y actual amiga quien se ocupó de ponerme en contacto con él y mediar para que recibiera su tratamiento a distancia en Bariloche. Bajamos del remise con María, quien me acompañó, y con ayuda de mi andador caminé por un pasillo largo hacia la parte posterior de un caserón viejo de Olivos. Allí me encontré con un ambiente fuera de lo común. Un cuarto con dos mujeres muy amables y que me reconocieron de inmediato y me saludaron con un beso. Al poco tiempo apareció Andrés que se inclinó para saludarme y besar mis mejillas mientras me daba la bienvenida.

Todas las paredes estaban cubiertas de carteles y afiches con gráficos sobre el cuerpo energético humano, chakras y auras, había estantes repletos de gemas y piedras semi preciosas y un par de puertas con carteles que decían "Fotografía Kirlian".
Al cabo de unos minutos me hicieron pasar a un cuarto pequeño que servía de consultorio, uno entre varios, con sus paredes cubiertas con estanterías de madera repletas de cristales, piedras, frascos con líquidos de colores, cajas con luces de colores y maquinas radiónicas, etc. El lugar parecía el laboratorio de un científico loco. Me hicieron algunas pruebas y mediciones, charlamos con Andrés y me explicó los principios del método y algunas cosas sobre mi constitución energética en general y en particular de mi sistema inmune y regeneración celular. Quedé maravillado del conocimiento que tiene y maneja con tanta naturalidad. Después de recibir el tratamiento nos fuimos de regreso a la casa de María del Carmen, quien también se hizo atender. Esa tarde dormí una siesta pues me sentí agotado y a la noche debíamos ir al restaurante de Mariana, "Bodega Campo" en la calle Rodriguez Peña 264, donde ella cantaría tangos.
Comí maravillosamente bien en su restaurante y se lo recomiendo a cualquiera que visite o viva en Buenos Aires. La calidad es excelente, los precios muy accesibles y el lugar muy acogedor y cálido.
Esa noche caí rendido en la cama y al día siguiente me desperté con la buena noticia de encontrar la bolsa recolectora de orina vacía! Esto quiere decir que por primera vez desde que enfermé, mi vejiga se comportó de manera normal. Los días subsiguientes fui ganando un poco más de control sobre la vejiga pero todavía no el suficiente para volver a l normalidad, pero voy en buen camino.
Ahora estoy en Pacheco, a las afueras de Buenos Aires, en la casa de un amigo, Héctor, quien fuera a visitarme a Bariloche hace un par de meses. El lugar es fabuloso y la casa muy cómoda.
Me quedaré aquí hasta la semana que viene que dbo regresar a ver a Andrés para que mida mis progresos luego de su tratamiento y después tomaré el aviónde regreso al sur el miércoles siguiente.
Por ahora sigo disfrutando de estas vacaciones y del afecto de mis amigos. Les escribiré cuando regrese a Bariloche.

10 mayo 2006

Carta de Ahmadineyad a Bush

Revisando los distitntos sitios de noticias que frecuento encontré parte del texto de la carta que el presidente de Iran le enviara a Bush. Creo que expresa claramente el pensar de muchos sobr el globo.

