12 mayo 2005

Puerto Madryn

Son las 10 de la mañana y acá estoy esperando a mi amigo Carmelo para salir rumbo al sur.
Fue una decisión de último momento y asombrosamente las cosas se dieron a pedir de boca. Mi amiga Mónica, a quien no veo desde hace más de 2 años cuando se mudó a Puerto Madryn, nos espera ansiosa y con los brazos abiertos. Tuvo el tino de poder conseguirme un departamento en un piso ocho frente al mar, para que pudiera estar más cómodo y evitar los gastos de hotel y todo lo que vivir en un hotel representa, más en mi condición y con la silla de ruedas.
Es mi primer viaje desde que llegué de Estados Unidos y desde que quedé paralítico. Mis expectativas casi son igualadas por mi nerviosismo. No conozco Madryn ni Puerto Pirámide, a pocos kilómetros de allí, con no más de 45.000 habitantes. Es una ciudad turística por las ballenas y delfines que se reúnen para aparearse todos los años en la bahía; un poco más allá está la lobería, reserva de lobos marinos y otras especies.

Tengo algunos clientes en Madryn, por lo que me llevo mis libros y efemérides para hacer algunas cartas natales que surgieron hace poco pero que pensaba grabar para mandar por correo, pero ya que viajo las interpretaré en persona, una experiencia mucho más rica, cosa que prefiero por encima de hablar frente a un grabador.

El clima, si bien frío, no tiene nada que ver con el de Bariloche. Ayer estuvo lloviendo casi todo el día con algunas nevadas aisladas y ahora está nublado y muy frío, con ganas de nevar otra vez. el pronóstico de Bariloche anticipa varios días con chances de nieve, mientras que el de Madryn parece un poco más favorable, con cielos parcialmente nublados y temperaturas máximas de 18 grados.

Creo que me quedaré un poco más de una semana, asi es que no creo estar posteando por unos días. Seguramente encontraré un cyber donde poder revisar mi correo y mantenerme comunicado. Si surge algo interesante se los haré saber.

Un saludo a todos y hasta la vuelta.

No hay comentarios.: