23 octubre 2005

Update

Bien, son las 2:36 de la madrugada del sábado y acá estoy después de un día de trabajo muy productivo pero cansador que ayudó a disminuir la lista de gente que tengo para atender. Me quedan pocas personas en la lsita de espera y eso me marca la pauta que entraré en un tiempo de mayor calma que me dará espacio para la disperción y el ocio que tanto me place.
Me resta hacerle la carta nata a un cirujano y a un dentista local, ambos muy reconocidos como profesionales de primera en Bariloche. Infulas al margen, viene un tiempo de calma y además se acerca mi cumpleaños... Hace varios años que no lo celebro como es debido y no tengo muchas ganas de hacerlo este año y no precisamente porque no tenga cosas para celebrar, al margen del hecho de estar vivo y pateando, cosa que no es menor, pero es que no sé, no estoy de ánimo para fiestas y mucha gente.
En otro orden de cosas, los rabanitos han empezado a brotar en mi huerta y lo mismo con el perejil y las zanahorias, aunque estas últimas estan algo perezosas pese al tratamiento de energía que le dí a las semillas. Los rabanitos ya luego de 9 días de haber sido plantados estaban dando la cara a la luz por sobre la tierra. Todo un logro!
Otro asunto que empecé y me está dando excelentes resultados es el agua con iones de plata que hice hace unas semanas. Es impresionante lo bien que me hace sentir y los cambios que estoy empezando a notar en mi salud general. Uno de estos cambios es un incremento en sensibilidad de mi torso y piernas, cosa que hace más de 3 años que había disminuído por temas que mis lectores conocen, otro es que empecé a dar mis primeros pasos sin ayuda de andador, es decir, completamente solo. Asi es!! y estoy felíz por elo aunque solo se trata de 4 a 5 pasos por vez, pero hey!!, para alguien que estuvo paralítico y en silla de ruedas por 3 años es todo un tema no?
Ahora el 8 de Noviembre debo hacerme el control semestral con mi infectóloga y muero por conocer los resultados de mis análisis de sangre. ¿Habrá algún cambio en mis valores de CD4? Quién lo sabe, habrá que esperar. Sobre mi carga viral no me preocupa pues de siempre me ha dado indetectable y eso me hace dudar de algunas cosas o diagnósticos, pero en fin, no soy médico aunque poseo un cuerpo de conocimieneto sobre infectología y reacciones bioquímicas digno de un buen profesional... sin alardear eh?
La incipiente primavera se fue a dar un paseo la última semana y extendió un poco más el invierno. Espero no se haya extraviado y regrese pronto porque tengo muchas ganas de calor, sol y vida al aire libre. Ya es hora y más aún con mis progresos en la movilidad.
Hace un par de días vino Luciano, un amigo y ex amante a verme. Vino con el auto de su novia y nos fuimos a dar una vuelta y terminamos frente al lago Gutierrez tomando una cerveza y charlando hasta que cayó el sol y se hizo de noche. Lamenté no haber llevado más dinero porque tenía muchas ganas de cenar frente al lago en un pseudo restaurant que hay allí, comiendo unas pizzas o algo semejante y tomando otra cerveza. La charla estuvo muy linda y amena y recordamos viejos tiempos, en los que él solía venir más seguido a verme en la casa que alquilaba y se quedaba por un par de días, con paquete completo, cenas, charlas, sexo, música y también silencios. Eran otros tiempos, lo sé, pero pese a todo sigue firme como amigo a mi lado aunque tengamos una diferencia de edad de más de 14 años (él más joven, obvio).
En fin, no mucho más que comentar, sólo ponerlos al día de mis andanzas, progresos y esas cosas.
Unbeso a todos y no se olviden que el 27 es mi cumple y me gustaría tenerlos a todos cerca para celebrar, aunque más no sea por este medio.