"En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso Excmo.
Sr. George W. Bush, presidente de Estados Unidos:
Durante un tiempo he andado pensando cómo se pueden justificar las innegables contradicciones existentes en el escenario internacional que se debaten continuamente en los foros públicos, sobre todo, en los políticos y universitarios.
Son muchas las preguntas en este sentido que se han quedado sin respuesta y es por ello que he decidido plantear algunas de estas cuestiones y paradojas pues quizá surja una oportunidad para poder enmendarlas.
¿Se puede ser seguidor de Jesucristo, sobre él sea la paz, verse comprometido con los derechos humanos, presentar al liberalismo como un patrón civilizador, oponerse a la proliferación de armas nucleares y de destrucción masiva y hacer de la lucha contra el terrorismo un lema? En definitiva, ¿trabajar por la formación de una sociedad mundial, una sociedad en la que gobernaría Jesucristo, sobre él sea la paz, y los justos de la tierra, pero, a la vez, atacar a los países, infravalorar la vida, la dignidad y la existencia de las personas y, por ejemplo, prenderle fuego a todo un pueblo, una ciudad o una caravana porque quepa la posibilidad de que en ellas se encuentren varios delincuentes? ¿Se puede ocupar un país porque quepa la posibilidad de que en él haya armas de destrucción masiva, ser muertas unas cien mil personas de su población, destruir sus recursos acuíferos, agrícolas y su industria y establecer en él casi 180.000 efectivos militares? ¿Se puede violar el espacio de intimidad del hogar de los ciudadanos y llevar al país a cómo era 50 años atrás? ¿A qué precio? Gastando cientos de miles de millones de dólares de las arcas públicas de un país y de algunos otros, enviando a cientos de miles de jóvenes como soldados de fuerzas invasoras, exponiéndolos a la muerte, alejándolos de sus familias, manchando sus manos con la sangre ajena y ejerciendo sobre ellos tal presión psicológica que cada día cierto número de ellos acaban suicidándose, o los que regresan a su país, se deprimen, sufren o se las ven con enfermedades de diverso tipo. Algunos han sido muertos y sus cuerpos son entregados a sus familias.
Con la excusa de la existencia de armas de destrucción masiva son por las que ocurren estas grandes tragedias tanto para el pueblo del país ocupado como para el pueblo del país ocupador, para luego saberse que no ha habido armas de destrucción masivas.
Naturalmente, Saddam era un dictador criminal, pero la razón que se esgrimió para la guerra no era ésa, sino el eliminar las armas de destrucción masiva. Saddam acabó siendo derrocado y el pueblo de la zona manifestó su satisfacción por ello. A lo largo de toda su guerra impuesta a Irán por Saddam, éste gozaba del apoyo de Occidente.
Señor presidente: Quizá sepa usted que yo soy profesor. Los alumnos preguntan ¿cómo se puede hacer coincidir semejantes medidas con todos los valores que encierra el estar comprometido con la religión de Jesucristo, sobre él sea la paz, el profeta de la paz y de la misericordia? Hay acusados encerrados en Guantánamo que no son juzgados, que no tienen acceso a un abogado, cuyas familias no pueden ver, que se mantienen fuera de sus respectivos países y que no son objeto de control internacional alguno.
No está claro si ellos son presidiarios o prisioneros, acusados o condenados. Inspectores de la Unión Europea han corroborado la existencia de cárceles clandestinas en Europa. Yo no he podido ajustar el secuestro de personas y el confinarlas en cárceles secretas con ninguno de los sistemas judiciales del mundo y no he alcanzado a comprender a cuál de los valores se adapta, ¿a las enseñanzas de Jesucristo, sobre él sea la paz? ¿A las de los derechos humanos? ¿A los valores del liberalismo? Los jóvenes, los estudiantes y la gente tienen muchas preguntas sobre el fenómeno de Israel. Seguramente usted habrá escuchado algunas.
A lo largo de la historia han sido muchos los países que han sido ocupados, pero uno de los fenómenos que son novedosos en nuestra época ha sido la fundación de un país nuevo con gentes nuevas.
Dicen los universitarios que hace 60 años no existía ese país. Los documentos y globos terráqueos geográficos antiguos así lo demuestra y por mucho que busquemos no hallamos un país llamado Israel.
