26 marzo 2006

Todo un día!

Hoy me siento muy raro emocionalmente. No mal, raro simplemente...
No es nostalgia pero el pasado golpeó mi cara. No es tristeza pero me di cuenta que algunos sueños no serán nunca realidad. No es felicidad aunque me siento pleno...
Cambié la foto de mi perfil hace un par de días. Es una de una sesión de fotos cuando trabajaba como modelo para una agencia, Foxy, promocionando camperas de cuero en Buenos Aires hace más de 13 años. Una epoca de mucho cambio y nuevas perspectivas.
Volviendo al día de hoy, me hizo muy feliz hablar con el médico infectólogo que me rescató de la muerte hace más de 3 años cuando me internaron por neumonía y parálisis respiratoria. Me hizo felíz porque descubrí al ser huano detrás de la profesión. Hablamos de budismo oriental, me contó que es meditador, que se interesa por la expansión de la consciencia y el desarrollo del espíritu.
La cosa se dió porque me llamó hace un par de días para que le arreglara su notebook IBM. Se enteró que e dedico al asunto mediante otro médico a quien le dí clases de computación. Hoy le entregué la Notebook y hablamos de mi recuperación, de lo que vengo trabajando desde lo espiritual, interno, etc. y así se dieron las cosas. Fue una experiencia muy grata y creo que no quedará allí, que traerá cosas pues él también me descubrió desde otro lugar y así lo manifestó.
Hace sólo unos minutos termié de ver la película The Wall de Pink Floyd.
La había visto cuando tenía 17 años y nunca más. Recuerdo que en aquél momento me impactó muchísimo y salí del cine aturdido, pensativo y con el corazón estrujado.
Esta noche no pude evitar dejar caer algunas lágrimas con algunas escenas. Me trajo un sinnúmero de recuerdos, sentimientos y emociones encontrados y descubrí que el idealista que era de jóven sigue vivo como entónces.
Lo mejor de todo es que mi madre de casi 70 años se acopló a ver la peli conmigo. Algo que jamás hubese supuesto ni en mis mejores sueños. No por nada, sólo que ella es hija de ingleses, estructurada, pero sensible y no sé, jamás se me ocurrió que podría interesarse por una película así y sin embargo me sorprendió muy gratamente. Me acercó más a ella.
Sus comentarios finales: Qué profunda la película, fantástica! Así que este es Pink Floyd eh?
Quisiera poder contarles tantas cosas esta noche!
Qusiera poder abrir mi corazón más de lo habitual, mostrarles lo que hay en mi interior... ser algo más que un ladrillo en su pared o en la pared de cualquiera.
Esta tarde cuando Carlos, el médico infectólogo se fué, me miró y me preguntó: ¿Dónde vas a estar para el 2009?
Caminando, respondí. Creo que ahora que lo escribo me doy cuenta de lo que esa respuesta significa para mí.
Hoy como pocas veces siento mis emociones a flor de piel, en carne viva, despiertas, ansiosas, urgentes!
No sé bien por qué. No sé bien qué dispoaró esto pero me gusta. Quizás como escribí una vez: no preguntarme nada y seguir amando.....

2 comentarios:

Red Wine dijo...

Que hermoso entrar en tu blog, y leerte asi. Sintiendo.bien!!! Me emociona mucho y me alegra mucho. Tu madre es una mujer bellisima, llena de amor y espiritu, atesoro su abrazo, transmitile mi gran cariño.PF.

José Luis Restrepo dijo...

Hoy escribí una nota en mi blog para un par de "amigos del alma".
Cuando leo tus comentarios siento que esa "conexión del alma" existe entre dos bblogers que nunca se han visto, pero que a través de sus escritos comprenden que un eclipse o una pelicula genera en cada uno vibraciones que tienen necesariamente que encontrarse en el universo,
Sludos Che y me regocijo al saber que estás bien y sobretodo que existimos.