10 octubre 2005

El Gran Año

El Gran Año es un término que algunas civilizaciones antiguas usaron par describir la lenta precesión de los equinoccios a través de las doce casas del antiguo zoodíaco, un período de cerca de 24.000 años.
Las diferentes culturas se referían a este ciclo con diversos nombres incluyendo: el Año Platónico, los ciclos Yuga, las Edades del Hombre o simplemente el ciclo de los Equinoccios, pero una cosa es clara y es que fue conocido por casi todas las culturas alrededor del mundo.
En su trabajo épico "El Molino de Hamlet", Giorgio de Santillana y Hertha von Dechend documentaron el cuento del gran año y señalaron que se trataba del asunto número uno en interés, tejido dentro de los mitos y folclore alrededor del mundo antiguo.
¿Por qué nuestros ancestros estaban tan interesados y fascinados por este tema que memorizaban historias que eran pasadas de generación en generación por miles de años y construyeron estructuras megalíticas en cada continente para monitorear este movimiento?
Walter Cruttenden piensa que es porque estos cuentos eran verdad. Y esto es que, mientras el Sol se curva en el espacio llevando consigo a la Tierra, nuestos cuerpos y nuestro planeta se mueven hacia una región donde son afectados por diferentes fuerzas cosmicas que indirectamente resultan en la elevación y caída de la civilización. Mientras la conciencia del hombre se expande y contrae, y el ciclo se desarrolla, como el año solar con sus estaciones, ésto resulta en grandes edades de iluminación y edades de oscuridad y misterio. De hecho, los registros arqueológicos muestran una amplia declinación de la civilización empezando alrededor de 5000 años atrás, una edad de oscuridad a nivel global, seguida de una elevación de la consciencia con la llegada del renacimiento hasta los días actuales. ¿Eran los cuentos y mitos y los monumentos como Stone Henge sólo para diversión y agricultura?, o es acaso que el folclore es el lenguaje científico de tiempos ancestrales y estaban tratando de decirnos algo sobre los oscuros días por venir, tratando desesperadamente de preservar el conocimiento en las pirámides, megalitos y templos tan cuidadosamente alineados con los cielos, incorporando sofisticados principios matemáticos.
Esta es la historia del Gran Año y la nueva evidencia científica que lo sustenta. Estudios recientes sobre el sistena solar parecen indicar que la precesión es, de hecho, causada por un movimiento curvo de nuestro Sol a través del espacio. Si bien esta teoría no es ampliamente aceptada aún, de ser verdad, sería el punto de partida que confirmaría la sabiduría y conocimiento de los antiguos.


La Edad de Hierro. Referida también como la edad oscura o materialista, dura un período de 1200 años en la mitad del ciclo. en esta era, el intelecto humano es incapaz de comprender nada que esté más allá del grotesco mundo material en el que vivimos. La descendente era de hierro duró desde cerca del 702 a.C. hasta el 499 d.C. (un tiempo de gran destrucción) y la ascendente era oscura terminó cerca del 1699 d.C. Como las estaciones, no empiezan y terminan abruptamente, sino que luego de algunos cientos de años la diferencia entre las eras puede ser bien identificada.

La Edad de Bronce. También se la llama la edad de la electricidad o la edad atómica, y dura un total de 2400 años del ciclo Daiva Yuga. Este es el período en el que el intelecto humano es capáz de comprender la materia fina, las fuerzas sutiles y sus atributos, caracterizada por el desarrollo de la energía eléctrica y atómica: la era del telégrafo, la radio, los aviones y otros aspectos del espacio. En el período descendente, alejándose de la era espiritual, hay menos desarrollo material que en la edad ascendente donde la influencia materialista aún es fuerte. Las ataduras al ciclo anterior son lentas en cambiar. Por ello, en el comienzo de la era de bronce ascendente, el hombre está materialmente orientado pero comienza a descubrir las partículas y fuerzas sutiles y empieza a entender más acerca de la energía, tanto a nivel humano como mundial. Es un tiempo excitante de descubrimientos pero las mayores revelaciones son pronto el darse cuenta que nuestros cuerpos son simples vehículos hechos de energías sutiles que operan a una matriz muy real de energías e ideas.

La Edad de Plata. La edad Mental, como se la refiere comunmente, dura un período de 3600 años. Durante este tiempo el intelecto humano puede comprender el magnetismo divino que resulta en avanzados razgos humanos como la comunicación telepatica y la memoria perfecta. Hoy pensamos que la escritura es un signo de inteligencia, y creemos que los simples jeroglifos evolucionaron en un modo de escritura más complejo. El hecho es que involucionaron en la escritura, ya que esta es una habilidad que es superflua en las edades más elevadas cuando uno puede virtualmente recordar y saberlo todo. Afortunadamente nuestro planeta pronto evolucionará tan rápido que a nuestro actual nivel de consciencia, difícilmente podemos comprender nuestro estado de consciencia en tan sólo pocas décadas por venir, sin mencionar el próximo Yuga. Si miramos atrás, digamos 150 años en el pasado, quién pudo haber adivinado lo que sería en el año 2000? Ni aún Julio Verne pudo imaginar la posibilidad de computación en gigabits, comunicación inalámbrica o la esperanzada y también temerosa posibilidad de la biotecnología. Pero la mayoría de los cambios por venir serán en niveles de consciencia y estilo de vida. Es imposible trasladar un conocimiento del próximo ciclo a las masas dentro del ciclo actual, pero mucho individuos con una consciencia más elevada pueden intuir sus enormes posibilidades.

La Edad dorada. El último y más largo período, atravesando 4800 años en el medio ciclo, es la edad de la Verdad y la Iluminación. Se considera es el período en el que el intelecto humano puede comprenderlo todo, incluso a Dios, y la inteligencia del hombre estará altamente avanzada. En esta era, el hombre trabajará en armonía con el Plan Divino. Es virtualmente imposible comprenderlo desde nuestro actual estado de desarrollo, lo que será nuestra consciencia en la Edad Dorada. Sin Embargo, uno puede imaginar que externamente el hombre vivirá en perfecta armonía con la naturaleza y el mundo se asemejará a un jardín de inmensa proporción. Algunos de los mitos y las fábulas sobre el Eden, Shangai La (Shangrila) y la belleza y paz de la última Edad Dorada, aún están por venir.

05 octubre 2005

La Huerta

La primavera ya empezó y se está haciendo notar en todo su esplendor. El verde intenso de los nuevos brotes, las plantas que florecen y el ánimo de la gente. Las mañanas cálidas y soleadas que poco a poco nos invitan a participar más de la vida al aire libre, los sweaters y camperas se amontonan en el placard sin ser usados por varios días. Es una época hermosa acá en Bariloche.
Las nuevas sensaciones sobre la piel y el cambio de ánimo me trajeron recuerdos de otro tiempo en el que podía caminar sin porblemas y empezaba el trabajo en la huerta. La preparación de la tierra, el sembrado de las primeras hortalizas, el riego al atardecer...
Este año decidí hacerlo nuevamente. Me dije a mí mismo que más allá de mis dificultades en caminar y mantener el equilibrio, haría una huerta otra vez más y así lo estoy haciendo. Con algo de dificultad, todas las tardes, entre ratos libres, salgo al jardín a echarme sobre el suelo y empezar los preparativos. Ya tengo casi listo el lugar donde en pocos días sembraré los rabanitos. Junto a ellos pondré las cebollas y zanahórias y un poco más allá sembraré las diminutas semillas de lechuga. No es una tarea fácil para mí en las condiciones de movilidad que poseo ahora, pero no tengo dudas en que lo podré hacaer muy bien y que en poco más de un mes ya veré asomar sobre la tierra el rojo característico de los rabanitos. Para Noviembre, la lechuga casi estará para ser cosechada y así con cada uno de los vegetales que siembre en este tiempo.
La experiencia es fabulosa y me hacae sentir muy bien, sin mencionar la diferencia en sabor y textura de las hortalizas cultivadas en casa respecto de las de supermercado.
Aprovechando la ausencia de actividad solar la semana pasada, preparé el primer litro de plata coloidal. Salió muy bien y de excelente calidad y tengo pensado usarla en el riego y tratamiento de mi huerto, además de mi consumo personal.
Si bien la mancha solar 813 está visible desde la Tierra, no presenta características de explotar en los próximos días y voy a aprovechar eso para preparar algo más de plata coloidal. el proceso es lento y conlleva varios pasos que deben ser monitoreados cuidadosamente para poder obtener una buena calidad y estabilidad de la solución.
Estoy ansioso por comprobar los efectos que tendrá en mi organismo, pero no me cabe duda alguna que serán 100% positivos.