Me veo obligado a guiarles y [les digo] que estudien la primera y la segunda guerra mundial.
En cierta ocasión uno de los estudiantes universitarios dijo que durante la II Guerra Mundial, en la que perecieron decenas de millones de personas, los contendientes de ambos bandos emitían rápidamente partes de guerra en los que cada uno anunciaba su victoria y las derrotas del bando opuesto. Después de la guerra se dijo que seis millones de judíos habían sido asesinados. Seis millones de personas que tenían vínculos familiares con al menos dos millones de familias.
Supongamos que la noticia sea cierta. ¿Puede ser su resultado lógico la fundación de Israel en Oriente Medio o el apoyarlo? ¿Cómo se analiza y se explica este fenómeno? Señor presidente: Seguramente usted sabrá cuánto ha costado y qué consecuencias ha tenido la fundación de Israel: -La muerte de miles de personas.
-El que millones de habitantes nativos se queden sin hogar.
-La destrucción de miles de hectáreas de plantaciones, olivares y la devastación de ciudades y poblados.
Esta tragedia no se restringe al momento de su fundación sino que, lamentablemente, se da desde hace sesenta años.
Se fundó un régimen que no le tiene misericordia ni a los niños, que destruye las casas con la gente dentro, que anuncia de antemano el atentado contra alguna personalidad palestina y que mantiene confinados a miles de palestinos. Semejante fenómeno tiene pocos o ningún precedente en los últimos siglos.
La otra gran pregunta que se hace mucha gente es porqué se apoya ese régimen.
¿Apoyar a ese régimen significa acaso apoyar las enseñanzas de Jesucristo, sobre él sea la paz? ¿O las de Moisés, sobre él sea paz? ¿O acaso se ajusta a las doctrinas del liberalismo? ¿Acaso el otorgarle el derecho a elegir el destino de todos los territorios palestinos a sus habitantes originarios, estén fuera o dentro de Palestina, sean musulmanes, judíos o cristianos, contradice los principios más fundamentales de la democracia, los derechos humanos y las enseñanzas de los profetas? Si no lo contradice, ¿por qué se está en contra de un referéndum? Recientemente ha llegado al poder un gobierno palestino gracias al voto del pueblo palestino. Todos los observadores imparciales han ratificado que este gobierno ha sido elegido por el pueblo. Increíblemente, han presionado al gobierno electo y se le ha dicho que debe reconocer oficialmente el régimen de Israel, abandonar su resistencia y seguir el programa del gobierno anterior.
Si el actual gobierno de Palestina hubiese anunciado de antemano que iba a seguir esa política, ¿habría sido elegido por los palestinos? ¿Esta manera de posicionarse ante el Gobierno palestino puede compararse a los valores antes mencionados? También la gente pregunta porqué se veta toda resolución que se aprueba en el Consejo de Seguridad contra el régimen sionista.
Señor presidente: Usted sabe que yo vivo con el pueblo y que continuamente me mantengo con él en contacto, que mucha gente en Oriente Medio está de alguna manera en contacto conmigo. Ellos consideran que las políticas de múltiple rasero no son compatibles con ninguna lógica.
Los indicios apuntan a que el común de los pueblos de la zona está cada día más enfadados con las políticas practicadas.
No pretendo formular muchas preguntas pero quiero hacer referencia a varios puntos más.
¿Por qué se considera que todo progreso técnico o científico en Oriente Medio se interpreta y se anuncia como una amenaza contra el régimen sionista? ¿No es acaso la labor científica y de investigación una parte de los derechos fundamentales de las naciones? Posiblemente usted conozca la historia. Obviando la Edad Media, ¿en qué coyuntura de la historia y en qué parte del mundo se ha considerado que el progreso técnico y científico sea un delito? ¿Acaso la posibilidad de que éstos puedan tener un uso militar puede ser razón para oponerse a las ciencias y a las tecnologías? Si se da como correcta esta conclusión, entonces se debería estar en contra de todas las ciencias, incluso de la física, de la química, de las matemáticas, de la medicina, de la ingeniería, etcétera.
En cuanto al asunto de Irak, se dijo una mentira, ¿cuál ha sido la consecuencia? No me cabe duda de que todas las sociedades del mundo desaprueban la mentira y de que a Su Excelencia no le gusta que le mientan. "

08 mayo 2006

Nueva Embajada

¿A quién le puede caber duda alguna que el gobierno de G. W. Bush no tiene en mente dejar el poder una vez vencido el plazo? Quizás no se trate de él mismo a la cabeza, pero lo cierto es que todo el equipo está trabajando para permanecer en el poder y digitar el futuro del mundo durante los próximos 10 años.
Mientras Estados Unidos sigue aumentando de manera alarmante el envío de tropas alrededor del mundo, se hace cada vez más evidente su intención de rodear a Rusia con fuerzas militares para impedir que Putin haga algo contra los Americanos cuando llegue la hora de tomar el control total sobre las reservas de petróleo de Oriente Medio y Asia Central.
El laureado y ganador del premio Nobel, el ruso y disidente soviético Aleksander Solzhenitsyn, ha presentado su queja en un artículo publicado en el servicio de noticia hindú sobre las intenciones de Washington respecto de Rusia mediante la OTAN.
Parte de los últimos ataques entre Cheney y Putin se relacionan con lo anterior, tipica movida propagandística de USA contra Rusia para preparar al ignorante pueblo americano a aceptar la próxima campaña. Lo que a Cheney no le gusta es que Rusia emplee las mísmas tácticas capitalistas que ellos usan a la hora de presionar políticamente a otra nación soberana.
Pero los signos más ominosos que emanan del régimen militar de Estados Unidos son los que muestran su rápido descenso dentro del Oscurantismo, tál como lo hiciera por última vez el Imperio Nazi Germánico en el último siglo. Lo que los americanos no logran darse cuenta (al igual que otros pueblos), son las intenciones de sus líderes militares de trasladar el centro del poder de Washington a Baghdad, luego de la destrucción de las ciudades más importantes de USA.
Todo el operativo militar en el que se embarcó Estados Unidos desde la caída de las Torres Gemelas, la invasión de Afganistán e Irak, las amenazas a Iran y Corea del Norte, la división de las políticas y opiniones internacionales, etc. no están destinadas a un plan a corto plazo, NO!
Me resulta muy claro que las intenciones son más maquiavélicas y cuidadosamente planeadas de lo que aparentan ser.
Las dudas y preguntas son comentario frecuente entre los iraquíes, ¿cómo es posible que no pueda haber agua corriente y electricidad por más de dos horas diarias en Baghdad, pero USA se las arregla para seguir la construcción de su embajada a orillas del Tigris de forma ininterrumpida? No sólo eso, sino que se trata de la embajada más grande del mundo jamás construída, una especie de ciudad en miniatura con sus propios generadores de electricidad, abastecimiento de agua y energía, plantas depuradoras de desperdicios y líquidos cloacales, etc. y completamente fortificada dentro de un muro de 3 metros de espesor.
¿Cómo no van a estar furiosos los iraquíes que ven cómo son burlados en sus caras todos los días?
Ni en sus sueños de ambición más desmesurados Saddam Husein llegó a construir un palacio tan grande como el que está construyendo Bush en Baghdad. Será visible desde el espacio y comprenderá 21 edificios de alta tecnología y seguridad que abarcarán una superficie mayor a la de la ciudad del Vaticano. Se lo imaginan?
El diseño del conjunto supuestamente es un secreto, pero no se puede esconder el contorno de los 21 edificios que estan siendo construídos dede mediados de 2005 cuando el gobierno interino de Irak cedió oficialmente las tierras al gobierno de Bush bajo un acuerdo secreto y cuyas cláusulas se desconocen.
En una semana en la que Washington anuciara la lista de edificaciones y proyectos atrasados en la reconstrucción de Irak, esta embajada es la única que está al día en su fecha y construcción a manos de un contratista de Kwuait, que se alzó con la suma de más de 800 millones de dólares y sólo contrató trabajadores extranjeros.
La superficie del proyecto es de 42 hectáreas. Para los iraquíes tal vez el proyecto sea un secreto, pero para aquellos que conocen de símbolos, no se les puede escapar el detalle de la forma pentagonal del muro, de las calles internas dispuestas en pentagrama y de los 21 edificios dispuestos de forma tal que siguen el patrón de la swastica al ser vistos desde el aire. El conocimiento de las oscuras intenciones de este "nuevo capitolio del mundo" es claro. Pero como para los alemanes que vivieron bajo el régimen Nazi, y desconociendo que sus líderes eran devotos del oscurantismo, del mismo modo el pueblo americano pronto despertará al horror catastrófico de lo que se han convertido, pero, una vez más, ese despertar será como lo fue para los alemanes, a una pesadilla.